Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2017

Camino a la peor sequa que haya conocido Espaa: las medidas necesarias

Mara F. Snchez
Cuarto Poder

El consumo se ha disparado, especialmente por el regado. En los ltimos 17 aos la superficie de regado ha crecido un 21%, Santiago Martn (Ecologistas en Accin)


Espaa es un pas de sequas, pero esta lleva camino de convertirse en la peor que hayamos conocido en vida. La Xunta extendi la semana pasada a toda Galicia, enclave verde por antonomasia, la alerta por escasez de agua. El escenario ya es desolador desde hace meses en tres cuencas, la del Jcar, el Segura y el Duero, donde Gobierno tiene declarada oficialmente una situacin de sequa. El ltimo ao hidrolgico entre el octubre de 2016 y septiembre de 2017 cerr con 551 litros por metro cuadrado de media para el conjunto de la pennsula, un 15% de dficit respecto a la media histrica (1981-2010), pero en los ltimos tres aos las precipitaciones han estado por debajo de lo normal. Esperar el chaparrn o danzar para atraer el milagro, de poco servir. La falta de lluvia no es la nica causa de la sequa y, segn los expertos, es necesario un cambio tanto en las polticas como en la mentalidad de los ciudadanos para afrontar un problema que, dentro de poco, puede convertirse en nuestro principal desafo.

Hay dos tipos de sequa: la meteorolgica y la hidrolgica, explica el climatlogo y hombre del tiempo los fines de semana en Castilla-La Mancha Media, Jonathan Cantero. La primera consiste en la escasez de lluvias, un fenmeno recurrente en el Mediterrneo o Mediterrneo continental, que ocurre cada 12 o 13 aos. La segunda estara provocada por los humanos al consumir mucha ms agua de la que se acumula con las precipitaciones. Esta sequa que estamos sufriendo, en prcticamente en todos los lugares es meteorolgica, porque tenemos dficit de precipitacin, pero hay zonas donde se est consumiendo mucha ms agua de la que debera hacer. Ah tenemos el comienzo de una gran sequa, indica el experto a este diario.

El escenario es cada vez ms alarmante. Octubre, noviembre y diciembre son meses de precipitaciones y los primeros dos meses han sido muy secos. Decenas de pueblos por toda la geografa espaola como Andaluca, Navarra, Asturias o Castilla-La Mancha ya sufren restricciones de agua, los agricultores y ganaderos empiezan a padecer algunos de los efectos. Uno de los mejores indicadores es el nivel de agua que mantienen los embalses. Actualmente estn por debajo del 40% y un porcentaje as de bajo no se registraba desde 2006.

El estado de los embalses en Espaa./ SOS sequa

Qu parte es nuestra culpa?

La causa ms global es el cambio climtico, que est provocado por los humanos por el aumento de la expulsin de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Normalmente, ms del 60% del agua cada en forma de lluvia vuelve a la atmsfera, ms de un 20% acaba en los ros y menos de un 10% llega a los acuferos. El aumento de temperatura que genera el cambio climtico hace que la evapotranspiracin del agua a la atmsfera aumente y que se consiga menos agua para el consumo con el mismo nivel de lluvia. El ao 2016 ha sido el ms caluroso en los ltimos 137 aos desde que existen registros y 2017 lleva el mismo camino.

La otra gran respuesta es un asunto que responde al aumento del gasto del agua en Espaa. El consumo se ha disparado en los ltimos 20 aos, especialmente en relacin al regado. En los ltimos 17 aos la superficie de regado ha crecido un 21%, explica el coordinador de rea de Agua de Ecologistas en Accin, Santiago Martn, quien justifica este aumento del consumo en que en nuestro pas utilizar recursos hdricos es barato y supone que se hayan multiplicado por dos veces las exportaciones de productos hortofrutcolas entre 2012 y 2016. En un pas donde las sequas son frecuentes y ante el fenmeno severo que enfrentamos en los ltimos meses, este modelo est en cuestin.

Por ltimo, es responsabilidad de los ciudadanos aprovechar el preciado recurso del agua con responsabilidad. En trminos generales despilfarramos mucha agua en todos los territorios. No acabamos de darnos cuenta de la necesidad del ahorro. Aun mantenemos el grifo abierto para ducharnos hasta que sale agua caliente. Se pierden 10 litros de agua por cada persona que se va a duchar. En una casa donde se duchan cuatro personas, esto supone 40 litros al da. Multipliquemos esa cantidad por toda la poblacin espaola, explica Jonathan Cantero. Segn los expertos, las ciudades espaolas todava tienen que afrontar grandes desafos para aprovechar sus aguas grises utilizadaspara limpiar calles, regar parques y jardines. Asimismo se pierde mucha cantidad de agua por infraestructuras en mal estado en alcantarillado, tuberas etc. Las ciudades deberan tener un balance cero en la gestin de agua, apunta.

La sequa nos costar dinero, entre otras cosas

A falta de que puedan conocerse con exactitud las consecuencias de la sequa en el medioambiente, seala Greenpeace, se sabe que perjudica a la biodiversidad y conlleva prdidas econmicas en sectores como la agricultura y la ganadera, conflictos sociales y graves riesgos sanitarios. Los niveles de contaminacin atmosfrica en Madrid, por ejemplo, han superado ya el lmite saludable para respirar, alertan Greenpeace en su ltimo informe: Sequa, algo ms que falta de lluvia. La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), estima que cada ao mueren 31.000 personas en Espaa debido a la contaminacin atmosfrica en las grandes ciudades.

Las causas tambin se pueden notar directamente en el bolsillo. El recibo de la luz se ha disparado, segn el Gobierno, debido a que la escasez de agua ha hundido la produccin hidroelctrica, que abarata el coste de la energa, y ha obligado a quemar carbn y gas, que encarecen su precio. El experto Jonathan Cantero mantiene sus dudas respecto a este punto. Me parece tremendamente mal es que se eche la culpa de la subida del precio de la luz a la sequa porque nuestro sistema energtico solo se basa en la hidroelectricidad en una pequea parte, critica.

Pero la falta de agua afecta a agricultores y ganaderos, a quienes les cuesta mucho ms sacar sus cosechas adelante y esto nos llevar a un encarecimiento de los precios. El aceite de oliva, que est bajando su produccin por falta de agua, puede encarecer su precio en los prximos meses. Lo vamos a ver tambin en los prximos meses con los cereales. Los ciudadanos lo acabaremos pagando, explica Jonathan Cantero.

Los cambios necesarios

Es difcil que el escenario cambie aunque este invierno llueva con normalidad o, incluso, por encima de lo normal, vaticinan los expertos. AEMET ha repetido en reiteradas ocasiones que es necesario tomar medidas antes de que los embalses se queden sin agua. El mes pasado la ministra de Agricultura, Isabel Garca Tejerina, aseguraba que su ministerio est haciendo todo lo posible para intentar paliar los efectos de la sequa con polticas que han permitido que los regantes contaran con 350 hectmetros cbicos ms, con inversiones de 85 millones de euros en obras de emergencia y con la prorrogacin del trasvase Tajo-Segura.

Las organizaciones ecologistas y los expertos sostienen que solo un cambio de rumbo radical lograr atajar los efectos devastadores de la sequa Espaa es ya el pas ms rido de Europa y el 75% de su territorio es susceptible de sufrir desertificacin. Seguimos viviendo como si la pennsula ibrica fuera rica en agua. Una muestra: hace escasamente una semana se anunciaba la construccin de la mayor playa artificial de Europa en Guadalajara, seal el responsable de la campaa de Aguas de Greenpeace, Julio Barea.

Ecologistas en Accin defiende que es completamente necesario no solo frenar el regado, sino disminuirlo para lograr un cierto equilibrio hdrico. Fundamentalmente hay que reducir la superficie de riego y que la gestin hidroelctrica sea ms sostenible. En Galicia apenas hay regado, pero el problema es que se ha turbinado ms agua de la que se deba, sostiene Santiago Martn. Por su parte, Greenpeace ha propuesto un paquete de medidas que incluye el cambio de la poltica hidrulica tradicional centrada en la ejecucin de grandes obras y critican que el Gobierno no ha hecho nada para cortar el continuo robo de caudales que provocan el milln de pozos ilegales reconocidos en 2017 por el Ministerio de Agricultura, Alimentacin y Medio Ambiente.

Sera necesario un marco estatal que Jonathan Cantero se aventura a llamar pacto nacional por el agua. En su opinin, el Ministerio de Agricultura no puede determinar las necesidades de cada comunidad. Debera ser al revs, un pacto de abajo a arriba, donde las comunidades pudiesen analizar sus debilidades y fortalezas respecto al agua para hacrselo llegar al Gobierno. Debe ser un pacto transversal, en beneficio de todas las comunidades, pero hay comunidades que no pueden seguir cediendo agua, apunta. La gestin de las cuencas hidrogrficas ser el gran problema medioambiental, social, poltico y econmico que tengamos que afrontar en nuestro pas. Esta sequa no ha terminado y puede seguir incrementndose, aade.

Fuente: http://www.cuartopoder.es/sociedad/medio-ambiente/2017/12/13/camino-a-la-peor-sequia-que-hayamos-conocido-en-vida-un-cambio-de-rumbo-necesario/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter