Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2017

Expectativas desde la prisin (Partes III y IV)

Equipo Jurdico Pueblos


Esperamos solucin a la crisis social y humanitaria de los centros de reclusin en Colombia

Mediante espacios de participacin y pedagoga a nivel local, regional y nacional, que permitan la construccin, socializacin y retroalimentacin de propuestas de la poblacin reclusa, con presencia activa de entidades de Gobierno y Estado, organizaciones de derechos humanos, sociales y de familiares y amigos de las y los presos del pas, as como de organismos internacionales tales como el CICR y la ONU; los detenidos de Palogordo proponen generar ambientes propicios para la Mesa Nacional carcelaria.

La idea fue presentada durante la Audiencia preparatoria sobre participacin, en la cual intervinieron, enarbolando adems las banderas que han aglutinado a las y los presos del pas, organizados/as en el Movimiento nacional carcelario MNC. Propuesta en la que coinciden con otros detenidos y detenidas de otros centros de reclusin que tuvieron voz en este escenario.

De la participacin, como parte de la sociedad en los dilogos que adelanta el Ejrcito de Liberacin Nacional y el Gobierno, los presos de Palogordo esperan una solucin definitiva a la crisis social y humanitaria que vive la poblacin reclusa.

Qu esperan los presos de Palogordo, de la Mesa de dilogos instalada en Quito?

Aprovechar los espacios abiertos en la Mesa de Quito, donde los entes gubernamentales puedan dar una positiva solucin a la crisis social y humanitaria de los centros de reclusin en Colombia, siendo escuchados por los organismos nacionales e internacionales, respecto a la utilizacin de los elementos en la defensa de los derechos humanos, encontrando una participacin integral de todos los sectores.

Cmo fue la preparacin de esta audiencia por parte de ustedes?

Debido al problema coyuntural existente en las crceles del pas, hemos adelantado reuniones peridicas de la poblacin aglutinada en el Movimiento Nacional Carcelario, manejando un documento base de los problemas estructurales existentes, a partir de la cual se elabor una propuesta que dicta:

El movimiento nacional Carcelario es un espacio de anlisis detallado de la realidad poltica, econmica, social y cultural del pas y de las realidades que se viven al interior de los centros penitenciarios y carcelarios de Colombia, en lo que respecta a la bsqueda de soluciones a la grave crisis social y humanitarias al interior de los mismos.

Hemos colegido la necesidad de crear una mesa nacional de familiares y amigos de los presos de Colombia, tomando como basamento la resolucin 3569 del 22 de septiembre de 1999, expedida por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario - INPEC, amparados en los dispuesto en el articulo 1 de la constitucin poltica de Colombia que cual que Colombia es un estado social de derecho organizado en forma de republica unitaria descentralizada con autonoma de sus entidades territoriales democrticas, participativas y pluralista, fundada en respeto de la dignidad humana en el trabajo y al solidaridad de las personas que la integran y en prevalencia del inters general.

A partir de all, consideramos que es deber del Estado colombiano el velar y procurar el goce de los derechos fundamentales a la vida y la dignidad humana, tanto de los ciudadanos colombianos, como de los presos de Colombia y en especial estos ltimos, puesto que se encuentran en un estado permanente de indefensin y vulneracin de sus derechos fundamentales .

Todo eso con el objetivo de que tengamos voz y representacin, al exterior de estos muros, en una mesa nacional, la cual es un medio efectivo de articulacin entre la poblacin privada de la libertad y el componente constitucional del sistema penal y carcelario.

Segn lo fallado entre otras, en la sentencia T- 053 del 2013, la que la Corte Constitucional refiere a las relaciones especiales de sujecin entre la poblacin reclusa y el Estado, de las cuales se deriva un vnculo en el que en un lado el recluso se sujeta a determinaciones que se adopte en relacin con las condiciones del centro carcelario o penitenciario respectivo, lo que incluye la restriccin en el ejercicio de ciertos derechos y del otro, el estado asume la responsabilidad de proteccin y cuidado del interno durante su tiempo de reclusin. Esta corporacin ha precisado que entre la consecuencias ms importantes de la existencia de la relaciones especiales de sujecin se encuentran:
1. La posibilidad que se tiene de limitar ciertos derechos fundamentales de los reclusos tales como, lo de intimidad , reunin, trabajo, etc.

2. La imposibilidad de restringir el ejercicio de algunos derechos fundamentales como: la vida, la dignidad humana, la salud, la libertad de cultos, el debido proceso, el habeas data, entre otros.

3. El deber del estado de asegurar el goce efectivo de los derechos fundamentales, en la parte que no sea objeto de limitacin dada la especial situacin de indefensin o debilidad manifiesta en la que se encuentren los internos.

4. El deber positivo del estado de asegurar todas las condiciones necesarias para garantizar la efectiva resocializacin de las personas recluidas.

Sin embargo, estas obligaciones del Estado no se cumplen y de ah se ha derivado una crisis continuada, que debe ser conjurada.
Hemos planteado que la mesa nacional, como espacio de participacin de la poblacin reclusa, debe estar conformada por dichos integrantes:

Por cada pabelln 5 mujeres y 5 hombres, familiares y allegados de los presos en Colombia.

Vinculacin de la iglesia catlica como garantes de los cumplimientos y las propuestas que se produzcan al interior de la misma y a su vez como acompaante interno de carcter espiritual, social y cultural para los presos de Colombia.

Vinculacin de los organismos de control, tales como: la Defensora del Pueblos, la Procuradura General de la Nacin, el Ministerio de Justicia y del Derecho, aunados con los miembros de los consejos municipales, asambleas departamentales y el Congreso de la Republica.

Vinculacin de un delegado de la corte constitucional y adems un delegado de la cruz roja internacional y de la organizacin de las naciones unidas ONU como garantes de los tratados internacionales en los que respecta a los derechos humanos, los cuales realicen acompaamiento.

Vinculacin del INPEC y la USPEC como partcipes, en procura de una solucin de unos problemas que durante dcadas han aquejado a la poblacin privada de la libertad en Colombia.

Vinculacin del Equipo Jurdico Pueblos, colectivo de abogados Jos Alvear Restrepo y ONG`S defensoras de los derechos humanos y a quienes ejerzan funciones como gestores de paz.

De esta forma el movimiento nacional carcelario articulado a la mesa nacional como constructores de justicia, equidad y dignidad, proponen

Rebaja de penas para toda la poblacin reclusa de Colombia sin excepcin de ninguna naturaleza.

Que se decrete emergencia social y humanitaria al interior de los centros penitenciarios y carcelarios a nivel nacional.

Regionalizacin de la persona privada de libertad en procura de la preservacin de su ncleo familiar y social.

Beneficios administrativos y subrogados penales para todos y todas las personas privadas de la libertad en Colombia.

Erradicacin del hacinamiento y otras causas de la violacin masivas de los derechos.

Aplicacin de una justicia restaurativa, basada en la equidad y la igualdad.

Reforma a la poltica criminal y penitenciaria del pas.

No a la extradicin de nacionales.

Conformacin y dinmica de la mesa de vctimas.

Todo lo expuesto antes debe funcionar al rededor de las sentencias T-153 y T- 388, las cuales se encuentran ratificadas en la sentencia T- 762 del 2015, en la cual se habla de las generalidades de las vulneraciones sistemticas de los derechos humanos al interior de las crceles en Colombia.

Cmo se concretara esta propuesta?

Para llevar a cabo la propuesta planteada, se crea el plan piloto de pedagoga como instrumento de participacin general para todos los patios, desarrollando dinmicas vinculantes a nivel local, regional y nacional de la siguiente forma:

Encuentro de representantes de derechos humanos de cada comunidad del establecimiento mas dos acompaantes de cada patio, direccionado por el cnsul de derechos humanos del panptico, Defensora del pueblo, Comit de Solidaridad de los Presos Polticos y Sociales, Equipo Jurdico Pueblos.

Conformacin de las mesas de trabajo con la participacin tripartita es decir; entes del estado, entes no gubernamentales y presos con sus familias. Conformacin de estas mesas con entidades del estado, familiares de allegados, entes no gubernamentales, colectivos de abogados, juntas de accin comunal y adjuntas, un delegado de la mesa de quito, gestores de paz de la iglesia catlica y el Equipo Jurdico Pueblos.

Conformacin de la mesa de trabajo nacional, los trabajos regionales y locales son vinculantes a la mesa nacional, integrantes:

- Representantes de la Presidencia de la Republica. - Representante del Congreso de la Republica. - Representante del Ministerio de Justicia y del Derecho. - Representante de la Corte Constitucional. - Representante de Defensora del Pueblo. - Representante de la Cruz Roja Internacional. - Representante del Equipo Jurdico Pueblos.

Fuente original: https://derechodelpueblo.blogspot.com.es/2017/11/expectativas-desde-la-prision_15.html

Parte IV

Seguir acompaando los procesos organizativos de los presos: El qu hacer de los presos polticos

Las propuestas desde las crceles ha sido muy estricta, respaldando el Movimiento Nacional Carcelario y llevar a otro nivel las asociaciones de familiares, para que ellos tambin tomen voz y participacin en esta Mesa que se adelanta en Quito, buscando una solucin al gran problema de violaciones de derechos humanos que se viven en todas las crceles de Colombia.

Los retos no son de poco calibre, en primer lugar, la organizacin y unidad de sectores e intereses de clase diversos como los que encuentran en las crceles del pas; segundo, enfrentarse al sinnmero de restricciones impuestas desde la institucionalidad penitenciaria que por lo general inviabilizan los espacios de organizacin de la poblacin reclusa y finalmente, encontrarse ante un Estado que poco ha hecho por dar soluciones radicales a la crisis que se vive en las prisiones producto de una poltica criminal, que como todas, no comulga con el respeto de la vida, dignidad y en general los derechos humanos.

1. Cules cree que son los principales obstculos de los presos para una verdadera participacin?

- La no reactivacin de las mesas de trabajo - La falta de recursos tcnicos que nos permitan a los internos participar constantemente con la mesa de negociacin.

- En la distintas crceles no permitirle a los delegados asistir a las distintas audiencias

Ejemplo: Que el INPEC no facilite los mecanismos que tiene para hacer una verdadera participacin.

2. Cules son los retos ms importantes que hoy tiene el Movimiento Nacional Carcelario (MNC)?

Ayudar a organizar y consolidar al MNC tanto local como nacional, lograr la humanizacin del sistema penal y penitenciario, la rebaja de penas, la regionalizacin por acercamiento familiar, obtener los beneficios administrativos para todos los presos, que las personas privadas de la libertad obtengan pronto la libertad para el regreso del ncleo familiar y social, consolidar las asociaciones de familiares de los presos y amigos. Nada de esto es fcil porque los obstculos en cada campo son inmensos.

3. Despus de participar en la audiencia preparatoria del 11 de noviembre, que han proyectado como presos polticos?

Seguir acompaando el proceso organizativo que se desarrolla en las crceles, consolidarnos y fortalecernos en todos los ejes de trabajo como colectivo de presos polticos, visibilizar y presentar la problemtica carcelaria a la opinin pblica en general, tanto nacional como internacional.

Fuente original: https://derechodelpueblo.blogspot.com.es/2017/11/expectativas-desde-la-prision_18.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter