Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2017

Reino Unido y Francia intentan impedir la activacin de la competencia de la CPI sobre el crimen de agresin

Equipo Nizkor


Introduccin:

El crimen de agresin es uno de los cuatro tipos penales recogidos en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI) desde que ste se aprobara en la Conferencia de Plenipotenciarios celebrada en Roma en 1998. A diferencia de los otros tres crmenes (crmenes contra la humanidad, genocidio y crmenes de guerra), la competencia de la CPI sobre el crimen de agresin qued sujeta a que se llegara a una definicin del mismo en una Conferencia de Revisin del Estatuto que tendra que celebrarse 7 aos despus de su entrada en vigor. La definicin de crimen de agresin se adopt por consenso in extremis el 11 de junio de 2010 en la Conferencia de Revisin que tuvo lugar en Kampala, Uganda. Se plasm en lo que se conoce como "enmiendas de Kampala":

En las "enmiendas de Kampala" se establecieron tambin las condiciones bajo las que la CPI podr declararse competente en casos de agresin. Segn lo aprobado, la Corte no puede ejercer dicha competencia hasta que las enmiendas de Kampala hayan sido ratificadas por al menos 30 Estados Parte y sean de nuevo re-aprobadas por la Asamblea de Estados Parte (el rgano legislativo y de supervisin de la administracin de la CPI) en una fecha no anterior, en todo caso, al 1 de enero de 2017, a lo que adems se suman una serie de requerimientos que ponen de relieve la limitada naturaleza del rgimen de competencia para el crimen de agresin cuando se comparan con el rgimen de competencia por el que se rigen los otros tres crmenes fundamentales del Estatuto de Roma. El siguiente cuadro, preparado por la Delegacin de Liechtenstein, que dirigi el Grupo de Trabajo Especial sobre el crimen de agresin que llev al acuerdo de Kampala, resumen el rgimen competencial aprobado (ver artculo Artculo 15 bis "Ejercicio de la competencia respecto del crimen de agresin (Remisin por un Estado, proprio motu)" del estatuto):

  El Estado vctima ha ratificado las enmiendas El Estado vctima no ha ratificado las enmiendas
El Estado agresor ha ratificado y no ha optado por la exclusin Competencia: S Competencia: S
El Estado agresor no ha ratificado y no ha optado por la exclusin Competencia: S Competencia: NO
El Estado agresor ha ratificado y ha optado por la exclusin Competencia: NO Competencia: NO
El Estado agresor no ha ratificado y ha optado por la exclusin Competencia: NO Competencia: NO

Actualmente son 34 los Estados que han ratificado las enmiendas de Kampala relativas al crimen de agresin y la activacin de la competencia debiera producirse por una resolucin que la Asamblea de Estados Parte de la CPI adopte en este dcimosexto perodo de sesiones (4-14 de diciembre de 2017, Nueva York). Sin embargo, un grupo de pases encabezados por el Reino Unido y Francia, que no han ratificado las enmiendas de Kampala, han hecho circular un documento de posicin de 3 pginas, de fecha 16 de marzo de 2017, con la finalidad de bloquear la activacin de la competencia de la CPI sobre este crimen. Junto al Reino Unido y Francia, suscriben dicho documento Japn, Noruega y Canad, y se ha sumado tambin a esta estrategia Colombia.

Ya en el quincuagsimo perodo de sesiones de las Asamblea de Estados Parte de la CPI, celebrada en noviembre de 2016 en La Haya, Francia y Reino Unido haban avanzado estas posiciones. La no activacin resulta tambin acorde con la oposicin manifiesta del Departamento de Estado de los Estados Unidos a la CPI y muy especialmente contra el crimen de agresin, oposicin que ha sido constante a lo largo de todas las administraciones antes, durante y despus de la aprobacin del Estatuto de Roma en 1998. Estados Unidos, al igual que Rusia y China, no ha ratificado este Estatuto y desde que ste se aprobara ha desplegado una intensa labor diplomtica para llegar a acuerdos bilaterales que dejen a su personal fuera del alcance de la jurisdiccin de la CPI.

El trabajo de Reino Unido y Francia respecto del crimen de agresin responde a esta misma finalidad y no es ms que la constatacin de que existe una predisposicin de las "grandes potencias" a garantizarse la intervencin militar directa en cualquier lugar del mundo al margen de la legalidad internacional.

Las grandes potencias intentan impedir la activacin de la competencia de la CPI sobre el crimen de agresin.

Donald M. Ferencz

El 11 de diciembre de 1946 fue un da histrico para el derecho internacional. La Asamblea General de las Naciones Unidas, reunida ese da en Nueva York, confirm por unanimidad los principios de Derecho Internacional reconocidos por el estatuto y las sentencias de Nuremberg. Con ello se reconoca a la guerra de agresin como el "crimen internacional supremo" y se aparc el argumento de que los gobernantes estn por encima de la ley.

Sin embargo, el cercano aniversario de esta histrica fecha puede verse ensombrecido por la situacin totalmente diferente que se est pergeando. Si la maquinaria puesta en marcha entre bambalinas por varios pases no llegara a detenerse, en la segunda semana de diciembre de 2017 pudiramos asistir a la muerte anunciada del crimen de agresin en cuanto tal. El mes que viene, tras 71 aos de trabajos, por fin el crimen de agresin ser sometido a activacin como crimen enjuiciable por la Corte Penal Internacional ("CPI"). No obstante, existe un riesgo serio de que, en lugar de ser activado sea relegado a un tambaleante estado de limbo jurdico: un crimen an sin tribunal. Ironas de la historia, son precisamente las naciones que se sentaron y sentenciaron en Nuremberg -que colocaron al crimen de agresin entre los crmenes de derecho internacional- las que podran ser responsables de abortar su activacin como crimen enjuiciable por la CPI.

Las enmiendas sobre el crimen de agresin que sern sometidas a re-aprobacin el mes prximo ya han sido aprobadas por unanimidad en la Conferencia de Revisin [del Estatuto de Roma] celebrada en Kampala, Uganda, en 2010.

Ante la presin de importantes estados y como cuestin sujeta a un compromiso fruto de una intensa negociacin, en Kampala se acord que las enmiendas sobre agresin no se activaran antes de 2017. Aun as, los Estados que se congregaron en Kampala, resolvieron por unanimidad "activar la competencia de la Corte sobre el crimen de agresin lo antes posible". Sabremos pronto si esta intencin era real.

Los Estados Parte de la Corte se reunirn en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York entre el 4 y el 14 de diciembre para llevar a cabo el compromiso adquirido en Kampala. Si bien 34 estados ya han ratificado su aceptacin de la competencia de la Corte sobre el crimen de agresin, entre ellos incluso ms de la mitad de los miembros de la OTAN, Reino Unido y Francia no la han ratificado. En su lugar, han hecho bloque con un puado de Estados, que incluyen Japn, Canad, Noruega y Colombia, para amenazar tcitamente la activacin de la competencia de la Corte sobre el crimen de agresin insistiendo en que la Corte ha de aclarar primero que las enmiendas sobre agresin no sern de aplicacin a dirigentes de los Estados que no las ratifiquen por separado. Poco importa si los trminos expresos de lo que se acord en Kampala otorgan a cada Estado miembro la nada desdeable flexibilidad de optar expresamente por quedar fuera de la competencia de la Corte sobre agresin. Si lograran arrancar de la Asamblea de Estados Parte las garantas que piden, los dirigentes de pases que no hayan ratificado pueden sin duda aspirar a permanecer totalmente fuera del alcance del eventual enjuiciamiento del crimen de agresin, independientemente de si optan formalmente por quedarse fuera o no, tal cual se acord como requisito en Kampala. Al insistir en que sus lderes queden exentos salvo en caso de ratificacin de las enmiendas, los no ratificantes estn diciendo que no necesitan optar por quedar fuera de la jurisdiccin de la Corte pblicamente, ahorrndose as el eventual bochorno.

Es significativo que la previsin sea que la inminente decisin sobre el crimen de agresin se tome mediante una resolucin de consenso. Esto quiere decir que la resolucin de activacin slo puede ser adoptada por unanimidad o no adoptarse en absoluto. En tales circunstancias, cada Estado miembro de la Corte tiene el poder de boicotear la voluntad de la mayora, por muy aplastante que sta sea, simplemente no dando el consentimiento a la adopcin de la resolucin, obviando as los trminos precisos de lo que se aprob unnimemente en Kampala. De este modo, los pases que no han ratificado las enmiendas de Kampala y que reclaman claridad en el sentido de que sus dirigentes quedarn fuera del alcance de la Corte en caso de crimen de agresin, contaran con la facultad de bloquear la aprobacin final. Pueden jugar esta carta bajo la mirada de todo el mundo?

Lo que est en juego va mucho ms all de la mera activacin de la competencia de la Corte sobre el crimen de agresin. Algunos pueden ver en esta decisin sobre la activacin, y no les falta razn, un test al sistema internacional de justicia en s. Las potencias que promueven el estado de derecho para otros, pero que se esconden bajo el manto de la impunidad respecto del ms grave de todos los crmenes, apareceran como hipcritas a ojos de todo el mundo, o incluso como algo peor.

Sin lugar a dudas, quienes socavan la activacin de la competencia de la Corte sobre el crimen de agresin tienen sus razones para ello. El lucrativo negocio de la venta de armas o la existencia de alianzas militares que responden a intereses polticos propios pueden bien influir en los procesos de toma de decisin de los pases no ratificantes.

Todava es posible el compromiso negociado, pero los no ratificantes que piden garantas para proteger a sus dirigentes lo han hecho hasta ahora con bastante parsimonia, y ello por buenas razones. El tiempo se acaba y la tctica de la dilacin les otorga una clara ventaja: basta con que no hagan nada hasta que se agote el tiempo en la prxima reunin de la Asamblea de Estados Parte. De manera autocomplaciente podrn despus afirmar "Lo intentamos. Realmente lo hicimos, pero no haba tiempo". Tan slo han de asegurarse de que no hay acuerdo sobre el crimen de agresin para conseguir la finalidad que buscan: que no se llegue a una decisin sobre la activacin es otra forma de garantizar la impunidad total sobre el crimen de agresin a sus respectivos dirigentes.

Las enmiendas de Kampala representan un alegato jurdico para la humanidad: son un llamamiento a los pueblos y naciones de buena voluntad para que protejan a la humanidad frente a un mundo ajeno al derecho. La complacencia no est muy lejos de la complicidad, y aqullos que creen en el estado de derecho deben ponerse en pie y ser tenidos en cuenta.

Para poder contactar con los Gobiernos de varios pases selectos entre los no ratificantes, consulten por favor las siguientes pginas:

Donald M. Ferencz. Coordinador del Instituto Global para la Prevencin de la Agresin (Global Institute for the Prevention of Aggression); Investigador adjunto del Centro de Crimonologa de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oxford (Centre for Criminology of the Oxford University Faculty of Law) y Profesor invitado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Middlesex, Londres.

Ms informacin:

Informe sobre la facilitacin de la activacin de la competencia de la Corte Penal Internacional con respecto al crimen de agresin.
http://www.derechos.org/nizkor/aggression/doc/asp16agg3.html

Fuente: http://www.derechos.org/nizkor/aggression/doc/donferencz6.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter