Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-12-2017

[Crnicas sabatinas] Contra la Catalua excluyente, amiga-muy-amiga del 3 (o del 20) %. Por la fraternidad, por la Repblica Federal espaola
Pero hay o no hay adoctrinamiento?

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Para Rafael Snchez Ferlosio, en su 90 aniversario. Y que sean muchos ms!

Para los (y sobre todo las) que dejaron su piel, su tiempo, su salud, incluso sus vidas en algunos casos, en la lucha contra el franquismo.


Cuando el autor, a los veinte aos de edad, march voluntario a la [primera] guerra mundial, participaba de la fe de los ciegos y alucinados millones de seres: la patria haba sido atacada y la espada deba resolver una justa, ms an, una santa causa. En la escuela haba aprendido que la muerte en el campo de batalla es una muerte heroica, y que no es propio del alemn morirse en la cama Pero la guerra revel su verdadera faz. En aquel espantoso tiempo de la noche y la desesperacin, comprendi que la muerte no es el sentido de la vida. Que al hombre, en el corto espacio de tiempo de su fugaz existencia terrestre, se le plantean tareas humanas.

Ernst Toller (1935)


La frmula del derecho de las naciones es inadecuada para justificar la posicin de los socialistas ante la cuestin nacional, no slo porque no tiene en cuenta ni la gran variedad de condiciones histricas (lugar y tiempo) que existe en cada caso concreto ni el curso general de la evolucin de las condiciones globales, sino porque ignora totalmente la teora fundamental del socialismo moderno: la teora de las clases sociales. Cuando hablamos del derecho de las naciones a la autodeterminacin estamos utilizando el concepto de nacin como una entidad social y poltica homognea. Pero en realidad un concepto como el de nacin constituye una de estas categoras de la ideologa burguesa que como la libertad del ciudadano, la igualdad ante la ley, etc. la teora marxista ha sometido a una revisin radical, demostrando que tras esa cortina de humo se esconde en todos los casos un contenido histrico bien definido. En una sociedad de clases la nacin como una entidad sociopoltica homognea no existe. Lo que s existe en cada nacin son clases com intereses y derechos antagnicos.

Rosa Luxemburg (1908)


El tejido de miserias de una sociedad apocada y disciplinada con lo que se da en llamar sus tradiciones est retratada de una manera sobria y muy evidente en La librera . Ah figuran los poderes fcticos de toda la vida, que podrn cambiar de opinin pero no de personas. Basta con echarle una ojeada a lo que fue la CiU pujolista y contemplar ahora al recin bautizado PDeCAT, para oler el mismo tufo a naftalina de la clase dirigente, igual da que se enseoreen del Palau de la Msica o por su sinuosa trayectoria de detentadores del poder. Porque el poder es suyo y hacen con l lo que les pete, o lo que les dejen si afecta a sus patrimonios.

Gregorio Morn (2017)


Cierro el jueves por maana. La Francia del exilio republicano me espera. Es conmovedor, deja sin habla, visitar el cementerio de Septfonds (St-fonts). La Repblica espaola est all, como en ningn cementerio espaol!

En otras circunstancias, la situacin de Honduras (recordamos el golpe de Estado de 2009 contra Zelaya, durante la presidencia de Obama?) debera ser asunto central de anlisis y reflexin en una sabatina como sta. Pero no se puede hablar de todo y el monotema sigue muy presente. Un apunte: de qu democracia hablan, qu procedimientos democrticos respetan, esos que nos dan lecciones a todos los dems y acusan a Nicols Maduro, por ejemplo, de ser un dictador que no respeta los resultados electorales? Con palabras del profesor Miguel Candel: La hipocresa "occidental" tiende al infinito. Con otras no meros certeras de Andrs Martnez Lorca: Dnde est la voz de la ONU, de la UE y de la OEA, sta siempre en primera lnea contra los gobiernos progresistas de Amrica? Por qu callan ahora Rajoy, Merkel, Trump, Macron, Santos, Macri y Pea Nieto, "guas de Occidente y del neoliberalismo"?. Con las de Juan Manuel Karg para finalizar: El horror despus del fraude ha llegado a Honduras, lamentablemente, en forma de Estado de sitio. Y ser por diez das ms, de acuerdo a la disposicin. Juan Orlando Hernndez y la derecha regional parecen dispuestos a todo para no perder un pas estratgico de Centroamrica.

Tambin este comentario del historiador Jos Luis Martn Ramos es importante. Hablo de otro asunto esencial:

El Yemen, la Arabia feliz. En el momento de la independencia Aden quedo controlado por el Frente de Liberacin del Sur del Yemen, marxista. Era la poca en que el FPLP de George Habache y el FDLPP de Hawatme competan con Al Fatah por el liderazgo en Palestina y por una alternativa rabe no confesional al islamismo poltico. La estrategia conjunta de Israel, Arabia Saudi y EEUU fue derrotar, aniquilar esa opcin, potenciar los Hermanos Musulmanes, Hamas,... De todo aquello apenas queda Hezbol y lo que sobrevive en Siria. Lo de Jerusaln es extremadamente grave. Es una nueva patada al avispero, que libera la avispa negra del islamismo tafkirista, ahora que pareca en retroceso.

Algunas compaeros, algunos activistas -militantes decamos unos aos atrs- de largo recorrido, sostienen que se juega en las elecciones del 21D con cartas muy marcadas. No por nosotros sino por los  nacionalistas- secesionistas. A un que la situacin nos pueda poner o nos ponga de los nervios-nerviosos, la cosa no va de izquierdas versus derechas, de crticos del sistema de explotacin-destruccin-y-locura-militarista frente a defensores del mismo sino de pugna (una nueva pugna) entre los secesionistas y los no independentistas. Ese es el guin y no es otro el argumento. Conviene no soar en este caso, conviene no imaginar lo que no existe.

Me esfuerzo una y otra vez en refutar esa idea-diagnstico pero no lo consigo. Yo tambin creo que el 21D va de eso y no de otra cosa. Esa ser la lectura dominante y acaso nica de los resultados: o por la destruccin del demos comn o por la bsqueda de un espacio de convivencia federal. Podemos seguir as durante aos y aos? No es imposible, tal vez sea probable.

Las citas se explican esta vez por s mismas (una pequea nota sobre el tuit un poco ms adelante). Quera aadir una cuarta pero me ha dado un poco de corte... pero antes, ahora ya no. Tomo pie en una conversacin entre Jos Andrs Rojo (nieto de Vicente Rojo?) y Rafael Snchez Ferlosio [RSF] (El Pas, 4 de diciembre de 2017, pp. 24-25). Pregunta el primero: Y sigue con la tertulia? De qu han tratado en la ltima cita? RSF: Da un poco de vergenza.... Y eso? le comenta Rojo. La respuesta del autor del Alfanhu (entre parntesis: lean si tienen ocasin la resea del libro -que es ciertamente ms que una simple resea- de Manuel Sacristn. Apareci en Laye, n. 24 , 195 4; ahora en Lecturas, Barcelona, Icaria, 1985, pp. 65-86):

Se habla mucho del tema que se ha impuesto, de Catalua. No entiendo nada. Son unos obsesos, un da dicen una cosa y al otro da, otra. Dicen lo mismo y todo lo contrario. Qu pesados!Qu pesados! Nosotros hablamos porque es el tema del da pero poco.

La que le va a caer a don Rafael en su 90 aniversario! La que le habr cado seguramente cuando lean estas lneas! Qu pesados y apelando al principio de no contradiccin!

Dos apuntes para abrirles el apetito:

1: Un dato que dice mucho de nuestra situacin econmica y del que solemos olvidarnos: de las 7.255 personas que se registraron en las oficinas pblicas de empleo a lo largo del mes de noviembre, casi 7.000 -6.969 exactamente- eran mujeres. El 96%! Datos globales: 3.474.281 trabajadores desempleados registrados; 1.465.663 son hombres, 2.008.618 son mujeres: un 37% ms! La pobreza tiene ms rasgos de mujer

2. Los que sostienen que el sistema judicial espaol es un mbito o un aparato del Estado donde el gobierno, sin ms consideraciones ni matices, hace lo que le viene en gana, deberan explicar con detalle y de forma comprensible el inters poltico que tiene para el PP la resolucin del juez del TS del pasado lunes 4 de diciembre (incluida la anulacin de la bsqueda del martes por la maana). Hay alguna duda de que, en trminos estrictamente polticos, la situacin judicial favorece electoralmente hasta el momento a las fuerzas secesionistas? No se les est haciendo la campaa? Qu hubieran podido decir de sustantivo si hubiera sido otra la resolucin del juez del TS? El victivismo renovado no es el estado natural y motor del movimiento del secesionismo .Cat?

Como estamos en fiestas: una buena noticia y por un regalo.

La buena noticia: el ayuntamiento de Barcelona rompe (poco a poco, parcialmente, no de golpe, no totalmente) con el software de Microsoft. Bien! Un objetivo que el municipio se ha trazado para el futuro: prescindir de Windows y usar un sistema operativo Linux como Ubuntu. No es tan difcil. Por qu no diez aos antes por ejemplo? Hace mucho tiempo se consigui, sin apenas medios y con mucha voluntad, en un instituto de enseanza media de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), el Puig Castellar. Hay muchos ms casos.

El regalo: me lo paso un amigo del alma, uno de los rojos ms entraables que he conocido nunca, Javier Aguilera. Es un documental sobre John Berger -uno de sus maestros- titulado "John Berger = El Arte de Ver" en https://www.youtube.com/watch?v=OFY8aq-Ovsk

Dos notas complementarias ms antes del tema de hoy.

Un comentario sobre la sentencia del pasado lunes, 4 de diciembre, de Antonio-Francisco Ordoez Rivero, miembro de ASEC/ASIC, un jurista que se lee las sentencias y que no habla por hablar y sin conocimiento de causa:

Por curiosidad y a la vista del tremendo contenido del Auto del TS dictado hoy, 4 de diciembre de 2017, donde se constata que los autores de los presuntos delitos, entre otros, de rebelin y/o sedicin pretenda alcanzar su objetivo a toda costa; es decir, de forma totalitaria y con utilizacin finalista de la ciudadana al mismo objeto, he revisado lo que deca el catedrtico de Derecho Penal, Joan J. Queralt, en su manual con el que estudi (aunque es del curso 1987-1988, parece que hay cosas que nunca cambian):

Rebelin, delitos contra las formas de Gobierno

"Los delitos que vamos a analizar en este captulo se caracterizan porque constituyen conductas que pretenden destruir el sistema poltico-jurdico vigente (S. 23-4-1983: 23-F). Por ello, en todos los cdigos y en todos los tiempos han figurado una serie de disposiciones por las que se pretende asegurar la pervivencia del sistema imperante en un momento determinado. De hecho, para la comunidad poltica suponen el ataque ms grave que puedan sufrir, dado que si los delitos se consuman no podrn ser castigados, los delincuentes, pasarn a ser los seores del nuevo orden".

"Declarar la independencia de una parte de la nacin supone un acto de secesin; en la medida en que se consagra la unidad de Espaa (art. 2 CE), cualquier procedimiento de esta ndole est absolutamente proscrito; slo una previa modificacin constitucional, en los trminos del art. 168 CE, permitira la posibilidad legal de dicha declaracin. Con el texto constitucional actual, incluso la declaracin no coactiva efectuada por el Gobierno central sera constitutiva de este delito".

"Tipo negativo. Los rebeldes que se alzan contra un sistema democrtico -otras hiptesis no tienen base en nuestro ordenamiento- suelen acudir a dos grandes grupos de justificaciones: la legtima defensa y el cumplimiento del deber. La primera decae por no existir ni agresin ni ser posible la legtima defensa de intereses o derechos abstractos (MIR). En cuanto al cumplimiento de un deber es fcil sealar que el deber de rebelarse no existe; ms bien est prescrito el contrario: sujetamiento a la Constitucin y al resto de un ordenamiento jurdico (art. 9.1 CE). Acudir a expedientes como el honor es algo que no tiene cabida lgica en un sistema democrtico; y existe un consenso ms que suficiente para asegurar que el vigente en Espaa lo es. Por lo tanto, la rebelin carece de causas especficas de justificacin". [Las cursivas son suyas (de Joan J. Queralt) / el subrayado y la negrita es ma]

Pareciera que al contertulio afn al denominado procs no le es ajena la gravedad de los actos que, indirectamente, viene apoyando; con lo que cabe concluir que, tampoco, a sus autores materiales, con los que vena y viene manteniendo estrecho contacto.

De todo lo anterior y a la luz, inmensa luz, que se deriva del auto referenciado dictado el da de hoy [4 de diciembre], la prisin provisional, comunicada y sin fianza, confirmada para ciertos encausados como consecuencia del denominado procs, me parece CORRECTA.

El segundo asunto, el debate del pasado domingo en Salvados entre Arrimadas y Rovira. Lo mejor en mi opinin: cuando Marta Rovira dijo, con todo el rostro del que ella es capaz, "yo tambin estoy harta del procs". O tambin cuando afirm sin mover un msculo: "No podemos entendernos".

Ni Arrimadas ni Rovira supieron las cifras de los parados de Catalua pero, sin disculpar a ninguna de ellas, una es dirigente de una fuerza neoliberal (poco se puede esperar de ella en este tema) y la otra, se supone, forma parte, es dirigente, de un partido que se dice de izquierdas y republicano: ERC.

El comentario de un amigo:

Es verdad que lo que ms les duele a los independentistas es Ciudadanos, pero no porque sean de derechas, tambin lo es declaradamente el PDCat y callan y otorgan. A Ciudadanos lo odian ms que al PP no por sus posiciones polticas sino porque no quieren admitir que Cs naci en Catalua y es un partido tan cataln como ERC, aunque no sea pata negra. La Vanguardia, por ejemplo, no puede ver a Albert Rivera ni en pintura, no digamos su idelogo, Juliana, siempre tan maquiavlico.

Para un anlisis ms detallado del debate: Manuel Cruz, filsofo de guardia, Faltones de piel fina. El enlace: https://blogs.elconfidencial.com/espana/filosofo-de-guardia/2017-12-05/independencia-cataluna-marta-rovira-faltones-piel-fina_1488649/

Vayamos al tema de hoy, tras este largo prembulo: hay o no hay adoctrinamiento?

Buscando puntos de consenso. Acordaremos que influir no es adoctrinar (en caso contrario, todos adoctrinaramos) y que propagar con honestidad en el gora pblica (no publicitar, Manuel Sacristn nos ense la diferencia) nuestras ideas y sugerencias (revisables todas ellas, incluso algunos de nuestros principios asentados) tampoco es adoctrinar. El asunto, la discusin de estos das pasados, salvo error por mi parte, se centra en las prcticas reales que se ejercen en las (o en algunas) instituciones educativas, especialmente cuando hablamos de nios y de adolescentes.

Por otra parte, cuando alguien como Rosa Cullell (Salvemos Barcelona, El Pas, Catalua, 6.12.2016, p. 2) cuenta cosas como la que les copio a continuacin, se puede pensar razonablemente, sin anteojeras de un signo u otro (y sin generalizaciones apresuradas), que el adoctrinamiento (etnicista-cultural-lingstico) tiene su campo de accin e intervencin en la poltica catalana (y no desde hace cuatro meses o cinco aos, desde muy atrs). Lo que cuenta la periodista en las primeras lneas de su artculo

El expresidente autoexiliado en Blgica piensa que tampoco debemos ser europestas. Ni esta Espaa ni esta Europa -dicen- son las nuestras, y, ya puestos, ni estas personas. Una joven airada me espeto hace unos das en las redes que si pensaba as -si no era independentista, claro- deba pasar a llamarme Rosa Lpez. No me merezco, al parecer, tantas y catalanas elles.

No he aadido nada. Qu hace que una persona joven, segn Cullell, crtica en mil asuntos probablemente, pueda pensar-razonar en esos trminos, tal vez de forma natural, lo que se sale sin ms?

Prosigo. Si pienso en el tuit con el que he abierto esta sabatina, casi mejor me callo y no digo nada ms. Cualquiera se atreve! Estos UDR, estos comits o lo que sean de defensa de la Repblica, catalana of course (los otros, los que no son como nosotros, fuera de ella!), deben ser tremendos, muy caeros. Poca broma! solemos decir aqu. Hablan de nombre, apellidos, domicilio, pareja, hijos tambin?, profesin, partidos polticos. Son, como ven, la mar de amables, muy salados ellos. Dicen que darn nuevas instrucciones y suelen afirmar que van de demcratas, que los otros son o somos unas fachas -espaoles o espaolistas, depende del momento- de mierda: a por ellos, a por los federalistas reaccionarios, carlistoides y putrefactos! Pues cualquiera dice algo y ms sobre estos temas!

As, pues, como si no dijera nada, el silencio se impone. Nos lo ordenan. Ellos mandan en su plaza-pas-nacin! Los dems estamos a su servicio, no existimos como ciudadanos. Tomen lo que viene a continuacin (medio en silencio, en la penumbra) como una coleccin (desordenada) de apuntes. Saquen ustedes, si les parece y apetece, sus propias conclusiones.

Posibles puntos de acuerdo, sumados a los que antes he sealado:

De que Arrimadas -o quien sea- diga que hay adoctrinamiento, no se infiere que lo haya... o que no lo haya. Por la misma razn, que Joan Mena, un diputado de Unidos Podemos, afirme que no existe tal cosa y salga en singular (y aplaudida... no por m) defensa de la escuela catalana (cmo si solo hubiera una escuela catalana homognea, y esa supuesta escuela catalana fuera distinta de la del resto de Espaa), no se infiere tampoco que lo haya o que no lo haya (o que haya una sola escuela, como deca, y sea esta magnfica, regular u horrible).

No funcionan as los buenos argumentos, los que deben interesarnos. Hay que sopesar y contrastar las informaciones, los razonamientos usados, las perspectivas de anlisis y ver en qu sentido se usan determinadas palabras y qu es lo que est detrs de algunas afirmaciones (tambin el tono que se usa, importante aqu) sobre, por ejemplo, lo que llaman inmersin lingstica, incorrecta expresin porque no es voluntaria y porque ms o menos la mitad de las familias catalanas no sufren ninguna inmersin: sus hijos, el caso del mo por ejemplo, reciben enseanza en la escuela en el mismo idioma que se habla en casa, el cataln. No ocurre as en el resto de casos, lo quieran o no. Ninguna familia se atreve a lanzarse sola al ruedo de la protesta.

Avancemos un poco ms.

Si por adoctrinamiento se entienden: tienes que pensar A y B y en el prximo examen tienes que decir exactamente A y B, sin cambiar ni una coma, y si no te suspendemos y te expulsamos adems del centro, entonces no hay adoctrinamiento. Punto y final. Pero, alguien en su sano juicio poltico argumentativo entiende as -o en trminos similares- esta categora?

En cambio, si por adoctrinar entendemos (lo tomo del diccionario de la RAE) instruir a alguien en el conocimiento o enseanzas de una doctrina, inculcarle determinadas ideas o creencias, entonces la respuesta no es tan sencilla ni tan inmediata. Y, en mi opinin, no es negativa.

Paso a paso, intentando ponernos de acuerdo en lo que sea posible para ver donde se ubican nuestras diferencias si existen.

Es evidente que muchas familias, la gran mayora, adoctrinan en el sentido sealado, de inculcacin -prudente, razonable, aado yo- de determinados ideas o preocupaciones. Por ejemplo. No me duelen prendas en afirmar que yo, con mayor o menor fortuna, he intentado inculcar a mi hijo la importancia cvica de la justicia, la equidad, el compromiso social, la fraternidad, la honradez, la solidaridad, del pensar en los dems y en los ms desfavorecidos especialmente, tambin en el amor desinteresado al saber y al goce del arte, particularmente de la pera y la poesa. Tambin ustedes? No creo que hayamos obrado mal.

No se me ha ocurrido, eso s, inculcarle el amor a Espaa, ni incluso a la Espaa republicana (que bien mirado no hubiera sido ningn disparate, errar, el mo, es humano!). Pues bien, no creo insultar a nadie si afirmo que muchas familias, conozco algunas de ellas, inculcan a sus hijos, desde muy pequeos, determinadas ideas o creencias sobre Catalua (y tambin sobre Espaa). Incluso, perdonen la broma, sobre el Bara que es ms que un club. No digo que siempre est mal; digo que se hace. En la construccin y extensin de la cosmovisin secesionista, esta inculcacin ideolgica nacional desde muy pequeos, segn sus propias concepciones, es muy importante (Se dir: tambin hacen algo parecido muchas familias en otras comunidades hablndoles de Espaa. Hay matices aqu pero vale, de acuerdo).

Igualmente, el papel jugado por determinados medios de comunicacin, TV3 destacadamente por su influencia, es ms que evidente. Adoctrinan permanentemente como han hecho, aado por si fuera necesario sin serlo, la televisin de Aguirre o la valenciana en tiempos de Camps o Zaplana. Ayudan, desde su perspectiva, a fer pas como deca el molt ex honorable, el gran defraudador y manipulador, el principal falsario del Principado. En el lenguaje usado, incluso cuando dan el tiempo, por no hablar de sus informaciones sobre la poltica catalana o sobre lo que entienden por cultura catalana (la sardana, por ejemplo, es parte de esa cultura, pero no lo son la jota o el flamenco. Llus Llach es nuestro, suyo quiero decir, Miguel Poveda no lo es), los ejemplos se multiplican. No creo que nadie pueda negarlo aunque pueda parecerla bien o un instrumento de defensa frente al adoctrinamiento de otros canales televisivos (TV1 o Antena3 se suele decir) que, desde su punto de vista, obraran en sentido contrario. En sntesis: sin ceguera, TV3 y otros medios adoctrinan. A algunos les parece bien; a otros, a m por ejemplo, no nos lo parece.

En cuanto a la escuela, institutos incluidos, y dejando aparte ahora la universidad -que, desde luego, tambin ha hecho lo suyo, lo mismo que el cuerpo del profesorado; mil campanas y mil ejemplos suenan en nuestros corazones recordando, por ejemplo, aquel gran congreso cientfico de Espaa contra Catalua (1714-2014), con la conferencia inaugural impartida por Josep Fontana-, en las escuelas e institutos, deca, es evidente que se adoctrina en algunos casos.

Se adoctrina en las escuelas del Opus, segreguen o no por sexo, y en otras escuelas religiosas, las de los jesuitas no excluidos.

Lo mismo que sucede -con otros procedimientos- en escuelas de lite no concertadas como Aula (donde estudiaron el Astut Mas y sus hijos).

En general, aqu, en Catalua y en el conjunto de Espaa, hay adoctrinamiento en asignaturas como Economa e Iniciativa Emprendedora, una apologa indocumentada del neoliberalismo que se imparte en todos los ciclos formativos de grado medio o grado superior. No es eso adoctrinamiento regulado por ley? Otra cosa es que algunos profesores/as, usando adecuadamente su libertad de ctedra, se nieguen a impartir doctrina neoliberal, acrtica donde las haya.

Qu ocurre no en la escola catalana, expresin incomprensible, sino en la escuela pblica en Catalua, en general y, especficamente, cuando se imparte asignaturas como historia, geografa o economa, o incluso en otras menos sociales? Pues creo, intento ser ecunime pero sin apuntalar ninguna defensa corporativa, que muchos profesores y profesoras -un muchos a determinar, en ningn caso digo todos-, en los ltimos aos especialmente y ms en algunas comarcas del interior de Catalua pero no slo ah, por conviccin, no digo que sea por mandato de la consejera de Educacin, han adoctrinado -han inculcado determinadas ideas- a sus alumnos y lo han hecho con sus comentarios, sus ejercicios, con sus ms que discutibles explicaciones histricas, con sus informaciones, con sus consejos, con su decir en reuniones con padre, madres y tutores, con sus bromas sobre Espaa, incluso con actividades -en menor nmero de casos- consistentes en cantar coralmente In-de-pen-dn-cia o en pintar la palabra en pancartas. Por no hablar de algo sorprendente que han manifestado algunos profesores e incluso algunos padres o madres: en los patios de escuelas e institutos debera hablarse nicamente en cataln, porque es el nico idioma vehicular -menuda palabreja!- y mientras se est en el espacio pblico de la escuela o el instituto esa debera ser la nica lengua usada por el alumnado. Eso s, en casa, o fuera del la escuela, si quieren, pueden hablar en castellano si les apetece (La situacin, bien pensada, es una inversin de algo que vivimos hace aos en .Cat, y en otras comunidades, pero no soy ms concreto para no molestar a nadie).

Sea como fuere, la transmisin del ideario secesionista puede ser y es de hecho ms sutil en ocasiones. Por ejemplo. En la agenda que se reparti en el curso 2013-2014 en todos los institutos de Santa Coloma de Gramenet (una poblacin obrera pegada a Barcelona por el Bess) a unos -calculo mal- 3.000 alumnos y familias, se daba una explicacin sobre los sucesos de 1714 que rozaba el disparate histrico o la ambigedad como algunos dicen ahora. Pueden comprobarlo; quedan ejemplares; yo tengo uno en casa.

Hay muchos ms ejemplos de esto ltimo, de estas estrategias ms sutiles. El Bara y sus alrededores con un mecanismo (casi) perfecto si pensamos en muchos jvenes trabajadores de los cinturones de la Rosa de Fuego.

Me quedo aqu. Vuelvo otro da sobre el tema.

Recojo ahora opiniones de compaeros que conocen el tema desde dentro, mucho mejor que yo, y que me han dado su opinin estos ltimos das. Son apuntes desordenados pero interesantes en mi opinin.

La primera opinin (no doy sus nombres, recuerden el tuit inicial, pero a ellos no les hubiera importado, es una decisin ma):

El adoctrinamiento separatista se ha producido en varios frentes: 1. El contenido de las asignaturas, mintiendo y deformando la historia, la geografa, economa, etc. lo que es bien visible en los libros de textos. 2. A travs de los continuos mensajes desde la administracin va inspeccin con el fin de erradicar el castellano de las aulas y de los patios. Mensajes como "respirar en cataln", "jugar en cataln", etc. estaban destinados a que los alumnos, en clase y el patio, en extraescolares y en los pasillos, dejasen de usar el castellano. Los que hemos trabajado en institutos y escuelas as lo hemos visto. Yo soy testigo de conversaciones de nacionalistas que aspiraban a que en el futuro slo se hablase cataln en la arcadia catalana. 3. Igual de grave eran, y son, las instrucciones de cada ao de inicio de curso. En ellas se prohiba textualmente usar material didctico que no fuese en cataln. En teora no se poda usar una fotocopia de un diario en castellano, o material que no fuese cataln. Igualmente las clases se tena que impartir en la lengua "vehicular", vocablo inventado para eludir lo que quera decir: UNICA, pero de modo disimulado y, por tanto, que no fuese denunciado. Lo mismo ha pasado en los mal llamados treballs de recerca (...), trabajos de todo tipo, etc. Por supuesto desde hace muchas dcadas, la lengua "vehicular" (otra vez la maldita palabra") de relacin oficial del centro con familias y alumnos, por correo, web, etc. solo ha sido y es el cataln. 4. Todo ello se hizo, como habis sealado todos, con la complicidad de los sindicatos mal llamados de clase, infestados del nacionalismo. 5. Todo ello tambin se ha aplicado con mayor o menor intensidad dependiendo de la infestacin, y de la consiguiente prdida del sentido comn, del claustro, la direccin, los departamentos, etc. as como de la situacin laboral de cada profe... el pobre interino pasa por el aro y yo no, claro. 6. Ha sido la lluvia fina, la sutil presin del da a da que ha llevado al espectculo de que profesores castellano parlantes en los claustros, en la sala de profes, y en las aulas (por supuesto), hayan renunciado a su idioma y solo hablen cataln aunque lo destrocen. En medio de la sonrisa satisfactoria de los separatistas, claro. Han vencido hace aos, por desgracia. Cmo revertirlo? Es posible?

2. Un detalle de otro compaero sobre algunas explicaciones histricas.

Por lo que hace a la historiografa, no solo habra que ir a desmontar los mitos ms conocidos (1714), sino los menos escandalosos que, burla, burlando, hacen tanta o ms pupa. Por ejemplo, matrimonio de Ramn Berenguer IV y Petronila, interpretado como unin de Aragn y Catalua, cuando lo que se uni con Aragn fue slo el Condado de Barcelona. Aceptar esa realidad, implica aceptar tambin que Catalua NO FUE NUNCA un ente poltico. Prueba de ello es que tampoco existi nunca un ttulo soberano ligado a Catalua.

3. Un comentario de mtodo, anlisis y perspectiva:

a Lo ideal es hacer un repaso a los libros de Ciencias Sociales (desde Primaria hasta Secundaria) y de Historia en Bachillerato. Por experiencia propia, seguramente encontraramos que domina una lnea historiogrfica (por llamarlo de alguna manera) "romntica", pero es necesario documentarlo (incluso con fotos, si puedes). Despus se trata de desmontar estos mitos que encuentres, partiendo de la formulacin que haya en los mismos libros. La idea ser demostrar que, como en el caso de la asignatura de "Economa e iniciativa emprendedora", se estn usando unos dogmas que estn del todo superados por la historiografa ms o menos rigurosa, y que estos mitos sirven a una ideologa en concreto: la nacional-secesionista.

b) Por lo que respecta a la inmersin lingstica: -atacara el presupuesto de que existe un consenso social indudable al respecto: acaso se ha preguntado a los ciudadanos de Catalua, desde la Generalitat, qu modelo lingstico quieren en la escuela? A lo mejor hay sorpresas, como apuntan algunas encuestas no oficiales, y muchos ciudadanos optan por un modelo bilinge o incluso trilinge. -pondra en duda el mantra de que el cataln es una lengua en peligro de extincin. Y, ms an, an en el caso de que estuviera realmente en peligro de extincin, eso justifica que los ciudadanos, an siendo mayoritariamente castellanohablantes, debamos escolarizarnos "a las bravas" en cataln? - la comparara con otros modelos europeos (en regiones plurilinges). - argumentara por qu no cumple los derechos bsicos, en materia lingstica, de la Unesco.

c) Ya lo ha apuntado otro compaero, la cohesin social no pasa por aprender una nica lengua (cuando hay, como mnimo, dos mayoritarias), sino que pasa por el respeto a la constitucin vigente, a la convivencia, etc.

4. Sobre el adoctrinamiento, de otro amigo que es buen conocedor del tema, lo ha vivido y lo vive directamente:

Yo creo que los argumentos a favor son: 1) Libros de Historia: Catalua contra Espaa. Distorsin en la interpretacin de los hechos. 2) Imposicin del cataln como lengua nica. 3) Figura coordinadora LIC , que tiene que garantizar lo anterior, partiendo del disparate de que la cohesin social del inmigrante pasa por aprender cataln. Esto hasta la ltima etapa que estamos viviendo, en la que la mayora de los equipos directivos y algunos profesores adoctrinan directamente a partir del secesionismo.

5. Desde la propia experiencia, desde la direccin de un Instituto de secundaria en Barcelona:

Yo puedo dar tres datos: 1) Cuando fui director me prohibieron hablar en castellano cuando representaba mi funcin y hacer circular cualquier documento interno en castellano. 2) Una vez una profesora me llam "amablemente" la atencin por hablar con un alumno sudamericano en castellano. 3) En el instituto en que trabaja mi mujer la inspectora llam la atencin al equipo directivo porque los alumnos hablaban castellano en el patio a la hora del recreo.

6. Tambin desde la experiencia de un profesor de prcticas:

Qu razn tienes! Yo estando de prcticas de profesor de secundaria, tuve que soportar que el jefe de Departamento de Ciencias Sociales (un nacionalista de tomo y lomo) me recomendara que hablara siempre en cataln (en el propio Departamento, ni os cuento ya en el aula!) porque si no lo haca, me iba a sentir un bicho raro en la mayora de Departamentos de Catalua. Un consejo de nacionalista amigable.

Y otro comentario que escuch, de una profesora "cupaire", fue quejarse de que los alumnos hablasen en cataln en el patio: "Incluso los catalanohablantes!", exclamaba indignada. La joven profesora pareca no tener claro que estbamos en un pueblo del Baix Llobregat en el que la mayora es castellanohablante. Pero claro, ella vena de la Catalua carlista...

7. Una observacin:

A la espera, pues, de ver cmo organizamos todo este asunto del guix "en primaria y en secundaria", y lo denunciamos urbi et orbi, se me ocurre que deberamos ir haciendo "bal de los recuerdos", adems de contactar con "lobos solitarios" (o mejor "perros apaleados", dicho sea con respeto) como el inspector de educacin de Barcelona apellidado Cantallops, que es el nico ( de entre 37!) que declara pblicamente que en la escola catalana hay adoctrinamiento nacional-catalanista.

8. Les recuerdo el artculo Adoctrinar de Francesc de Carreras (https://elpais.com/elpais/2017/11/28/opinion/1511893262_366550.html). No descalifiquemos ni aceptemos de entrada. No hace falta estar de acuerdo con todos sus argumentos; leamos con calma y sin prejuicios y sin descalificaciones polticas. Un fragmento:

[...] les invito a leer con detenimiento el documento denominado La estrategia de recatalanizacin, publicado ntegramente por El Peridico de Catalua con fecha 28 de octubre de 1990, hace 27 aos... Se trata del programa bsico para la construccin nacional de Catalua, sin duda autntico, visto desde hoy, pues todo lo que en l se dice se ha ido cumpliendo (...) . Pero el documento mencionado puede aportar pruebas fehacientes de las intenciones de los sucesivos gobiernos nacionalistas sobre diversos mbitos ordenados en epgrafes: pensamiento (?), enseanza, universidad e investigacin, medios de comunicacin, entidades culturales y de ocio, mundo empresarial, proyeccin exterior, infraestructuras y Administracin. En cada uno de estos apartados, se establecen primero los objetivos y despus las actividades fundamentales para alcanzarlos. Imposible resumir las propuestas en el mbito de la enseanza solo aportaremos unas pldoras. El objetivo general es impulsar el sentimiento nacional cataln de los profesores, padres y estudiantes. Y, entre otras, se establecen las siguientes actividades fundamentales: Catalanizacin de los programas de enseanza. Anlisis previo y aprobacin del contenido por parte de personas responsables y de confianza. Reorganizacin del cuerpo de inspectores de forma y modo que vigilen el correcto cumplimiento de la normativa sobre la catalanizacin de la enseanza. Vigilar de cerca la seleccin de este personal.Incidir en las asociaciones de padres, aportando gente y dirigentes que tengan criterios nacionalistas.Velar por la composicin de los tribunales de oposicin.

La referencia por si les fuera til (yo creo que lo es) del artculo indicado: http://www.tolerancia.org/updocs/ElPeriodico_Programa2000_CiU_1990.pdf

Cierro aqu el tema, un tema sobre el que habr que volver algn da.

Las recomendaciones de la semana Una breve seleccin que pide -reclama incluso- una nueva seleccin por su parte:

1. De Lidia Falcn, Sin historia, sin derechos. https://www.cronicapopular.es/2017/12/sin-historia-sin-derechos/. Un fragmento:

Ya se sabe que Catalua y el Pas Vasco tienen unos derechos histricos de los que otros territorios no pueden presumir, y cuyo origen comienza en la ms baja Edad Media en el caso de Catalua, cuando en el siglo XII ya era una repblica que fue invadida por Castilla, segn cuentan los libros de texto escolares que se ensean en las escuelas catalanas. El Pas Vasco y Navarra, a raz de las guerras carlistas que ensangrentaron Espaa y la hicieron ms pobre, ms desrtica y ms atrasada, en 1878 llegaron al acuerdo con el gobierno central de pagar unas cantidades a fortfait para aliviar las exhaustas arcas estatales y no participar del pago de los impuestos generales. Ese es el derecho foral que incluso el dictador les mantuvo, bien agradecido por la ayuda que los carlistas prestaron al bando golpista en la Guerra Civil, y que se le reconoci en la Constitucin de 1978, tambin manu militari, cuando el terrorismo etarra volva a enlutar nuestro pas. Con ochocientos muertos y miles de heridos, mutilados e invlidos, no haba ms discusin que la paz.

2. Juan Francisco Martn Seco, El cupo vasco, Catalua y el resto de autonomas. https://www.republica.com/contrapunto/2017/11/30/el-cupo-vasco-cataluna-y-el-resto-de-autonomias/ El tema es importante y seguramente habr que volver sobre l una y otra vez:

La bilateralidad tiene una enorme fuerza de atraccin para las formaciones nacionalistas no solo por una razn de preeminencia, la de considerar al resto de Comunidades en un estrato inferior, sino porque siempre es ms fcil chantajear a un gobierno, sea cual sea, que enfrentarse al resto de las Autonomas. Eso explica tambin por qu los nacionalistas catalanes han planteado y plantean siempre el dilogo de forma bilateral, y por qu el presidente de la Generalitat ha eludido todo mbito de negociacin colectiva. Pero, quirase o no, la financiacin autonmica es un sistema de suma cero: el dinero que se destina al Pas Vasco o a Catalua no va al resto de las Comunidades, bien porque se reduzcan sus recursos o los del Estado.

Un apunte crtico, pertinente, desde una perspectiva de izquierdas, sin alimentar ninguna descalificacin global (Martn Seco habla de Podemos pero debera hablar de Unidos Podemos tal vez):

El voto favorable de Podemos en la aprobacin del cupo resulta aun ms inexplicable, si no fuera porque en materia territorial nos tiene ya acostumbrados a las posturas ms estrambticas. Se supone que la igualdad se sita en la cspide programtica de las formaciones polticas que se definen de izquierdas. Igualdad que se debe traducir tambin en el orden territorial. Por eso se entiende tan mal que Podemos se site siempre al lado de los intereses de las regiones ricas y las defienda en sus privilegios, o que respalde las fuerzas centrfugas que incrementan los desequilibrios y daan las polticas redistributivas entre los territorios. Claro que ya al margen de izquierdas o derechas, solo la ms total ignorancia y ceguera pueden motivar que se defienda la independencia de una Comunidad ms bien pobre como Andaluca.

3. Tampoco este artculo tiene desperdicio: "Rilke i la Marat" de Jordi Llovet: https://llegim.ara.cat/opinio/Rilke-Marato_0_1908409166.html?_ga=2.207530323.1946066194.1512393628-1810656675.1506274221.

4. El independentismo en Catalua lleva dcadas creando un relato de agravios que sita a Espaa como eje de todos los males para los catalanes. Exagero? Se me va la mano? Vean esto por ejemplo: Javier Ayuso, Estrategias de construccin del enemigo espaol. https://politica.elpais.com/politica/2017/12/01/actualidad/1512147095_879949.html.

5. Una aproximacin documentada del historiador Giame Pala, Enric Prat de la Riba y el artculo 155. http://mientrastanto.org/boletin-163/notas/enric-prat-de-la-riba-y-el-articulo-155. Las palabras finales:

Si de algo han servido estos ltimos tres meses es para entender que la unilateralidad, entendida como prueba de fuerza del gobierno cataln para doblegar al Estado, ha fracasado y que cualquier solucin a la crisis catalana, incluida una que pase por un referndum de libre determinacin, se concretar a travs de la negociacin poltica. A esta conclusin ya han llegado el PDeCAT y ERC, si bien, por obvios motivos, la explicitarn definitiva y claramente slo despus de las elecciones del 21 de diciembre y en el marco de una autocrtica que ser ms o menos amplia en funcin de los resultados electorales y de cmo acabar la cuestin de los presos. Para estos partidos ser importante −y probablemente algo complicado− explicarles a sus bases que, de cara a la articulacin de una poltica ms viable y adherente a la realidad, es menester abandonar cuanto antes la visin pratiana del Estado espaol. Y que, sobre este tema, ms vale leer a Max Weber que al gran poltico de Castellterol.

6. Para desintoxicarnos, el artculo que Gregorio Morn dedic la semana pasada a La librera de Coixet. https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/sabatinas-intempestivas-gregorio-moran/para-desintoxicarnos_104120_102.html As abre:

Hay pelculas que tienen una influencia feliz pero azarosa. No slo nacen, se exhiben y mueren en las filmotecas, sino que gozan de una doble vida que va ms all del proyecto cinematogrfico. Esto sucede en Catalua con La librera, de Isabel Coixet. Hartos de fantasmadas polticas y sociales, con un expresidente de la Generalitat jugando al escondite en Bruselas, metidos en pleno zafarrancho de combate electoral, con la ciudadana expectante y unas ansias casi tenebrosas, y en muchos casos clandestinas, por volver a la normalidad democrtica, he aqu que aparece un filme que encaja en nuestras preocupaciones como un guante. Ni hecho a posta poda lograrse un retrato tan fidedigno de la situacin que se vive en Catalua y que estoy seguro no figuraba en las ambiciones cinematogrficas de la directora. Porque los filmes se escriben y se ruedan, pero luego son los espectadores quienes aportan elementos que haban pasado desapercibidos incluso a quienes los hicieron.

6. Aydense de un traductor si lo estiman necesario pero vale la pena: Jean-Pierre Chevnement, Les grandes rgions portent un coup trs dur lEtat". https://www.chevenement.fr/Les-grandes-regions-portent-un-coup-tres-dur-a-l-Etat_a1959.html. Una de sus consideraciones:

Catalua ya tiene poderes muy amplios como regin autnoma, y ahora quiere recuperar los impuestos que paga a Madrid. Es una demanda de los ricos, como Flandes en Blgica o Lombarda en Italia. Esta ola de separatismo lleva la marca de la crisis de los Estados y est ntimamente ligada a las fracturas causadas por la globalizacin.

7. Una excelente entrevista. scar Bentez en conversacin con Manuel Cruz: "TV3 se ha convertido sin el menor pudor en la correa de transmisin de los independentistas https://www.elcatalan.es/manuel-cruz-tv3-se-ha-convertido-sin-menor-pudor-la-correa-transmision-los-independentistas/ Una de las reflexiones del profesor de filosofa, ahora diputado socialista:

Aunque los nacionalistas insistan mucho en que les faltan competencias (en muchas ocasiones les ha faltado competencia, pero eso es harina de otro costal), lo que realmente ha faltado, desde una perspectiva federal, es cooperacin. Porque una de las definiciones de federalismo es la de gobierno compartido. El federalismo proporciona un equilibrio entre los elementos centrfugos y centrpetos. Aqu solo ha habido lo primero, en forma de descentralizacin, pero no lo segundo, que no se puede confundir con recentralizacin. Faltan instituciones en las que desarrollar el gobierno compartido de una federacin. Debera serlo el Senado, pero sabemos que no lo es. Las que lo son, como la conferencia de presidentes de comunidades autnomas, apenas funcionan. Pero vale la pena sealar el motivo: porque los recentralizadores no la convocan y los nacionalistas no quieren asistir. Acaso esto est sealando una de las grandes virtudes cohesionadoras del federalismo.

8. Un artculo de Ramon de Espaa (Los vetos de Iceta https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/manicomio-catalan/iceta-vetos_104567_102.html). Sin que yo sea un entusiasta del autor, la verdad es la verdad la diga Agamenn, el porquero o Ramn de Espaa. Aado un comentario de un lector, Robert Talln.

Fichar a Espadaler y vetar a Arrimadas no es, seala Ramn de Espaa, el colmo de la coherencia. No lo es, en absoluto.

Y tal como est el patio, los vetos a priori son una imprudencia. Qu ms quisiramos muchos que volver a la vieja disyuntiva entre la izquierda y la derecha, entre progresistas y reaccionarios, pero la situacin es la que es y estamos ante dos bloques: ERC, los de Puchi y la CUP por un lado, y Ciutadans, el PP y el PSC por otro. Los miembros de cada bloque se detestan entre s, pero estn obligados a soportarse y ayudarse. En ese sentido, la equidistancia progre de Iceta es tan noble como ineficaz. Entiendo que no le guste ir a ningn lado con Arrimadas y, sobre todo, con Garca Albiol, pero si su partido hubiese adoptado en su momento otra actitud ante los nacionalistas, tal vez no estaramos ahora en la triste situacin que estamos.

El comentario que les anunciaba anteriormente del lector, del joven filsofo Robert Talln, miembro de ASEC/ASIC:

El artculo de Ramn de Espaa es, con perdn, cojonudo. Ya estoy un poco harto de la izquierda y de su canto "a lo social" como el que canta "a la nada". Ya vemos lo que le importa "lo social" a la gata de Schrdinger cuando decide romper el pacto con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, o lo que les importa a los de "Junts pel 3-22%" (la CUP va dentro del saco a pesar de su retrica "izquierdista") cuando su proyecto era el "cuanto peor (s, tambin para los trabajadores), mejor para nosotros (los secesionistas)", o lo que le importaba al gobierno del "Astut" cuando se pona al frente de las polticas "austericidas" antes de tomar la va secesionista. Gobierno, por cierto, este ltimo, del que formaron parte los Espadaler y compaa, que ahora bailan con Iceta (est por ver, al son de quin). Lo que seala Ramn, de ese pas innombrable, es simplemente que es incoherente que aceptes a los neoliberales de Espadaler y compaa en tu lista electoral y que, en cambio, vetes a Ciudadanos por "las bravas". Acaso los neoliberales, si son "catalanistas", son ms amables? en sas estamos an?

9. Otra oportuna reflexin (todas las suyas lo son) de Carlos Jimnez Villarejo, Retrato econmico del independentismo. https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/retrato-economico-parcial-independentismo_99701_102.html. Les dejo con l:

Desde la constitucin del Govern bajo la presidencia de Puigdemont, se puso en marcha activamente el llamado procs hacia la independencia de Catalua, que, entre otras iniciativas, represent la creacin y puesta en marcha de un conjunto de organismos pblicos con aquel objetivo. Todo este proceso, con el apoyo de los lobbies de la ANC y mnium Cultural, ha representado en estos dos ltimos aos una dedicacin intensiva de fondos pblicos a dicho objetivo en claro perjuicio de los ciudadanos y, especialmente, de los ms necesitados. Un despilfarro que est en la raz de las acusaciones que ahora se formulan contra los mximos dirigentes de malversar fondos pblicos. Mxime, cuando los datos estadsticos oficiales de la Generalitat expresaban una patente desigualdad econmica y social a la que los actuales gobernantes no prestaban la atencin a la que estaban obligados. Durante 2016, con salarios mnimos de 707 euros, la tasa de riesgo de pobreza afectaba al 22,5% de la poblacin, la renta media anual por persona era de 12.660 euros y, entre otros datos, las familias con dificultad para llegar a final de mes era eran el 32,3% de la poblacin.

Una confirmacin de lo sealado por este luchador incansable:

El secretario de Estado de Administraciones Territoriales, que gestiona la Generalitat tras el 155, revela el dispendio de Diplocat. La Guardia Civil descubre entre los papeles de Romeva los gastos millonarios de las 'embajadas' catalanas. El Gobierno de Espaa revela que la embajada catalana en EEUU costaba ms de un milln y la de Ginebra, 760.000 euros. http://www.periodistadigital.com/politica/autonomias/2017/12/04/la-guardia-civil-descubren-entre-los-papeles-de-romeva-los-gastos-millonarios-de-las-embajadas-catalanas.shtml

10. Sobre la reforma constitucional, una propuesta de inters sobre un asunto que solemos olvidar: Juan-Ramn Capella, Ciudadana, nacionalidad, vecindad, Apunte para una reforma constitucional. http://mientrastanto.org/boletin-163/de-otras-fuentes/ciudadania-nacionalidad-vecindad

11. Un lcido anlisis del historiador y profesor Andreu Mayayo (y desde dentro del espacio poltico que analiza): Quo vadis, Comuns http://revistatreball.cat/quo-vadis-comuns/. Est en cataln, pero podrn encontrar la versin castellana del texto.

12. Una interesante anlisis electoral (concreto y argumentado) sobre la encuesta del CIS:

http://agendapublica.elperiodico.com/nota-rapida-la-encuesta-preelectoral-del-cis-cataluna/

PS: Cuatro comentarios finales, muy breves, no abuso ms (ya he abusado bastante!) El primero: de Andrs Martnez Lorca, sobre Honduras:

Mientras nos bombardean diariamente con noticias de Venezuela, muchas de ellas carentes de inters periodstico, las elecciones presidenciales en Honduras parece que han cogido con el pie cambiado a los gobiernos y medios occidentales habitualmente tan preocupados por su "democracia" en el mundo. Primero, fue la sorpresa de que iba ganando claramente la oposicin. Despus, vino el bloqueo del recuento de votos, las sospechas de fraude por parte del gobierno, heredero del golpe contra Zelaya, y finalmente el decreto de estado de sitio y la represin contra el pueblo en la calle con un balance provisional de siete muertos y decenas de heridos.

Y las preguntas que muchos de ustedes seguramente se hacen, no las hacemos todos, cmo si no?

Dnde est la voz de la ONU, de la UE y de la OEA, sta siempre en primera lnea contra los gobiernos progresistas de Amrica? Por qu callan ahora Rajoy, Merkel, Trump, Macron, Santos, Macri y Pea Nieto, "guas de Occidente y del neoliberalismo"? Y dnde estn los corresponsales y enviados especiales de los medios americanos y europeos tan defensores de la democracia? Qu poco valen sus peroratas sobre la democracia cuando se trata de defender el triunfo de una oposicin que rechaza la dictadura proyanqui en Honduras!

Os adjunto dos enlaces de inters sobre el tema: https://actualidad.rt.com/actualidad/256750-policias-honduras-declaran-huelga-medio,https://www.telesurtv.net/news/Silencio-internacional-sobre-situacion-en-Honduras-20171205-0032.html

El segundo comentario es de Clara Valverde, el tema es importante tambin; ciudades y pesticidas:

El 63% de las ciudades canadienses estn libres de pesticidas. Pero en Barcelona, ciudad "del cambio", sigue con el anticuado mtodo del pesticida envenenando a sus ciudadanos, especialmente a sus nios cuyos sistemas neurolgicos.se estan desarrollando (o en Barcelona ms bien dandose). S, ahora el Ajuntament avisa que van a fumigar. Gran progreso! Y a dnde se van un milln de ciudadanos en los dias post fumigacin? Lo que tiene que hacer el Ajuntament es aprender de tantas ciudades en el mundo que no utilizan pesticidas. S es posible! O a Ada Colau no le importa que su pequeo Gael crezca con daos neurolgicos?.

Se nos da esta referencia: https://theecologist.org/2015/oct/06/pesticide-free-towns-and-cities-citizen-power-action

El tercero, la carta de un amigo.

Buenos das:

Leyendo tu buen artculo ""Ciencia" y secesionismo" me ha venido a la mente uno de las primeras alarmas que se me encendieron, a principios de los noventa, cuando empec a vivir en Barcelona.

Por entonces vea mucho TV3 y oa mucho Catalunya Rdio para hacerme con el idioma. Un locutor de la radio estaba contando que un museo de Cardona, donde estn las minas de sal, haba abierto de nuevo despus de una reforma. En el museo se guardaban restos prehistricos, y el locutor, muy ufano, dijo: "I aix tots podrem veure com vivien aquests catalans del Neoltic". Esa revelacin de la existencia de catalanes en el Neoltico, junto con otros detalles del mismo tenor, casi cotidianos, me sirvi para situarme. Un abrazo, VJ

El cuarto son unas palabras del profesor Candel que no deberamos olvidar porque, lamentablemente, son muy certeras en mi opinin:

Por cierto, el inefable "bon noi" Xavier Domnech, como buen historiador, dijo ayer [5.12.2017] que "la historia se puede reescribir". I tant, benvolgut Xavier! (Y tanto estimado Xavier!) Los indepes no paran de hacerlo, con el no infrecuente aplauso de compaeros de viaje como podemitas, comuneros y dems especmenes de la nueva pseudoizquierda.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter