Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-12-2017

La pertenencia no se puede dar o quitar

Rana Askoul
Mondoweiss

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Entre todas las cosas bellas que encarnaba mi prima Nadya, llevaba dentro de su corazn un profundo amor por su patria, Palestina. Como yo se enamor de nuestro pueblo en Palestina -que nunca pudo visitar- porque nuestra abuela teji bellamente una imagen de l en nuestras mentes con sus historias, canciones e higueras. Como el mo su corazn estaba agobiado por el dolor del exilio forzado y las sombras oscuras que arrojaba sobre el sentido de pertenencia y la sensacin de seguridad y paz interior. Como yo vea aparecer a Palestina de pronto en los colores de sus pendientes, en la superficie suave del lienzo que pint y en las conversaciones sobre el mar que la transportaba con su brisa desde Beirut hasta Acre.

Mi prima Nadya falleci en un trgico accidente la semana pasada. Su prdida envolvi a todos los que la amamos en una nube de profundo dolor. En medio de las lgrimas y las angustias no pude dejar de notar cmo esos momentos de dolor y prdida intensos aumentan nuestra conexin con el presente. Los pies firmemente apoyados en el suelo que soportan el peso de nuestros cuerpos, el lento goteo de las lgrimas que imparten frescor sobre las mejillas calentadas por el dolor y los reflejos que deambulan por el espacio de la mente libremente y exigen persistentemente un ajuste de cuentas con el propsito, la misin y el legado en la vida.

Y nueve das despus de su muerte es hora de sentarse en medio de otra prdida. En la larga lnea palestina de penas y prdidas hoy, una vez ms, es el turno de Jerusaln. Y al igual que en el fallecimiento de mi prima, no puedo evitar darme cuenta de que esta prdida me conmueve. No desespero hoy. No estoy enojada ni sorprendida o decepcionada. Simplemente porque la pertenencia no se puede dar o quitar.

Simplemente porque la libertad es un estado natural que a pesar de toda la opresin temporal finalmente prevalecer.

Simplemente porque el dolor, la prdida y el sufrimiento se pusieron en marcha hace mucho tiempo y persistieron cada momento de cada hora de cada da.

Simplemente porque este mismo dolor continuo de prdida y sufrimiento da a luz en cada momento a la capacidad de recuperacin, de continuar, a la perseverancia, porque simplemente no hay otra manera.

Y simplemente porque todava conozco las historias y canciones de mi abuela sobre la patria.

Todava tengo una higuera en mi patio trasero. Hoy les cuento a mis hijos las mismas historias y les canto las mismas canciones. Les digo que si un palestino poseyera soloun pequeo pedazo de tierra en l creceran higos y granados. Y cuando caen, les digo que son extraordinariamente fuertes. Y cuando me preguntan por qu, les digo que porque todo lo que es palestino lo es.

Nadya

Y as nuestras historias, canciones e higueras viven. Ms all de las declaraciones, las resoluciones y los presidentes que pasan, siguen vivas. Ms all de los pactos de poder y las posiciones moralmente en bancarrota, siguen vivas. Nuestra libertad prevalecer, cmo vencern las historias, las canciones y las higueras? Esta es mi resistencia. Esto se encuentra en el corazn de mi legado. Y mientras escribo estas palabras miro una foto de mi amada Nadya, parada erguida sobre un teln de fondo de Palestina desde un viaje que la llev al sur del Lbano. Sostiene una bandera palestina. Y puedo escuchar a mi abuela cantando: "Y nos dio este amor por la patria".

Oh!, nos dio un montn de dolor, pero an as las montaas me oyen decir: "alejaos, oh montaas, para poder ver mi patria".

Rana Askoul es una escritora basada en el Medio Oriente que se enfoca en temas de mujeres, identidad palestina, derechos humanos y defensa del cambio social en la regin. Tambin es la fundadora de una iniciativa de empoderamiento de las mujeres que aboga por el empoderamiento de las mujeres y los derechos de las mujeres en la regin. @ranaaskoul  

Fuente: http://mondoweiss.net/2017/12/belonging-given-taken/

Esta traduccin e puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter