Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2017

70 aos de promesas rotas
La historia no contada del plan de particin

Ramzy Baroud
Palestine Chronicle

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


La reduccin de Palestina. (Imagen de Archivo)

En una charla reciente ante el grupo de expertos de Chatham House en Londres, el primer ministro israel Benjamin Netanyahu abord el tema de un Estado palestino desde una perspectiva intelectual.

Antes de que pensemos en establecer un Estado palestino, reflexion, "es hora de que reevaluemos si el modelo moderno que tenemos de soberana y una soberana sin restricciones es aplicable en cualquier parte del mundo".

No es la primera vez que Netanyahu desacredita la idea de un Estado palestino. A pesar de las claras intenciones israeles de poner en peligro cualquier oportunidad para la creacin de dicho Estado, la administracin estadounidense de Donald Trump est, segn los informes, finalizando los planes para un "acuerdo de paz definitivo". El New York Times sugiere que "el diseo del plan tendr que construirse en torno a la llamada solucin de dos estados".

Pero para qu desperdiciar esfuerzos, si en todas las partes, los estadounidenses incluidos, saben que Israel no tiene intencin de permitir un Estado palestino y que EE.UU. no cuenta con el capital poltico o el deseo de hacerlo cumplir?

La respuesta puede no estar en el presente, sino en el pasado.

Un Estado rabe palestino se propuso inicialmente por parte de los britnicos como una tctica poltica para proporcionar una cobertura legal al establecimiento de un Estado judo. Se sigue utilizando como una tctica poltica, aunque nunca con el objetivo de encontrar una "solucin justa" para el conflicto, como suele propagarse.

Cuando el secretario de Asuntos Exteriores britnico Arthur James Balfour hizo su promesa al movimiento sionista en noviembre de 1917 de otorgarle un Estado judo en Palestina, la idea antes distante e inverosmil comenz a tomar forma. Habra sido posible sin esfuerzo si los palestinos no se hubieran rebelado.

La rebelin palestina de 1936-1939 mostr un grado impresionante de conciencia poltica colectiva y capacidad de movilizacin, a pesar de la violencia britnica.

El Gobierno britnico luego envi a la Comisin Peel a Palestina para examinar las races de la violencia, con la esperanza de sofocar la revuelta.

En julio de 1937 la comisin public su informe, que de inmediato encendi la furia de la poblacin nativa, que ya conoca la colusin entre britnicos y sionistas.

La Comisin Peel concluy que "las causas subyacentes de los disturbios" eran el deseo de los palestinos de la independencia y su "odio y miedo al establecimiento del hogar nacional judo". Con base en ese punto de vista, recomend la particin de Palestina en un Estado judo y un Estado palestino, este ltimo para incorporarlo a Transjordania, que estaba bajo el control de los britnicos.

Palestina, como otros pases rabes, estaba supuestamente preparndose para la independencia bajo los trminos del Mandato Britnico, segn lo concedido por la Liga de las Naciones en 1922. Ms an, la Comisin Peel recomendaba la independencia parcial de Palestina, a diferencia de la soberana total otorgada al Estado judo

Ms alarmante fue la naturaleza arbitraria de esa divisin. La propiedad total de la tierra juda en el territorio no exceda el 5,6 por ciento del total del pas. El Estado judo deba incluir las regiones ms estratgicas y frtiles de Palestina, como la frtil Galilea y gran parte del acceso al agua del Mediterrneo.

Miles de palestinos fueron asesinados en la rebelin mientras seguan rechazando la particin perjudicial y la estratagema britnica destinada a honrar la Declaracin Balfour y hacer que los palestinos fueran aptridas.

Para fortalecer su posicin, la direccin sionista cambi el rumbo. En mayo de 1942, David Ben-Gurion, entonces representante de la Agencia Juda, asisti a una conferencia en Nueva York que reuni a los principales sionistas estadounidenses. En su discurso exigi que toda Palestina se convirtiera en una "mancomunidad juda".

Un nuevo y poderoso aliado, el presidente Harry Truman, comenz a llenar el vaco que quedaba abierto, ya que los britnicos estaban ansiosos por terminar su mandato en Palestina. En Before Their Diaspora, Walid Khalidi escribe:

"(El presidente de EE.UU. Harry Truman) dio un paso ms en su apoyo al sionismo respaldando un plan de la Agencia Juda para la particin de Palestina en un Estado judo y un Estado palestino. El plan prevea la incorporacin al Estado judo de aproximadamente el 60 por ciento de Palestina en un momento en que la propiedad de la tierra juda en el pas no superaba el 7 por ciento.

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General del estado de 33 miembros de la ONU, bajo la intensa presin de la Administracin estadounidense de Truman, vot a favor de la Resolucin 181 (II) llamando a la particin de Palestina en tres entidades: un Estado judo, un Estado palestino y un rgimen internacional para gobernar Jerusaln.

Si la propuesta de particin britnica de 1937 fue lo suficientemente mala, la resolucin de la ONU fue motivo de total consternacin, ya que asign 5.500 millas cuadradas al propuesto Estado judo y solo 4.500 millas cuadradas a los palestinos, que posean el 94,2 de la tierra y representaban ms de dos tercios de la poblacin.

La limpieza tnica de Palestina comenz en serio despus de la adopcin del Plan de Particin. En diciembre de 1947 los ataques sionistas organizados en reas palestinas resultaron en el xodo de 75.000 personas. De hecho la Nakba (catstrofe) palestina no comenz en 1948, sino en 1947.

Ese xodo de los palestinos fue diseado a travs del Plan Dalet, que se implement por etapas y se modific para acomodar las necesidades polticas. La etapa final de ese plan, lanzada en abril de 1948, incluy seis operaciones principales. Dos de ellas, la Operacin Nachshon y Harel, tenan como objetivo destruir las aldeas palestinas en la frontera de Jaffa-Jerusaln y sus alrededores. Al cortar las dos principales masas centrales que componan el Estado rabe palestino propuesto, los lderes sionistas queran romper cualquier posibilidad de cohesin geogrfica palestina. Este sigue siendo el objetivo hasta nuestros das.

El logro israel despus de la guerra apenas fue guiado por el Plan de Particin. Los inconexos territorios palestinos de Gaza, Cisjordania y Jerusaln Este conformaron el 22 por ciento del tamao histrico de Palestina.

El resto es historia dolorosa. La zanahoria del Estado palestino se cuelga de vez en cuando por las mismas fuerzas que dividieron Palestina hace 70 aos, pero que trabajaron diligentemente con Israel para asegurar la desaparicin de las aspiraciones polticas del pueblo palestino.

Eventualmente el discurso de particin se convirti en el de "solucin de dos estados", defendida en las ltimas dcadas por varias administraciones estadounidenses que mostraron poca sinceridad de hacer realidad tal Estado.

Y ahora, 70 aos despus de la particin de Palestina, solo hay un Estado, aunque se rige por dos leyes diferentes, una que privilegia a los judos y otra que discrimina a los palestinos.

"Un solo Estado ya existe desde hace mucho tiempo", escribi el columnista israel Gideon Levy en una reciente columna de Haaretz. "Ha llegado el momento de iniciar una batalla sobre la naturaleza de su rgimen".

Para muchos palestinos ya es un hecho.

Ramzy Baroud es periodista, autor y editor de Palestine Chronicle. Su prximo libro ser The Last Earth: A Palestinian Story (Pluto Press, London). Baroud tiene un Ph.D. en Estudios de Palestina de la Universidad de Exeter y es becario no residente en el Centro de Estudios Globales e Internacionales de Orfalea, Universidad de California en Santa Brbara. Su web es www.ramzybaroud.net

Fuente: http://www.palestinechronicle.com/70-years-of-broken-promises-the-untold-story-of-the-partition-plan/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccn.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter