Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-12-2017

Quin USA la dictadura en Honduras?

Ollantay Itzamn
Rebelin


El domingo 26 de noviembre pasado quedar en la historia hondurea como el trgico da donde los subalternos/despojados sacudieron electoral y moralmente al Dictador y al Imperio norteamericano, en las urnas, y con las reglas de juego electoral establecidos por stos.

Un Dictador democrtico ahogado en su soledad

Juan Orlando Hernndez (JOH), actualmente an Presidente de Honduras, acuerp el golpe de Estado en 2009 (entonces era Diputado).

En 2012, ya como Presidente del Congreso de la Repblica, destituy a 4 magistrados (probos) de la Corte Suprema y los reemplaz con magistrados afines a su partido poltico.

Estos magistrados avalaron el fraude electoral, en 2012, y Juan Orlando Hernndez se hizo Presidente, con un control absoluto del Legislativo, Judicial y el organismo electoral.

En 2016, la Corte Suprema de Justicia, en contra de lo dispuesto por la Constitucin Poltica, declar legal las aspiraciones a la reeleccin presidencial de Juan Orlando. La oposicin y la poblacin en resistencia exigan consulta popular para dirimir dicho caso.

El 26 de noviembre pasado, luego de haber hecho campaa electoral por cuatro aos consecutivos con dineros del Estado, el Dictador fue derrotado en las urnas. Y, para evitar lo inevitable tom de rehn al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para que lo declare como ganador, en contra de los resultados de las actas fsicas (cuyas copias certificadas los tienen los partidos polticos).

Los jvenes que salieron a votar correctamente (como dicen ellos), ocuparon simultneamente las calles y plazas de las ciudades del pas en protesta por el fraude evidente. El Dictador respondi con tanques y ametralladoras, asesinando ya a varios electores sublevados.

En este contexto, la Unin Europea exige que TSE lea lo que dicen las actas electorales, al igual que la decrpita Organizacin de Estados Americanos. Pero, el Gobierno norteamericano, padrillo de esta Honduras en desastre, calla como en 2009.

El Imperio norteamericano es el padrillo de la Honduras actual

Luego que los espaoles e ingleses se marcharon de Hybueras (as se llamaba la actual Honduras), en el siglo XIX, los gobiernos norteamericanos ocuparon este pequeo pas como un hangar para sus tropas militares (tres inmensas bases militares), con el argumento de democratizar y desarrollar el pas.

Est suficiente documentado que el golpe de Estado del 2009, en Honduras, fue promovido y respaldado por el gobierno norteamericano.

Desde aquel golpe, no slo se sepult la deficitaria institucionalidad/autoridad estatal del pas, sino que Honduras fue convertido en un narcoterritorio libre por donde fluye la droga a los EEUU, y recorren las armas pesadas con destino a Amrica Latina.

La colonizacin, y la condicin de colonialidad en este pas ha calado hondo al lmite de corporizarse incluso en sus habitantes. De esa condicin colonial se confiaron el Dictador, su cohorte, y el Imperio norteamericano. Pero, el cuerpo humano, mientras est vivo, siempre sentir dolor. Y, a mayor dolor, es probable que la vctima reaccione con descontrol. Y, eso es justamente lo que ocurre en Honduras. Ocurre, ocurrir y se contagiar en toda Centroamrica neoliberal corrupta, si los pueblos no dan un golpe de timn en la direccin de sus destinos

En Honduras termina el paraso terrenal de la restauracin neoliberal

La mayora de las dantescas desgracias que padece el digno pueblo hondureo, producto de la colonizacin permanente, y de la sangrienta dictadura neoliberal, fue y es sistemticamente escondida por los medios corporativos masivos.

El Imperio y sus medios de (des)informacin se esforzaron por mostrar a una Honduras oficial democrtica, camino al desarrollo, etc. Pero, fracasaron. La verdad sobre Honduras se impone, ahora, en las pantallas de telfono y de las computadoras, desde las redes sociales.

Ahora, los Estados Unidos no tiene nada bueno que ofrecer como ilusin a Amrica Latina y al mundo que suea con superar al desastroso neoliberalismo.

La regin debe saber: O nos deshacemos del Imperio y de sus sistema neoliberal, o toda Amrica Latina nos convertimos en la Honduras actual. Un pas, sin Estado, sin derechos, sin gobierno, sin dinero, sin comida. Un pas bajo una dictadura sangrienta, convertida en marca mundial por los asesinatos.

En Honduras se libra la batalla decisiva entre el Norte de la muerte y el Sur de la Vida. Y por eso, todos y todas, debemos prestarle atencin a este pas colonizado que desea existir.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter