Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2017

Macri y Temer apuran un TLC muy desventajoso con la Unin Europea

Rubn Armendriz
Rebelin


Los gobiernos de Argentina y Brasil seguidos de Paraguay y Uruguay-confan en que se anuncie un acuerdo marco con la Unin Europea la prxima semana en Buenos Aires a pesar de la resistencia de los industriales y trabajadores mercosureos y cierta reticencia de algunos agricultores en Europa, que se niegan a permitir importaciones de carne libres de aranceles.

Aunque las negociaciones siguen en total secretismo y falta de transparencia, trascendi a la prensa que los negociadores de ambos bloques mejoraron sus ofertas en Bruselas, pero los europeos no presentaron mejoras para acceder a la carne y el etanol sudamericanos, los mayores obstculos para un acuerdo, las que quedarn para el prximo domingo 10, en una reunin de ltima hora en Buenos Aires.

La propuesta de Argentina y Brasil se sustenta en una reduccin de los aos en los que regirn aranceles especiales sobre una variedad de bienes de origen industrial, a los que se busca proteger. Los empresarios temen que estas "canastas" de desgravacin arancelaria, fijadas en ciertos casos en 10 o 15 aos, podran achicarse para contentar a los europeos, a quienes se les exige, como contraparte, ampliar los stocks para el envo de carnes, bioetanol y frutas.

La comisionada de Comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, dijo el mircoles que las partes estn cerca de un acuerdo. "Nos comprometemos a hacerlo lo ms pronto posible porque ya casi estamos all y porque hay un impulso y porque el prximo ao, si se alarga demasiado, habr campaas electorales y correremos el riesgo de perder ese impulso", dijo.

"Hay ms de un 70 por ciento de posibilidades de llegar a un acuerdo", dijo un funcionario del Mercosur a la agencia Reuters, escudndose de dar su nombre debido a la delicada etapa en la que se encuentran las negociaciones.

El presidente francs, Emmanuel Macron, dijo que Francia no tena prisa por llegar a un acuerdo con el Mercosur, aunque el novel primer ministro francs tiene bien en claro que los beneficios que obtendran sus empresas a cambio de casi nada o meras promesas seran en conjunto enormes ( la UE estima ahorros de 5.200 millones de dlares por la eliminacin de aranceles de importacin para sus ventas a nuestros pases) .

De all que los negociadores europeos hablen reiteradamente de "una ventana de oportunidad" ​ , ya que no es comn en un mundo con crecientes presiones proteccionistas un acuerdo de liberalizacin comercial y econmica tan asimtrico entre una economa desarroll ada (la europea) y economas perifricas (las de los pases del Mercosur) que ahondara las ya fuertes desproporciones de los trminos de intercambio.

El presidente argentino Mauricio Macri quiere anunciar el Tratado de Libre Comercio UE-Mercosur en el marco de la reunin de ministros de la Organizacin Mundial del Comercio de la prxima semana en Buenos Aires y podra firmarse a mediados de 2018, una vez que se hayan revisado todos los aspectos tcnicos legales. O sea, ser el anuncio de un acuerdo ya negociado secretamente en lo sustancial al cual solo le faltara completar algunos parntesis. ​

Los pases del Mercosur insisten en mejorar la oferta de la UE de importaciones libres de aranceles por 70.000 toneladas anuales de carne de vaca y 600.000 toneladas de etanol por ao, una cifra muy inferior a la oferta que los europeos hicieran en 2004, de 100.000 toneladas. La excusa es que -quiz por la crisis los europeos comen menos carne hoy.

La resistencia a las importaciones de carne sudamericana proviene de pases agrcolas como Francia, Irlanda y Polonia. La Asociacin Irlandesa de Agricultores calific de "txicas" las negociaciones comerciales con Mercosur y dijo que el mercado europeo de la carne se est sacrificando por el bien de un acuerdo con el bloque sudamericano.

"Nuestras exportaciones de carne a la UE son solo el cinco por ciento del mercado europeo. Es difcil creer que esto pueda evitar un acuerdo ", dijo Ligia Dutra, directora de relaciones internacionales del poderoso grupo de presin agrcola brasileo la CNA.

Por su parte, una veintena de productores e industriales argentinos que se encuentran en Bruselas temen que el gobierno de su pas relaje los plazos para liberar importaciones o las normas de origen y advirtieron sobre las consecuencias negativas que puede tener en la industria, o por el recortado ingreso para la produccin agropecuaria.

Entre los preocupados invitados especiales del gobierno, enre los que no hay representantes, por ejemplo, de la pequea y mediana empresa- estn representantes de la mesa sectorial de las carnes, la Sociedad Rural, las cmara de exportadores (CERA) y de comercio (CAC), del Grupo de Pases Productores del Sur (GPS) e industriales metalmecnicos (Adimra), del calzado y de las automotrices.

Estos mantuvieron reuniones en Bruselas con los negociadores del gobierno argentino (el secretario de Relaciones Econmicas Internacionales de la Cancillera, Horacio Reyser; el subsecretario de Comercio Exterior, Shunko Rojas, y la secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher), que se abstuvieron de escuchar sus reclamos e insistieron que cumplan rdenes directas del presidente Macri

Alertaron sobre cambios introducidos a la oferta del Mercosur que tambin podran tocar a la posicin sobre el captulo de reglas de origen, por las cuales se impide, bsicamente, que un producto importado de otra regin del mundo, con un valor menor, sea "nacionalizado" y se venda como un producto local de la industria europea o sudamericana.

Los empresarios argentinos, sobre todos los industriales, temen que la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay acepten atenuar los criterios sobre qu es y qu no un producto europeo, lo que se determina por el valor agregado, por la cantidad de componentes europeos, o por el valor bruto de produccin. Hoy, la mayor preocupacin pasa por evitar que Europa "triangule" productos de China, India o el sudeste asitico.

Un punto no menor es que los negociadores observaron que hay intenciones de cerrar el acuerdo poltico-marco la semana prxima en Buenos Aires, algo por lo que el gobierno viene peleando a fin de dar una seal de apertura e integracin a las ms de 160 delegaciones de naciones que vendrn para la cita.

La aparente falta de acuerdos en las ltimas horas ​ , pese a las concesiones realizadas por los sudamericanos podra ser solo una tctica de negociacin final. Todos estn apurados aunque afirman que no lo estn. Los europeos saben que su "oportunidad" es precaria ya que el ao prximo estn previstas elecciones en Brasil que restringirn la capacidad del impopular e cuestionado como ilegal gobierno de Temer ​

​ E l frenes neoliberal amenaza a la produccin y el trabajo en los pases del Mercosur.   En tanto para los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay su apuro sera ​ para "demostrar que es tamos abiertos al mundo", tal vez dejando abierta la interpretacin que entre la inocencia, las subordinaciones y la ridiculez, las distancias son muy estrechas.

 

Rubn Armendriz, periodista y politlogo uruguayo, analista del Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, estrategia.la)


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter