Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2017

Desiderio Navarro: el hombre-institucin

Marilyn Bobes
IPS

El reciente fallecimiento de quien ejerci la crtica, el ensayo, la investigacin literaria y la traduccin ha dejado un vaco insustituible en la culturologa cubana.


Irnico, mordaz pero de una eticidad a prueba de balas fue ese Desiderio Navarro que acaba de fallecer en La Habana y que no dej discpulos puesto que su sabidura era de las que se dan raramente en la cultura de una nacin y dejan huellas insustituibles en una isla a la que trajo el pensamiento ms avanzado de los siglos XX y XXI.

Todo comenz en el nmero 100 de La Gaceta de Cuba (febrero de 1972), en una entrega dedicada a Problemas de la crtica y la ciencia literaria en la que Desiderio hizo viajar al mundo letrado de Cuba por mbitos intelectuales poco o nada conocidos en este pas.

Es en esa revista donde se reconoce la gnesis de lo que en 1982 se convertira en la revista Criterios que acababa de cumplir cuarenta y cinco aos cuando ocurri el deceso de este brillante pensador que segn Roberto Fernndez Retamar vala lo que una institucin pues l solo traduca de 16 idiomas y divulgaba cuanto artculo o libro pensaba que era necesario que los cubanos conocieran.

No haba un Congreso o un Consejo Nacional de la Unin de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en el que Desiderio Navarro no interviniera para mostrar su inconformidad con los aspectos negativos de los temas que se trataran, ya fueran de la cultura o de la sociedad en general.

En su ms reciente entrevista haba expresado su preocupacin por lo que, segn l, estaba pasando en el medio intelectual en el que se desenvolva.

Desde los 70 opinabase desalent la figura del intelectual pblico revolucionario, o sea, crtico y ahora estamos pagando los costos de ello. Habra que ver cunto pensamiento aflorara en nuestra vida pblica cuando se le ponga fin a la invisibilizacin del intelectual en la esfera pblica, en general, y en los medios masivos, en particular.

La labor a la que dedic su vida Navarro se llam Criterios, revista primero y Centro Terico Cultural, despus y, segn La Gaceta de Cuba en el nmero que dedicara al intelectual muy poco antes de su muerte, ha sido reconocida en el mundo de las letras cubanas como una de las realizaciones ms necesarias, intensas y enriquecedoras que ha conocido la cultura cubana, cuya importancia desborda las fronteras de la nacin.

Esta empresa la realizaba l solo con la ayuda de la Casa de las Amricas, un sitio donde siempre se le respet y apoy como se mereca, y en el cual tena sinceros admiradores.

Las generaciones todas reconocieron su magisterio. De esta manera el joven y brillante ensayista Jorge Fornet ha dicho que Desiderio Navarro fue, antes que todo, una revista. Y ella era el sitio al que haba que ir, la lectura que tenamos que hacer, el espacio donde hallar la idea que debamos discutir.

Sorprende que Desiderio, nacido en Camagey en la dcada del treinta, haya sido un autodidacto. Nadie se explica dnde aprendi los 16 idiomas que dominaba a la perfeccin, muchos de los cuales se hablan en un solo pas, especialmente aquellos situados geogrficamente en Europa del Este.

A Desiderio Navarro se deben muchos artculos publicados en Cuba y en pases de Europa y Amrica, y los libros Cultura y Marxismo. Problemas y polmicas (1986), Ejercicios del Criterio (1989) Las causas de las cosas (2007) A pe(n)sar de todo, Para leer en contexto (2008).

Era adems asesor permanente del Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plsticas Armando Revern, en Venezuela y miembro del Comit Ejecutivo de la Federacin Latinoamericana de Esttica.

En su pas recibi numerosos reconocimientos como la Distincin por la Cultura Nacional, la Medalla Alejo Carpentier y el Doctor Honoris Causa del Instituto Superior de Arte.

La ltima vez que lo vi estaba en una silla de ruedas pero sonrea y a su alrededor una gran cantidad de amigos y colegas hablaban con l de temas intelectuales.

Difcilmente Desiderio sostena una conversacin trivial. Siempre fue una persona para quien la vida era estudiar y ayudar a los dems a travs de los saberes que jams guard nicamente para s. Siempre sinti la necesidad de compartirlos y as lo hizo.

Como ya dije y acaso lo escuch de alguien: no dej discpulos. Pero lo tuvimos a l y aunque sea un lugar comn habra que decir que inobjetablemente su impronta lo sobrevivir como nos sobrevivir a todos nosotros: sus eternos deudores.

Fuente: http://www.ipscuba.net/espacios/la-esquina-de-padura/la-buena-memoria/desiderio-navarro-el-hombre-institucion/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter