Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-11-2017

Oriol Junqueras: Ser catlico es ser pacifista?

Antonio Gmez Movelln
Rebelin


Vaya por delante mi solidaridad con todos los presos y presas polticos catalanes que estn encarcelados mediante una justicia y una fiscala instrumentalizada por el gobierno y sobre todo vaya por delante mi solidaridad con los millones de personas que, en Catalua, se movilizaron el 1 de octubre en un ejercicio cvico sin precedentes para expresar libremente una opinin poltica frente a un operativo represivo que ha impactado a la opinin pblica internacional. Desgraciadamente la crisis poltica en Catalua ha servido para confirmar que vivimos en una sociedad frgil y propensa a abrazar soluciones autoritarias como lo demuestran esas miles de banderas rojijgualdas que todava permanecen en los balcones por toda Espaa. Pareciera que en vez de buscar soluciones a las crisis polticas fundadas en la negociacin y en el dialogo se prefiriesen soluciones belicistas, represivas y autoritarias amparadas en una supuesta defensa de la Constitucin.

Pero ms all de la crisis poltica en Catalua y su complejidad me han sorprendido unas declaraciones que, ante la jueza, ha realizado el lder de Esquerra Republicana y quizs prximo presidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, apelando a sus creencias religiosas para demostrar su pacifismo y poder, por eso mismo, solicitar la libertad provisional. Es conocido el catolicismo que hace gala Oriol Junqueras que recientemente tambin se manifest pblicamente a favor de la retrasmisin de las misas catlicas en la televisin pblica y ha llegado a animar, en algn mitin, a que los jvenes se hagan sacerdotes para quebrar la crisis de las vocaciones. Tambin otro de los consejeros presos apel a su grado de integracin en la sociedad por que frecuentaba la parroquia de su pueblo. El caso de Dolors Bassa, ex consellera de Trabajo y Asuntos Sociales, tambin es llamativo ya que defendi ante la juez que en ningn momento ha participado, ni promocionado ningn acto y menos violento ya que segn declar Soy maestra de la escuela cristina, de una escuela concertada, y mis principios son contrarios a cualquier forma de violencia. Pensar que una persona creyente es ms pacifista que otra que no lo sea es cuando menos un error y ello es as porque las religiones tienen un historial de guerra cuasi permanente. Ya no solo porque muchas guerras han tenido la forma de guerras de religin si no porque la iglesia catlica, durante siglos, ha sido excluyente de cualquier otra religin. Ha propiciado la intransigencia y ha condenado a miles de personas, como Galileo, por la nica razn de avanzar en el conocimiento .Y lo mismo hicieron los protestantes con Miguel Servet. El maestro valenciano Ripoll fue el ltimo condenado por la inquisicin espaola en el ao 1826! y ello por defender sus convicciones personales. Como deca el filsofo Bertrand Russell, las religiones se fundamentan en el miedo. Pero esta idea de que la religin es una espiritualidad superior al humanismo, al racionalismo o al atesmo es una idea falsa que se debiera combatir. En ocasiones se asocia la tica a una especie de sucedneo de la religin. De hecho, en Espaa, la alternativa a la asignatura de religin es la tica: una especie de religin para los no religiosos.

Quizs sea posible apelar a la religin para sustentar ciertos valores ticos pero siempre y cuando se conserve lo que Hannah Arendt denominaba la dignidad de los hechos. Hay hechos que no pueden discutirse y uno de ellos es que la Iglesia catlica, como la mayora de las religiones, ha constituido una institucin que no ha propiciado la paz. Durante siglos el catolicismo ha sido una religin blica. El mismo smbolo cristiano de la paz, el olivo en el pico de una paloma, est basado en la violencia. Fue Dios quien, enfadado con la humanidad, propici el diluvio universal.

En Espaa la Iglesia catlica, los dos ltimos siglos, constituy una fuerza beligerantemente agresiva con los cambios, la modernizacin social y los derechos fundamentales de las personas; fue una de las instituciones sociales ms retardatarias y de ah se explica el anticlericalismo decimonnico por las fuerzas sociales que aspiraban a un progreso social. El hecho mismo de que sea la Iglesia catlica quien guarde y ore permanentemente a uno de los dictadores ms sanguinarios de Europa en el Valle delos Cados ya nos indica el carcter belicista de la iglesia. El tan beatifico Papa Francisco cuando era Bergoglio y era superior de los Jesuitas en Buenos Aires apoy y colabor directamente con la dictadura de Videla encumbrado al general Masera a profesor honoris causa por la Universidad catlica.

Incluso las religiones tan minoritarias como los Testigos de Jehov, que hace gala de un pacifismo a prueba de bombas, ha sido calificada, por algunos socilogos de las religiones, como una iglesia que profesa un pacifismo fundamentalista y asocial.

En general las ideologas y filosofas se han tenido que desembarazar de la religin para poder promocionar la paz; el desarrollo de la ciencia y el conocimiento a menudo se ha tenido que enfrentar a la religin para poder avanzar. La tolerancia primero y ms tarde el laicismo son los que han propiciado la convivencia de todos y los que han garantizado la libertad de conciencia. El argumento utilizado por Oriol Junqueras y otros consejeros catalanes, el ser creyentes, es el menos adecuado para defender el pacifismo. Quizs el argumento ms impecable hubiera sido apelar al mismo pueblo cataln que demostr el 1 de octubre, independientemente de lo que cada cual opine sobre la crisis poltica en Catalua, un gran civismo pacifico pese a las provocaciones y a la brutalidad policial. La juez debiera deliberar sobre la libertad provisional de Oriol Junqueras y el resto de Consejeros catalanes atenindose a los hechos y no a las creencias que profese tal o cual persona. Una justicia justa o al menos racional, es aquella que no est sometida a ninguna creencia sino a unas reglas jurdicas y procesales precisas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter