Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-12-2017

Crisis poselectoral
Democracia rematada en Honduras

Carlos Fazio
Brecha


Las irregularidades en las elecciones hondureas del 27 de noviembre desataron masivas movilizaciones que se saldaron con muertos, heridos y cientos de detenidos. Sectores de la polica se negaron a seguir reprimiendo a un pueblo que hace tan slo ocho aos soport un golpe de Estado y que ahora, cacerolas en mano, acusa al Gobierno de fraude electoral, un Gobierno asociado al crimen organizado.

En medio de un clima de gran inestabilidad poltico-social, avivado por multitudinarias marchas de desobediencia civil poselectoral que han desafiado el estado de excepcin impuesto por el rgimen de Juan Orlando Hernndez, la situacin en Honduras permanece incierta luego de que el martes 5 el Tribunal Supremo Electoral (Tse) ratificara la ventaja del actual gobernante sobre el candidato opositor centrista, Salvador Nasralla Salum.

Al finalizar el escrutinio, el Tse que preside David Matamoros, militante del progubernamental Partido Nacional (ultraderecha), inform que Hernndez tena una ventaja sobre Nasralla un conocido conductor de televisin y ex gerente de la Pepsi Cola de origen libans que incursion en la poltica en 2013 y fue postulado a la presidencia en los comicios del 26 de noviembre por un frente electoral bautizado Alianza de Oposicin contra la Dictadura de casi 52.500 votos (1,6 por ciento), en unos comicios donde supuestamente sufragaron poco ms de 3 millones de personas, alrededor de la mitad del padrn electoral.

Doce das despus de las elecciones el Tse an no haba declarado un ganador, mientras Nasralla y el coordinador de la alianza opositora, Manuel Zelaya, el ex presidente de la repblica depuesto por un golpe de Estado en 2009, seguan exigiendo que se contara la totalidad de las actas electorales, incluyendo el cotejo de firmas de cuadernillos y recuento de votos, o que se convoque a una segunda vuelta, tras detectar la contaminacin de los servidores, las bases de datos, las trasmisiones y los registros del sistema de cmputo.

El mircoles 6 el jefe del Ejecutivo, a quien se acusa de fraguar un golpe electoral en complicidad con el Tse, manifest estar dispuesto a que se haga una revisin total del proceso comicial.

La sospecha

En un principio, la principal demanda de Nasralla y sus seguidores apoyada por Luis Zelaya Medrano, del conservador Partido Liberal, tercero en los comicios con 13 por ciento de los sufragios era que se volvieran a contar alrededor de 5.200 actas que no entraron al sistema del centro de cmputos del Tse desde las mesas de escrutinio, sino segn las denuncias de la coalicin opositora desde las bodegas del Instituto Nacional de Formacin Profesional (Infop), donde estn almacenadas las urnas.

La sospecha de que se ha consumado un fraude electoral se basa en que luego de que el Tse haba procesado el 57 por ciento de los votos a nivel nacional y Nasralla aventajaba al reeleccionista Hernndez por cinco puntos porcentuales se produjo un apagn que ocasion la cada del sistema de cmputo. En ese momento las tendencias favorecan claramente a Nasralla, cuya victoria fue reconocida incluso por el contrincante conservador Luis Zelaya.

Entre los sucesivos desperfectos y apagones, el sistema estuvo prcticamente inactivo por un espacio de 72 horas. Tras reanudarse el conteo, la tendencia cambi de manera radical y Hernndez tom la delantera, mientras inexplicablemente los candidatos a alcaldes y diputados del oficialismo se mantenan en sus registros anteriores. Para entonces, segn el politlogo argentino Atilio Born, el Ministerio Pblico haba allanado una oficina del Partido Nacional, sorprendiendo a sus ocupantes en la preparacin de actas comiciales falsas.

Represin y desercin

Las irregularidades desataron la furia popular. La gente sali a las calles a protestar en 14 de los 18 departamentos, con tomas de puentes, plazas, bulevares y carreteras. Las manifestaciones fueron violentamente reprimidas por la polica nacional, y a las 11 de la noche del viernes 1 de diciembre se puso en marcha el estado de excepcin decretado por el presidente Hernndez, con un toque de queda que restringi las garantas a la libre circulacin entre las 18 horas y las 6 de la maana, por un plazo de diez das.

No obstante, y cuando ya se haban registrado al menos seis muertes y la polica haba reportado ms de 300 detenidos, el domingo 3 se produjeron grandes manifestaciones contra el fraude electoral en Tegucigalpa y otras ciudades, como San Pedro Sula y Tocoa.

Un da despus, elementos de las fuerzas especiales Cobra, Tigres y Antimotines de la polica de Honduras comenzaron una huelga de brazos cados y advirtieron al Gobierno de que no iban a reprimir a la poblacin. No somos mquinas ni robots y no vamos a exponernos a que nos maten en las calles y tampoco a reprimir al pueblo, dijo un mando de los insubordinados. A la sublevacin se unieron efectivos policiales de San Pedro Sula, quienes se negaron a reprimir a los manifestantes y poner orden durante el toque de queda, y tambin agentes de ocho poblados como Coln, Saba, Santa Brbara y Choluteca.

Zonas francas

Acerca de los porqus de lo que Atilio Born denomin como un golpe blando preventivo, se destacan tres elementos. Primero, Honduras sigue siendo una pieza clave en la geopoltica regional de Washington. Segundo, heredero de los golpistas de 2009, el rgimen de Hernndez busca evitar que miembros de su entorno de poder poltico sean deportados a Estados Unidos, donde enfrentan acusaciones en un tribunal de Nueva York vinculadas con el trfico de drogas y el crimen organizado. Y en tercer lugar, las presiones del consultor poltico estadounidense Mark Klugmann, representante del gran capital, asesor del presidente Hernndez y con autoridad legal para concesionar y autorizar zonas francas con extraterritorialidad fiscal, autonoma aduanera y jurisdiccional, las llamadas zonas de empleo y desarrollo econmico (Zede).

Segn Carlos Dada, del portal digital salvadoreo El Faro, Nasralla prometi en su campaa abrogar las Zede (donde los empresarios que invierten en un proyecto crean su propia polica y donde no rige la ley hondurea). El proyecto de estas zonas en Honduras est basado en la idea de las ciudades modelo, del gur de la macroeconoma Paul Romer, y su principal y gran negocio es el megapuerto en el golfo de Fonseca.

La propuesta de la coalicin opositora de eliminar las Zede sera una de las razones principales que animan el golpe electoral. Como antecedente cabe recordar que cuando la Suprema Corte de Justicia hondurea declar inconstitucional la ley de regiones especiales de desarrollo, en 2012, el Legislativo orden la destitucin de cuatro de los seis magistrados de la sala de lo constitucional que haban echado por tierra el modelo de las ciudades modelo, y el ejrcito rode el Congreso Nacional (que entonces era el feudo del actual mandatario Hernndez) para proteger a los congresistas de las protestas que estallaron.

Crimen organizado

En relacin con la red de intereses criminales articulada alrededor del actual presidente y candidato reeleccionista Juan Orlando Hernndez, distintos analistas y medios, como la Bbc, han dado cuenta de que Honduras se convirti en el principal centro de operaciones de los crteles del trfico de drogas en Centroamrica. La costa norte hondurea pas a ser controlada por el crimen organizado, que se apropi adems del aparato poltico, de los sistemas de seguridad y del Poder Judicial.

Como parte de esa trama narcopoltica en la que polticos se han convertido en lavadores de las mafias de la droga− existen varios prontuariados en la Corte Sur de Nueva York, donde han sido condenados uno de los hijos del ex presidente golpista Porfirio Lobo y otros funcionarios ms afiliados al Partido Nacional.

En 2012 Honduras alcanz una cifra de ms de 90 homicidios por cada 100 mil habitantes, y en las principales urbes super el promedio de asesinatos dolosos que se registran en pases con guerras declaradas.

Segn reportes de analistas internacionales, las mafias organizadas necesitan que Juan Orlando Hernndez contine en la presidencia para garantizarles su impunidad y la continuidad de los negocios de la economa criminal.

Sobre el valor geopoltico y estratgico de Honduras para el Pentgono y la administracin de Donald Trump, cabe recordar que el pas centroamericano cuenta con la base area de Soto Cano, en Palmerola, que alberga a la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, compuesta por unos 500 militares estadounidenses. Fue la verdadera razn del golpe de Estado contra Manuel Zelaya en 2009, cuando ste propuso desplazarla hacia otra zona del territorio nacional. El aeropuerto militar es una escala obligada de la llamada red de bases en ruta para el desplazamiento de aviones de guerra desde el territorio de Estados Unidos hacia Amrica del Sur.

Luego de que durante das circularan duras crticas hacia el secretario general de la Organizacin de Estados Americanos (Oea) por su silencio sobre la situacin electoral y la violencia en Honduras, el mircoles pasado, 11 das despus de los comicios, Luis Almagro emiti un comunicado reconociendo la falta de garantas y transparencia, as como el cmulo de irregularidades, errores y problemas sistmicos que han rodeado este proceso electoral. En el texto solicit el inmediato levantamiento de la suspensin de los derechos constitucionales () frente a las manifestaciones que tuvieron lugar tras las ya denunciadas irregularidades del acto electoral, por considerarla desproporcionada, y recomend una serie de medidas para cotejar y verificar los resultados electorales.

Fuente: https://brecha.com.uy/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter