Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2017

Son compatibles el capitalismo y la democracia?

Alejandro Nadal
La Jornada


La estabilidad social y econmica bajo el capitalismo afronta dos problemas esenciales. Por un lado, las continuas crisis y la feroz competencia inter-capitalista hacen de la acumulacin de capital un proceso inseguro. Por el otro, el conflicto en la distribucin del ingreso constituye una permanente amenaza de ruptura social. La democracia est en el corazn de estas dos fuentes de tensiones sistmicas.

Para introducir un par de definiciones operativas, aqu entendemos por democracia un sistema en el que todos los ciudadanos adultos tienen el derecho al voto (sufragio universal), hay elecciones libres y se protegen los derechos humanos bajo el imperio del estado de derecho. El capitalismo es un sistema en el que una clase dominante se apropia del excedente del producto social ya no por la violencia, sino por medio del mercado.

El surgimiento del capitalismo se llev a cabo en un entorno de estados monrquicos y autocrticos, por no decir dictatoriales. La necesidad de preservar los derechos de propiedad de la clase capitalista era una de las prioridades de esos estados. El movimiento de ideas comenz a cambiar con la sacudida de las revoluciones en Estados Unidos y en Francia. An as, la constitucin de Estados Unidos (1787) no menciona el sufragio universal y en cambio otorg a cada estado la facultad de regular el derecho al voto. La mayora slo otorg ese derecho a los propietarios. No fue sino hasta la dcimo quinta y dcimo novena enmiendas (1870 y 1920 respectivamente) que se garantiz el voto universal. En Francia la revolucin termin con la monarqua pero el sufragio universal se otorg hasta 1946.

La palabra "democracia" fue utilizada hasta principios del siglo veinte en un sentido peyorativo o como sinnimo de un sistema catico en el que las clases desposedas terminaran por expropiar a los propietarios del capital. La clase capitalista pensaba que detrs del sufragio universal se ocultaba el peligro de que la mayora democrtica pudiera abolir sus privilegios. Pero gradualmente la presin de una masa que aunque no tena derecho al voto s formaba parte de la economa de mercado se hizo irresistible. Tambin la perspectiva de la clase capitalista fue transformndose: un rgimen monrquico pareca ser cada vez menos adecuado para garantizar el cumplimiento de los contratos y los derechos de propiedad. A pesar de todo, capitalismo y democracia siguieron siendo vistos como procesos antagnicos hasta bien entrado el siglo veinte.

Al finalizar la primera guerra mundial la reconstruccin de las economas capitalistas en Europa no permiti consolidar un orden social adecuado para el capitalismo y en varios pases se abri paso al fascismo. La Gran Depresin debilit al capital y gener un sistema regulatorio en el que una adecuada distribucin del producto se erigi en prioridad del estado. Ese sistema permiti el crecimiento robusto y la distribucin de beneficios a travs del estado de bienestar durante las tres dcadas de la posguerra. La clase capitalista acept a regaadientes la regulacin del proceso econmico por el estado. La legitimidad del capitalismo se fortaleci a travs de una menor desigualdad y un mejor nivel de vida para la mayor parte de la poblacin. En ese perodo democracia y capitalismo parecan marchar de la mano en sincrona.

Pero en la dcada de 1970 resurge la tensin por la disminucin en la rentabilidad del capital, una cada en la tasa de crecimiento, nuevas presiones inflacionarias y otros desajustes macroeconmicos. La poltica econmica que haba mantenido el estado de bienestar fue desmantelada gradualmente, al mismo tiempo que se declaraba la guerra contra sindicatos y las instituciones ligadas a la dinmica del mercado laboral. En ese tiempo comenz tambin el proceso de desregulacin del sistema financiero. Se acab por destruir el rgimen de acumulacin basado en una democracia que buscaba mayor igualdad y se reinici el ciclo natural de crisis que siempre haba marcado la historia del capitalismo. El neoliberalismo es la culminacin de todo este proceso.

Hoy la democracia se encuentra ms amenazada porque la va electoral no parece permitir cambios en las decisiones fundamentales de la vida econmica. Las cosas empeoraron al estallar la crisis de 2008. Los mitos sobre equilibrios macroeconmicos ayudaron a imponer polticas que frenan el crecimiento e intensifican la desigualdad. La austeridad fiscal y la llamada poltica monetaria no convencional son los ejemplos ms sobresalientes. Si a esto agregamos la incompetencia de los funcionarios pblicos, su entrega a los intereses corporativos y del capitalismo financiero, as como el tema de la corrupcin, tenemos una combinacin realmente peligrosa.

El capitalista puede despedir a un obrero, pero no al revs. Por eso capitalismo y democracia no son hermanitos gemelos. Ms bien son enemigos mortales. Por eso Hayek, uno de los idelogos ms importantes del neoliberalismo, no titubea en recomendar la abolicin de la democracia si se trata de rescatar al capitalismo.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/11/29/opinion/022a1eco

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter