Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2017

PSOE: Nueva ley de memoria o vieja ley de punto final?

Alfons Cervera
eldiario.es


Tenemos a la vista una nueva propuesta de Ley de Memoria. La ha anunciado a bombo y platillo el secretario general del PSOE, Pedro Snchez, en su reciente visita a Valencia. El marco de ese anuncio no poda ser ms apropiado: el paredn de la vergenza, en Paterna. Ms de dos mil asesinatos en ese muro a nombre de la victoria fascista de 1939. Hay en el cementerio de la ciudad no s cuntas fosas comunes. La justicia no quiere saber nada de esas fosas. La voluntad de las familias empuja lo que el Gobierno del PP no quiere hacer: abrir esas fosas a cuenta de los presupuestos generales del Estado. Y tambin: ir cerrando de una puetera vez esas heridas que siguen abiertas desde que los vencedores de la guerra impusieron el horror sobre la derrota republicana.

Ha habido ya tres leyes de punto final en nuestro pas. La Ley de Amnista de 1977, la Constitucin de 1978 y la Ley de Memoria de 2007, la famosa, esqueltica y sin garantas de cumplimiento que se promulg en tiempos de Rodrguez Zapatero. Ahora tenemos otra en perspectiva. Leo lo que dice Pedro Snchez y me vuelven las dudas. Bastantes dudas. Muchas aspiraciones contiene su propuesta: presupuestos pblicos para las exhumaciones, comisiones de verdad, anulacin de los juicios sumarios, reconocimiento como vctimas de los nios y nias robados durante el franquismo, nuevo destino para el Valle de los Cados La primera duda es cmo se va a negociar la aprobacin de esa nueva ley. La de Rodrguez Zapatero se negoci con el PP y el PP la rebaj hasta los lmites que le dio la gana. Lo que vino luego ya es tristemente conocido: esa ley no la cumple ni dios. Y no pasa nada. Un cachondeo, vamos. En esta ocasin y buscando el consenso, con quin se va a volcar el PSOE: con la izquierda o con la derecha? Una duda sideral me asalta. A ver dnde mira Pedro Snchez en esa negociacin. A ver.

Y otra duda ms grande que tiene que ver con Argentina. Hace unos das celebramos una noticia bomba: la justicia argentina condenaba a cadena perpetua a 29 de los principales responsables de los vuelos de la muerte. Los vuelos de la muerte: meter en un avin a miles de opositores polticos y lanzarlos a las aguas del Ro de la Plata. Casi treinta mil desaparecidos en los siete aos que dur la dictadura de las Juntas Militares. Ahora mismo hay casi medio millar de militares detenidos y otros tantos estn siendo juzgados. En Argentina hubo leyes de Punto Final y Obediencia debida. Pero lleg Nstor Kirchner a la presidencia del gobierno y las anul. Dio paso, as, a las detenciones de torturadores y asesinos que convirtieron los aos que van de 1976 a 1983 en una macabra y terrorfica carnicera. Aqu aplaudimos lo que est haciendo la justicia argentina con los responsables de la dictadura. S, a alguna gente y a algunos medios de comunicacin se les ponen rojas las manos de tanto aplaudir, pero esas mismas manos se quedan quietas cuando se trata de exigir a nuestra justicia que los jerarcas del franquismo y sus torturadores a sueldo se sienten en el banquillo de los acusados. Muchos de esos jerarcas y torturadores han muerto, pero su memoria y la memoria del horror que provocaron siguen vivas. Y ojo: an quedan vivos bastantes de aquellos jerarcas y de aquellos torturadores. Y aqu la duda: contempla la propuesta de Pedro Snchez esa posibilidad, la posibilidad de hacer lo que estn haciendo en Argentina, la posibilidad de sentar en el banquillo de los acusados a quienes decidieron la detencin, tortura y muerte de tanta gente que perdi la guerra y fue detenida, torturada y asesinada desde el primer da de la victoria franquista, incluso desde primer da de la guerra? No lo s, pero creo que la nueva Ley de Memoria anunciada por Pedro Snchez no contempla nada de eso. O s? Creo que no.

Y la ltima duda, de momento. Qu va a pasar con la exaltacin de la dictadura, del propio dictador y de sus smbolos? Contempla el articulado de la nueva ley el enjuiciamiento de esa exaltacin? Lo acabamos de ver en la figura del propio presidente del Gobierno. El otro da Mariano Rajoy ensalzaba pblicamente a Salvador Moreno, un militar gallego que tena una calle dedicada en Pontevedra. Ese militar fue uno de los golpistas y ministro de Marina en uno de los gobiernos de Franco. El ayuntamiento de la ciudad -en cumplimiento de la Ley de Memoria- cambi el nombre de la calle por el de Rosala de Castro. Pero Rajoy presumi hace unos das, en un acto pblico, de incumplir esa Ley de Memoria: l sigue llamando a esa calle, que es la calle donde vivieron l mismo y su familia cuando residan en Pontevedra, con el nombre del militar golpista. Claro que no me extraa que Rajoy se sienta a gusto con la dictadura franquista y sus smbolos. Lo que me extraa -aunque cada vez menos o casi nada, esa es la verdad- es que al propio presidente del Gobierno se le hinche el pecho de soflama franquista y no le pase nada. De ah, la duda que me acerca la propuesta memorialista de Pedro Snchez: qu va a pasar con la exaltacin del franquismo?

En fin: dudas y ms dudas por todas partes cuando hablamos de memoria histrica que a m me gusta llamar memoria democrtica. El anuncio a bombo y platillo de la nueva Ley de Memoria que acaba de hacer Pedro Snchez en nombre del PSOE es una declaracin de intenciones. Lo digo desde ya mismo: s que no se va a parecer ni de lejos a la que ha sentado en el banquillo a la dictadura argentina. S que no pasar nada cuando a alguien se le llene la boca de alabanzas al franquismo. S que en este pas va a ser difcil avanzar en la justicia, verdad, reparacin y garantas de no repeticin que se debe exigir a nuestras polticas de Estado en asuntos de memoria democrtica. S que a lo mejor me equivoco. Ojal que s, ojal me equivoque. Pero siempre me acuerdo de aquel verso de Gil de Biedma que retrataba amargamente el final de la guerra civil: Media Espaa ocupaba Espaa entera. Y cuando me acuerdo de ese verso, me viene a la cabeza una infeliz constatacin: aquella media Espaa de la victoria fascista sigue ocupando, tantos aos despus, Espaa entera. O no?

Artculo publicado originalmente en http://www.eldiario.es/cv/opinion/PSOE-Nueva-ley-memoria-vieja_6_716438352.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter