Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2017

Los ricos, cada vez ms ricos

Miguel Urbn y Fernando Luengo
CTXT

Diversos estudios revelan el avance del proceso concentrador de la riqueza. Un hecho que no sera posible sin los parasos fiscales, uno de los principales responsables de la extrema desigualdad


A pesar de las continuas proclamas en defensa de la patria con las que se llenan la boca nuestros gobernantes y colonizan los medios de comunicacin, las reiteradas filtraciones como los papeles de Panam o los recientes papeles del Paraso confirman lo que ya sabamos: las lites slo declaran a la hacienda pblica una parte de sus ingresos y su riqueza. A travs de los parasos/guaridas fiscales, la ingeniera contable, los recovecos legales, los precios de transferencia sistemticamente aplicados por las empresas transnacionaleshan encontrado numerosas fisuras (grietas, ms bien) para ocultar o disimular una proporcin sustancial de sus fortunas. Un dato puede servir para conocer la dimensin de esta lacra: la comisin de investigacin del Parlamento europeo sobre los papeles de Panam, ha calculado que la UE pierde anualmente un billn de euros de recaudacin tributaria por culpa de la evasin y elusin fiscal.

Por esa razn, son muy bienvenidos los trabajos centrados en ofrecer informacin sobre la privilegiada posicin econmica de las lites. Mucho se ha escrito y se ha hablado en estos aos sobre la desigualdad, la pobreza, la precariedad y la exclusin social ante la sangrante evidencia, imposible de ocultar, de su aumento--, pero poco sobre la acumulacin de renta y riqueza por parte de una minora de la poblacin. No tanto por el evidente dficit de informacin al respecto espacios opacos, donde se mueven cantidades ingentes de dinero y activos financieros--, como por el escaso inters, asimismo evidente, de quienes podran disponer de esa informacin para poner negro sobre blanco los enormes e injustificados privilegios que los poderosos han disfrutado y han visto crecer durante la crisis. En unos aos en los que buena parte de la ciudadana tiene que hacer enormes esfuerzos para llegar a fin de mes, o simplemente no llega, cuando los salarios de muchos trabajadores han experimentado un desplome histrico y cuando el derecho (los derechos humanos, recogidos en las cartas constitucionales) a la vivienda, a un empleo decente o a la salud estn siendo continuamente vulnerados.

Por esa razn, hay que felicitarse de que haya visto la luz un nuevo informe publicado por el Credit Suisse Research Institute, el Global Wealth Report, que lleva por ttulo Where are we ten years after the crisis? (Dnde estamos diez aos despus de la crisis?. como siempre, el estudio se acompaa de una base de datos, Global Wealth Databook, referida a la desigualdad en la distribucin de la riqueza.

Con las reservas que antes hemos sealado, los datos de este informe (y de los anteriores) revelan un proceso concentrador de la riqueza que sigue avanzando. Un hecho que no sera posible sin los parasos fiscales, uno de los principales responsables de la extrema desigualdad en la concentracin de la riqueza, ya que permiten esconder el dinero y evadir impuestos. De hecho, todos los estudios muestran que nunca ha habido tanto dinero en parasos fiscales como ahora. Esto supone que las estadsticas sobre desigualdad subestiman de manera considerable el verdadero grado de concentracin de la riqueza, ya que no incluyen el dinero oculto en estas jurisdicciones opacas o parasos fiscales. A pesar de ello, es interesante ver, con la cautela que merece, algunos datos sobre la desigualdad en Espaa, Alemania y Europa, referidos al ecuador de 2017.

En el Estado espaol, el 10% de la poblacin adulta concentraba el 57,8% de la riqueza total; el 5% atesoraba el 42,9% y el 1% reuna el 25,1%. Slo 428.000 personas disponan de una riqueza superior al milln de dlares; y las 17 ms ricas tenan cada una de ellas ms de 1.000 millones de dlares. El ndice de Gini un indicador sinttico habitualmente empleado para medir la desigualdad, que puede tomar registros comprendidos entre 0 (igualdad total) y 100 (inequidad extrema)-- alcanz el valor de 65,7, duplicando los registros que ese indicador arroja cuando se mide el ingreso; en otras palabras, la concentracin de los patrimonios es muy superior a la de la renta (que tambin es alta y ha crecido).

Las asimetras en Alemania (la historia de xito y el modelo a seguir, segn el discurso dominante) son todava ms pronunciadas. El top 10% de la poblacin adulta concentraba el 65,2% de la riqueza, el 5% dispona del 53,6% y el 1% capturaba el 32,3%. Algo ms de dos millones de personas disponen de una fortuna superior al milln de dlares, mientras que un centenar de ellas alcanzaba los mil millones. El valor del ndice de Gini era de 79,6, tambin muy superior al del ingreso.

Los datos para el conjunto de Europa todava son ms extremos. Los porcentajes detentados por el 10%, 5% y 1% de la poblacin adulta eran, respectivamente, del 69,1%, 55% y 31,8%. Poco ms de 10 millones de personas tenan una riqueza superior al milln de dlares y 468.000 acreditaban ms de 1.000 millones. El ndice de Gini en este caso (82,9) superaba los registros de Espaa y Alemania.

El panorama que nos devuelve el informe, y que respalda la informacin estadstica disponible, resulta inquietante y revelador. Sin paliativos, las lites estn reforzando sus privilegios: los ricos son cada vez ms ricos. Sin pretender una relacin exhaustiva de los factores, diversos y complejos, que explican ese proceso, cabe sealar algunos de los que nos parecen ms destacados: el negocio de las privatizaciones y la mercantilizacin de los servicios pblicos, las retribuciones extravagantes y extraordinariamente elevadas de los equipos directivos, la evasin fiscal y la ingeniera contable practicada por las grandes corporaciones con el nico objetivo de eludir impuestos, el aumento del valor de los activos financieros y la reaparicin de las burbujas, los subsidios y ayudas otorgados por las administraciones pblicas a las empresas, los rescates a los grandes bancos y la poltica monetaria del Banco Central Europeo, que alimenta de recursos a la industria financiera y a las grandes empresas.

La concentracin de renta y riqueza, adems de injusta pues se ven recompensados los que estuvieron en el origen del crack financiero-- es un cncer para la economa, cncer que urge erradicar. No slo porque penaliza el consumo y la inversin productiva (las lites promueven, sobre todo, el consumo de bienes y servicios de lujo y la inversin financiera), sino porque, haciendo valer su privilegiado estatus, acumulan influencia y poder. El resultado es de sobra conocido: la captura (perversin y contaminacin) de las instituciones y de las agendas pblicas, que, cada vez ms, estn a su servicio, demostrando otra vez cmo el aumento de la desigualdad est directamente interrelacionado con el secuestro de los procesos democrticos por parte de las lites.

Salir de la crisis implica, necesariamente, romper con esas estructuras oligoplicas que parasitan la economa y estn en el origen de la inequidad extrema. Prohibir los parasos fiscales, desmonopolizar las estructuras empresariales, desfinanciarizar la economa, aumentar la presin fiscal sobre las grandes fortunas y patrimonios, limitar las retribuciones de los equipos directivos de las firmas y obligar a las empresas transnacionales a que declaren sus beneficios donde los generan. Este es el camino.

Miguel Urbn, @MIGUELURBANy Fernando Luengo, @FLUENGOE. Coordinador y miembro de la Secretara de Europa de Podemos respectivamente.

Fuente: http://ctxt.es/es/20171122/Firmas/16366/desigualdad-riqueza-inequidad-acumulacion.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter