Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-12-2017

El To Sam reparte sus juguetes en Honduras

Milson Salgado
Rebelin


La bonanza del to Samta Claus se benefici de la pobreza de Honduras, y en el ao de 1870, el gobierno de Estados Unidos compr la deuda que Honduras contrajo con la casas Bischoffsheim y Goldschmidt de Londres y la Casa de Francia Dreyfus, Scheyer y Company para la construccin del ferrocarril nacional del que slo recibi el 10% del importe total de 20 millones de Francos y 1 milln de libras esterlinas respectivamente ; y el fundador del Partido Nacional, el presidente Manuel Bonilla quien acompaado por los filibusteros Guns Malone y Lee Christmas accedi al poder con una guerra civil apoyada por estos gamberros y vndalos para regalarle a la Vacaro Brother Company, Standart Fruit Company, United Fruit Company y a la Cuyamel Fruit Company las mejores tierras de la costa norte atlntica del pas, como parte de la extorsin por subrogacin de la deuda que Honduras termin de pagar hasta en los aos 50 del siglo XX, pero a ms de 150 aos estas tierras que se dieron en concesin por tiempo determinado se mantienen inexplicablemente en su poder bajo otras denominaciones sociales.

El Tio Samta Claus, se llevaba las rentas de la produccin de bananos en su saco de regalar juguetes a los nios ricos y complementaba las caloras perdidas, y alejaba las depresiones existenciales de la explotacin econmica a los obreros de Atlanta, Filadelfia, Washington, Miami, y Boston. Mientras los nios pobres de Honduras se arrellenaban en sus miserias por estar lejos del polo norte, y no tener la fortuna de que cayera nieve blanca.

El Tio Samta Claus ha dominado la escena en Honduras y ha armado a las Fuerzas Armadas hondureas hasta los dientes para defenderse de un enemigo inexistente en la geo estrategia militar, pero muy visible en los lmites de tolerancia de un pueblo que puede tocar fondo, y ha enfermado al cuerpo armado de anticomunismo al punto de beneficiarse de la desaparicin de ms de 200 ciudadanos en la dcada de los 80s del siglo recin pasado.

El to Samta Claus tiene su casa en Tegucigalpa llamada embajada, y sus palabras son imperiosas, y un no cierra bocas y un s alicienta su amistad efmera que dura como los cdigos de barras de los artculos hasta el ltimo resquicio de su utilidad. Us nuestro territorio para atacar a Arbenz, a la Nicaragua de los Sandinistas, y para entrenar a las tropas asesinas del Salvador que llenaron de sangre y de vergenza la Comunidad del Mozote en el rio Sumpul.

El Tio Samta Claus despus del fantasma de la guerra de guerrillas, nos recet la democracia representativa pero dio un golpe, y por su base militar en tierra hondurea llev secuestrado al presidente Manuel Zelaya. Ahora que se acerca la navidad el To Samta Claus agradecido por el buen comportamiento de uno de sus mejores nios bonitos, el presidente Juan Orlando Hernndez, porque nadie de los dems presidentes se haba atrevido a privatizar la Enee, el Sanaa, Hondutel, la UNAH, y concesionado ros por ms de 50 y 100 aos, ha llenado de palma africana el Bajo Aguan y ha provocado que los sobrantes de la produccin de frijoles y maz de los granjeros estadounidenses lleguen a nuestros fogones. Los banqueros de Wall Street le apuestan a estos procesos de privatizacin, y vienen a hacer sus negocios de peajes sobre carreteras que aun paga el pueblo, y en maquilas donde el ser humano es una piltrafa de comer y trabajar.

Por esas razones el to Samta Claus ha decidido pasarse por la manga de su traje rojo de terciopelo a la democracia representativa, y valindole un bledo el voto del pueblo, ha decidido regalarle a su nietecito Juan Orlando Hernndez que mendigaba un trozo de poder en la Avenida Pensilvania, y hoy se le han concedido sus deseos de Navidad de obtener un segundo mandato con la bendicin de las certificaciones en donde los votos hablan en espaol pero se cuentan en ingls, y le ha dado el salvoconducto de ver caer la blanca nieve desde las nubes del cielo hondureo en total impunidad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter