Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2017

12 aos de dignidad contra la exclusin pblica o privada
Cultura y Revolucin

Fernando Buen Abad Domnguez
Rebelin/Instituto del Cultura y Comunicacin UNLa


A la siempre ardua tarea de entender el concepto Cultura, de no sucumbir a los reduccionismos que siempre lo acosan, a no derretirse entre nociones flcidas ni ambigedades rentables, hay que aadir la muy particular e histrica batalla del Estado Plurinacional de Bolivia por hacer visible su lucha cultural en los epicentros de la dignidad, la integracin, la diversidad y los derechos fundamentales. Alguien no se ha enterado?

En unos cuantos aos la Revolucin cultural de Bolivia avanz lo que no se avanz en siglos. Ha puesto ante los ojos del mundo lo que parece imposible con la consolidacin de una Estado Plurinacional que, con todos sus problemas y tareas pendientes, ha conseguido sentar las bases de un imaginario impensable en pases donde reina a sus anchas la intolerancia y la exclusin por todos los medios. En unos cuantos aos Bolivia ha quebrado la idiosincrasia burguesa y ha demostrado que cuando un pueblo se decide puede administrarse para la emancipacin. Bolivia ha demostrado en tiempo record que es posible dar fuerza a la unidad con base en la diversidad y en la inclusin. Y eso implica una gran revolucin cultural que a nivel planetario marca logros, define rutas y fija puntos de no retorno.

De manera directa e indirecta, el gobierno del presidente Evo Morales ha desarrollado paradigmas que, segn se presenten, son grandes transformaciones en las cabezas y las cabecitas de propios y extraos. Eso recorre la vestimenta del presidente, su manera de hablar, la sintaxis oficial de sus alocuciones y desde luego la gestualidad que expresa diferencias de todo tipo, especialmente si se lo compara con los rituales acartonados de la diplomacia profesional basada proverbialmente en hipocresas comerciales. Evo se ha puesto a hombros la tarea de hacer visible a su pueblo hacindose visible l mismo, con sus procesos y transformaciones personales incluidos, aunque no le guste.

Evo saluda fraternalmente, sonre con sinceridad, abraza con respeto y explica sin altanera de sabiondos. Eso construye un campo de disputa simblico que, ante los ojos de los pueblos, resulta siempre victorioso porque es la expresin de un ser humano interesado hondamente por lo humano. Y se le nota. Contra la cultura burguesa del acartonamiento ceremonial, contra el tufo burocrtico disimulado con perfumes y trajes costossimos. Contra la semitica del poder y la demagogia de no pocas convenciones, declaraciones y protocolos internacionales, el presidente Evo Morales esgrime el argumento poderoso de la amistad entre los pueblos, su solidaridad fraterna y la necesidad urgente de una gran revolucin econmica, comunicacional y cultural inclusiva, dignificante y permanente.

Eso ha convertido a Evo en un lder mundial que es abrazado en las bases de todos los pueblos. Respetado. Uno de esos lderes que se parecen mucho a los pueblos. Uno de esos pocos referentes polticos de los que no se tienen dudas, de los que slo se espera lucha firme y bondad de hermano. Uno de esos militantes de la Revolucin que inspira y anima a la juventud ms all de las apariencias porque mueve en los jvenes la necesidad de entender las claves hondas para la praxis revolucionaria diaria. Y Evo es as no por obra de asesores de imagen ni por operaciones de farndula o mercadotecnia, es as porque as es su pueblo. Basta recorrer las calles de la Bolivia plurinacional y ver los rostros siempre amables y siempre amigos de ese pueblo que pari a Evo. Naci en Bolivia una cultura de la dignidad que recorre las calles y va luchando diariamente no slo contra una historia de marginacin, saqueo y explotacin sino tambin por una historia de desprecio, racismo, xenofobia y esclavismo. Y todo junto tambin.

Y es una Revolucin cultural porque ha permitido a muchos ver a Bolivia con respeto, verla como bastin de dignidad y como fuente de amistad a toda prueba. Por eso Evo no falta a uno solo de los escenarios cruciales para la Patria Grande. Por los festejos o por los dolores. Evo encarna esa Bolivia que acompa a Chvez hasta su ltima morada; Evo hace visible a la Bolivia ms honda que celebra con sus pueblos hermanos todo triunfo verdadero en la poltica como las ciencias, las artes o los deportes. La Bolivia que hace 12 aos slo serva para ejemplificar episodios de desolacin, hambrunas, despojos y humillacin sin lmite, es hoy protagonista central que aporta su palabra orientadora y digna en los momentos clave para las luchas de los pueblos. Y no hay lmite para su voz libre, lo mismo en los foros internacionales que en las plazas y en las marchas pblicas. 12 aos despus Bolivia es uno de los bastiones ms slidos de la lucha por la independencia verdadera de la Patria Grande. En tiempo rcord.

Rondan los buitres y los criminales. Bolivia no est a salvo. Ya hemos vista cmo se ensayan y se ensaan las perversiones imperiales que, con ayuda de algunos desde dentro, intentan aniquilar los miles de triunfos de la Revolucin boliviana. Vienen tiempos difciles pero esta vez se tienen fuerzas mejores. Esa Bolivia que hace 12 aos se puso en pe hoy debe continuar su carrera meterica en la consolidacin de su soberana y su Revolucin nuestra. Hay que saber cuidarse de todos los enemigos que, dentro y fuera, amasan ofensivas de todo tipo y por todos los medios. Hay que cuidar a Evo, entre todos, porque hace rato que dej de ser slo el lder de la Bolivia nueva y renacida. Hace rato que Evo es lder mundial y lder continental y eso nos obliga a defenderlo y apoyarlo. Estemos donde estemos. No por culto a la personalidad, no por reduccionismo ni por fanatismo, hay que defender al Evo que pari un pueblo en revolucin y por tanto hay que defender a la Revolucin y a todos los Evo nuevos que, en tan solo 12 aos, han proliferado en Bolivia para alegra de la patria grande y para tranquilidad de la especie humana. Con slo 12 aos, esta etapa de la revolucin boliviana es una Revolucin cultural que debe conocerse en todo el mundo, que debe hacerse visible por ms que la escondan, la insulten y la desfiguren los adalides de la desmemoria y la derrota. Esa Revolucin cultural que ha dado nueva identidad Bolivia tambin nos la ha dado a todos nosotros. Te enteraste?

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter