Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2017

Segunda vuelta: votar o abstenerse
"Por la defensa de CODELCO, votar por Guillier"

Julin Alcayaga O.
Rebelin


Si sumamos los votos de todos los candidatos presidenciales que son de izquierda y de centro, sobrepasan el 55%, por lo que Alejandro Guillier, tendra aritmticamente las mayores chances de ganar la segunda vuelta, puesto que los dos candidatos de derecha suman solamente casi 45%.

Pero la votacin de izquierda no es traspasable tan fcilmente a Guillier, porque aquella juventud que se moviliz para votar por Beatriz Sanchez, no es muy fcil movilizarla para que vaya a votar en la segunda vuelta, aunque exista el peligro que gane Piera. Por otra parte, si el electorado del Frente Amplio concurre a votar en la segunda vuelta, es impensable que pueda votar por Sebastin Piera.

Sin embargo, por quin votar no es problema que debe preocuparnos con el electorado del Frente Amplio, sino el que pueda concurrir a votar.

Para que estos votantes se movilicen a votar, es necesario que Alejandro Guillier los convenza que no es lo mismo Piera que Guillier, en razn que sera un gran retroceso en lo que hasta ahora se ha conseguido, como por ejemplo, que pueda derogar la recin aprobada ley de aborto, como Piera ya lo haba insinuado abiertamente.

Contra de este argumento, juega el hecho que es muy difcil que Piera pueda aprobar polticas ms conservadores o ms neoliberales que las actuales, porque el est lejos de tener una mayora en el Congreso Nacional, que le permita revolucionar las polticas ms progresistas que hasta ahora se han aprobado, a menos que consiga el apoyo de una parte de la vieja Concertacin, lo que no es fcil visto el peso de la bancada del Frente Amplio e incluso del PC. Desde ese punto de vista, al no ser Piera un peligro en la aprobacin de las leyes, una parte del electorado frente amplista puede pensar que no vale la pena ir a votar, porque no existe un real peligro de vuelta atrs si gana Piera.

Si bien Piera no contara con mayora parlamentaria que le permita refundar la Repblica, pero existen numerosas medidas que no pasan por el Congreso Nacional, que dependen nicamente de las facultades del Presidente de la Repblica. No olvidemos que la actual Constitucin es muy presidencialista, porque fue hecha para que Pinochet gobernara aunque tuviera minora en el Congreso Nacional, que adems funcionara en Valparaso.

Entre las facultades del Presidente de la Repblica, est la de disponer la administracin de las empresas del Estado, y entre ellas, la ms importante de todas, CODELCO, que le ha entregado al pas ms de US$ 120 mil millones de dlares, lo que es ms que el impuesto a la renta de primera categora que han pagado ABSOLUTAMENTE TODAS las empresas privadas que existen o han existido en Chile, desde 1971 a la fecha. Esa es la importancia de CODELCO.

Si bien Piera no puede privatizar CODELCO, -para ello necesita una reforma constitucional con los 3/5 del Congreso Nacional-, si puede asestarle un golpe mortal, como ya lo hizo entre los aos 2010 y 2014, cuando design un directorio y Presidentes Ejecutivos de la Corporacin que venan directamente de las transnacionales mineras, como Diego Hernndez y enseguida Thomas Keller.

Durante la presidencia de Piera, CODELCO se endeud en ms de US$ 10 mil millones, y adems se perdieron en subfacturacin ms US$ 15 mil millones, que es precisamente una de las razones por las que interpusimos una querella por malversacin en CODELCO. Dnde est todo ese dinero? En que se gast? Es lo que debera investigar la Fiscala Centro Norte, pero no lo hace, solo le interesa los juicios faranduleros.

Entre los aos 2010 y 2014, bajo la presidencia de Piera, se registraron los ms altos precios del cobre, llegando a 5 dlares la libra durante algunas semanas del ao 2011, terminando el ao con un promedio de 4 dlares la libra, es decir el precio ms alto de la historia. Sin embargo, entre los aos 2010 y 2014, se registraron los peores resultados de CODELCO de toda su historia.

Los malos resultados no eran el fruto de una mala gestin, sino el objetivo perseguido por las transnacionales mineras que dirigan la Corporacin, por intervencin directa del Presidente Piera.

Destruir financiera y econmicamente a CODELCO, era el paso necesario para crear la necesidad de su privatizacin, a la que siempre han aspirado las transnacionales mineras.

Tras los 4 aos de la Presidencia de Piera, CODELCO an est en la UTI, -no olvidemos la frase que no hay un puto peso-, pero ahora est en recuperacin.

Si Piera llega nuevamente a la presidencia, existe un gran riesgo de quiebre de la empresa, y gracias a ese peligro, se pueda lograr que el Congreso apruebe la privatizacin de algn yacimiento para salvar a la Corporacin. Desde el tiempo que Diego Hernndez era Presidente Ejecutivo de Codelco, corre el rumor que el grupo Luksic pretende quedarse con Chuquicamata. Al dejar la Corporacin, Hernndez fue designado presidente ejecutivo de Antofagasta Plc, cargo que dej al ser elegido presidente de SONAMI, pero sigue siendo asesor del directorio.

La destruccin y privatizacin de CODELCO, o de alguno de sus yacimientos, es un real peligro si Piera llega nuevamente a la presidencia de la Repblica.

Este peligro se debe a que el Presidente de la Repblica puede elegir directamente 3 miembros del directorio de CODELCO, e interviene en la eleccin de otros 3 miembros que escoge la Alta Direccin Pblica, entre postulantes que demuestren que han trabajado en empresas mineras.

De esta manera, todo el directorio puede ser elegido directa o indirectamente por el Presidente de la Repblica, por lo que este directorio puede estar integrado por ejecutivos que vengan directamente de las transnacionales mineras.

Este directorio, elige al Presidente Ejecutivo, que tambin viene de transnacionales mineras, quien a su vez puede designar nuevos vicepresidentes y gerentes de la Corporacin, que tambin vengan de transnacionales mineras, como en los hechos ocurri el ao 2010, con las consecuencias desastrosas para la Corporacin, que muy poca gente conoce.

Alejandro Guillier en varias ocasiones ha defendido a CODELCO en el Senado, y me parece poco probable que nombre ejecutivos que vengan de transnacionales mineras. Creo firmemente que Guillier, a pesar de las presiones que pueda recibir de los grupos de poder de la Nueva Mayora, o de la debilitada antigua Concertacin, tendr la fuerza para designar en CODELCO a ejecutivos que la saquen del marasmo actual.

Piera no me asusta por las leyes que pueda promover, porque no tiene mayora en el Congreso Nacional, pero si me asusta por las facultades que le otorga la Constitucin y la ley, para intervenir en la administracin de CODELCO, entregndola a ejecutivos al servicio de transnacionales mineras. Ya lo hizo, no es una mera especulacin.

En razn del peligro real que Piera representa para la existencia de CODELCO, no se debe permitir que llegue una vez ms a la Presidencia de la Repblica. Para que ello no ocurra, no basta con no votar por Piera, es absolutamente necesario votar por Alejandro Guillier.

Por la defensa de CODELCO votar por Guillier, y me permito llamar a votar por l.

Julin Alcayaga O. es Economista y abogado chileno

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter