Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2017

Cali, es posible y necesario salvar el Sistema de Transporte Masivo?

Horacio Duque
Rebelin


El Sistema de Transporte Masivo de la ciudad de Cali, el MIO, donde viven cerca de 3 millones de personas e integrada en un espacio metropolitano en auge (Jamund, Yumbo, Palmira, Florida, Candelaria) sin que se disponga de una institucionalidad adecuada, se mueve en un ambiente de crisis cercano al colapso y la parlisis.

Se realizan foros y se toman algunas medidas de orden presupuestal como la inversin de 78 mil millones de pesos el prximo ao por parte del municipio y su alcalde Armitage, sin que se tenga a certeza de que esas acciones se reflejen en una mejora sustancial de la movilidad de los caleos. Dineros que se invertirn en proyectos como la terminal de Aguablanca, que ser licitada en febrero del prximo ao y en obras como los carriles preferenciales que se han anunciado en los corredores pretroncales

Como bien es sabido el MIO fue inaugurado el 15 de noviembre de 2008 en fase de prueba. A partir del 1 de marzo de 2009 empez su funcionamiento en firme, completando casi 8 aos de operaciones.

Se trata de un sistema integrado de transporte masivo (SITM) que es operado por buses articulados, padrones y complementarios, los cuales se desplazan por medio de corredores troncales, pretroncales y complementarios cubriendo rutas troncales, pretroncales y alimentadoras.

Su operacin est a cargo de cuatro empresas: Blanco y Negro Masivo, Grupo Integrado de Transporte - GIT, Unimetro y Empresa de Transporte Masivo - ETM. Estas empresas estn en su mayora conformadas por los tradicionales pulpos empresariales del transporte de la ciudad (muy contaminados con los dineros del narcotrfico) a los cuales Metrocali les asigna las rutas y las frecuencias de operacin.

La organizacin y puesta en marcha del sistema conllev una transformacin radical de Cali. Desde cambios en la manera como se usaba el servicio de transporte, pasando por el tipo de vehculo utilizados hasta vuelcos de 180 grados en el paisaje urbanstico de la ciudad.

Pero hoy (2017), se han acumulado tal cantidad de problemas en el Mio, afectando a millones de personas que desesperadas se preguntan si lo mejor es salvarlo o buscar alternativas adecuadas como la del Metro que en el caso de Cali no tendra las complicaciones del previsto para Bogot.

880 buses componen su actual flota. Segn cifras recientes, al menos un 15% de dichos buses no se encuentran en funcionamiento por estar en mantenimiento.

El MIO est en la mayor crisis de la historia; hoy no atiende ni el 40 % de la necesidad de movilizacin de pasajeros; el transporte tradicional colectivo de buses, fue sacado por orden de la Alcalda, de manera improvisada, sin planificacin operacional de respuesta para ser remplazado; el MIO, no tuvo capacidad para generar la oferta requerida, situacin que colapso el transporte pblico de pasajeros, lo que origin una alta informalidad en el transporte, con la aparicin de cientos de vehculos piratas y disparo el uso de las motocicletas, pasando en 10 aos de 250 mil a cerca de 750 mil al da de hoy, pasajeros hoy perdidos para el Transporte pblico, lo que ha generado un desequilibrio financiero en el MIO, que lo tiene al borde de la quiebra y que ha impactado la movilidad y elevado la accidentalidad.

Como se sabe el sistema fue mal diseado y mal planeado desde sus inicios.

Se olvidaron de la gente del oriente, que es la que ms se mueve en transporte pblico. Eso gener un efecto cascada que nos tiene en una crisis: los operadores no tienen los pasajeros que deberan y el sistema no tiene plata para funcionar bien.

Otro gran problema es que el sistema no les cumple a los usuarios. Es decir, las frecuencias son muy malas y cuando se da una informacin en los tableros sobre el tiempo estimado de llegada de las rutas no es cierto.

Ante el mal funcionamiento, la gente decide comprar carro o moto, lo que impacta para seguir empeorando la movilidad en Cali.

Agrguele a lo anterior la inseguridad y violencia.

Adicionalmente, la ciudad presenta un atraso en el desarrollo de su infraestructura vial, no se han terminado las megaobras y el plan de expansin macrovial y de intercomunicacin con los municipios vecinos no ha sido iniciado, lo cual sumado al atraso tecnolgico en el control de trfico y la incapacidad planificadora y operacional de la Secretaria de Transito, definen un panorama de ciudad catica en la movilidad.

El MIO es un modelo desafortunado, sin diseos y sin controles.

El exceso de semaforizacin y la falta de sincronizacin de los mismos, ha provocado el aumento del tiempo de recorrido, ya que adems de haber semforos en casi cada esquina, se suelen encontrar en luces contrarias, provocando paradas en exceso.

Varias fundaciones locales denunciaron hace poco y de manera reiterada que las obras por la Calle Quinta planeaban acabar con ms de 600 rboles tradicionales y ancestrales de la ciudad, entre samanes y ceibas deteriorando las alamedas de la Calle Quinta y afectando gravemente el medio ambiente de la ciudad, reemplazando rboles por concreto.

A comienzos del 2014 los caleos protagonizaron una de las protestas ms crudas contra el sistema, que dej decenas de buses del MIO averiados o quemados, vas taponadas y desmanes callejeros.

El desbarajuste es de tales proporciones que en los actuales momentos puede ocurrir otro estallido popular de similares proporciones. La paciencia de la gente se agota y los movimientos sociales se organizan para presionar con la movilizacin las soluciones adecuadas que garanticen el derecho a la movilidad de todos los caleos, particularmente de los sectores sociales ms vulnerables.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter