Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2017

"Los buenos demonios", de Gerardo Chijona
Ningn pas cabe en un filme

Anays Almenares Avila
Granma


La filmografa cubana, que los locales esperamos con ansias cada ao, llega en esta edicin con dos largometrajes en competencia. Uno de ellos, Los buenos demonios, procura mostrar dos rostros, no solo de un hombre, sino de realidades, de contextos, de generaciones...

La filmografa cubana, que los locales esperamos con ansias cada ao, llega en esta edicin con dos largometrajes en competencia. Uno de ellos, Los buenos demonios, procura mostrar dos rostros, no solo de un hombre, sino de realidades, de contextos, de generaciones. Su realizador, Gerardo Chijona, de vasta experiencia cinematogrfica (Adorables mentiras, Un paraso bajo las estrellas, Perfecto amor equivocado, Boleto al paraso), intenta visibilizar perspectivas de la humanidad desde un cuestionamiento tico.

Basada en el guion del cineasta Daniel Daz Torres (1948-2013), a quien se le rinde homenaje en el filme, y en la novela Algn demonio, del cubano Alejandro Hernndez, la cinta resulta una suerte de obra creada a seis manos y narra la historia de un muchacho capaz de cometer actos terribles, pero con un rostro angelical.

Sobre esta pelcula y los desafos que ella entra conversa con Granma su Director. l cuenta que un da en Madrid, mientras conversaba con Alejandro Hernndez, acordaron hacer el filme que le deban a Daniel. Entonces empec a convocar a un grupo de actores y entre todos intentamos hacer la mejor obra posible. Me cost trabajo realizarla, pues el guion es distante, austero, seco a veces. Fue filmado de tal forma que la cmara no entra mucho, y es mi largometraje con ms planos largos y menos trabajo de edicin.

De los miembros del elenco, con quien ms intercambios tuve fue con Carlos Enrique Almirante, pues l no iba a hacer ese papel al inicio, sino Hctor Medina, pero por un problema de fechas no pudo ser. Carlos interpret un personaje difcil, con dos caras. No un sicpata, sino un muchacho que por las noches, cuando se monta en el taxi, comete actos terribles. La intencin era que no se convirtiera en un clich del malo.

Qu partes de nuestro hoy quiso reflejar?

Yo estaba buscando zonas de silencio de la realidad, esas reas que no se ven o son ignoradas. Estn como una corriente subterrnea que se relaciona con el espritu y los valores ticos. La pelcula reflexiona sobre la moral o la falta de ella en un micromundo de personajes. No me gusta decir que una pelcula es un pas. Ningn pas cabe en un filme, hay que estar loco para afirmar algo as. Las naciones resultan demasiado complejas, mltiples.

Al referirse a los momentos de crtica social que caracterizan a la cinematografa cubana, y que yacen en algunos de sus largometrajes, el cineasta concluy: La crtica que queda como sugerida, sutil, es la mejor, porque el pblico no es tonto y uno debe tener respeto por ellos. Muchas veces siento que el mensaje va por delante de la historia, y eso le quita vida a los personajes. Cada uno de ellos, de las diferentes generaciones, tiene su verdad. A nosotros no nos toca decir quin est equivocado y quin en lo correcto, no podemos juzgar.


Fuente original: http://www.granma.cu/cultura/2017-12-15/ningun-pais-cabe-en-un-filme-15-12-2017-02-12-28



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter