Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2017

SOS, nos quedamos sin agua

Edmundo Fayans
Rebelin


Llevo aos denunciando la mala poltica hdrica llevada a cabo en los aos de la democracia, tanto por el PP como por el PSOE, esto es en el origen del actual desastre hdrico, donde lo nico que ha interesado es hacer del agua un gran negocio privado.

Pretendo hacer tres artculos consecutivos que nos permita tener claro la problemtica actual.

 

Resultado de imagen de imagenes de la sequia en espaa

 

EL DESASTRE DE LA POLTICA HDRICA ESPAOLA

La falta de agua que sufrimos, no se debe nicamente a la sequa y a la falta de lluvia, fenmeno este que iremos viendo cada vez con ms frecuencia en nuestro pas consecuencia del cambio climtico, sino tambin por una ausencia de una poltica hdrica coherente.

En los inicios del siglo XX se desarrolla una poltica hdrica encaminada a favorecer el desarrollo de la agricultura, como paso para conseguir hacer avanzar el pas, transformando una agricultura de secano, en una de regado, mucho ms rentable econmicamente y que pudiera generar los suficientes recursos econmicos y humanos para lograr el desarrollo industrial del pas. Poltica propugnada por el aragons Joaqun Costa.

Esta poltica es la que sigue vigente y ha sido aplicada tanto por PP como por el PSOE. El problema radica que lo que fue un xito a los principios del siglo XX, hoy estas mismas polticas son absolutamente ineficientes. Se sigue con una poltica hdrica basada en el negocio del cemento.

 

Resultado de imagen de imagenes de la sequia en espaa

 

Esta ineficiencia hdrica es la que est provocando el agravamiento de la sequa. Para que tengamos una idea aproximada, sealar que la Unin Europea ha declarado a Espaa como el pas ms rido del continente europeo. Hoy el 72% del territorio del pas est valorado en situacin de estrs hdrico, mientras que en Italia slo lo es 26%.

Uno de los problemas que tenemos es que no se invierte en polticas hdricas. Debemos saber que por ejemplo en el ao 2008 las prdidas en el sistema de abastecimiento de agua de las ciudades era del 24% ya en el ao 2012 haba subido al 26% y a fecha de hoy rondamos el 27%.

Nuestra agricultura consume aproximadamente el 80% del agua del pas, sin embargo su valor econmicamente representa solamente el 3,8% del PIB que traducido en dinero son 40.500 millones anuales.

Hemos de saber que en nuestro pas conviven dos tipos de agricultura de regado, la primera eficiente, que gasta el 10% del agua y genera el 90% del valor agrcola y la segunda que gasta el 90% del agua y slo genera el 10% del valor agrario.

Hay en Espaa unos cuatro millones de Ha de regado. Segn estudios recientes deberamos bajar a los tres millones de Ha, pero invirtiendo en hacerlas ms eficientes hdricamente y econmicamente, con lo que conseguiramos que a pesar de reducir la extensin del regado tendran un mayor valor econmico y ahorraramos muchsima agua.

Nada de esto se est haciendo y en cambio se sigue desarrollando la zona de riego. Veamos un ejemplo claro, el caso de Navarra. Entre los aos 2000 y 2010 dejaron de funcionar 10.000 Ha de regado porque no haba agricultores y su rentabilidad era escasa. Se pone en funcionamiento el canal de Navarra como obra justificadora del pantano de Itoiz y se plantea un regado nuevo de 35.000 Ha, muchas de las cuales estn en manos de multinacionales, crendose solamente 200 puestos de trabajo y se est produciendo una subvencin con el pago del agua.

La ley marco del agua de la Unin Europea obliga a que el coste real del agua sea pagado por el usuario, pero esto no se est haciendo. El coste que paga el agricultor/multinacional es de 0,13 euros el m3, pero el coste real del agua est en 0,5 euros el m3 cuando llega a la Navarra media Quin paga este desfase de tarifa? La respuesta es clara, todos los ciudadanos con sus impuestos Es esto sostenible social y econmicamente? Por qu debemos financiar el agua a las multinacionales?

 

Resultado de imagen de imagenes de la sequia en el rio ebro

 

Los presupuestos generales del Estado en su apartado de inversiones hdricas se han visto recortados en un 90% entre los aos 2007-2016. El gasto en el mantenimiento se presupuest 959 millones pero slo se ejecutaron 611, es decir, no se gastaron el 40%. La disminucin del gasto estatal en el mantenimiento de obras hidrulicas ha disminuido entre 2007-2016 en un 42%.

Espaa invierte en infraestructuras hdricas un 54% menos de dinero que los principales pases de la Unin Europea, cuando nuestras necesidades son muy superiores a la de estos pases.

Apenas se mencionan las numerosas sanciones que se impone a nuestro pas por sus incumplimientos en las polticas hdricas comunitarias, sirvan como ejemplo que en noviembre de 2016, se sancion a Espaa con 46,5 millones de euros por el incumplimiento en el tratamiento de las aguas residuales. Todava hay 1,4 millones de espaoles que carecen de depuracin. Espaa tiene abiertos noventa procedimientos por sus incumplimientos en las polticas hdricas.

Es sorprendente que los llamados partidos constitucionalistas defensores de la Constitucin y de la Unin Europea se salten todas las leyes sobre la normativa Marco del agua de la Unin Europea, mientras que a los dems exigen un cumplimiento estricto de las leyes.

El crisis hdrica espaola es gravsima, pues si ya tenemos un problema increble con el agua, con la actual poltica y el incumplimiento de las normativas del agua de la Unin Europea nos lleva al desastre. Hay que valorar muy positivamente las polticas reflejadas en las leyes de la Unin Europea, que es una de las pocas polticas que valora el bien comn de los ciudadanos.

 

Resultado de imagen de fotos de la sequia

 

Fjense el caos hdrico que tenemos en Espaa:

 

Resultado de imagen de fotos de la sequia

 

 Qu hace el gobierno de Espaa? Pedir a la Iglesia que saque en procesin a los santos para que llueva Somos conscientes del grave problema que tenemos con el agua? Evidentemente no. El agua es vida, pero sin agua la vida no existe.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter