Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2017

Los mayores peligros en el Medio Oriente hoy son Jared Kushner y Mohamed bin Salman

Patrick Cockburn
Information Clearing House

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Los neoconservadores y de ideas derechistas, que en 2003 decan que una guerra con Irak sera un desastre, estn de vuelta en los negocios en Washington, presionando por la guerra con Irn y ms fuertes que nunca.

Estaba en mi habitacin en el hotel Bagdad en la calle al-Sadoun el domingo pasado por la noche, escribiendo sobre las posibilidades de que la estabilidad en Irak se afianzara, cuando las paredes y el piso comenzaron a temblar. Se sacudieron de lado a lado y de arriba a abajo varias veces como si mi habitacin fuera la cabina del barco en un mar embravecido.

Mi primer pensamiento confuso fue que, al ser Bagdad, deba de ser una gran explosin de bomba, lo que explicara el movimiento oscilante de todo lo que me rodeaba. Pero casi al mismo tiempo me di cuenta de que no haba odo el sonido de una explosin, as que una mejor explicacin fue que hubo un terremoto, aunque nunca haba pensado en Bagdad como en una zona de terremotos.

Los movimientos bruscos de las paredes y el piso de mi habitacin fueron tan espectaculares que me pregunt si el edificio se derrumbara. Mir debajo del escritorio donde estaba sentado, pero el espacio era demasiado pequeo para que yo pudiera entrar y agacharme. Me puse de rodillas y comenc a arrastrarme hacia el bao, que era el lugar ms seguro en caso de una explosin de bomba y supongo que lo mismo debe ser cierto para los terremotos.

Haba llegado a la mitad cuando los temblores se detuvieron. Las luces seguan encendidas, lo que pareca una buena seal. Volv a sentarme en un taburete y busqu en Google el "terremoto de Bagdad" en mi computadora porttil y le una serie de tuits alarmantes que confirmaban que, de hecho, era lo que acababa de suceder.

Se trataba de un terremoto de magnitud 7,3 que se produjo a 19 millas de Halabja, una pequea ciudad en el Kurdistn iraqu a 240 kilmetros al noreste de Bagdad y cerca de la frontera iran. Nueve personas murieron en Irak, pero el dao catastrfico fue en Irn, donde murieron 530 personas.

En tiempos anteriores, un terremoto como este se tomara como un presagio: una advertencia de los malos tiempos que vendrn. Shakespeare est lleno de dichos sombros que comnmente preceden a los asesinatos y las derrotas en la batalla. Esto sera una lstima en el caso del Irak actual porque por primera vez desde que Saddam Hussein comenz su guerra con Irn en 1980, las perspectivas son positivas.

El Gobierno central es ms fuerte que antes, derrot a ISIS en el largo asedio de Mosul de nueve meses y puso fin al movimiento hacia la secesin del Kurdistn iraqu mediante la pacfica reocupacin de Kirkuk y otros territorios en disputa.

stos son ciertamente xitos sustanciales, pero lo que realmente ha cambiado el panorama poltico de Irak es que ya no existe una comunidad, partido o faccin que luche contra el Gobierno central con ayuda financiera y militar de patrocinadores extranjeros. Por una vez Irak tiene buenas relaciones con todos los estados vecinos.

El terremoto puede no anunciar ms violencia generada internamente en Irak, pero en el mundo real es un recordatorio til de que el pas, junto con el resto de Medio Oriente, es vulnerable a eventos inesperados e impredecibles. Por supuesto, esta es siempre una posibilidad en cualquier lugar, pero nunca ms que en la actualidad debido al extrao cambio de carcter de dos poderes tradicionalmente conservadores en la regin: Estados Unidos y Arabia Saudita. Previamente comprometidos con la preservacin del statu quo poltico, ambos se han vuelto volubles y propensos a cortar la rama en la que estn sentados.

Poco antes del terremoto en Bagdad, estaba en la elaboracin del punto anterior sobre que Irak se estaba estabilizando a los ojos de un diplomtico europeo. Deca que esto podra ser cierto, pero que el verdadero peligro para la paz "proviene de una combinacin de tres personas: el prncipe heredero saudita Mohammed bin Salman, el yerno de Trump y enviado de Medio Oriente Jared Kushner yBibi Netanyahu en Israel".

Probablemente los saudes y los estadounidenses exageran la voluntad de Netanyahu y de Israel de ir a la guerra. Netanyahu siempre ha sido fuerte en la retrica belicista, pero cauteloso sobre el verdadero conflicto militar (excepto en Gaza, que fue ms masacre que guerra).

La fuerza militar de Israel tiende a ser exagerada y su ejrcito no ha ganado una guerra abierta desde 1973. Los enfrentamientos previos con Hezbol han ido mal. Los generales israeles saben que la amenaza de una accin militar puede ser ms efectiva que su uso para maximizar la influencia poltica israel, pero que realmente ir a la guerra significa perder el control de la situacin. Deben conocer lo que dijo el jefe del estado mayor alemn, Helmuth Von Moltke, en el siglo XIX: ningn plan sobrevive cuando toma contacto con el enemigo.

Pero incluso si los israeles no tienen la intencin de luchar contra Hezbol o Irn, esto no significa que no les gustara que alguien lo hiciera por ellos. El primer ministro iraqu, Haider al-Abadi, me dijo en una entrevista a principios de este mes que su mayor temor era una confrontacin entre Estados Unidos e Irn librada en Irak. Esto podra suceder directamente o por medio de poderes, pero en cualquier caso terminara con la frgil paz actual.

Desde un punto de vista optimista, la poltica de Estados Unidos en Irak y Siria est dirigida principalmente por el Pentgono y no por la Casa Blanca y no ha cambiado mucho desde los das del presidente Obama. Ha tenido xito en su objetivo de destruir a ISIS y el autoproclamado Califato.

Las guerras en Irak y Siria ya tienen a sus ganadores y perdedores: el presidente Bashar al-Assad permanece en el poder en Damasco, al igual que un Gobierno dominado por los chies en Bagdad. Un eje sustancialmente chiita apoyado por Irn en cuatro pases, Irn, Irak, Siria y Lbano se extiende desde la frontera afgana hasta el Mediterrneo. Este es el resultado de las guerras desde 2011, que no se revertirn, excepto por una invasin por tierra de los Estados Unidos, como sucedi en Iraq en 2003.

El gran peligro en el Medio Oriente hoy es que el prncipe heredero Mohamed bin Salman y Jared Kushner parecen tener una comprensin sesgada y poco realista del mundo que los rodea. El inspector Clouseau parece tener una mayor influencia en la poltica saud que Maquiavelo, al ver las payasadas que rodean la renuncia forzada de Saad Hariri como Primer Ministro del Lbano. Este tipo de cosas no van a asustar a los iranes ni a Hezbol.

Las seales son que Irn ha decidido recorrer un largo camino para evitar el enfrentamiento con Estados Unidos. En Irak se informa de que apoyar la reeleccin de Abadi como primer ministro, que tambin es lo que quiere Estados Unidos. Irn sabe que ha salido victorioso en Irak y Siria y no necesita exhibir su xito. Tambin puede creer que el prncipe heredero usa la retrica nacionalista antiiran para asegurarse su propio poder y no tiene la intencin de hacer mucho al respecto.

Nadie tiene mucho que ganar de otra guerra en el Medio Oriente, pero las guerras generalmente las inician quienes calculan mal sus propias fuerzas e intereses. Tanto los Estados Unidos como Arabia Saudita se han convertido en "comodines" en el paquete regional. Los neoconservadores y los grupos de pensamiento de derecha, que en 2003 decan que una guerra con Irak sera un desastre, estn de vuelta en el negocio en Washington, presionando para la guerra con Irn yms fuertes que nunca.

Las guerras en Medio Oriente deberan estar terminando, pero podran estar entrando en una nueva fase. Es posible que los lderes en los EE.UU. y Arabia Saudita no quieran una nueva guerra, pero podran estar tropezando con una.

Este artculo fue publicado originalmente por The Independent

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/48266.htm

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter