Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2017

La poltica de Guerra Fra de Donald Trump hacia la Revolucin Cubana
Nuevas restricciones en el marco de las relaciones

Alejandro Torres Rivera
Rebelin


El 17 de diciembre de 2014 en forma sorpresiva, los presidentes de Estados Unidos y de la Repblica de Cuba anunciaron al mundo un histrico acuerdo alcanzado tras 53 aos de ruptura de relaciones diplomticas. De acuerdo con expresiones formuladas por el Presidente Barack Obama, Estados Unidos est tomando medidas histricas para trazar un nuevo rumbo en nuestras relaciones con Cuba; mientras desde Cuba, el Presidente del Consejo de Estado y Ministros, Ral Castro Ruz, informaba a su pueblo como parte de los acuerdos alcanzados, el regreso a la patria de los tres restantes prisioneros anti terroristas cubanos encarcelados en prisiones federales por parte de Estados Unidos. El intercambio de prisioneros incluy, adems, la excarcelacin del agente de inteligencia estadounidense Alan Gross, as como a otros cubanos arrestados y encarcelados por su actividad contrarrevolucionaria en Cuba.

Las relaciones diplomticas entre ambos pases, interrumpidas en enero de 1961, constituy un elemento central en los acuerdos alcanzados entre las partes. Entre los elementos anunciados en esa ocasin se encontraba el reinicio de dilogos bilaterales dirigidos a la normalizacin de relaciones entre ambos pueblos; la autorizacin a personas que residen en Estados Unidos a los fines de permitirles que importen a Cuba bienes adicionales a los permitidos hasta ese momento; facilitar las transacciones financieras mediante tarjetas de crdito y dbito de viajeros a Cuba; el incremento en el acceso a internet por parte de los ciudadanos cubanos; las negociaciones sobre asuntos relacionados con las fronteras y espacios martimos, que incluye tambin el espacio martimo compartido fronterizo de Estados Unidos y Cuba con Mxico; la participacin de Cuba en la Cumbre de las Amricas, pendiente a realizarse en aquel momento en Panam; y la revisin por parte de Estados Unidos de la colocacin de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo.

Tras continuas reuniones con representantes de ambos pases en La Habana y Washington, el gobierno de Estados Unidos retir a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, lista sta donde nunca Cuba debi haber estado; y finalmente, fue anunciado el intercambio de embajadas a partir del 20 de julio de 2015, hecho que se materializa en Cuba el 14 de agosto del mismo ao. Desde entonces, se fueron desarrollando distintas instancias de acercamiento y aproximacin hacia lo que sera un largo proceso que condujera a la normalizacin de unas relaciones entre ambos pueblos, que a juicio de la parte cubana, nunca haban sido como tal normales.

Desde hace varios meses, sin embargo, a raz de la llegada a la presidencia de Estados Unidos de Donald Trump, el progreso en las relaciones entre el Gobierno de Estados Unidos y el de la Repblica de Cuba han venido involucionando.

Indica el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba en un comunicado que el 27 de septiembre de 2017, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson dio a conocer la decisin de su pas de reducir significativamente el personal diplomtico de su Embajada en La Habana y retirar a todos los familiares, ello bajo el argumento de que los funcionarios estadounidenses en Cuba haban sido objeto de ataques que haban tenido como consecuencias daos a la salud. La comunicacin de Estados Unidos a tales efectos se produjo el 17 de septiembre indicando que los hechos se remontaban a noviembre del ao anterior. Se alega por la Administracin estadounidense que en los sntomas reportados se encuentra la prdida de audicin, nauseas, problemas de memoria y leves lesiones cerebrales.

Ms adelante, el 3 de octubre del ao en curso, el gobierno estadounidense requiri que 15 funcionarios de la Embajada de Cuba en Washington abandonaran el pas utilizando como argumento que ellos haban reducido el personal estadounidense en Cuba y que el gobierno de esta Repblica no haba dado los pasos necesarios para la prevencin de tales ataques a sus funcionarios en La Habana. Entonces, un grupo de expertos cubanos examinaron las alegaciones hechas por Estados Unidos y solicitaron el acceso al personal presuntamente afectado y los mdicos que les examinaron, as como la entrega de evidencia confiable en la cual descansan los sealamientos hechos. Incluso el gobierno de Cuba solicit la visita al pas de parte de mdicos estadounidenses con los cuales la contraparte cubana pudiera reunirse para en conjunto evaluar la situacin. De acuerdo con el coronel Ramiro Ramrez, Jefe de Seguridad Diplomtica del Ministerio del Interior de Cuba, la informacin divulgada por Estados Unidos es completamente falsa, lo que tambin fue avalado por el coronel Jorge Alazo, Jefe de la Divisin Criminal del Ministerio del Interior.

Ya antes, el 23 de mayo, el Departamento de Estado haba ordenado a dos diplomticos en Washington que abandonaran el pas. El gobierno cubano protest tales medidas frente al gobierno de Estados Unidos y rechaz enrgicamente las imputaciones hechas por Washington.

El 16 de junio de 2017, fue emitido un Memorando de Seguridad Nacional donde Casa Blanca delinea la nueva poltica de la Administracin Trump hacia Cuba. La misma se recoge en cuatro puntos principales: (a) Mejorar el cumplimiento de la legislacin estadounidense, particularmente lo relacionado con las disposiciones en torno al Bloqueo contra Cuba; (b) Hacer responsable al gobierno de Cuba, contrario a lo que se alega fue la postura de Barack Obama, de los alegados abusos y opresin en materia de derechos humanos; (c) El fomento de la seguridad nacional y los intereses de la poltica exterior de Estados Unidos y los del pueblo de Cuba; (d) El establecimiento de mecanismos para dotar al pueblo cubano de mayor libertad econmica y poltica.

De estas premisas se parte al establecer que las actividades econmicas dirigidas hacia Cuba no fortalezca a las empresas cubanas vinculadas con la Fuerzas Armadas; se refuercen las restricciones a los ciudadanos estadounidenses en cuanto a sus viajes a Cuba; se reafirme el Bloqueo contra este pas caribeo; y se emitan nuevas guas por parte del Departamento del Tesoro y Comercio en 30 das desde la fecha de emisin del Memorando.

De acuerdo con Jess Arboleya, especialista en asuntos cubanos e historiador, autor junto a Ral lzaga Manresa y Ricardo Fraga del reciente libro titulado La Contrarrevolucin cubana en Puerto Rico, en el cual se documenta y aporta importante informacin relacionada con el asesinato de Carlos Muiz Varela, con varios meses de atraso Estados Unidos anunci las nuevas medidas dirigidas a fortalecer su poltica hacia Cuba. Destaca Arboleya que las medidas comunicadas tienen el propsito de afectar de manera notable el intercambio educacional, as como limitar los viajes de norteamericanos a Cuba. A lo anterior, aade, se suman las afectaciones para el funcionamiento de los canales diplomticoscon la excusa de los ataques snicosy el retorno de una retrica irrespetuosa y agresiva, que recuerda los peores momentos de la guerra fra.

Si bien Trump ha mantenido abierta su embajada en La Habana, lo que por ahora aparentemente se mantendra, como indicamos, se mantiene una presencia menor del personal diplomtico en Cuba y Estados Unidos. Los acuerdos internacionales negociados entre ambos pases, al menos hasta ahora, tambin se mantienen.

El pasado 17 de enero de 2017, por ejemplo, se firm entre ambos pases un Memorando de Entendimiento para incrementar la cooperacin en reas asociadas con la seguridad nacional de los dos pases. Esto incluye la prevencin del terrorismo; el trfico ilcito de estupefacientes; delitos cometidos mediante el uso de tecnologas de la informacin y comunicaciones; ciberseguridad; trata de personas; trfico ilcito de migrantes; trfico ilcito de flora y fauna; lavado de dinero; falsificacin de documentos de identidad y de viaje; el contrabando de armas, municiones, explosivos, dinero en efectivo e instrumentos monetarios; y otros.

Se indica por el autor que las nuevas restricciones contra Cuba se producen en el momento de menor aceptacin del presidente estadounidense en su propio pas, por lo que ha recurrido a procurar el apoyo de la extrema derecha de origen cubano en Estados Unidos creyendo que esto ser de beneficio a su maltrecha imagen. Arboleya sin embargo tambin argumenta que tal acercamiento lo que persigue es fortalecer su precaria posicin dentro de su propio partido y neutralizar las investigaciones que se realizan en su contra.

Las nuevas restricciones, a juicio del autor, sern significativas para el pueblo cubano, pero tambin tendrn un efecto reflejo en sectores de la economa estadounidense, sobre todo aquellos que han venido empujando por el mejoramiento de las relaciones entre ambos pases, a partir de meros intereses econmicos para los cuales el Bloqueo es una rmora innecesaria y perjudicial.

Ms all del perjuicio que representan estas medidas para Cuba, el pas ha sabido manejar las consecuencias de un bloqueo criminal que por espacio de medio siglo ha pretendido derrotar la construccin de un proceso revolucionario desde una visin y una perspectiva socialista. A pesar de los pesares, Cuba sobrevivir esta nueva etapa, sobre todo, en momentos en que su modelo viene ajustndose a nuevos cambios donde los mismos, lejos de aislarle del resto del mundo, la integra ms a una economa mundial.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter