Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2017

Entrevista a Urtzi Errazkin, portavoz de Etxerat
"Es dursimo escuchar a alguien que ya no podr ir a ver a su hijo"

Ramn Sola
Gara


Etxerat ha dado un nuevo paso en su labor asistencial asumiendo los gastos jurdicos de los presos y presas, incrementados considerablemente con la ofensiva legal de EPPK, y tambin los sanitarios, cada vez ms altos. Ocurre en un momento de expectativas como la marcha de Pars pero tambin de situaciones dramticas y mucha carga acumulada sobre los familiares.

Etxerat ha anunciado que asume los costes de la asistencia jurdica a los presos vascos. En un momento de ofensiva legal, es una decisin potente.

S, lo es. Se van a multiplicar el trabajo y los gastos. Sabemos que los familiares ya tienen bastante carga con la dispersin y para ellos iba a ser muy complicado, as que, dado que los estatutos de Etxerat ya contemplaban esta posibilidad, hemos decidido asumir esos costes jurdicos. Ello nos aboca a pedir ayuda a la ciudadana, para que realmente podamos cubrirlos. Y tambin los gastos de asistencia mdica, porque aunque la cantidad de presos est bajando se estn incrementando las necesidades por el envejecimiento progresivo. Estamos hablando de que hoy da hay 91 presos con distintas enfermedades.

Esa ofensiva jurdica es amplia: tribunales espaoles de todo tipo, recursos a Estrasburgo, iniciativas ante el Defensor del Pueblo... Qu supone econmicamente?

No podemos hacer un clculo todava, pero los gastos se multiplicarn seguro. La decisin del Colectivo se refiere al Estado espaol y al francs. Como ya se ha avanzado, se recurrir por ejemplo el primer grado, que se impone sistemticamente. Hay un dato impactante: ese primer grado se aplica apenas al 1,5% del conjunto de presos en el Estado espaol, pero se le impone al 95,5% del Colectivo.

A veces, sobre todo por denuncias del PP y dems, se escuchan noticias sobre ayudas de instituciones a Etxerat. Cul es la fotografa completa, con qu apoyo econmico cuentan?

Desde Etxerat hacemos peticiones puntuales y para temas concretos. Pero la mayora de la ayuda que recibe Etxerat es solidaridad del pueblo, los Etxerat lagun. Necesitamos esa ayuda y tambin estamos hablando con sindicatos, asociaciones... Hay que incidir en una cuestin: estos pasos se dan para llegar al final del proceso de paz, en este caso para vaciar las crceles. Etxerat naci con vocacin de desaparecer cuanto antes, pero tiene claro a la vez que seguir existiendo hasta que el ltimo preso o exiliado est en su casa.

Antes de ese horizonte est el del acercamiento. Madrid ha dicho siempre que si se disuelve ETA se acabar la dispersin. Lo cree Etxerat? Y lo espera?

De entrada, no aceptamos ese planteamiento. Los derechos no pueden someterse a contrapartidas, deben reconocerse s o s. Luego, si lo creemos? La experiencia nos dice que en el momento en que se dan pasos que se reclaman, aparecen otras condiciones nuevas, y luego otras... se va inventando todo sobre la marcha. Esperanzas s tenemos, pero no derivan de las palabras del Gobierno espaol, sino de la presin que se est viendo desde el Gobierno Vasco, el Gobierno navarro, Iparralde, la sociedad vasca en conjunto.

La unidad de fuerzas en Ipar Euskal Herria est dando resultados visibles. Etxerat habla al mismo tiempo con los agentes del sur, ve posible lograr algo as en esos territorios?

Lo que ha pasado en Iparralde nos suscita un poco de envidia, sana envidia. Ver a Etchegaray al frente de la delegacin vasca, a todos con los mismos discursos... es algo que empezaron a trabajar desde el mismo da de Aiete y que ha ido cuajando. Nos gustara algo similar a este lado, pero la cultura poltica es diferente. Algunos pasos s se han visto, como la unidad por los presos enfermos, a la que se han sumado todos los sindicatos.

Cmo estn viviendo los familiares la movilizacin del 9 de diciembre en Pars?

Con muchsima ilusin. Algo as era impensable hace un tiempo, con todos los apoyos que est recabando, con la resolucin del Ayuntamiento de Pars... Con ilusin y con ganas de que aporte algo. Necesitamos cambios reales y por eso estamos haciendo esta gira de tres semanas por las crceles, desde Mont de Marsan a Pars, hablando con la gente de estas localidades y explicndoles la realidad.

Estaba en la agenda de Etxerat la transferencia de la poltica penitenciaria? Lo pregunto porque da la impresin que el proceso cataln ha tenido el efecto indirecto de pararla...

Etxerat es parte del Foro Social Permanente y para el Foro esa transferencia es algo importante y necesario, a fin de que en un futuro se pueda abordar la salida de los presos en tiempo breve. Pero solo la transferencia de prisiones tampoco valdra, porque por ejemplo la Audiencia Nacional va a seguir estando en Madrid. Es cierto que parece que con Catalunya se ha parado ese proceso, pero tambin pensamos que se debe aprovechar que el foco est puesto en Catalunya para hacer algunas cosas con ms margen, sin titulares.

En lo que hemos hablado hasta ahora hay perspectivas positivas. Pero tambin muchos hechos negativos, como el caso de Ibon Iparragirre... Qu pesa ms en los familiares? Hay optimismo o pesimismo?

Entre los familiares, lo que ocurre es que los aos no pasan en vano. Cada fin de semana, cada viaje, agrava el padecimiento. Hemos tenido que denunciar la pasada semana que a un preso [Txuma Altable] le impedan visitar a su madre de 92 aos, que tiene Parkinson y no puede viajar a la crcel, cuando el propio fiscal deca no solo que tiene derecho, sino que lo tendran que acercar. Los presos y los familiares cada vez tienen ms edad. Y cada vez nos viene ms gente que dice sta es la ltima visita a mi hijo, ya no puedo ir ms, y escuchar eso es dursimo, terrible. Entonces, s que hay cosas que te animan a agarrarte a ellas, pero luego de las palabras no se pasa a los hechos.

La difusin de la situacin de los nios de la mochila est teniendo resultados? Era una realidad invisibilizada...

S, hay una concienciacin amplia de lo que supone este problema. En general, se estn viendo todas las consecuencias que tiene el alejamiento. Hace falta que llegue a los polticos, para que defiendan los derechos de esos menores.

Mirndolo en perspectiva, van mejorando las cosas a nivel social y poltico? An hay quien defiende la poltica carcelaria?

En Euskal Herria ya es muy poca gente, pero cuando salimos a Espaa an se nos hace muy difcil explicar la realidad, porque los polticos transmiten el mensaje justo contrario: que la dispersin est teniendo frutos. Y Etxerat pregunta, de qu frutos hablan? De los 16 muertos en la carretera? En el Estado espaol queda mucho por hacer.

Fuente: http://etxerat.eus/index.php/es/noticias/1466-entrevista-a-urtzi-errazkin-en-gara-es-durisimo-escuchar-a-alguien-que-ya-no-podra-ir-a-ver-a-su-hijo



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter