Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2017

El capitalismo es un enfermo crnico

Ricard Ruiz de Querol
El diario


- El socilogo alemn Wolfgang Streeck constata en su ltimo libro la incapacidad de la sociedad capitalista para encontrar respuestas giles a los problemas actuales

- Su pronstico es que el modelo vigente no ser, como mnimo a corto plazo, sustituido por un sistema social alternativo, sino que prolongar su enfermedad en un perodo largo de entropa social y desorden

- El problema es que reemplazar la ideologa, las instituciones y los lderes de la sociedad capitalista exige precisamente disponer de alternativas, y estas no son hoy por hoy evidentes

 

Una de las caractersticas de Cmo terminar el capitalismo? (Traficantes de Sueos) es que su autor, Wolfgang Streeck, no es un economista, sino un socilogo. De ah que su objetivo no sea el anlisis de la economa capitalista, sino el de una sociedad capitalista en decadencia, que se colapsa como consecuencia de las contradicciones manifiestas en su propio xito, pero tambin como resultado de haber debilitado o incluso laminado propuestas alternativas.

En cuanto a las contradicciones de la sociedad capitalista, la referencia sigue siendo el diagnstico de Karl Polanyi ( La gran transformacin, Virus Editorial) acerca de la consideracin capitalista del trabajo, la naturaleza y el dinero como falsos bienes que se intercambian sin lmites en una economa de mercado que quiere ser autorregulada. Las consecuencias de esta ideologa se evidencian hoy en la simultaneidad de la crisis medioambiental y de los mercados inmobiliarios, de la cronificacin del paro y del subempleo, as como en las carencias del control democrtico a los abusos de los mercados financieros.

Lo que el autor constata es la incapacidad de la sociedad capitalista actual para encontrar respuestas giles a los problemas manifiestos de la conjuncin de un crecimiento econmico dbil, del aumento de la desigualdad, del endeudamiento crnico propiciado por la dominancia de la economa financiera, de la consolidacin de oligopolios de facto, incluyendo los basados en la disrupcin de base tecnolgica, todos ellos trufados por una corrupcin omnipresente. Algo que atribuye al resultado del auge de la ideologa neoliberal a partir de los aos setenta.

Su pronstico, en lo que constituye una de sus propuestas ms distintivas, es que la sociedad capitalista no ser, como mnimo a corto plazo, sustituida por un sistema social alternativo, sino que prolongar su enfermedad en un perodo largo de interregno, de entropa social y de desorden. Un perodo, en lnea con el arquetipo de sociedad lquida popularizado por Zygmung Bauman, en el que los individuos se vern confrontados a la necesidad de vivir privados de la orientacin y la proteccin de las instituciones y acuerdos colectivos implcitos en lo que intuitivamente se entenda como la sociedad.

Desde esta perspectiva, el problema de base es la construccin o reconstruccin de unas bases alternativas a las de la sociedad capitalista. El alcance y las consecuencias todava manifiestas de la crisis de 2007-2008 ha propiciado el descrdito tanto de instituciones que han sido los pilares de la sociedad capitalista durante las ltimas dcadas como de sus lderes. Se hace difcil confiar en su capacidad, e incluso en su disposicin, para corregir los males de lo que tanto han contribuido a crear. Tambin, a estas alturas, parece ingenuo confiar en que algn tipo de gobernanza sea capaz de contener la tendencia intrnseca del capitalismo a expandirse sin lmites, porque implicara una contradiccin intrnseca con una ideologa que confa a la magia de los mecanismos de mercado que la suma de acciones guiadas por intereses individuales resulte en beneficios colectivos.

El problema es que reemplazar la ideologa, las instituciones y los lderes de la sociedad capitalista exige precisamente disponer de alternativas, y stas no son hoy por hoy evidentes. Un anlisis en la lnea que propugnan las escuelas de negocio llevara a la conclusin de que esta sociedad capitalista tiene todos los sntomas de un sistema susceptible de disrupcin. Pero si los disruptores no son lo bastante fuertes, o lo bastante hbiles, los incumbentes pueden sobrevivir durante ms tiempo del que hubiera parecido posible o deseable.

En este caso, la posibilidad de supervivencia del capitalismo se basara segn el autor en la supervivencia de una cultura que contina primando la tica neoprotestante del esfuerzo individual, compensado a corto plazo con la expansin continuada de un consumo hedonista y de alternativas tecnolgicas y farmacuticas para adormecer la conciencia. Sera, en palabras difcilmente traducibles del autor, una cultura resultante de la combinacin de coping, hoping,doping y shopping. Aadiramos, dado que Streeck no lo aborda explcitamente, que se trata precisamente de una cultura que las propuestas de base tecnolgica e ideologa neoliberal que emanan de Silicon Valley contribuyen a consolidar.

Ante este panorama, el autor propugna la necesidad de reconstruir desde una perspectiva sociolgica y de economa poltica, los fundamentos de una sociedad con la capacidad de implantar mecanismos colectivos de no-mercado con la misma agilidad y eficiencia con la que los mecanismos de mercado tienden a expandirse. Esa reconstruccin intelectual, as como su puesta en prctica por parte de activistas y polticos con una disposicin moral acorde, es ciertamente posible. En tanto que no se materialice, sin embargo, la sociedad capitalista seguir en su actual estado de enfermedad crnica.

Fuente: http://www.eldiario.es/alternativaseconomicas/capitalismo-enfermo-cronico_6_710138997.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter