Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2017

El nuevo bloque austrohngaro

ngel Ferrero
El Salto

El Gobierno austraco formado por la coalicin entre los conservadores del VP y la derecha nacionalista del FP, con vnculos con la extrema derecha, se formaliza este lunes.


Un programa de 183 pginas (Juntos por nuestra Austria) guiar al futuro Gobierno austraco formado por la coalicin entre conservadores (VP) y derecha nacionalista (FP) que este lunes a las 11 horas recibir el visto bueno del presidente del pas, Alexander Van der Bellen. El acuerdo se anunci este sbado, despus de varias semanas de negociaciones en una conferencia de prensa en Kahlenberg donde las tropas austracas y polacas derrotaron a los turcos que sitiaban Viena en 1683, un tropo habitual en la mitologa de la ultraderecha austraca, aunque el canciller Sebastian Kurz declar que su eleccin no revesta de ningn significado, y rpidamente se convirti en motivo de preocupacin internacional por los vnculos del FP con la extrema derecha.

No solo se tratar de un gobierno de derecha y extrema derecha, como recoga el francs Le Monde, sino que el FP tendr bajo su control algunas de las carteras ms importantes, como Interior (Herbert Kickl), Defensa (Mario Kunasek) o Exteriores (Karin Kneissl). Esto significa en la prctica que la gestin y el control del Ejrcito, la Polica y los servicios de inteligencia se encontrar en manos del FP.

Kickl redactor de los discursos de Jrg Haider y autor de lemas de campaa como 'Abendland in Christenhand' (Occidente en manos cristianas), declar a la prensa que no haba nada que temer. La izquierda extraparlamentaria, los sindicatos y organizaciones de la sociedad civil recuerdan no obstante cmo en 2013 un poltico del FP, Johann Gudenus, declar que si el FP entraba en el gobierno eso significara sacar las porras del saco para todos los peticionarios de asilo falsos, delincuentes, inmigrantes ilegales, islamistas criminales e izquierdistas gritones.

Desde haca das circulaba por las redes sociales una convocatoria de manifestacin de protesta frente a la sede de la presidencia en la capital para el da X. El presidente del FP, Heinz-Christian Strache, de 48 aos, ser a partir del lunes vicecanciller en el gabinete de Kurz, quien con 31 aos se convierte en el jefe de gobierno ms joven de Europa.

La normalizacin de la ultraderecha El nuevo gobierno, que sustituye a la gran coalicin entre socialdemcratas y conservadores, no encontrar problemas para aprobar sus propuestas legislativas, ya que contar con una mayora de 113 de los 183 escaos del Nationalrat (Parlamento). Los tres pilares del programa de coalicin la reduccin de impuestos, el crecimiento econmico y la lucha contra la inmigracin ilegal revelan el carcter retrico del populismo del FP.

No se trata de la primera vez que el FP entra en el gobierno. En 1999 Jrg Haider consigui que el partido fuese la segunda fuerza ms votada, con el mismo porcentaje que los conservadores (un 26,91%), pero un mayor nmero de votos (1.244.087 frente a 1.243.672). El entonces candidato cristianodemcrata, Wolfgang Schlssel, decidi romper un tab y pactar con la ultraderecha. Haider opt por ceder el ttulo de canciller a Schlssel para evitar un escndalo internacional, aunque no sirvi de mucho: la Unin Europea opt por castigar a Austria que haba entrado en el bloque solo cuatro aos atrs con la reduccin de relaciones bilaterales, lo que en la prensa fue presentado como sanciones. A la medida se sumaron Canad, Israel, Noruega y la Repblica checa, que entonces no formaba parte de la UE.

Es sintomtico que los medios de comunicacin no hayan recibido la noticia con la misma preocupacin que entonces. Dos cabeceras conservadoras, la alemana Frankfurter Allgemeine Zeitung y la italiana Die Stampa, destacaron por ejemplo la rapidez con la que VP y FP haban alcanzado un acuerdo de gobierno en comparacin con las negociaciones entre partidos en Alemania. Tambin expresaron su alivio cuando Strache manifest su renuncia a un referndum sobre la permanencia en la UE y garantiz la orientacin proeuropesta del nuevo gobierno, aceptando el acuerdo de libre comercio entre Canad y la UE (CETA) o las sanciones contra Rusia, para las que el FP ahora defiende su relajacin y se ofrece como mediador.

El secretario general de la organizacin patronal de industria, Christoph Neumayer, elogi el sbado las inteligentes y racionales soluciones esbozadas en el programa de gobierno para mejorar las condiciones para los trabajadores y empresas, as como el futuro de Austria en general.

Programa reaccionario

Desde los socialdemcratas hasta las ONG ecologistas han protestado por el futuro programa de gobierno, que incluye, entre otras, una modificacin del reglamento de RF (radiotelevisin pblica) para asegurar una cobertura objetiva e independiente; aumentar el lmite legal de horas en la jornada laboral hasta doce al da y sesenta a la semana; recortes en BB (ferrocarriles); un mayor control de los refugiados sus comunicaciones podrn ser intervenidas por las autoridades para verificar su origen e identidad, se recortarn las ayudas econmicas y se enviar a sus hijos a escuelas especiales (lo que dificultara su integracin), adems de prever una reforma restrictiva del derecho de asilo; un endurecimiento del cdigo penal; una poltica cultural orientada a los resultados o que las escuelas no sean utilizadas como instrumentos para la promocin de modelos opuestos a la sociedad (un concepto que no se especifica, pero con el que el FP acostumbra a referirse a la comunidad LGTB). Austria, que ocupa la presidencia de turno de la UE en 2018, tambin adopta como poltica oficial bloquear la entrada de Turqua en el bloque comunitario, aunque las negociaciones bilaterales estn actualmente congeladas. La reforma para introducir consultas populares y vinculantes en Austria queda aplazada hasta finales de la legislatura.

En este sentido, el caso de Austria presenta similitudes con el de Finlandia, donde el presidente del Partido de Centro, Juha Sipil, form una coalicin de gobierno con la Coalicin Nacional (conservadores) y el Partido de los Finlandeses (derecha nacional populista), antes conocido como Verdaderos Finlandeses. Una de las primeras medidas del gobierno de Sipil fue anunciar la aprobacin de medidas de austeridad y la reduccin de los costes salariales reclamadaS por Bruselas.

El mensaje es claro: mientras abandone su populismo y acepte el orden econmico, la ultraderecha no es un problema en un gobierno europeo. Sus polticas sociales o de inmigracin son una cuestin secundaria, cuando no permiten a otros estados teniendo en cuenta la particular divisin del trabajo a escala europea subcontratar en estas reas un trabajo sucio que en Pars o Berln podran pasar factura poltica a sus promotores. El tndem Kurz-Strache representa como pocos a la ultraderecha como porra del neoliberalismo.

Por recuperar una metfora del dramaturgo alemn Heiner Mller, el problema de tener un perro de presa en la periferia europea es que la cuerda que lo mantiene atado se puede romper en algn momento. La derecha radical cuenta a pesar de todo con una agenda propia, organizacin y voluntad poltica. La pregunta es si se contentar con la entrada en las instituciones y los rditos polticos y econmicos sobre todo esto ltimo que de ello obtenga o, por el contrario, se convertir en un factor de tensin en la UE.

Un bloque austrohngaro? Aunque existen otros gobiernos similares en la UE, Austria tiene una economa e influencia poltica de la que otros carecen. Una de las primeras implicaciones europeas del futuro gobierno austraco es la derrota de los verdes, que ahonda en su crisis. Van der Bellen, elegido presidente en unas elecciones contra Norbert Hfer (FP) que contuvieron el aliento a Europa, tendr que jurar el cargo a un gobierno con seis ministros y dos secretarios de Estado de ese mismo partido incluyendo el propio Hfer, que asumir la cartera de Infraestructura mientras su propio partido, Los Verdes, se ha convertido en extraparlamentario tras perder los 24 escaos que tena en el Parlamento en las pasadas elecciones. Van der Bellen, a quien la constitucin permite derecho de veto sobre el futuro gobierno, puso como nica condicin que el gobierno resultante fuese proeuropeo.

La segunda es de mayor calado, ya que Viena podra liderar un bloque austrohngaro. A finales de octubre el partido populista ANO gan las elecciones en la Repblica checa, donde el particular gobierno en minora de Andrej Babi cuenta con el apoyo, o al menos la tolerancia, del presidente Milo Zeman y de la mayora del resto de fuerzas: tanto de los conservadores euroescpticos del Partido Democrtico Cvico (ODS) como la ultraderecha del partido Libertad y Democracia Directa (SPD) de Tomio Okamura o el Partido Comunista de Bohemia y Moravia (KSČM), unidos bajo el denominador comn del recelo hacia las polticas de Bruselas.

Con la victoria de Babi, el Grupo Visegrd (V4) formado en 1991 por Polonia, Hungra, Repblica checa y Eslovaquia para mejorar las relaciones e integracin de estos estados de Europa Central podra convertirse en un bien articulado lobby regional en el seno de la Unin Europea en la defensa de una poltica migratoria ms restrictiva, el mantenimiento de ayudas econmicas y una mejora de las relaciones con Rusia. Hay indicios para ello: la futura ministra de Exteriores de Austria, Karin Kneissl, calific en el Kronen Zeitung al presidente de la Comisin Europea, Jean-Claude Juncker, como un csar bruselense, y en las pginas de otro diario, Die Presse, afirm que un 80% de los refugiados son varones jvenes, lo que conducira a un exceso de hombres que superara a los que hay en China e India, con todos los problemas sociales que supuestamente resultan de ello.

Si el FP consigue hacer valer sus intereses dentro del gobierno que el entendimiento entre Sebastian Kurz y el primer ministro hngaro, Viktor Orbn, en materia migratoria facilita, Viena podra ponerse al frente de V4 sin entrar formalmente en l y formar una suerte de bloque austrohngaro. El resultado a corto plazo sera probablemente un nuevo quebradero de cabeza para Angela Merkel, y a largo plazo, un fortalecimiento de la derecha radical en toda Europa.

Fuente: http://www.elsaltodiario.com/austria/extrema-derecha-nuevo-bloque-austrohungaro


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter