Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2017

Resea de Ecologa o catstrofe. La vida de Murray Boockhin, de Janet Biehl. Virus, Barcelona, 2017 (traduccin de Paula Martn Ponz), 663 pginas
Una hermosa y emotiva historia (libertaria) de resistencia, lucha, solidaridad y amor

Salvador Lpez Arnal
El Viejo Topo


Casi 700 pginas, dirn! Menudo ladrillo! De acuerdo... sin estar de acuerdo. Ecologa o catstrofe. La vida de Murray Boockhin tal vez sea un ladrillo, pero es un ladrillo deslumbrante, apasionante. Es decir, un no-ladrillo. Esta resea, por motivos de espacio, no puede hacerle justicia. Lo esencial: no se pierden la experiencia de esta lectura. Quien la prob, lo sabe.

Conviene una disculpa de entrada. Le algunos textos de Bookchin en mi juventud que haba olvidado (y de paso al autor). No repar en ellos hasta bien entrada la lectura de este ensayo que se lee como una novela, como una buena novela. Mi memoria debera haber acuado mucho mejor esta excelente y rica moneda anarquista y resistente hasta el final de sus das.

Del autor cabe recordar que fue cofundador del ISE, del Instituto de Ecologa Social y que durante ms de 45 aos fue voz pionero en este mbito, una voz que tuvo siempre muy en cuenta la mxima de su admirada Rosa Luxemburg: "Socialismo o barbarie". Para la autora, su compaera de vida y luchas durante dcadas, ha sido -acaso sin exageracin- el pensador anarquista ms importante de la segunda mitad del siglo XX (p. 15), un poltico genuino y un intelectual independiente, que "viva fuera del espectro habitual de elecciones vitales". Algunos de sus libros ms importantes: Anarquismo en la sociedad de consumo, La ecologa de la libertad, Urbanizacin sin ciudades, La filosofa de la ecologa social y Anarquismo social o anarquismo personal.

Aado tambin que Murray Bookchin fue de los primeros autores que comenz a escribir sobre la qumica en los alimentos, de los primeros que plante por primera vez el concepto de ecologa social considerando inseparable la temtica ecolgica de la social, fue tambin uno de los impulsores del movimiento antinuclear norteamericano y uno de los activistas que propuso el concepto de municipalismo libertario, gnesis de las tesis actuales sobre municipalismo emancipador. Con todo eso, su vida es una historia militante del siglo XX, desde sus orgenes como joven bolchevique en el East Side neoyorquino, pasando por el trotsquismo, y sus ltimas dcadas como militante e intelectual ecoanarquista (En algunos nudos, a m me ha recordado la vida poltica de otro clsico, este nuestro, de Manuel Sacristn).

La estructura del esta biografa ensaystica: agradecimientos, prlogo, 13 captulos (Juventud bolchevique, Organizador sindical, Pensar y repensar, Ecodescentralizador, Ecoanarquista, Veterano de la contracultura, Hombre del momento, Ecologista social, Activista antinuclear, Muncipalista, Poltico verde, Demcrata asambleario, Historiador(, un eplogo y dos excelentes ndices (onomstico y temtico). La biblioografa se facilita al pie de pgina.

Dos reflexiones acompaan la contraportada de este magnfico libro, absolutamente recomendable y excelentemente traducido (Somos siempre conscientes de la importancia de este trabajo creativo no siempre reconocido?).

La primera cita es de Theodore Roszak, un autor algo o bastante olvidado por nosotros actualmente: "Sus contribuciones estn entre las principales del pensamiento estadounidense, como Thoreau, Lewis Munford y Paul Goodman". No exagera Roszak: entre las principales.

La segunda es de David Harvey: "Creativo, carismtico, polmico y algunos aadiran, un poco cascarrabias, Murray Bookchin fue sin duda uno de los pensadores anticapitalistas ms importantes del siglo XX. Janet Biehl nos descubre su tumultuosa vida, alumbrando el cruce de corrientes y confusiones que impulsaron el ascenso de los movimientos ecologistas de izquierda durante ms de medio siglo. Esta biografa merece ser leda ampliamente por su relevancia contempornea".

Suscribo, desde la primera a la ltima letra, el comentario de Harvey. Aado adems que el ensayo que comentamos est muy bien escrito, que se lee como una novela; que la pasin amorosa que la autora siente por el autor biografiado no le impide ser crtica en ocasiones; que estamos ante una historia, desde el punto disidente del que nos habl Howard Zinn, de Estados Unidos, y no slo de USA sino de la izquierda ecologista usamericana y europea ms en general (por ejemplo, las pginas dedicadas a la formacin de Los Verdes alemanes y sus aceradas crticas la tradicin de los "realos" que ha conseguido transformar a Die Grnen en un partido tan del sistema como los dos grandes partidos alemanes), adems de informarnos de pasajes poco conocidos y comentados de la teora y la prctica del anarquismo norteamericano y europeo.

Siguiendo el espritu de Bookchin y de la propia autora, Janet Biehl, convendra, eso s, sealar algunas dudas algunas de las tesis y posiciones mantenidas por el autor de La ecologa de la libertad, observaciones que en absoluto restan valor a un libro que, insistimos, permite sumergirse en l con agrado, entusiasmo y sin dificultades. Las dudas:

Hay una enorme o cuanto menos mitificacin -no hay ni una sola crtica- de la experiencia anarquista en la guerra civil espaola. Por el contrario, como ocurre en el caso de un pensador tan grande e informado como Noam Chomsky, hay una descalificacin sin restos de lo que la autora, siguiendo a Bookchin (que por cierto se present a los 15 aos para ser miembro de la brigada Lincoln, llama "estalinismo" (es decir, del PSUC, del PCE y de su poltica frentepopulista). De hecho, algunos pasajes donde describe nuestra guerra civil hubieran podido mejorarse notablemente

La mirada anticomunista de la autora, y tambin de Bookchin (formado en las filas comunistas en su juventud, en la Escuela de Trabajadores, siendo trabajador del Partido repartiendo el Daily Worker)), les hace ser un peln injustos en algunas de sus consideraciones. Sus formulaciones no son siempre exactas. Esta, por ejemplo, acompaa a la fotografa de la pgina 59: "Barricada en Barcelona durante mayo de 1937. Los anarquistas defendan la revolucin contra las fuerzas del Gobierno del Frente Popular que obstaculiz y, finalmene, suprimi las colectivizaciones fruto de la revolucin". La autora aade: "Este episodio preocupara de por vida a Bookchin". No es seguro que sea una exageracin o una imprecisin literaria. Si hay imprecisin en este caso: "A mediados de 1937, el Komintern de Stalin abandon la lnea poltica del frente popular y adopt una nueva, menos revolucionaria todava, que denomin el "frente democrtico". Los partidos comunista, seala, "aceptaran ahora a nuesvos aliados, no solo a los socialistas y socialdemcratas sino a cualquiera".

Hay una singular y positiva vindicacin de la figura y obra de Marcuse cuando la autora nos da cuenta de la influencia del autor de Razn y revolucin en Bookchin. Habla, con ocasin de ello, de una filosofa dialctica influyente en la obra del autor. "Bookchin recogi la idea ms sofisitcada de la Escuela de Frankfurt de utilizar la razn dialctica con toda su carga tica para la crtica" (p. 128). Pero no queda claro, ms all de su posible identificacin con la perspectiva marxista, qu entenda Bookchin por razn o por filosofa dialctica.

No cabe extenderse ms en este punto.

Por si faltara algo, como he apuntado, la traduccin de Paula Martn Ponz es magnfica, tanto pero no ms que sus notas de traductora a pie de pgina, notas-reflexiones en ocasiones, que a m me han recordado ms de una vez las que sola regalarnos otra gran traductor, Manuel Sacristn, alguien que seguro que hubiera estado muy feliz al leer esta biografa. Cabe finalizar con estas palabras de la autora: "Se neg a hundirse en la desesperanza, mantenindose firme en su creencia en que la lucha por crear una nueva sociedad sacara a la luz las potencialidades humanas para el comportamiento tico, la visin racional y la cooperacin social".

Fuente: El Viejo Topo, octubre de 2017.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter