Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-12-2017

A veces no votar, es una forma de particpar

Juan Carlos Gmez Leyton
Rebelin


Esta carta pblica dirigida a la Compaera Mnica Alejandra Vargas Aguirre, se motiva en el comentario que ella formulo en el facebook, a otro compaero, el cual reproduzco para darle contexto a esta misiva: Mnica Alejandra Vargas Aguirre : Te invito a leer a Juan Carlos Gmez Leyton no es de derecha... Pero puede hacer que gane Piera

Compaera:

Nunca pens que mi voto tuviera tanta fuerza e incidencia al punto de hacer ganar a Piera o en otras palabras, hacer perder a Guillier, aunque t sabes perfectamente, que gane quien gane la sociedad neoliberal en que habitamos seguir su marcha histrica. Salvo que bajo ciertas circunstancias emerjan las fuerzas sociales y polticas que permitan destruir la estructura de poder construida y establecida por el Kapital neoliberal. Para ello debemos practicar y ejercer el poder subversivo destituyente que no pasa por los procesos electorales.

El poder destituyente sirve para constituir producir poder popular democrtico (ejemplo, Venezuela con Chvez, en 1998, y en Bolivia con Evo y el MAS, 2000-2005). Por ahora, el poder electoral solo sirve para reproducir la forma de dominacin neoliberal. Forma que tanto la Concertacin como la Nueva Mayora y ahora, tal vez, la FM, si es que ganan, va continuar reproduciendo por cuatro aos ms.

El escenario de la lucha clases que se avecina no cambia si esta Piera o Guillier en el gobierno, pues el nico camino posible que queda luego 24 aos de fracasos del reformismo neoliberal, es la lucha social directa y abierta.

Cualquiera que gobierne no tendr gobernabilidad. Pero tampoco lo tendr el FA. O sea, el nuevo reformismo neoliberal. Si el Frente Amplio llega al gobierno, ello implicara un nuevo ciclo de neoliberalismo corregido ampliado que habr que evitar. No podemos permitir un cuarto de siglo ms de neoliberalismo. Las fuerzas sociales y polticas populares debern extraer lecciones del fracasado proceso antineoliberal levantado por seudo-gobiernos progresistas latinoamericanos.

Estamos en una inflexin histrica fundamental para que el movimiento popular libre y autnomo de cualquier influencia de partidos polticos, viejos o nuevos, que hoy avalan y se muestran conforme con el sistema, construya sus propias organizaciones sociales comunitarias y colectivos polticos para levantar el proyecto histrico y social popular, de la plebe, al decir de Garca Linera.

Compaera, la invito a abandonar esas posiciones reformistas y electoralistas para unirse con toda su energa y compromiso a la construccin de un verdadero y autentico proyecto poltico popular, transformador y emancipador de toda forma capitalista. Debemos recuperar para todas y todos, el proyecto socialista que permita construir una sociedad igualitaria y, sobre todo, justa.

Esa sociedad no ser posible si seguimos votando y apoyando proyectos como el que representa FM y Guillier como tambin el FA. Ambos proyectos clase medieros y coludidos con las formas de poder neoliberal. Lamentablemente, no tengo la facultad de hacer ganar a ninguno de los dos candidatos que hoy 17D se disputan el gobierno. Si, lo tuviera, obviamente, no lo estara usando para apoyar a Guillier y menos a Piera. Sino, estara luchando por destituir todo lo existente. Y, no estara solo, sino que seramos millones.

Pues somos muchos ms que uno, los que pensamos que la va electoral no es la va que nos lleve a la emancipacin humana. El proceso histrico actual es complejo; pero, no oscuro, el 19N dejo al descubierto muchas cosas. Cosas, por cierto, que muchos analistas no ven. Pues tienen anteojos que solo le permiten ver lo que el sistema, les deja ver, en otras palabras, son ciegos, pues carecen de una mirada crtica holstica. Y, leen la realidad de manera polticamente muy conveniente, ocultando, por ejemplo, la profunda crisis de legitimidad del rgimen poltico posautoritario.

Esta crisis explica, el 54% de abstencin electoral. Son ms 7 millones de ciudadanos que rechazan abiertamente la institucionalidad poltica actual. No aceptan ni los partidos de derecha, centro o de izquierda. No quieren ms partidos polticos incongruentes, como el PS o el PC. Ni tampoco a ninguno de los integrantes de la clase poltica actual. Estn hartos de su forma de actuar y de ser. No son crebles. No le tienen confianza. Ni tampoco los representan.

Entonces, porque ellos debieran votar en estos procesos electorales que expresan todo lo contrario de lo que ellos pensaron u otros soaran: Un joven estudiante que en el ao 2004 tena 19 aos de edad y que hoy pisa los 32 aos, nos dijo en una entrevista "los jvenes de hoy no votamos porque estamos decepcionados de la democracia que nos prometieron". Los decepcionados con la democracia neoliberal es mayoritaria a cualquiera de los partidos actuales. No quieren ms esta democracia. Por esa razn, de manera consecuente y honesta no participan en ella. Y, nadie les puede impedir hacerlo. Ni tampoco acusarlos que trabajan por la derecha, ni menos maltratarlos discursivamente como lo hacen todos aquellos que quieren mantener la dominacin neoliberal, porque no votan.

Los abstencionistas activos son honestos y responsables en su decisin. Mucho ms que muchos de las y los que votan, pues ellos cambian de parecer y de opciones de acuerdo a sus intereses especficos, que mejor ejemplo, que los lderes del FA, o de la DC o de cualquier otro grupo que hoy corren a votar por Guillier, solo porque quieren conservar sus cuotas de poder.

Los millones de abstencionistas activos, lo que he llamado, en otro lugar las y los subpolticos, no temen a la dominacin, pues la confrontan cotidianamente, todos los das. Soportar la dominacin neoliberal concertacionistas o de la nueva mayora o de la derecha es parte de su lucha diaria. Por ende, que gane Piera o Guillier no cambia la capacidad de resistencia y de confrontacin que las y los subpolticos practican todos los das. Son anticapitalistas activos y permanentes. Esa su lucha.

Su praxis poltica es invisible a los ojos de los analistas conformes con el sistema. Por esa razn, no la entienden ni la comprenden. Son actos y hechos que ocurren todos los das, es un trabajo de hormiga, del topo de la historia, deca el viejo barbn de Treveris, que une lo pequeo y va sumando y sumando para luego convertirse en un torrente poltico popular. El tiempo de la subpoltica no es el del tiempo poltico electoral ni institucional. Es incomprensible para la ciencia social hegemonizada por las perspectivas analticas del sistema. Incluso, para aquellos que dicen tener una perspectiva crtica. La subpoltica la realizan las y los sectores polticos ligados y activos en el mundo popular. Aquellos que son capaces de salir en defensa de aquellos problemas que nadie se ocupa ni discute en la poltica institucional. Por ejemplo, qu candidato presidencial tuvo como punto de discusin el tema IIRSA, ninguno. No les interesa. Pero, la subpoltica si lo hace. Esa es la diferencia con aquellos que hacen poltica dentro del sistema. Los abstencionistas hacen poltica popular.

Por todo lo anterior, compaera las y los abstencionistas no estn interesados en votar. Y, estoy seguro que lo harn solo y cuando la democracia sea social, popular y revolucionaria, pues ella ser el resultado de sus luchas y de su construccin histrica. Y, no de la clase poltica ni de los partidos como fue la democracia posautoritaria. Mientras la democracia continu siendo un sistema ficticio y corrupto, como el actual, no votaran. O, mejor dicho, no votaremos.

Por ltimo, la democracia social, popular y revolucionaria no ser la que construyan los partidos polticos conformen con el sistema ser una construccin directa de los sectores populares, de la plebe, de los hombres y las mujeres que son explotados todos los das, de los nios y nias que sufren la violencia del neoliberalismo en las poblaciones populares, del pueblo mapuche que lucha por recuperar lo suyo, de las y los ancianos populares que llevan aos y aos viviendo con pensiones miserables y muriendo por falta de atencin en la salud de pobres (pblica), etctera.

La democracia social, popular y revolucionaria no la pueden construir los que han administrado hasta el da hoy eficientemente el sistema legado por la dictadura cvico militar. La sociedad neoliberal ha sido producida por los mismo que hoy desesperados llaman a votar por Guillier. Piden el voto de aquellos que han olvidado durante los ltimos 25 aos. No tienen, por esa razn, calidad moral ni poltica para hacerlo.

Lo siento amiga, s que usted no pertenece a ese grupo. Pero, desgraciadamente, su vinculacin con aquel partido de la FM, que hoy en vez luchar por poner fin, a lo que rechazo durante dos dcadas, se colude con aquellos que permitieron la consolidacin, extensin y profundizacin de la sociedad neoliberal e insisten en desarrollar poltica publicas neoliberales que buscan corregir las fallas del mercado.

Desde 1980 que vengo resistiendo al neoliberalismo y no avalare ni dar legitimidad a un sistema poltico ideado por los autoritarios y mantenido por aquellos que traicionaron a cientos de combatientes sociales y que pensaron y soaron otra sociedad.

 

Santiago Centro. Chile

 

 

 

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter