Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2017

Una Constitucin con perspectiva de gnero

Olivia Carballar
La Marea


A ver quin la tiene ms larga. La frase, tantas veces escuchada en torno al conflicto cataln, revela el exceso de testosterona que gobierna este pas y que en su momento llev incluso a la redaccin de un artculo inconstitucional: el de la sucesin a la Corona. Charlamos con dos constitucionalistas y la directora del Centro de Estudios Andaluces sobre ello.

ngela Figueruelo: Les da miedo abrir la caja de los truenos
Catedrtica de la Universidad de Salamanca

Cuenta ngela Figueruelo desde su despacho de la Facultad de Derecho de Salamanca que desde hace aos siempre inicia de la misma forma el curso: las normas jurdicas responden a los problemas sociales, el problema siempre va por delante de la solucin, y cuando las normas no resuelven los problemas hay que cambiarlas. La Constitucin es una buena norma, ha cumplido durante casi 40 aos, pero la letra de la ley no ha evolucionado al ritmo de la sociedad, afirma la profesora. Comenzando por las mujeres. Entonces, el papel que ocupbamos en el espacio pblico era muy muy escaso, con todos los muy del mundo. Hemos avanzado pero no hemos llegado a la igualdad real y efectiva, y hay muchos cambios que deben ser reconocidos.

Por ejemplo?

La Constitucin est escrita en masculino y est pensada para toda la ciudadana, pero para que ejerza el poder en las instituciones quienes lo haban tenido hasta entonces, los hombres.

Por dnde habra que empezar la reforma?

Tiene que redactarse teniendo en cuenta el lenguaje de gnero. Porque la palabra mujer creo que se cita dos veces. Sera una cuestin global que afectara a todo el texto y no creo que fuera tan difcil encontrar un consenso. Es necesario introducir en el lenguaje constitucional la perspectiva de gnero y para ello la Constitucin debe recoger en femenino aquellos trminos que pueden ir en femenino.

Por qu se reform el artculo 135 y cuesta tanto lo dems?

Las dos veces que se ha reformado ha sido por mandato de Europa. Si la Constitucin no se reforma es porque nuestros representantes polticos no quieren. Nos merecemos polticos de ms calidad y preparacin. Hace falta mucha pedagoga. Les da miedo abrir la caja de los truenos. Dicen que hace falta el consenso del 78. Pero lo que habr que hacer es buscarlo. La de EEUU tiene 200 aos y la han cambiado tropecientas veces. Ocurre lo mismo con la ley electoral. No se quiere cambiar. Y a los ciudadanos no nos dejan tomar la iniciativa porque la Constitucin no admite el procedimiento de reforma por ILP.


MERCEDES DE PABLOS: Ignoramos en nombre de Espaa a muchos espaoles
Directora del Centro de Estudios Andaluces

Las comunidades tienen deudas histricas, las ciudadanas tambin. No concibo una reforma de la Constitucin sin una comisin paritaria y ya te digo, si nos ponemos revanchistas, tal vez les dejemos asistir de oyentes. Obviamente es una broma, pero Mercedes de Pablos no da bromas sin hilo. Hace cuatro aos el Centro de Estudios Andaluces abri un seminario permanente sobre federalismo y la conclusin fue clara: la Constitucin haba tocado techo.

Seguimos aferrados al 78?

Ese es un mantra falso, por una y otra parte. Los que fueron inmovilistas quieren convertir la Transicin en la frmula mgica que todo lo arregla. Se hizo lo que se pudo, mucho y con kilos de piedras atadas al pie para evitar la confrontacin social desde la violencia. As de claro. Para m fue ejemplar, con todos los errores. Hicieron sus deberes los que vinieron despus? Hay un vaco que da vrtigo: el reconocimiento de quienes haban sido vctimas y a quienes les debamos los valores en cuyo nombre convivimos.

Cambiaremos?

De 40 aos para abajo las encuestas lo dicen claro, todo est en cuestin: el sistema de representacin democrtica, el sistema jurdico, el mercado. Todo. Como creo que estamos en el mejor de los mundos posibles, hay que sentarse y defender lo prioritario. Porque mientras tenemos miedo a cambiar, el mundo est cambiando. Dnde han ido a parar los derechos laborales, por ejemplo?

Qu Espaa quiere usted?

La de la pluralidad y la igualdad. Un territorio vertebrado en pacto social y en derechos, la que quieran quienes la habitan. Crec en el internacionalismo y cada vez que un emigrante muere en el Mediterrneo me dan ganas de quemar mi pasaporte. Me pasa cuando leo a Zweig. En nombre de Espaa ignoramos a muchos espaoles.

Qu pasar tras el 1-O?

No me gusta lo que ha pasado antes. Asistimos como espectadores, y vctimas, a una confrontacin que poda haberse evitado si hubiramos sido los Surez que algunos mitifican. No me gusta el esencialismo, es cataln quien piensa como yo, es espaol quien piensa como yo. Con madurez social y poltica lograremos recomponernos; si no, la fractura social lo ser tambin en nombre de las naciones y no de los derechos. Steiner dice que hay momentos lcidos e idiotas en la historia de la humanidad. Ojal esta vez, otra vez, seamos inteligentes. Por pura supervivencia.


JULIA SEVILLA: Hay demasiada testosterona
Presidenta honorfica de la Red Feminista de Derecho Constitucional

El desarrollo del Estado autonmico ha superado con creces el proyecto plasmado en el texto constitucional, pero no es lo nico. Hay aspectos que no se consideraron cuando la Constitucin se aprob, algunos ni se plantearon y otros han sufrido una evolucin que est lejos de parecerse al propsito para el que fueron creados. Por esa sencilla y contundente explicacin hay que reformar la Constitucin, reflexiona la profesora de la Universidad de Valencia Julia Sevilla, presidenta honorfica de la Red Feminista de Derecho Constitucional.

Hay demasiada testosterona en el conflicto sobre Catalua?

S, claro, hay demasiada. Casi el 100% de los lderes de los partidos son hombres, que ocupan tambin la mayora de las presidencias de las comunidades y las cspides de casi todo. Y, sin embargo, en el debate sobre Catalua tambin hay mujeres que hablan en nombre de sus partidos y con la misma o mayor destreza que los hombres. Pero, quin tiene la ltima palabra y pone el punto final del debate? Los que ocupan esa cima. Y son los y no las. Y en casi todos los partidos, por dejar abierta la posibilidad, el liderazgo lo desempea un hombre. Pero tambin los medios colaboran en ello, por una parte reafirmando lo que existe y, por otra, reforzando los roles que la sociedad asigna tradicionalmente? a las mujeres.

Cualquier reforma de la Constitucin debe pasar por una reforma con perspectiva de gnero?

Indudablemente. Desde hace aos las constitucionalistas, que defendemos la igualdad de mujeres y hombres, consideramos que es necesaria una reforma que reconozca la existencia, real, de dos sujetos constitucionales como lo han hecho las constituciones de algunos Estados europeos (Alemania, Italia, Portugal, Francia). Y, tambin, que se incorporen los derechos que se han reconocido en las leyes de igualdad y contra la violencia de gnero. Las ltimas reformas estatutarias han desarrollado nuestra condicin de sujetos de derecho que debera incorporar la Constitucin. Es su lugar.

Por qu sigue vigente el artculo machista de la sucesin a la Corona?

La respuesta es obvia: porque no se ha reformado la Constitucin. Y es tan posible como el resto de las propuestas que desde hace tiempo venimos haciendo la Red Feminista de Derecho Constitucional. Este artculo, de la sucesin a la Corona, uni a todas las diputadas y senadoras constituyentes que, unnimemente y por encima de las diferencias ideolgicas, abandonaron el Pleno para expresar su disconformidad con l. Es ms, se podra haber resuelto sin necesidad de vulnerar la propia Constitucin, que prohbe la discriminacin por razn de sexo. Solo permaneci en el Pleno la diputada que defendi el voto en contra, Dolors Calvet. Adems, pienso que existe un gran acuerdo sobre esta materia.

Cundo se hablar de las madres de la Constitucin?

Ya es hora y lo fue cuando se impuls desde la Vicepresidencia del Gobierno [Mara Teresa Fernndez de la Vega] la recuperacin de la labor que hicieron en el libro Las mujeres parlamentarias en la legislatura constituyente. Y que no fue poca pese a que solo eran 21 diputadas y seis senadoras. Pero, indudablemente, es necesario reivindicar la presencia y aportaciones de las mujeres en todos los campos, especialmente en las instituciones que representan a la ciudadana.

Fuente: http://www.lamarea.com/2017/12/05/una-constitucion-perspectiva-genero/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter