Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-11-2017

Mejorar las reglas del juego

Juan Triana Cordov
OnCuba


La noticia de Reuter me volvi a sumergir en esa tan especial relacin entre nuestro pas y aquel otro: que durante los ltimos sesenta aos haya gobiernos empeados en hacer de Cuba lo que otros, desde Washington, ya han diseado.

An association of Cuban businesswomen has asked to meet with Republican Senator Marco Rubio of Florida to explain the impact on the countrys nascent private sector of rolling back a detente in U.S. relations. HAVANA, Nov 17 (Reuters)

Esta vez, propietarios privados estn decididos a explicarle a Mr. Marco Rubio, que las medidas por l recomendadas hacen dao a este naciente sector privado y en general al sector no estatal cubano. No es algo nuevo, ya otros lo han intentado.

En mi opinin es bueno que as sea, que nuevas voces se sumen, aunque explicar algo es solo una parte de la ecuacin. La otra parte, es el destinatario. Uno puede explicar muchas veces el mismo asunto y tener de interlocutor a alguien que no quiere escuchar ni entender. Todava ms, creo que sera bueno que alguno de sus asesores conociera de forma directa este pas de hoy, tan diferente en muchas cosas al de hace algunos aos y tan igual en otras.

De todas formas quisiera afirmar que pensar que el seor Rubio recomiende o mande al seor Trump a cambiar lo que ya haba decidido a instancias de l mismo, es sin duda muy optimista. En lo personal, no creo que sea un propsito lograble, pero bienvenido el esfuerzo y la intencin, pues hace falta sumar en este empeo de anteponer la razn y la realidad a ese nuevo envite contra Cuba.

Apelar a la historia, pues ella puede darnos algunas pautas. Muy pronto despus del ao 1959, el gobierno estadounidense de entonces se empe en un grupo de medidas para derrocar a Castro en diecisis semanas. Parte muy importante de esas medidas estaba dirigida a generar una situacin de malestar y desesperacin en la poblacin cubana. Suspender las importaciones de azcar cubano, restringir y despus prohibir el suministro de partes y piezas, restringir y despus prohibir el comercio Fueron todas medidas que daaban directamente al pueblo de Cuba y tambin a aquel sector de productores privados que todava quedaba en nuestro pas.

The current situation has us very worried and we would like to share our personal histories and perspective from Cuba, the association, which represents women who own small businesses, said in a letter to Rubio last month. HAVANA, Nov 17 (Reuters)

A diferencia de estos das en que el documento del Dpto. del Tesoro afirma que las medidas que se han aprobado tienen como destino exclusivo el gobierno y el sector militar y que pretenden ayudar al pueblo de Cuba, en aquellos aos la intencin de daar al pueblo y que ello condujera a la cada del gobierno de Castro era explcita. Dice una cancin de hace ya mucho tiempo que los estadounidenses si saben historia es por haberla visto en el cine americano, y aunque a mi juicio la cancin magnifica el asunto, lo cierto es que funciona para algunos como Mr. Rubio, estadounidense de ascendencia cubana que se ha hecho su propia historia de Cuba y va a utilizar a Cuba, como ya lo ha hecho, para sus propios fines polticos.

Sostener que lo que han hecho es para ayudar al pueblo de Cuba es parte de las incoherencias asumidas desde aquel discurso en Miami. Incoherencias que le vienen muy bien a l y a Donald Trump en tanto para ambos, como para casi todos los presidentes norteamericanos, Cuba es ms un asunto de poltica interna que cualquier otra cosa.

Es muy bueno que algunos de los ayudados por la poltica Rubio-Trump les pueda explicar que estn equivocados en ese punto (aunque no es el nico en el que estn equivocados).

Vayamos a las cifras: alrededor de 22,000 habitaciones privadas en renta, miles de establecimientos entre restaurantes y cafeteras privadas, centenares de choferes de taxis, centenares de choferes de autos, etctera hasta completar casi un 40 por ciento de personas trabajando fuera del sector estatal (de las cuales una parte ya se han visto afectadas en sus ingresos) vern tambin afectada su capacidad de ofrecer empleo.

En realidad el propsito de esta nueva poltica reproduce al calco aquella otra de los 60 y pretende nuevamente abrir un parteaguas dentro de la economa y la sociedad cubana. Espero que hayamos aprendido suficiente en todos estos aos.

Pensar que Marcos Rubio realmente no saba que iba a pasar algo as es un supuesto demasiado fuerte. Los datos de la Oficina Nacional de Estadsticas e Informacin muestran que entre 2013 y 2016 el empleo en el sector estatal se haba reducido en 327,700 personas, mientras el sector no estatal haba crecido en 163,300 nuevos empleos. Dentro de ese sector no estatal, los cuentapropistas han crecido en 116,500 nuevos empleos. Detrs de cada uno de ellos hay familias enteras que al parecer tampoco cuentan para el do Rubio-Trump.

Otro ejemplo que puede ilustrar esta situacin est en el sector de la Construccin no en el Ministerio de la Construccin. A continuacin la cifras actualizadas de los trabajadores del sector:

230 mil trabajadores en total

81 por ciento (184 mil) sector estatal,

19 por ciento, (43 mil) no estatal,

350 empresas,

68 cooperativas

36 mil trabajadores por cuenta propia.

La baja del turismo, parte de la cual ha sido artificialmente provocada por estas medidas, afecta de forma directa a este sector, que ver reducida la demanda de sus servicios, pues las expectativas ahora son inciertas e invertir en un negocio cuyos retornos no son claros resulta muy difcil. Habr que explicarle algo tan elemental a personas nacidas y crecidas en Estados Unidos? Mientras Donald Trump defiende su idea de recuperar empleos para los ciudadanos estadounidenses, ordena polticas que impactan negativamente en el empleo en Cuba, en especial en el sector privado, pero cuyo efecto puede expandirse hacia otros destinos.

Pienso siempre que junto a esa labor encomiable de intentar hacer or a quien no quiere, porque ya tiene su propia idea al respecto, tenemos que hacer otras cosas. Desde nuestro lado debemos ser audaces, podemos hacer muchas ms cosas, desde diversificarnos ms en cuanto a mercados y suministradores, hasta mejorar las reglas del juego dentro de las cuales nuestros agentes econmicos tienen que desenvolverse. Pensar en el pas como un todo no puede significar borrar el rol que cada cual desde su condicin de obrero o cooperativista o empresario privado debe asumir. Pienso que hay espacio suficiente para demostrar que el duo Rubio-Trump estuvo, est y estar equivocado con relacin a sus aspiraciones esenciales. Es la hora de la marcha unida, podramos repetir junto a Jos Mart.

Fuente: http://oncubamagazine.com/columnas/mejorar-las-reglas-del-juego/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter