Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2017

Guerra de sexta generacin y procesos electorales

Roso Grimau
Barmetro Latinoamericano


El anlisis estratgico sobre los planes del imperialismo en materia de guerra de sexta generacin nos llama a reflexionar profundamente, desde la dialctica marxista podemos inferir los planes que desde los tanques pensantes se ciernen desde ya sobre el mundo entero, sern en el futuro prximo acaso los planes de aprobar en la ONU un nuevo concepto difuso de una tal Integridad Electoral, la nueva tctica de combate sin uso de armas?

Si las Naciones dejan que la propuesta de integridad electoral introducida por el Centro Carter se apruebe en la prxima Asamblea General de Naciones Unidas; tal vez desaparezcan las guerras que hoy se escenifican por medio de la manipulacin meditica, inventando nuevos enemigos necesarios como el difuso estado islmico, para justificar la destruccin por cualquier medio de los recursos logsticos de las naciones soberanas e independientes como en el caso de Siria, donde ya sin intervenir con tropas propias utilizando a mercenarios y terroristas como ejrcitos difusos, se comparten gastos y responsabilidades con los pases aliados y pases lacayos en un esfuerzo de reduccin de los altos costos polticos y econmicos de las guerras de cuarta, quinta y sexta generacin.

Desde la red internacional Ace Proyect (http://aceproject.org/) han creado un completo basamento de lo que para los intereses imperialistas sera la mal llamada integridad electoral (http://aceproject.org/main/espanol/ei/index.htm); es muy lgico que ante la crisis global que vive el capitalismo y ante la cual tampoco encuentra xitos ante ninguna salida blica, tengan ahora la urgente necesidad de cambiar a como de lugar las prcticas electorales democrticas que gozan de una alta credibilidad por sus altos niveles de transparencia.

En el caso especfico venezolano adems por asegurar por medio de un Poder Electoral independiente despolitizado, y a travs de procesos tecnolgicos de punta la identificacin del elector, reduciendo la posibilidad de usurpacin de identidad; asegurando la relacin de un solo voto por cada elector, el secreto del voto, la eliminacin del conteo de votos impidiendo su manipulacin intencional, la actualizacin y depuracin constante del registro electoral que es permanente, la realizacin de ms unos 20 procesos de auditorias antes, durante y despus del acto electoral, la participacin de auditores externos de las universidades nacionales y de auditores de todas las opciones electorales en cada proceso de auditoria.

El imperialismo viene perdiendo su poder hegemnico en el mundo, ya no cuenta con sus gobiernos tteres para el control de las decisiones econmicas, polticas y sociales que le permitan la dominacin absoluta para la expoliacin de sus recursos naturales; ya no puede colocar las dictaduras a su antojo cuando las democracias afectan sus intereses, no puede frenar las victorias populares con el invento de balotajes o segundas vueltas, y tampoco los partidos lacayos tienen ya los viciados mecanismos de fraude electoral que aplicaban en otras pocas, donde manipulaban el registro electoral, usurpaban la identidad de los electores, ponan a votar a los muertos, y cuando aun as no les daban las cuentas adulteraban las actas en las mesas de votacin, en los centros electorales, en las juntas electorales e incluso en propio organismo electoral.

Agentes internacionales lacayos del imperialismo cumplen la funcin de ser opinadores de oficio bajo una falsa imagen de expertos electorales, se dedican hoy a presentar el nuevo concepto difuso de integridad electoral como la panacea perfecta, sin embargo detrs de todo este esfuerzo se esconde la verdadera intencin de imponer desde los organismos internacionales que todos los pases cambien sus sistemas jurdicos, realizando reformas a sus leyes electorales y de ser necesario incluso reformar su norma suprema (su constitucin), obligando a cambiar sus organismos y procesos electorales segn lo que ellos han construido como camisa de fuerza.

Desde instancias intervencionistas internacionales como el Centro Carter, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Departamento de Asuntos Econmicos y Sociales de Naciones Unidas (UNDESA), han estructurado esta estrategia del proyecto de integridad electoral desarrollada por intermedio del Proyecto ACE de Red de Conocimientos Electorales (antiguo acrnimo de Administracin y Costo de Elecciones); utilizando las redes de organismos no gubernamentales de observacin electoral que financia el imperialismo en Amrica, frica, Asia y Europa, as como a universidades privadas opuestas a los intereses de los pueblos.

Estos operadores electorales de oficios basan sus propuestas en los supuestos ejemplos exitosos en pases como nueva Zelanda y Filipinas, en los que afirman la patraa de que sus estados fallidos han pasado del autoritarismo a la democracia, o las reformas electorales en Mxico donde lograron frenar el avance popular con fraudes electorales que han colocado al pas en manos de la parapoltica narcotraficante culpable de la desaparicin de los normalistas de Ayotzinapa; adems de elogiar a los EEUU, donde ha sido evidente, pblico y notorio el fracaso de su sistema electoral fraudulento, del cual an no se atreven a opinar los medios de comunicacin debido a que an no se saben a ciencia cierta cules sern los resultados que se anuncien en las recientes elecciones de las cmaras del congreso y el senado, y de gobernadores.

Urge analizar estos hechos para frenar los planes de controlar al mundo imponindonos la locura de reformas electorales a su medida, de engendrar entes electorales bajo sus patrones de falsa democracia y falsa integridad, de sistemas electorales poco confiables bajo normas dictadas por sus estndares electorales; no podemos entregar nuestras democracias en pleno proceso de perfeccionamiento a los intereses forneos que nos quieren pisotear. Para hablar de estndares electorales deberan de aprender de los avances que hemos logrado en Venezuela, nos quieren dar clases de democracia cuando avanzamos del viejo sistema clsico de Estado con 3 poderes pblicos a un moderno sistema de 5 Poderes Pblicos, donde uno de ellos es el Poder Electoral, nosotros dejamos as de tener un simple organismo electoral, nadie en el mundo puede venir a darnos lecciones en este tema.

Aqu soberanamente a travs del voto popular, en elecciones universales, libres y secretas aprobamos la redaccin de una nueva Constitucin, en elecciones populares, universales, libres y secretas elegimos a los constituyentes/a, y en ese mismo tipo de elecciones aprobamos la nueva norma suprema, creando el Poder Electoral bajo una concepcin de un nuevo Poder Pblico independiente, aprobando en esa misma norma constitucional su estructura, sus atribuciones y el sistema de eleccin y nombramiento de sus Rectores, as como las bases para la nueva Ley Orgnica de Procesos Electorales, que tuvo su obligado proceso de consulta pblica siendo aprobada por mayora calificada de dos terceras partes de los Diputados.

Con que falsa moral vienen a criticar a la Comisin de Postulaciones Electorales, a la seleccin de los nuevos Rectores, a nuestro Poder Electoral, a nuestros procesos electorales, o a nuestra democracia; por favor, no vean la paja en el ojo ajeno, sino la viga en el suyo propio.

Roso Grimau. Auditor electoral del Partido Comunista de Venezuela

Fuente: http://barometrolatinoamericano.blogspot.com.tr/2017/11/guerra-de-sexta-generacion-y-procesos.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter