Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2017

A la sombra

Arturo Balderas Rodrguez
La Jornada


En una de las zonas de mayor riqueza en Estados Unidos, en la que Google, Facebook y Apple tienen sus oficinas generales, varias docenas de familias viven en vehculos estacionados en las inmediaciones de esas empresas, de acuerdo con una nota de la agencia de noticias Associated Press. Han recurrido a esa precaria forma de vivir debido a su imposibilidad de pagar renta en las ciudades aledaas a las ms importantes corporaciones tecnolgicas ubicadas en la regin conocida como Silicon Valley.

Trabajan para compaas que se dedican a labores de mantenimiento en las oficinas y plantas de esas compaas, en los restaurantes, hoteles y casas donde viven los dirigentes y empleados de esas corporaciones. Es lamentable, contina la nota, que en las sombras de esas compaas vivan familias enteras que no pueden pagar por un departamento. En cambio, un nmero cada vez mayor de jvenes tcnicos millonarios paga el equivalente a una hora de salario mnimo, 15 dlares, por una ensalada. La situacin no es diferente a lo largo de la costa oeste de Estados Unidos, en la que ms de 200 mil trabajadores, incluidos maestros, plomeros, electricistas, carpinteros, empleados pblicos y campesinos migrantes que, adems de vivir con grandes restricciones, frecuentemente se ven obligados a viajar hasta cuatro horas para llegar a su trabajo, concluye el artculo.

La crisis de vivienda no es nueva. En los aos 80 y 90, cientos de trabajadores del campo vivan en sus vehculos a la orilla de los ricos sembrados de hortalizas y uvas, debido a la escasez y los altos precios de los inmuebles. Pero con la explosin de la economa, producto del crecimiento astronmico de la industria tecnolgica ligada a la electrnica y el Internet, el problema habitacional se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los trabajadores, para las organizaciones que los defienden y tambin para los gobiernos de las ciudades que integran esta prspera regin.

Nunca ha sido fcil resolver el galimatas de la escasez de vivienda y, por las caractersticas de esta regin, la solucin se antoja ms difcil an. Los altos ingresos en un sector no se equiparan con los escasos de miles de personas que les son necesarias para mantener su nivel de confort, bienestar y crecimiento. Regular la economa, que garantice una situacin menos desigual, no ha sido posible en un pas cuyo paradigma es la libre empresa, casi sin cortapisa. Es algo que se advierte claramente en este prspero valle.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/11/27/opinion/017o1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter