Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2017

Declaracin Final Reunin del Grupo de Trabajo del Foro de So Paulo en Montevideo 2017
"Enfrentamos una estrategia de desestabilizacin y hostigamiento regional hacia los avances alcanzados en los gobiernos de las fuerzas populares"

Rebelin


En el ao en que se conmemoran los 50 aos de la cada en combate del Comandante Ernesto Che Guevara, y los 100 aos de la Revolucin Rusa, enmarcado en una brutal ofensiva de las fuerzas de la derecha y la oligarqua conservadora, aliados al imperialismo, las fuerzas progresistas y de izquierda latinoamericanas enfrentamos los desafos de continuar impulsando el ciclo de acumulacin poltica en beneficio de nuestros pueblos. Reafirmamos el anlisis realizado en el Documento del XXIII Encuentro del Foro de So Paulo de julio de 2017 en Managua, Nicaragua.

Esta ofensiva se presenta en diferentes contextos segn el marco de la correlacin de fuerzas dentro de cada pas, pero tenemos claro que enfrentamos una estrategia de desestabilizacin y hostigamiento regional hacia los avances alcanzados en los gobiernos encabezados por las fuerzas populares.

Desde la ltima reunin del Grupo de Trabajo del Foro de So Paulo en el marco del XXIII Encuentro de Managua, donde asumimos el documento programtico denominado Consenso de Nuestra Amrica, vemos que algunas realidades polticas se han agravado y otras han mostrado que es posible mantener la iniciativa poltica con la estrategia adecuada para avanzar sustancialmente y derrotar la ofensiva restauradora de la derecha. Aconsejamos continuar con el proceso de dilogo, debate y divulgacin del documento Consenso de Nuestra Amrica como instrumento para fortalecer la unidad de nuestros pueblos y la lucha en contra del neoliberalismo.

Debemos identificar todas las estrategias que estn utilizando la derecha y los sectores conservadores en esta etapa histrica de crisis global, para contrarrestarlas y hacer posibles nuevos avances de las fuerzas de izquierda, populares y progresistas latinoamericanas. Continuamos disputando los gobiernos, y a travs de estos el poder que nos permita continuar el cambio de poca poltica de la regin, reconociendo las victorias obtenidas y defendiendo los avances alcanzados por nuestros gobiernos Asimismo, debemos analizar autocrticamente nuestros errores en aquellos procesos donde la derecha ha conseguido desplazarnos del gobierno, generando las condiciones que nos permitan nuevamente alcanzar los niveles de acumulacin poltica y social, que nos permitan gobernar y continuar profundizando los cambios estructurales alcanzados.

Geopolticamente, la regin es un escenario de fuerte disputa contra los proyectos imperialistas. La Administracin Trump del Gobierno de Estados Unidos redobla el hostigamiento contra la Repblica Bolivariana de Venezuela, as como vuelve a amenazar a Cuba congelando el proceso de restablecimiento de relaciones diplomticas. As como contra gobiernos progresistas y de izquierda: Bolivia, Nicaragua y El Salvador. En paralelo a esto, tambin aplica la presin sistemtica contra el pueblo hermano de Mxico, as como redobla la persecucin a los migrantes provenientes de Centroamrica, el Caribe y Sudamrica, con una clara violacin a los derechos humanos de los trabajadores, trabajadoras y sus familias.

Reivindicamos una vez ms la Declaracin de la II Cumbre de la CELAC de La Habana de Amrica Latina y el Caribe como Zona de Paz. En ese sentido vemos con honda preocupacin los incumplimientos por parte del Gobierno de Colombia de los acuerdos de Paz de La Habana, que pusieron fin a ms de 50 aos de conflicto armado colombiano. Adems del peligro que representa a la seguridad de los que confiamos en este proceso, tambin pone en riesgo el xito de las negociaciones de Quito con el ELN.

Conmemoramos recientemente, los 12 aos de derrota del proyecto anexionista e imperial del ALCA (rea de Libre Comercio de las Amricas), en la Cumbre de Mar del Plata, que fue posible gracias a la articulacin poltica del liderazgo progresista de la regin, que derrot el proyecto de Bush, con la accin decidida de sus gobiernos y movimientos sociales, reafirmando la visin estratgica de Fidel, quien denunci desde el primer momento que la Iniciativa para las Amricas y el ALCA seran -en el caso de prosperar- el fin de la soberana, el desarrollo y la dignidad latinoamericana y caribea.

Adems de todos los mecanismos sealados en el XXIII Encuentro del Foro de So Paulo en Managua, vemos que la derecha continental se est agrupando en torno al eje de un ataque directo a los derechos de la clase trabajadora y la pequea y mediana produccin orientada a los mercados internos de nuestros pases. Este nuevo ajuste neoliberal, ms agresivo en lo econmico, poltico y social del vivido en la dcada de los 90, se expresa en reformas que barren con los derechos laborales de trabajadores y trabajadoras, disminuyen los derechos previsionales, enajenan el patrimonio pblico a travs de la privatizacin de reas estratgicas, y endeudan una vez ms a los pases condicionando la soberana sobre decisiones futuras.

Este recorte de derechos viene acompaado de darle a las corporaciones transnacionales y centros de poder financiero nuevos privilegios y herramientas para asegurar su acumulacin de lucros, por la va de los acuerdos comerciales de nueva generacin como los contenidos en las negociaciones del colapsado TPP y en el TISA.

Alertamos sobre la prdida de soberana, de integracin, de diversificacin productiva y el recorte de los mrgenes de maniobra en la aplicacin de polticas de desarrollo para nuestros pases y el hecho que los gobiernos de derecha en Argentina, Brasil, Colombia, Per y Paraguay quieren transformar los procesos construidos durante los ltimos quince aos en nada ms que acuerdos de libre comercio. En el mismo sentido, vemos con preocupacin el rumbo que podran tomar las decisiones de la Cumbre Mundial de la OMC a realizarse en Buenos Aires, Argentina del 10 al 13 de diciembre prximos y llamamos a rechazar todo acuerdo que no contemple los reales intereses de nuestros pueblos.

El enfrentamiento a estos planes de ajuste requiere disponer de amplios frentes sociales y polticos que integren a los sectores afectados por las medidas neoliberales, dado que la disputa poltica y social no se agota en el plano de la legislacin laboral vigente sino en el avasallamiento hacia toda clase de derechos.

Consideramos fundamental la unidad de las fuerzas de izquierda y de los pueblos latinoamericanos y caribeos para enfrentar la ofensiva imperial, y a la carrera guerrerista que quieren instalar en nuestra regin, en espejo a otras zonas del mundo, y que se manifiesta con nuevos ejercicios militares conjuntos y presencia de fuerzas armadas de Estados Unidos en nuestro continente.

Saludamos la reciente Jornada por la Democracia y Contra el Neoliberalismo realizada en Montevideo y apoyamos sus planteos y el seguimiento de los mismos.

Reafirmamos la vigencia plena del Foro de So Paulo como espacio de articulacin, discusin y fortalecimiento de las izquierdas, y nos proponemos realizar un gran XXIV Encuentro en La Habana, Cuba en el 2018.

Montevideo, noviembre de 2017



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter