Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-11-2017

Hermana, yo s te creo: el movimiento feminista vuelve a tomar las calles de Madrid

Ter Garca
El Salto

Respuesta masiva y contundente del feminismo madrileo ante la actitud de la justicia y los medios de comunicacin en el caso de la violacin por parte de cinco hombres de una mujer durante Sanfermines. Miles de personas se han dado cita en el Ministerio de Justicia para apoyar a la vctima y denunciar un sistema que ampara a los violadores.


Hay que conseguir que la vergenza y la culpa cambien de bando, que recaigan en el agresor, y no en la vctima, es lo que han reclamado en la tarde de ayer, 17 de noviembre, entre 2.000 y 3.000 personas, en su mayora mujeres, que han acudido a la sede del Ministerio de Justicia para protestar contra cmo se est desarrollando el juicio a "La manada", el grupo de cinco hombres que en julio de 2016 violaron en grupo a una joven de 18 aos en los Sanfermines en Pamplona.

Pero, sobre todo, la concentracin ha tenido como objetivo mostrar apoyo a la vctima de la violacin. Se debe esclarecer la verdad, administrar justicia y procurarle la mayor reparacin posible del dao sufrido, sin aadirle ni un pice de violencia institucional, han reclamado las firmantes del manifiesto ledo tras la concentracin.

"Jueces machistas fuera del juzgado", "hermana, yo s te creo" y "no es un caso aislado, es el patriarcado" han sido algunas de las consignas que se han odo con la voz de centenares de mujeres jvenes concentradas junto al Ministerio de Justicia en la calle San Bernardo de Madrid. En Twitter, la movilizacin ha sido retransmitida por decenas de cuentas con la etiqueta La manada somos nosotras.

Pasadas las 19:30 las personas congregadas, que ya superaban las cinco mil, han cortado la Gran Va en una manifestacin improvisada que ha seguido hasta la Puerta del Sol. Las concentraciones se han producido tambin en Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Granada y Huelva.

Machismo institucional El juicio a "la manada", que comenz el pasado 13 de noviembre y seguir hasta el prximo viernes, se est celebrando en la Audiencia Provincial de Pamplona al no aplicarse la Ley de Violencia de Gnero que obliga a que el proceso se celebre en el juzgado ms cercano a la vctima, entre otras acciones de cuidado hacia esta al no incluir la violencia ejercida fuera del mbito de la pareja o familiar.

El pasado martes, segundo da del juicio, los tres magistrados de la Audiencia Provincial decidieron admitir como prueba en el juicio un informe elaborado por un detective privado contratado por las defensas sobre la vida de la vctima despus de los hechos. El mensaje es claro: t no puedes superarlo, t tienes que sufrir, seala el manifiesto de la concentracin en referencia a la admisin de este informe como prueba.

Los mismos magistrados rechazaron admitir como prueba los mensajes de WhatsApp enviados por los acusados antes y despus de la supuesta violacin. El mismo da, desde distintos medios de comunicacin se han publicado textos dirigidos a poner a cuestionar la actitud de la vctima despus de la violacin.

En la concentracin se ha recordado que, segn datos del Ministerio de Interior, en el Estado espaol cada semana hay 25 mujeres que se atreven a denunciar una violacin, cifra muy por debajo de las violaciones que se dan, segn esta institucin. Interior calcula que solo se denuncian el 10% de las violaciones y que el 28% de las vctimas son menores de edad.

Los datos sobre violaciones que maneja la Delegacin del Gobierno de Violencia de Gnero son son ms alarmantes: 120.600 agresiones sexuales al ao, cifra que se traduce en 330 al da, de las que el 405 seran violaciones y el resto tras formas de violencia sexual. Segn estas cifras, la impunidad de las agresiones sexuales alcanzara el 99%.

No se juzga en un juzgado especializado de violencia contra la mujer cercano al domicilio de la vctima, y han pretendido impedir la acusacin popular del Ayuntamiento de Pamplona y de la Comunidad Foral Navarra, seala el manifiesto ledo durante la concentracin, que denuncia que, de esta manera, no solo no se combaten los estereotipos de gnero, sino que se alargan sistemticamente. Marcan a la mujer con el estigma de la provocacin, por andar sola de madrugada.

Los colectivos convocantes exigen una respuesta judicial, de los medios de comunicacin y de la sociedad. Hay que conseguir que la vergenza y la culpa cambien de bando, que recaigan en el agresor, y no en la vctima.

Fuente: http://www.elsaltodiario.com/feminismos/concentracion-madrid-juicio-manada


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter