Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2017

El negocio de la corrupcion

Lus Torres Rodrguez
Rebelin


Abusar del poder econmico, poltico o religioso para obtener un provecho econmico o una ventaja ilegtima para conseguir favores en los campos econmico, poltico o eclesistico, gracias a las prerrogativas que cada uno concede, es corrupcin.

Crear una iglesia para enriquecer a una casta de disfrazados; asociarse alrededor de un partido poltico para esquilmar a una sociedad; originar una cmara de comercio para defraudar al fisco; fundar un banco para lavar activos y luego enviar a los parasos fiscales; erigirse en la principal potencia del mundo a travs de las grandes empresas -Chevron, Nike, entre otras- que corrompen a la mayora de pases del mundo; son las fotografas del sistema capitalista, que exhiben exitosos en todo el planeta, y que paradjicamente son los que dictan las reglas morales y condenan o absuelven a las personas y gobiernos, dependiendo del mayor o menor sometimiento.

La corrupcin es la prctica generalizada en el sistema capitalista y sin la cual no podra sostenerse el sistema. Vive y se nutre de ella.

Cmo explicar entonces que sean los corruptos los que denuncian la corrupcin? Vemos a un banquero, dueo de un partido poltico, que condena la corrupcin del anterior gobierno. Un representante diplomtico del pas donde se encuentran la mayor cantidad de parasos fiscales, que quiere apoyar la lucha contra la corrupcin. Los accionistas de Odebrecht deciden crear un departamento para combatir la corrupcin, que ellos administraron en muchos pases y que fueron absueltos en el Ecuador.

Ser cierto, que si el banquero alguna vez gana una eleccin, desaparecer la corrupcin? Ser verdad que si nos apoya los EEUU de Norteamrica a combatir la corrupcin, esta se esfumar? Las plegarias de los curas o pastores nos apartarn de la corrupcin?

Las tenazas del sistema capitalista no dan muchas opciones de libertad a los gobiernos, ms aun si son progresistas. O los gobiernos son controlados por sus testaferros o los gobiernos son sometidos a los acosos de corrupcin.

La utopa de un gobernante: tratar de dirigir un Estado, con cierta independencia de las imposiciones econmicas o polticas, choca con el muro de la corrupcin. Si las empresas privadas o las personas naturales no tienen a sus representantes directos en el gobierno, entonces es necesario coimar con cientos, miles o millones de dlares a los burcratas de alto rango, para ser beneficiados de contratos o decisiones polticas o judiciales. Es decir, obtienen las ventajas por medios legales o ilegales. Pero en este ltimo caso, hay un valor agregado. La corrupcin que generan ellos es endilgada exclusivamente al campo estatal-publico, como que si la corrupcin fuera de una sola va.

El valor agregado que ponen los corruptos a la corrupcin, es que sus actos, reidos con lo legal y lo lcito, lo convierten en arma de destruccin masiva de los movimientos, partidos, lderes y gobiernos que impiden o regulan el libre comercio de la corrupcin.

La corrupcin promovida por ellos y amplificada por los medios mercantilistas, sirven para denostar a los gobiernos de Brasil, Ecuador, Venezuela, Argentina, Bolivia, entre otros. Mientras la corrupcin en Per, Colombia, Chile, Panam, EEUU, entre otros, son manejados con bajo perfil o son tratados como algo natural.

La corrupcin del sistema capitalista le permite mantener su hegemona mundial y combatir efectivamente a los gobiernos que tibiamente se han opuesto a sus mandatos, con su misma medicina. Es la prctica de la cura de una picadura de una culebra venenosa. La picadura se combate con ms veneno.

A la corrupcin no se combate con ms capitalismo, como fue la visin del gobierno anterior, sino con la eliminacin del sistema. La humanizacin del capitalismo es un mal negocio, termina extinguiendo a los cndidos,

No sern las cmaras, banqueros, polticos o curas los que nos liberarn de la corrupcin, sino a travs de la extirpacin de aquellos, que son sus soportes.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter