Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2017

Entrevista a Gustavo Hernndez Snchez sobre La tradicin marxista y la encrucijada postmoderna: Notas para una historia social y cultural en el siglo XXI
La historia desde abajo, en trminos historiogrficos, la cultivaron preferentemente los autores marxistas britnicos

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Doctor en Historia Moderna por la Universidad de Salamanca, donde el pasado mes de abril present su tesis sobre el fuero universitario en el periodo Barroco, Gustavo Hernndez Snchez ha sido miembro del Departamento de Historia Medieval, Moderna y Contempornea de esta Universidad como contratado FPU y ha mantenido siempre una preocupacin fundamental por la teora y la divulgacin del conocimiento histrico, elementos que considera necesarios para acercar su trabajo a la sociedad. Es miembro co-fundador del Grupo de Estudios Culturales A. Gramsci.

Nuestra conversacin se centra en el libro indicado que ha sido editado por Visin Libros, Madrid, 2017.

 

Nos centramos en el captulo de conclusiones. Lo titulas: "Algunas conclusiones. Marxismo(s) para el siglo XXI", "marxismos" en plural. Ya hemos hablado de ello pero acaso convendra que sealaras qu marxismos, en esta segunda dcada del siglo XXI, son los que a ti te interesan ms. 

Creo que, tal y como se muestra a lo largo del ensayo, la tradicin marxista y su desarrollo es lo suficientemente amplia para hablar de multitud de interpretaciones de la obra de Marx. Ya lo decan maestros como Manolo Sacristn o Paco Fernndez Buey que lo de considerarnos marxistas o no debera pasar a un segundo plano, y de ah lo de emplear mejor la expresin tradicin marxista que marxismo a secas, en el sentido de desarrollar puntos de vista que puedan apelar a una filiacin intelectual ms o menos explcita respecto de esta tradicin. A esa conclusin lleg tambin el propio Hobsbawm. Quiz el que ms me interese personalmente en mis trabajos sea ese marxismo cultural o culturalista que podramos considerar como el eje vertebrador de mi reflexin, pero que slo es una de las mltiples aristas en las que puede desarrollarse esta tradicin intelectual. Quiz, de forma un poco ms general, podramos apelar a la vuelta a Marx que ha propiciado la irrupcin de la crisis econmica de 2007. Volver a Marx en el sentido de rescatar aquellas cuestiones que pueden seguir sindonos tiles para interpretar el presente, especialmente la crtica de un sistema econmico criminal que produce desigualdades y contra el que debemos de desarrollar formas de pensar y de actuar que permitan alternativas que reviertan esta situacin.

Abres con un verso de Antonio Machado: "Dejadme la esperanza". Cul es tu esperanza? 

La esperanza de poder vivir en un mundo en el que estas desigualdades, motivadas por cuestiones de clase social, lugar de nacimiento, sexo o color de la piel, desaparezcan de una vez por todas. Creo que se trata de una actitud existencial que debe adoptar el pensamiento y el pensador crtico, no solamente los marxistas.

Afirmas que la historia contina siendo una ciencia social fundamental para comprender las claves del presente. Siempre lo ha sido, no parece que haya mucha duda sobre ello. De dnde y por qu entonces el nfasis que usas para remarcarlo? 

Probablemente por todos esos discursos de los que hemos hablado, algunos de ellos muy asentados en las prcticas educativas y acadmicas, de que slo el pensamiento y las habilidades cientfico-tcnicas son vlidos para vivir en un mundo mediatizado por las tecnologas de la informacin y de la comunicacin. La filosofa, la historia y las ciencias sociales en general son igualmente tiles para poder desarrollar una vida plena. No hay progreso sin desarrollar las dimensiones humanas del ser.

Hablas tambin de las limitaciones materiales, cognitivas y culturales, "ms que antropolgicas o biolgicas" de los seres humanos. En qu limitaciones piensas exactamente? Qu conclusiones poltico-filosfico-histricas debemos extraer de ellas? 

Somos seres imperfectos. Tambin tenemos que contar con ello. No creo que la existencia de un sistema desigual se base en cuestiones antropolgicas y biolgicas como podra desprenderse de una interpretacin excesivamente cientificista y positivista de determinados estudios cientficos, sino que las desigualdades tambin atienden a elementos culturales.

Sostienes que el marxismo debe seguir presentando batalla y mostrando una posicin de compromiso tico. Y qu tipo de posicin debe mantener el marxismo en el mbito tico? Qu valores nuevos o viejos debe defender? 

Tal y como hablbamos en la primera entrevista, la tica es la parte de la filosofa que trata del bien y del fundamento de sus valores. Hace poco un buen amigo me dijo que ser de izquierdas era ser buena persona. Estoy completamente de acuerdo con l.

Citas a Negri y hablas de la "construccin de una nueva racionalidad (nuevas subjetividades)". Cualquier comentario sobre esa nueva racionalidad ser bienvenido por mi parte. En todo caso, ests apuntando de algn modo a aquella vieja discusin sobre ciencia proletaria versus ciencia burguesa? 

En todo caso apuntara ms a cultura de las clases subalternas frente a cultura de lites o cultura del poder. Una cultura que sobre la que debemos indagar, como lo hicieron autores como Bajtin, por ejemplo. Ya apuntamos anteriormente algunas cuestiones que podran ayudar a esta nueva racionalidad, que debe de manifestarse tambin en nuevas formas de sociabilidad, de relacionarnos. Considerarnos como seres humanos iguales podra ser un buen comienzo. Creo que pocas veces tratamos a los dems en nuestra cotidianeidad como a iguales.

Defiendes la necesidad de una historia de los vencidos, de una historia desde la perspectiva de los de abajo. No es lo que siempre han hecho los historiadores marxistas en el mbito de la historia? 

Ya vimos algunos ejemplos de historiadores marxistas brillantes como Fontana que hacen preeminentemente una historia poltica, no una historia desde abajo. A pesar de que sus trabajos indudablemente puedan servirnos para obtener algunas de las claves para interpretar el presente y nos inviten a rebelarnos frente a lo que nos es dado. Tambin en el libro se ven ejemplos de cmo el marxismo durante mucho tiempo tuvo una visin estructuralista y economicista que tampoco podra ser considerada una historia desde abajo, centrada en las condiciones de la estructura y de la economa, los modos de produccin, su desarrollo, etc. La historia desde abajo, en trminos historiogrficos, la cultivaron preferentemente los autores marxistas britnicos, como Thompson, quienes estudiaron las condiciones de vida de las clases subalternas as como sus tradiciones de lucha y de resistencia frente al poder. Establecan una relacin entre los actores del pasado y del presente que permitan que nos identificsemos con ellos. Se tratara un poco de eso. Hoy la cultivan otros autores como Andy Wood o William Beik en la denominada "nueva historia social" (New Social History) de la que tambin hemos hablado. Pero esta forma de hacer historia tiene poco predicamento en nuestro pas, al menos en el campo de la Historia Moderna. Solo se salva quiz la historia de gnero con perspectiva feminista.

Citas una reflexin negrinista: "El lenguaje de la tica es siempre, al menos alusivamente y en cualquier caso por principio, el lenguaje de lo colectivo". Cmo hay que entender, cmo entiendes esta posicin? A qu remite aqu "colectivo"? 

A lo que hacamos referencia anteriormente, a tratar de ser buenas personas, personas honradas. Cmo puede ser honrado un historiador? No engaando deliberadamente. No tratando de forzar las conclusiones... si bien esta interpelacin tiene ms bien una dimensin poltica. Recientemente estamos viendo cmo se trata de hacer que determinados procesos histricos, determinados personajes histricos, sean "de los nuestros." Gramsci sera el ejemplo ms evidente. Otro podra ser Lenin, del que tambin hemos hablado. Hoy en da todos son leninistas (o pretenden serlo), desde la gente del PCE(r) por ponerte un ejemplo extremo, hasta las bases de Podemos. Lo mismo sucede con muchas interpretaciones sobre el liberalismo espaol, el 2 de mayo, el significado de ser patriota, etc. Hay cientos de ejemplos en los que se utiliza la historia de forma torticera. Quin tiene razn? Creo que esta pregunta no tiene mucho sentido y nos llevara a discusiones en las que no nos pondramos de acuerdo nunca. Considero que es ms interesante ver quin hace una crtica ms sincera sobre la figura a la que apela o el proceso histrico con el que pretende identificarse, quin se muestra ms autocrtico respecto de lo que les diferencia y les asemeja a ellos, etc. Hacer esto con honradez es mantener una posicin tica. Creo tambin que es la actitud que debe de caracterizar al pensamiento y al pensador crtico.

Te cito una vez ms porque el paso es de alta tensin gnoseolgica y poltica: "Dentro de esta forma de hacer historia que presentamos, conceptos como el de verdad y objetividad pierden importancia, en tanto que tradicionalmente han servido para apuntalar el poder y la ideologa dominante vinculada a este, comprendido como pensamiento hegemnico. Si no hay una sola verdad, existen mltiples verdades (pluralismo epistmico)". Qu es eso de que existen mltiples verdades? Todo o casi todo vale entonces? No era la ideologa falsa consciencia, lo opuesto a la verdad? La verdad y la objetividad han servido siempre para apuntalar el poder? Pienso en Bruno, en Galileo, incluso en Coprnico, en Servet y en tantos otros y no me cuadra del todo tu consideracin epistmica. 

El ejemplo de Coprnico lo emplean tambin autores como Feyarebend en su obra Contra el mtodo. Esquema de una teora anarquista del conocimiento, precisamente uno de los precursores del "todo vale". Mis intervenciones anteriores espero que hayan sido suficientemente explicativas para apartarme de este punto de vista. No todo vale. Pero lo que s que es cierto es que siempre existirn mltiples puntos de vista, especialmente en lo relativo a las ciencias sociales, que podramos definir como una ciencia interpretativa o de la interpretacin. Y me parece algo muy positivo. Volvemos al ejemplo anterior. Quin est en lo correcto sobre la interpretacin de la figura de Lenin? Estoy seguro de que si juntsemos a todas las corrientes que apelan a l se rasgaran las vestiduras afirmando que son ellos y bramaran contra los impos oportunistas que no pensasen como ellos. A pesar de que les est ridiculizando conscientemente un poco para llevar el ejemplo al extremo, vers que todo esto no tiene sentido y creo que est en la base de las cuestiones que histricamente nos han dividido y perjudicado terriblemente. De modo que considero que una posicin que sepa integrar los distintos puntos de vista, especialmente el punto de vista de las minoras, ser la que logre aglutinar y sobreponerse a los problemas que ha arrastrado la izquierda desde siempre. Al principio pareca que Podemos llegara a conseguir algo parecido a esto que digo, pero finalmente opt por una estructura tradicional similar a las ya existentes. Creo que eso ha sido el gran fracaso de la izquierda espaola en los ltimos aos. Y lo pagaremos caro. Tardaremos en volver a tener una oportunidad histrica parecida de transformacin de la sociedad. Ojal me equivoque.

Te pregunto a continuacin por la verdad y el relativismo 

 Cuando quieras.

***

 

Nota de edicin:

Las anteriores entrevistas pueden verse en:

Entrevista a Gustavo Hernndez Snchez sobre La tradicin marxista y la encrucijada postmoderna: Notas para una historia social y cultural en el siglo XXI. "Entiendo la postmodernidad como la lgica cultural del capitalismo avanzado (como lo entienden autores como Fredric Jameson)" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=23207

Entrevista a Gustavo Hernndez Snchez sobre La tradicin marxista y la encrucijada postmoderna: Notas para una historia social y cultural en el siglo XXI (y II). "Reivindicar el pensamiento utpico me parece muy necesario en un mundo el que muchas personas se empean en decirnos que no existen alternativas" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232355

"Creo que Zizek forma parte -sigo a Judith Butler- del resurgir de la ortodoxia dentro de la izquierda" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232664

"Edward Palmer Thompson es un autor que s supo dar un giro copernicano a los estudios marxistas" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=233019

"Csar Rendueles, entre otros autores jvenes, supone un soplo de aire fresco en todo el panorama acadmico" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=233250

"El marxismo no puede ser una certeza en el sentido metafsico". http://www.rebelion.org/noticia.php?id=233462

"Bourdieu debera de ser un autor obligatorio en las escuelas de formacin de todas las organizaciones polticas de izquierda" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=233832

"Hay pocos historiadores 'contemporanestas' que hagan una verdadera historia desde abajo. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=234014

"Una contrahistoria o una historia contrahegemnica debera de ser la memoria de las clases subalternas" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=234433 

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter