Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2017

Andalucia
No uno, sino dos 4 de diciembre

Sindicato Unitario de Andaluca


En 1977, cerca de dos millones de personas andaluzas salieron a la calle empuando nuestra verde, blanca y verde; hartas de paro, de emigracin, de seoritos, de pobreza, hartas de burlas, de exclusin hartas de cuarenta aos de fascismo.

Eran gente orgullosa, valiente. El poder tena que ahogar ese sentimiento. Y lo intent.

An no tengo claro si fue por conciencia o coincidencia la eleccin del da 4, pero en esos primeros das de diciembre del ao 1868, tras el triunfo de la Revolucin liberal de septiembre, el gobierno provisional y el ejrcito regular se disponan a clausurar las juntas revolucionarias y las milicias ciudadanas que stas tenan bajo su control.

Un batalln de los Voluntarios de la Libertad de Cdiz, con Fermn Salvochea a la cabeza, se opuso a su disolucin1, sobre todo despus de que el gobierno provisional hubiera excluido a los demcratas del gobierno y de la constitucin de ayuntamientos sin el concurso del sufragio universal.

Las juntas y sus milicias fueron fundamentales para convertir un pronunciamiento militar ms, encaminado a un nuevo cambio de gobierno, en una autntica revolucin. Una vez en el poder, los liberales conservadores, moderados y monrquicos, excluyeron a quienes defendan la democracia desde abajo y las reivindicaciones del 4 Estado, la clase obrera, que ya empezaba a participar en poltica dentro del partido demcrata.

Una revolucin, dos objetivos: unionistas y federales; conservadores y demcratas. No fue derrotada Isabel II, solo se inici un parntesis en el reinado borbnico. Los vencidos fueron los presos y los muertos que defendan los derechos sociales y la democracia desde abajo. De los que defendan el poder del pueblo.

En 1977, por conciencia o coincidencia, se eligi el 4 de diciembre para expresarnos en andal contra nuestra marginacin, pobreza y miseria a pesar de vivir en una tierra rica. Y ah tambin se enfrentaron dos objetivos contradictorios. Por un lado los que preparaban el Pacto de Antequera2, por otro los que defendan la Andaluca que so Infante. Aquellos, los que aceptarn y acatarn el marco autonmico que quedar fijado en la Constitucin monrquica, stos, los que luchaban por hacer realidad la Andaluca autnoma y soberana, organizada en una democracia republicana representativa y que no recibiera su poder de ninguna autoridad exterior al de las autonomas cantonales que la instituyeran. La que, adems, se preparara para el advenimiento de la igualdad social mediante la independencia econmica del pueblo. Es decir, por hacer efectivo el contenido socialista, soberanista, republicano y democrtico de nuestra Constitucin, la andaluza de 1883.

Fue un 4 de diciembre de vencedores y vencidos. El 4 de diciembre de quienes estaban preparando el actual Estado de Derecho y el 4 de diciembre de a quienes les volveran a ningunear la justicia, la justicia para nuestras vctimas.

El fascismo no poda consentir a dos millones de gente andaluza en la calle exigiendo justicia, reparacin y democracia, orgullosa y valiente. Tena que ahogar esos sentimientos revolucionarios y lo intent asesinando a Caparrs, y lo consigui un 28 F.

Durante los cuarenta aos que han transcurrido desde entonces, los vencidos han mantenido la llama del 4 de diciembre revolucionario. Aos que han estado silenciados y aislados pero que cada vez que reivindicaban esta fecha como el Da de Andaluca, sus quejos llegaron a otros, y nos pellizcaban el corazn.

Ahora somos ms conscientes de la derrota y ms gente concienciada de que la derrota nos llev al 28 F, al triunfo definitivo en Andaluca del orden poltico y de la paz social de la que era capaz la monarqua espaola restituida por Franco, el nuevo Estado de Derecho al que someter a Andaluca y a su clase obrera.

Pero gracias a esa labor callada de los vencidos, callada no por afnica sino por silenciada, cortocircuitada, para nadie hoy en Andaluca pasa desapercibida esta fecha. Bien por la ilusin que desprende, bien por desprecio.

Pero tambin somos ms, o al poder les interesa que seamos ms por lo que sea, o pel que sigui como se dira en cataln3. Hoy se vuelven a enfrentar dos tipos de 4 de diciembre. El que se repliega al Estado de Derecho burgus, centralista, capitalista, machista y europeo, y el 4 de diciembre que sigue soando con una Andaluca soberana y socialista. Aqul, como pieza clave en el actual proceso constituyente espaol, y ste, el del proceso constituyente mediterrneo, euroafricano, euro oriental, universalista, socialista y feminista. En una palabra, andaluz. El 4 de diciembre legal frente al 4 de diciembre legtimo.

Porque toda la gente que desde sus escaos, crculos o asambleas han tomado posicin en defensa del actual Estado de Derecho y de la legalidad, se han opuesto a la legitimidad de la lucha de los pueblos. stos tambin se han manifestado en conmemoracin de nuestro 4 de diciembre. Y junto a ellos y ellas, la gran mayora, gente ilusionada y engaada, reconducida al orden poltico y la paz social sometida a la Constitucin franquista del 78 que aclama al actual Estado de Derecho burgus, capitalista, centralista, machista y europeo.

Un Estado de Derecho que tambin defienden los fascista que cada vez, en mayor nmero, salen del armario para defenderlo y defenderse de quienes continuamos la lucha por la defensa de la vida, de la vida digna, de la vida libre.

Un Estado de Derecho que asume y presume de la conquista de Andaluca, de la expansin europea basada en sojuzgar al otro, al diferente, o de eliminarlo cuando no le es rentable explotarlo. El Estado de Derecho que asume y presume del genocidio en sus colonias.

Un Estado de Derecho que naci y se impuso acompaado de ruidos de sables, con amenazas constantes de golpes de Estado para dejar a nuestras vctimas en las cunetas, sin reparar el dao ni hacer justicia con Infante, con Verdejo, con Caparros, ni con las cientos de miles de hermanos y hermanas nuestras.

Pero a pesar de por lo que sea, o pel que sigui, los vencidos tambin somos ms, estamos en ms sitios, ms organizados y contamos con un programa revolucionario, soberanista, andaluz, socialista, feminista, democrtico y republicano. El marco es nuestra Constitucin, la Constitucin andaluza de 1883, que como Riego con la Pepa, la proclamaremos pueblo a pueblo hasta que el poder termine acatndola. Y estamos construyendo nuestro programa revolucionario, pero no con escritos o discursos, sino con hechos.

Contamos en estos ltimos tres aos con la realizacin de tres Jornadas por la Constitucin andaluza en Antequera, Sevilla y Granada, dos manifestaciones por la Constitucin de Andaluca, la de este ao flanqueado por fascistas.

Pocas y pequeas organizaciones pero en plural, con mbitos de actuacin en muchos territorios y sectores, con gente de todo el arco generacional, luchadores y luchadoras viejos y viejas, nuevos y nuevas. Y organizaciones polticas, sindicales y culturales.

Hoy, el quejo del 4 de diciembre, nuestro quejo, puede peizcar a ms corazones. Somos gentes valiente, orgullosa. Quizs el poder vuelva a intentar ahogar nuestros sentimientos y quizs los consiga nuevamente. O quizs no, y seamos nosotros y nosotras quienes venzamos para que no haya vencidos, para que venza el ser humano, la vida digna, la vida libre.

Y en esto estamos, organizando las prximas Jornadas por la Constitucin andaluza, las IV Jornadas que haremos en Huelva, la tartsica Onuba, la musulmana Welwa, la obrera Huelva. Pero de mientras desarrollando campaas por nuestra Constitucin en nuestros municipios; piezas claves, fundamentales, las primeras determinaciones de nuestra lucha de liberacin. Y dotndonos de organismos comunes, no para construir un sujeto poltico andaluz, electoralero, de los que tienen la poltica, o aspiran a tenerla, como profesin, sino para constituirnos la gente de Andaluca y a Andaluca misma como sujeto poltico, como sujeto constituyente.

Y en eso os esperamos y esperamos vuestras aportaciones con ms hechos, para ir confeccionando nuestro programa revolucionario, el que persigue, desde la legitimidad de la lucha por los derechos de las vctimas y de los que sufren, de los excluidos del sistema, la construccin de nuestro propio Estado de derecho, el Estado de Derecho andaluz, soberanista, socialista, feminista y mediterrneo.

Por todo ello, conmatriotas, compatriotas:

Viva Andaluca soberana y socialista,

Viva Andaluca Libre.

Notas:

1 La rebelin encabezada por Fermn Salvochea, miembro del partdo demcrata y de la I Internacional, como jefe de un escuadrn de los Voluntarios de la Libertad de Cdiz, se extendi por Puerto de Santamara, Jerz y otras localidades andaluzas.

2 La Organizacin Revolucionaria del Trabajo (ORT), fundadora del Sindicato Unitario, tambin firm el Pacto de Antequera. Mientras nuestros dirigentes nos pedan continuar la lucha, algunos de ellos se aseguraban buenos puestos en las nuevas Instituciones democrticas.

3 Lo expresamos en cataln en referencia a la intensidad con la que convocan las fuerzas del rgimen a los andaluces y andaluzas cuando el pueblo cataln sale a la calle a exigir sus derechos nacionales.

Fuente: http://sindicatounitario.net/no-uno-sino-dos-4-de-diciembre/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter