Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-12-2005

Tortura y asesinatos extrajudiciales en Iraq

Max Fuller
Global Research


Durante las dos ltimas semanas, la Administracin estadounidense se ha visto zarandeado por la revelacin de haber usado fsforo blanco en Faluya y por el descubrimiento de que el gobierno al que ha ayudado a tomar el poder tiene centros secretos de detencin en los que se somete a los prisioneros a graves maltratos.

El sbado 13 de noviembre, se descubrieron las instalaciones [de detencin] de Yadriya, un distrito de Bagdad, cuando soldados estadounidenses entraron en un edificio del ministerio del Interior en busca de un joven de 15 aos desaparecido. Lo que descubrieron era un cmara de los horrores: ms de 170 detenidos en un ftido bnker subterrneo lleno a rebosar. Estaban medio muertos de hambre y muchos de ellos haban sido golpeados duramente. Se encontraron instrumentos de tortura en un falso techo y en los informes se indic que a algunos prisioneros se les haba arrancado la piel [1].

Como era previsible, la embajada de EEUU emiti una declaracin en la que se denunciaban los hechos y se insista en que la tortura es inaceptable, mientras que el primer ministro iraqu, Ibrahim al-Yafaari, anunciaba que habra una investigacin, y Husein Kamal, subsecretario del ministerio del Interior, quitaba importancia al asunto. Semejantes negativas no convencieron a los enrgicos medios de informacin occidentales que, de inmediato, responsabilizaron a las formaciones chies, predominantes en el gobierno, en especial en el ministerio del Interior. Ciertos informes se hacan eco de los rumores de que las instalaciones las haba utilizado la organizacin Brigadas Badr, brazo armado del Consejo Supremo de la Revolucin Islmica en Iraq [2]. Para la mayora de los periodistas occidentales, el incidente era otro ejemplo de lo que denuncian constituye una ola de violencia sectaria que se extiende por Iraq.

Lo que los medios occidentales hasta ahora no han desvelado es que un hecho sorprendentemente similar se haba producido justo antes de la toma de poder nominal del gobierno interino de Iyad Allawi. El 29 de junio de 2004, la polica militar de la Guardia Nacional de Oregn, asalt el mimo complejo del ministerio del Interior para rescatar a docenas de detenidos que, comprobaron, haban sido torturados. De la misma manera que en Yadriya, a las vctimas se les haba privado de comida y se les haba golpeado de forma salvaje. Se descubri a ms docenas de prisioneros en cobertizos junto a los instrumentos de tortura. Algunos de ellos estaban en situacin crtica y los guardias tuvieron que proporcionales ayuda mdica de urgencia.

Lo ms impactante es que, cuando los guardias pidieron ayuda por radio, oficiales estadounidenses de alto rango les ordenaron que se retiraran. Tras tensas horas de negociacin, los guardias se fueron de mala gana y dejaron a los prisioneros con sus torturadores.

Conocimiento de los hechos

El incidente pone de manifiesto dos muy asuntos importantes. En primer lugar, el ltimo descubrimiento no es noticia para las autoridades estadounidenses que eran conscientes de los graves maltratos que tenan lugar en las instalaciones del ministerio desde haca ms de un ao y no hicieron nada para impedirlo. En segundo, tales maltratos no pueden simplemente atribuirse al control de los chies en el ministerio del Interior. En efecto, muchos de los puestos ms importantes del ministerio continan ocupados por antiguos miembros del Baas, incluidos algunos de los que se han asociado ms estrechamente con la represin de la rebelin chi al final de la Guerra del Golfo [de 1991].

La prctica de la tortura en las dependencias del ministerio del Interior es, en muchos sentidos, como la punta del iceberg. Durante el ltimo ao, centenares de cadveres -aparentemente, vctimas de ejecuciones extrajudiciales- han venido apareciendo en todo Iraq, y en especial en Bagdad. En general, las vctimas estaban atadas y con los ojos vendados y se las haba despachado con tiros en la cabeza y el pecho. En muchos de ellos aparecieron seales de tortura.

La nica investigacin seria llevada a cabo en el interior del pas fue la realizada por el periodista iraqu, Yaser Salihee, quien llam la atencin sobre los centenares de victimas de ejecuciones que pasaban por la morgue de Bagdad y destac el hecho de que en muchos casos se saba que haban sido arrestados por pistoleros con uniforme de polica, con equipos muy caros, incluso vehculos, armas y radios sofisticadas. Su ltimo artculo se public el 27 de junio, tres da despus de su propio asesinato a manos de un francotirador estadounidense, pero sus alegaciones repetan las de los grupos sunnes que haban acusado al gobierno de terrorismo de Estado.

La mayor parte de las acusaciones concretas se centraban en una unidad, denominada Brigada Lobo, dependiente de los comandos especiales de polica del ministerio del Interior. Esta unidad, constituida en otoo del ao pasado, desarroll su operacin principal en Mosul en noviembre de 2004, en lo que parece haber sido un grave enfrentamiento con los combatientes de la resistencia. Docenas de cadveres comenzaron a aparecer en las calles mientras los comandos realizaban un barrido de la ciudad.

Ms recientemente, en julio, la Brigada Lobo se sabe que fue responsable de un incidente en el que se secuestr a 11 albailes de un hospital de Bagdad, se les coloc en la parte trasera de un vehculo de la polica dejndoles durante 16 horas que se achicharraran al sol. Diez de ellos murieron y los mdicos que hicieron la autopsia llegaron a la conclusin de que las vctimas haban sufrido torturas, entre ellas descargas elctricas.

Escuadrones de la muerte

Si bien en la actualidad se reconocen las matanzas al estilo de los escuadrones de la muerte, se las atribuye casi siempre al comportamiento de milicias chies, quizs bajo el control del ministerio del Interior. Incluso a la Brigada Lobo se la relaciona con la violencia sectaria, pero la realidad es que los comandos especiales de Polica se componen tambin de antiguos miembros de las fuerzas especiales y de personal de la Guardia Republicana y fueron creados por antiguos miembros del Partido Baaz, con una larga historia de complicidades con la CIA, bajo la supervisin de expertos estadounidenses en contrainsurgencia [3]. Uno de estos consejeros fue el mismo James Steele, quien estuvo al mando de la misin militar de EEUU en El Salvador en los momentos lgidos de la indecible guerra sucia que tuvo lugar en el pas. All, Steele fue el responsable de la creacin de los escuadrones de elite que ocasionaron la mayor parte de las vctimas civiles del ejrcito [4].

Otro de ellos, fue Steven Casteel, el consejero principal estadounidense del ministerio del Interior y el mismo que negoci con xito la retirada de la Guardia Nacional de Oregn. Parte de su experiencia la adquiri en Colombia donde se vio envuelto en las operaciones Centra Spike, las operaciones en las que se recopil una lista de los colaboradores del barn de la coca, Pablo Escobar, a quienes asesin el escuadrn de la muerte Los Pepes. Los Pepes constituyen en la actualidad el ncleo central del mortfero la organizacin Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

EEUU, sobre todo a travs de la CIA, tiene un largo historial de complicidad en operaciones genocidas, desde la Indonesia de Suharto, pasando por la operacin Phoenix en Vietnam, a las que se desarrollan actualmente en Colombia. En estos momentos, las masivas detenciones que se llevan a cabo en Iraq y las matanzas que les siguen tienen el sello de aquellas operaciones. Por analoga, se puede adivinar razonablemente que el bao de sangre de vctimas incluir a cualquiera que se oponga a la hegemona de Estados Unidos, como los centenares de profesores y acadmicos ya asesinados [5] y la basura humana producida por los "duros interrogatorios". Una remota posibilidad es que los sunnes iraques se inmolen como parte de una estrategia para fomentar las luchas sectarias con el fin de llegar a la balcanizacin de Iraq. Con estos precedentes, ha llegado el momento de plantearse las preguntas difciles sobre el papel que desempeaban los dos miembros del SAS (Fuerzas Especiales Britnicas) detenidos con un coche cargado de explosivos y acusados por las autoridades iraques de preparar un atentado contra una conmemoracin religiosa chi [6].

De acuerdo con The Guardian, un antiguo preso del ministerio del Interior afirmaba que los detenido suplicaban que se les trasladaran a Abu Ghraib, lo que no quiere decir que se elogie el trato que EEUU aplica a los prisioneros, sino que pone de manifiesto el hecho de que la mayora de los ms execrables crmenes se encargan a sus testaferros. En relacin a El Salvador, Chomsky seal que para los paramilitares respaldados por EEUU no era suficiente con asesinar a alguien sino que haba que decapitarlo y exhibir su cabeza en un estaca. Algo parecido ocurre en Iraq: las vctimas de los escuadrones de la muerte entrenados por EEEUU no slo son humilladas: se les saca los ojos, se les quita la piel y se les agujerea las rodillas con taladros elctricos [7].

Notas de IraqSolidaridad:

1. Segn informaron telefnicamente desde Bagdad a la CEOSI fuentes iraques, el mismo ministro del Interior iraqu, Bayan Jabr, dispona de despacho propio y era asiduo al centro de detencin denunciado como lugar de tortura de presos iraques y presentado como clandestino por el gobierno del primer ministro al-Yafaari. Los testimonios de numerosos detenidos en el centro, posteriormente ex carcelados, recogidos por organizaciones de derechos humanos iraques, confirman la presencia habitual del ministro en el inmueble, situado en las proximidades del hotel Babel, en la capital. Las tropas estadounidenses visitan frecuentemente el centro.
2. Ya formalmente disueltas como milicia, han nutrido las nuevas fuerzas de seguridad iraques.
3. Las primeras vctimas de los escuadrones de la muerte fueron cuadros del Partido Baaz, principalmente en las provincias del sur. Cuando la delegacin de la CEOSI visit Iraq en abril pasado, una lista de decenas de iraques contarios a la ocupacin que deban ser asesinados fue mostrada al grupo. La lista haba sido filtrada desde el ministerio del Interior.
4. Sobre la denominada "Opcin salvadorea", vase en IraqSolidaridad:
"Opcin El Salvador" para Iraq - El Pentgono estudia enviar fuerzas especiales para la creacin de Escuadrones de la muerte iraques
5. Vase en IraqSolidaridad:
Una guerra encubierta para borrar la cultura y el futuro de los iraques: Lista de profesores universitarios asesinados en Iraq durante el perodo de ocupacin
6. Vase en IraqSolidaridad:
Noticias breves 2004-2005
7. Para ms informacin sobre el papel de los escuadrones de la muerte en Iraq y la falta de informacin de los medios sobre el asunto, vanse los artculos de Max Fuller publicados al respecto en la web
Global Research

Traducido para IraqSolidaridad por Felisa Sastre



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter