Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-12-2017

El fin de la alternancia entre matices neoliberales
Ahora la juega el Frente Amplio

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


No es el momento de buscar culpables despus de la derrota de quien represent pese a la poca osada poltica y a la ausencia de un programa autnticamente socialdemcrata a las fuerzas ciudadanas y populares que no queran entregarle el gobierno a la derecha y a la extrema derecha neoliberal chilena. Porque trat, pero no pudo Guillier con ese 45,2% de los sufragios emitidos.

Cualquier observador atento al entorno mundial vea con preocupacin un da ante de la eleccin chilena a la extrema derecha austraca formar gobierno con los conservadores (VP) de Sebastian Kurz. Era un muy mal presagio para el pueblo de Chile. Hoy sabemos que las ideas cavernarias de Jos Antonio Kast, Jos (AFP) Piera y de Jaime Guzmn, tambin gobernarn con Piera, presidente recin electo con 54,58% de los votos. Por mucho que no se los mencione.

Habr que prepararse para ver espectculos ms que desagradables. Como el abrazo que se darn el argentino Mauricio Macri (en plena ofensiva generadora de imprevisibles conflictos sociales) y Piera para celebrar de manera ostentosa el triunfo de los dueos de la riqueza y de las polticas que promueven la desigualdad y el saqueo de los territorios en nombre del crecimiento. Esas imgenes y demostraciones de fuerza de las oligarquas dominantes de Latinoamrica darn mucha bronca. Pero esto no hace poltica.

Habr que ser inteligentes y pacientes para afirmarse en el presente y consolidar para el futuro. No se est en la situacin de desamparo donde todo estaba por construir como en el 2009, durante el primer gobierno de Piera. Hoy hay condiciones para reconstruir unidos un proyecto de izquierdas autntico. El eje central es simple. Una vez exnime la Concertacin-NM la llamada centro-izquierda para hacer confusin adrede y sin el lastre del neoliberalismo al interior, se trata de ir construyendo aquel proyecto que Norberto Bobbio defina como el de los movimientos que en la historia se baten para cambiar la sociedad y, que para poder hacerlo, ponen el principio de igualdad al centro de sus proyectos y luchas.

Ahora que obtuvieron directamente el control del timn con uno de los suyos a la cabeza, los poderosos intereses econmicos oligrquicos neoliberales y conservadores, que no cesaron de intrigar con habilidad desde el 14 de noviembre, volvern tranquilos a su zona de confort a defender los pilares del sistema. Sus fuerzas polticas y dispositivos mediticos continuarn las alabanzas a la globalizacin y a las inversiones desreguladas, al mercado, al dinero y al esfuerzo individual; es decir, al trabajo de zapa de todo proyecto alternativo que ponga freno a la concentracin de la riqueza. Despus que los Luksic, Larran Matte, Cueto y sus intelectuales orgnicos como Rolf Lders y Carlos Pea salieran sin complejos a defender el neoliberalismo a secas, o lo que es casi lo mismo: la modernizacin capitalista. As le darn margen a Piera para que haga un par de reformitas de corte populista pero neoliberales que encandilen a los opinlogos. Porque es verdad que no se puede gobernar ms a la derecha que lo hizo la Concertacin y la NM. Pues no hicieron ninguna reforma estructural irreversible.

Si la mecnica matemtica en la ltima vuelta fall fue porque corrientes sociolgicas ms profundas se manifestaron. Y ya han sido detectarlas. Piera har frente a un pas polarizado. De ah que repetirn hasta el cansancio la cantinela de la unidad nacional con el apoyo del influyente dispositivo meditico.

Por de pronto, el Frente Amplio tiene la gran responsabilidad de prepararse como se debe para ser oposicin hbil en lo tctico y lo estratgico. Esto significa mucho debate interno acerca de una orientacin estratgica que permita, apoyndose en el trabajo parlamentarlo-institucional, ir construyendo un gran movimiento social por fuera que atraiga tanto a los nufragos de la Nueva Mayora como al pueblo trabajador ausente de las lides polticas.

Es innegable. El Frente Amplio cuenta con un potencial enorme adems de sus 21 parlamentarios de cuadros, hombres y mujeres, polticos capaces, voluntariosos y con la experiencia de base (no hay que tenerle miedo a las palabras, ms vale romper con el sometimiento cultural de la vieja Concertacin a las modas ideolgicas). Tanto en trminos cuantitativos como cualitativos hay una superioridad poltica del FA con respecto a los liderazgos concertacionistas y de derechas. Esto es un proceso que comenz hace al menos 10 aos y ahora est en fase de maduracin.

Ser conscientes del peligro de ser cooptados y absorbidos por las prcticas polticas de la vieja elite poltica institucionalizada, es ya una muy buena actitud primeriza; para no slo mantener, sino que tambin para perfeccionar el proyecto poltico alternativo antineoliberal y de conquista de derechos sociales y de democratizacin del pas. De todas maneras, el software de la poltica transformadora indica siempre, como ya lo deca el genial Gramsci, que lo nico que podemos prever es la lucha.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter