Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2017

El fundador de Blackwater propone privatizar la crisis migratoria de Libia

Stephanie Kirchgaessner
El diario/The Guardian

El contratista militar y aliado de Trump Erik Prince, que ha sido acusado varias veces de violaciones de los derechos humanos, tiene una propuesta "humana" para tratar de detener el flujo de migrantes: una polica privada


El fundador de Blackwater tuvo una reunin secreta en relacin con Trump y Putin

A la izquierda Erik Prince, consejero delegado de Blackwater USA EFE

Erik Prince, el fundador de la empresa militar privada Blackwater, est impulsando un plan para intervenir en la crisis migratoria de Libia con una propuesta que incluye el uso de una fuerza policial privada, algo similar a lo que su empresa ya hace en Afganistn.

Segn Prince, junto a los informes de graves abusos contra los derechos humanos por parte de las milicias libias en contra de los migrantes, la Unin Europea debera considerar su propuesta como una opcin ms humanitaria que el caos en el que vive Libia.

Cercano a la Administracin de Trump y con planes de postularse como senador por Wyoming, Prince dijo que a Frontier Services Group, su empresa, le resultara sencillo detener, arrestar, alojar y "repatriar" a los cientos de miles de inmigrantes africanos que buscan su camino hacia Europa a travs de Libia.

Tambin propuso hacerlo por una "fraccin" del precio que la UE gasta ahora en los barcos que interceptan buques de inmigrantes en el Mediterrneo.

"El trfico de seres humanos desde Sudn, Chad y Nger es un proceso industrial", dijo al peridico italiano Corriere della Sera. "Para detenerlo, es necesario crear una polica fronteriza libia a lo largo de la frontera sur".

Prince tambin sugiri que su plan sera ms "humano y profesional" que los programas hoy apoyados por la UE para detener el flujo de migrantes.

Esos planes funcionan en gran medida gracias a las milicias libias que detienen a los migrantes antes de llegar a la costa y son acusadas de violarlos, darles palizas y obligarlos a trabajar en los centros de detencin. Las Naciones Unidas y otros organismos de derechos humanos ya condenaron este sistema, que califican de inhumano.

Prince trabaja como consultor de seguridad en los Emiratos rabes Unidos. Este pas, junto con Egipto y Arabia Saud, tuvo un papel fundamental en ayudar al hombre fuerte de Libia, Khalifa Haftar, a expandir su presencia militar y controlar casi la mitad del pas.

Es probable que la Administracin de Trump se tome en serio cualquier propuesta que venga de Prince: aport 250.000 dlares a la campaa de Trump y su hermana, Betsy DeVos, es hoy la secretaria de Educacin.

El viernes pasado Trump se reuni con el primer ministro libio Fayez Serraj en la Casa Blanca. Un portavoz del Gobierno estadounidense dijo que discutiran el apoyo de Washington al gobierno libio.

Al preguntarle si haba hablado sobre su plan con funcionarios de la UE o de la Administracin de Trump, un portavoz de Frontier dijo: "Erik no desea hacer comentarios sobre ninguna conversacin privada que haya tenido en torno a Libia".

El mercenario ms conocido del mundo, Prince, se ha enfrentado a un intenso escrutinio por su propio historial de violaciones de los derechos humanos.

Empleados de Blackwater fueron acusados de matar a 14 civiles iraques desarmados en 2007, cuando abrieron fuego contra una multitud en Bagdad mientras escoltaban a un convoy del gobierno estadounidense. Prince se enfrent a una investigacin del Congreso pero nunca fue acusado.

Cuatro hombres de Blackwater fueron condenados por homicidio culposo en relacin con aquel incidente. Un tribunal estadounidense ya ha pedido un nuevo juicio para uno de los condenados, y se espera que los otros tres reciban sentencias nuevas despus de que un tribunal dictaminara que sus penas de 30 aos de prisin eran demasiado largas.

Blackwater se hizo inmensamente rica durante la guerra de Irak. Gan alrededor de 1.000 millones de dlares en contratos para proteger al personal estadounidense. Pero Prince vendi la firma en 2010 y finalmente abri una nueva empresa (Frontier) con la ayuda de inversores de China.

Conceder una entrevista con el peridico italiano Corriere della Sera podra ser una jugada de Prince para conseguir que la UE apoye su posible implicacin en Libia.

Su plan prev la construccin de tres bases policiales en Libia y el despliegue de aproximadamente 750 de sus "asesores extranjeros", que trabajaran junto a los libios.

Segn Prince, "proporcionarn liderazgo, informacin de inteligencia, apoyo en comunicaciones, aviones de vigilancia y un par de helicpteros". "Los traficantes deben recorrer grandes distancias, as que es fcil localizar a los migrantes, interceptarlos y detener al conductor".

"Me imagino que Europa quiere bloquear el flujo de inmigrantes de la manera ms humana y profesional posible. No creo que pagar a las milicias sea una solucin a largo plazo", dijo.

Prince reconoci que otra propuesta de l para "privatizar" la guerra en Afganistn (5.500 hombres de Frontier prestaran servicio junto a la polica afgana) ya haba sido aprobada tanto por Michael Flynn, el exconsejero de seguridad nacional de Trump ahora en el centro de la investigacin Trump/Rusia, como por Steve Bannon, el exestratega de la Casa Blanca. Pero el plan no prosper.

Prince dijo que lo rechazaron el Pentgono y el actual consejero de seguridad nacional de Trump, HR McMaster, a quien Prince llam "un general muy convencional".

Segn Prince, el plan de la Casa Blanca de enviar a otros 3.000 soldados a Afganistn est destinado al fracaso. "Es el mismo enfoque de los ltimos 16 aos", dijo al peridico italiano. "En seis meses o un ao, la Casa Blanca volver a llamar a mi puerta. Es inevitable".

Traducido por Francisco de Zrate

Fuente: http://www.eldiario.es/theguardian/fundador-Blackwater-propone-migratoria-Libia_0_713928803.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter