Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2017

La gran apuesta comercial de China
La Ruta de la Seda y Panam

Oscar Ren Vargas
A l'encontre


Actualmente China posee el producto interno bruto (PIB) ms alto a nivel mundial, en trminos de paridad de compra en el ranking del World Factbook de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Se proyecta que, en trminos de PIB nominal, China desbancar alrededor del 2020 tanto a la Unin Europea como a Estados Unidos, respectivamente, del primer y segundo sitiales. China ostenta hoy las mayores reservas de divisas, con US$ 3.1 millones de millones de dlares, frente a US$ 774 mil 900 millones de la Unin Europea (cuatro veces menos) y US$ 117 mil 300 millones de Estados Unidos (26 veces menos).

El presidente chino, Xi Jinping, est empeado en recuperar la Ruta de la Seda como corredor econmico entre Oriente y Occidente y la ha convertido en su gran apuesta estratgica. China cuenta con la red ferroviaria ms extensa del mundo, 112 000 kilmetros, de los que ms de 20 000 kilmetros son de alta velocidad. De aqu a 2025 todava prev 15 000 kilmetros ms de alta velocidad.

La Ruta de la Seda, es una red gigantesca de rutas martimas y terrestres creada con el nombre de Un cinturn, una carretera. La iniciativa implica inversiones, financiaciones, acuerdos comerciales y decenas de Zonas Econmicas Especiales (ZEE) por valor de US$ 900 000 millones de dlares. En total China quiere invertir no menos de US$ 4 000 000 millones de dlares en 64 pases.

Su proyecto es el smbolo de la nueva diplomacia de seduccin desplegada por Pekn para ganarse a sus vecinos y asentar el pas como uno de los grandes actores globales, si no el principal. Al igual que Estados Unidos consolid su influencia econmica sobre Europa con el denominado Plan Marshall, creado para favorecer la reconstruccin de los pases destruidos durante la Segunda Guerra Mundial, Pekn pretende levantar una amplia red de transportes de personas y mercancas, de conducciones de gas y petrleo, y de cableado tecnolgico para exportar su pujanza econmica por los confines de Asia. Europa, frica y Amrica Latina.

China crece rpidamente como el imperio comercial ms extenso del mundo. Baste la comparacin con el Plan Marshall de US$ 800 mil millones de dlares (a valor presente) de Estados Unidos, frente a las inversiones de China, que ya invirti US$ 300 mil millones de dlares y planea invertir un milln de millones dlares ms en la prxima dcada, cuando China sola ha concedido ms crditos a los pases en vas de desarrollo que el Banco Mundial.

El proyecto denominado Un cinturn, una ruta, tiene un componente terrestre, otro martimo y otro ocenico. Las ZEE son guarniciones comerciales en las cadenas de aprovisionamiento internacionales gracias a las cuales China puede proteger su comercio sin cargar con la sumisin colonial. Dentro de ese concepto hay analizar el tratado entre Panam y China.

En su estrategia de crecimiento de China, Europa juega un papel fundamental tanto como mercado para los productos chinos como para la adquisicin de alta tecnologa y la cooperacin en temas prioritarios como el medioambiente. De ah, que la nueva Ruta de la Seda terrestre se componga de dos brazos principales con multitud de terminales y vas adyacentes.

El primero, basado en el camino de las antiguas caravanas de camellos y an sin un trazado definitivo, es el ms conflictivo porque atraviesa zonas de marcada inestabilidad en Asia Central y Oriente Prximo. Frenan esta ruta terrestre las guerras en Afganistn y Siria; la pobreza, la desconfianza y la ausencia casi total de infraestructuras en algunos de esos pases, como Kirguizistn y Tayikistn.

China logr en diciembre 2015 unir por alta velocidad Pekn con la capital de su provincia ms occidental Urumqui (Xinjiang). El proyecto ferroviario que China acaricia unira Urumqi (China) con Sofa (Bulgaria), a travs de Kirguizistn, Tayikistn, Uzbekistn, Turkmenistn, Irn y Turqua. La tctica para que esos pases permitan el tendido de las vas y la construccin de carreteras y tuberas es el desembolso de miles de millones de dlares en cada uno de ellos para la financiacin de diversos proyectos.

El segundo brazo, a travs de Rusia y Kazajstn, ya est operativo aunque precisa una modernizacin. En la actualidad, hay trenes regulares de pasajeros y mercancas entre Pekn y Mosc que tardan seis das y medio en completar el recorrido, pero China ya ha puesto sobre la mesa US$ 6 000 millones de dlares para la construccin del ferrocarril de alta velocidad Mosc-Kazn, una obra de US$ 24 000 millones de dlares que posteriormente unir la capital rusa con China a travs de Kazajstn, lo que permitir reducir a solamente a 33 horas la duracin del viaje Mosc-Pekn.

La iniciativa Un cinturn, una ruta, incorpora, tambin, la dimensin martima. Al igual que la Ruta de la Seda terrestre, la martima tiene tambin varios brazos principales con multitud de ramales adyacentes. Parten de la provincia suroriental de Fujian, surcan el mar del Sur de China, se adentran en el ndico y al llegar al Cuerno de frica, uno de ellos se dirige hacia el norte a travs del mar Rojo y el Mediterrneo hasta alcanzar Venecia (Italia), y el otro boga hacia Dar es Salaam (Tanzania) y la costa suroriental de frica. El tercer brazo es hacia Amrica Latina.

Con el convenio de Estado a Estado entre Panam y China, firmado el 17 de noviembre de 2017, Panam se adhiere a la iniciativa china de la Ruta de la Seda y la iniciativa martima de la Ruta de la Seda del siglo XXI (Acuerdo 14 del convenio) y se transforma en el tercer brazo martimo de la iniciativa Un cinturn, una ruta.

A mi criterio, al recibir Panam el estatus de Nacin Ms Favorecida de parte de China, anula la posibilidad de la construccin de canal interocenico por Nicaragua, ya que se establece la posibilidad, que en el futuro, se financie grandes proyectos de infraestructura: la cuarta esclusa del canal de Panam?. El Tratado Ortega-Wang se parece al Tratado Chamorro-Bryan en que sirve solamente para tener la patente de construir un canal para que nadie ms lo pueda hacer.

La Ruta de la Seda martima puede dar un empujn definitivo al desarrollo de frica. Desde principios de esta dcada, China es el principal socio comercial del continente negro, China quiere duplicar el volumen de negocio para 2020. En el ao 2015 las inversiones del gigante asitico en frica se acercaron a los US$ 25 000 millones de dlares. Ms de 2 000 empresas chinas estn presentes en distintos pases en sectores como la minera, recursos naturales, infraestructuras, construccin, agricultura, textiles y otros productos manufacturados.

La Ruta de la Seda martima pretende la creacin de grandes infraestructuras portuarias que, segn un informe del Pentgono, no solo serviran a objetivos comerciales sino que su fin ltimo sera apoyar la ambicin china de convertirse en una potencia naval.

Uno de los grandes anclajes de la ruta terrestre de la poltica Un cinturn, una ruta es Pakistn. Est previsto que su territorio sirva para unir las rutas martima y terrestre a travs de una va frrea que cruzar Pakistn desde el puerto de Gwadar, en el extremo suroccidental, al extremo nororiental, para enlazar con la red ferroviaria china.

China parece haber encontrado en la Ruta de Seda su piedra filosofal. Si en 2013 el presidente Xi Jinping sorprendi a propios y extraos con el proyecto de revitalizar la antigua ruta de las caravanas de camellos, cuatro aos despus no solo planea unir China y Europa por una amplia red de trenes, automviles y barcos -en la que se integren Asia Central, Oriente Prximo, el Sureste Asitico y frica oriental-, sino tambin Amrica Latina.

China ha pasado de tener un papel secundario a ser un actor fundamental para comprender las dinmicas econmicas y comerciales de la regin latinoamericana. En el 2010 las inversiones chinas en Amrica Latina ascendan a US$ 31,720 millones de dlares. Al cierre del ao 2016, las inversiones chinas ascendieron a US$ 113,662 millones de dlares. Lo que nos da un incremento de US$ 81,942 millones de dlares.

A finales del 2016, las inversiones chinas se concentraron en tres pases: Brasil (US$ 54,849 millones de dlares), Per (US$ 12,372 millones de dlares) y Argentina (US$ 10,587 millones de dlares). Estos tres pases representan el 71 por ciento de las inversiones chinas en Amrica Latina.

En Amrica Latina, la propuesta China es de construir una lnea de ferrocarril que una los ocanos Atlntico y Pacfico a travs de Brasil y Per, lo que revela la intencin china de convertirse en el primer socio comercial de Latinoamrica, as como su aspiracin a potencia global. Los intercambios comerciales entre China y Amrica Latina se han multiplicado por 22 en la ltima dcada, y las enormes inversiones de Pekn auguran que seguirn creciendo.

El tren previsto unir el puerto brasileo de Au (315 kilmetros al norte de Ro de Janeiro, que est en plena fase de expansin para convertirse en el tercero ms grande del mundo y primero de Amrica Latina) con el puerto peruano de Ilo (a 1,200 kilmetro al sur de Lima).

Esta Ruta de la Seda transocenica acortar sensiblemente el tiempo de los intercambios comerciales. Ahora los productos suramericanos tienen que viajar hasta el Canal de Panam y desde all an les falta navegar unos 30 das hasta alcanzar el puerto de Tianjin (al sur de Pekn).

El impulso a las relaciones econmicas China-Amrica Latina fue tan brutal que se convirti en el segundo socio comercial, con US$ 263.600 millones de dlares en 2014. Esto significa que ha desplazado a la Unin Europea y solo est por detrs de Estados Unidos.

Entre 2005 y 2013 China ha otorgado US$ 102.000 millones de dlares en prstamos a la regin latinoamericana, Pekn ha encontrado en Amrica Latina el marco adecuado para su diplomacia de seduccin: 600 millones de habitantes y una potente clase media que representan un importante mercado tanto para sus productos de bajo precio como para su industria tecnolgica. El proyecto emprendido por Xi Jinping para revitalizar la antigua Ruta de la Seda ha encendido todas las alarmas en Washington.

La nueva Ruta de la Seda juega, tambin, un papel fundamental en el matrimonio de conveniencia de China y Rusia. Si China consigue conectar su pujante industria con el corazn terrestre de Eurasia, de vastos recursos naturales, entonces es posible que, como predijo en 1904 [el gegrafo britnico] Halford Mackinder, un imperio de alcance mundial est a la vista, alerta el historiador de la Universidad de Wisconsin-Madison (Estados Unidos) Alfred McCoy.

La mejor victoria es vencer sin combatir y esa es la distincin entre el hombre prudente y el ignorante, seala Sun Zi en su libro El arte de Guerra, cuya filosofa gobierna las relaciones exteriores de China.

Oscar Ren Vargas, economista nicaragense, autor de numerosos estudios sobre la realidad poltica y econmica de Amrica Central.

Fuente: http://alencontre.org/asie/chine/la-route-de-la-soie-et-panama.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter