Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-12-2017

Paisajes de Brasil, una nacin desmoralizada y deprimida

Jeferson Miola
NODAL


Brasil es una nacin desmoralizada y vencida por la avalancha reaccionaria, autoritaria y antidemocrtica irrumpida en las llamadas jornadas de 2013 que cumpli su propsito original 3 aos despus, en 2016, en el golpe que derroc a la presidenta Dilma.

La cleptocracia, gobierno de ladrones cohabitado por el PSDB y liderado por la cuadrilla de Michel Temer, cometi y sigue cometiendo crmenes de lesa patria; sigue atentando contra los derechos del pueblo brasileo y compromete el futuro del pas.

La organizacin delictiva del PMDB, sin embargo, no es la responsable exclusiva de esta tragedia nacional. El activismo tucano (del PMDB) en la gnesis del golpe fue fundamental para el xito de la conspiracin tramada por Eduardo Cunha, Temer, Padilha, Moreira, Geddel y Juc.

Es necesario destacar la responsabilidad de toda la canallada tucana empresarial, financiera, religiosa, jurdica, poltica y parlamentaria en la gestacin del golpe y en el retroceso de la poltica, de la economa y de la sociedad brasilea en el posgolpe.

Acio Neves, Fernando Henrique Cardoso, Jose Serra, Alckmin, junto con sus socios nacionales y extranjeros, lanzaron a Brasil al precipicio. Sin su movimiento golpista (justo despus de la derrota electoral de 2014) en alianza con el empresariado, los medios monoplicos -sobre todo la Red Globo-, con sectores del poder judicial [Polica Federal, Ministerio Pblico y Supremo Tribunal Federal) y con el capital financiero, el golpe no se habra concretado.

El personaje que capitane este proceso Acio Neves cuyos vnculos con la criminalidad llegaron a ser conocidos y difundidos, todava conserva poder e influencia en el partido y en la cleptocracia gubernamental. l presida y era quien mandaba de hecho en el PSDB hasta hace dos semanas, y contina influenciando en las elecciones polticas del gobierno.

Sin la colaboracin activa del Supremo Tribunal Federal, el golpe no habra sido perpetrado. La Corte Suprema, integrada a la estrategia meditico-golpista, se lav las manos; fue cmplice del golpe. Decidi seguir el rito formal de juicio poltico y se neg a pronunciarse sobre la aberracin jurdica de un proceso dirigido por el gngster Eduardo Cunha a pesar de la inexistencia de hecho delictivo, como exige la Constitucin.

De ah en adelante, el pas entr en una espiral de retrocesos y atrocidades. El rgimen de excepcin se profundiz, y hoy en da es difcil saber si Brasil est fuera de lo normal, o est bajo el trmino de una nueva normalidad en el que prosperan las caractersticas tpicas de los estados policacos, autoritarios, junto con la lgica neofascista.

Cada da el golpe se propaga. No pasa un solo da sin que ocurra un nuevo ataque al pueblo, a la economa nacional, a la soberana del pas y al estado de derecho. El arsenal del golpe parece inagotable. Cuando uno se imaginaba que la destruccin de la CLT sera el principio del final, los golpistas respondieron con la liberacin del trabajo esclavo.

La semana pasada, los signos de esta nueva normalidad coloreaban los paisajes de una nacin trgicamente destrozada:

Los fiscales del Lava Jato, posedos por el delirio salvacionaista que los caracteriza, crearon la Liga de la Justicia, inspirada en los metahumanos del filme norteamericano homnimo. Ellos son la Justicia, por encima de las instituciones, de las leyes y de la Constitucin.

El juez Marcelo Bretas, versin Srgio Moro de Ro de Janeiro, se exhibi en los medios sociales ostentando el porte de un arma mortfera, de alto poder destructivo. El efecto simblico de la imagen del juez-Rambo no es diferente de la imagen de un jefe del crimen organizado con una ametralladora en mano: ambos tienen su propia Justicia;

Gilmar Mendes, juez tucano del Supremo Tribunal Federal, aplica el extrao criterio de justicia para [y entre] amigos para otorgar el tercer habeas corpus al empresario mafioso de los transportes de Rio de Janeiro, Jacob Barata Filho que es su compadre, socio de su cuado y cliente del estudio de abogados de su esposa: la hija de Barata se cas con el hijo de la esposa do Gilmar, Guiomar Mendes-;

- Rodrigo Tacla Durn, un ex Odebrecht indic que Carlos Zucolotto solicit cinco millones de dlares de soborno para facilitar la delacin premiada que sera avalada por alguien de la fuerza del Lava Jato, conocido por el acrnimo DD". Tan solo se tratara de un caso ms de corrupcin, si no fuese porque Carlos Zucolotto es padrino de matrimonio de Srgio Moro y socio del bufete de abogados de su esposa, Rosngela Moro, que en el pasado recibi honorarios del propio Rodrigo Tacla Duran. Llama la atencin, en este caso, el desinters de la Lava Jato y de la Red Globo para averiguar si la identidad de DD es sinnimo de Duis Dincio Dula de Dilva, como ya ironiza el pueblo, o si puede significar Dolores Duran, o quien sabe, Deltan Dalagnoll, el predicador fantico.

Brasil fue apropiado por un bandidaje jurdico, poltico, meditico y empresarial que se protege profundizando el rgimen de excepcin.

Garantizar que la eleccin presidencial de 2018 sea limpia y democrtica, con la presencia de Lula en la urna electrnica, es condicin esencial para que el pueblo brasileo pueda interrumpir este proceso devastador para revocar los retrocesos, restaurar la democracia y dar inicio a la restauracin econmica, poltica y social del pas.

Jeferson Miola es integrante del Instituto de Debates, Estudios e Alternativas (Idea) de Porto Alegre (Brasil), fue coordinador-ejecutivo del 5 Foro Social Mundial y director de la Secretara Administrativa del Mercosur.

Fuente: https://www.nodal.am/2017/12/paisajes-brasil-una-nacion-desmoralizada-deprimida-jeferson-miola/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter