Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-12-2017

El congreso de Pirro
Marchas y cacerolas en Argentina empiezan a mostrar la desnudez del rey

Carlos A. Villalba
Rebelin


Ἂνἔτιμίαν μάχηννικήσωμεν, ἀπολώλαμεν.

(Con otra victoria como sta, estar perdido)

Pirro de Epiro (318-272 a.C)

 

Corran los aos turbulentos que siguieron a la muerte de Alejandro, el Magno que construy el ms grande imperio existente hasta ese momento, arrancando desde la modesta Macedonia, a partir de los consejos de Aristteles, su tutor, y de la decisin de conquistar el mundo conocido y el desconocido. Comenzaba el Siglo III antes de Cristo cuando Roma atac a la ciudad de Tarento, en las costas adriticas. Los del Sur pidieron ayuda al rey macednico de Epiro, un gran guerrero llamado Pirro, quien vio la oportunidad de llevar su influencia a la pennsula.

Fueron 20.000 infantes, 3.000 caballeros, 2.000 arqueros, 500 honderos y 20 elefantes de guerra los que cruzaron el mar y desembarcaron en el golfo de Tarento y presentaron batalla en Heraclea. A poco de comenzado el combate, los romanos creyeron haber matado el jefe heleno; Pirro se vio obligado a recorrer sus filas a cara descubierta para convencer a sus hombres de que todava segua vivo; para terminar de estimularlos y desanimar a los romanos, decidi enviar a sus elefantes a la batalla. Al verse frente a tales moles en movimiento, desconocidas para ellos, los legionarios se asustaron, sus caballos se aterrorizaron, hubo desbande.

La victoria fue de Pirro. La estadstica de muerte es confusa, pero impactante: 7.000 romanos muertos para algunos, 15.000 para otros; los griegos perdieron entre 4.000 y 13.000 hombres. Un ao despus -279 a.C.- Pirro volvi a vencer, esta vez en Asculum. Los romanos perdieron 6.000 hombres, Pirro 3.500, incluidos muchos de sus oficiales. Su habitual recorrida por el campo de batalla fue el momento de la frase que lo hizo famoso: Otra victoria como esta y estaremos acabados, fue el nacimiento del concepto de victoria prrica, aquella que adoquina el camino de la derrota final de quien se llev la jornada. Cosa que le pas al hroe macedonio.

*****

El jueves 14 y el lunes 18 de diciembre sucedieron muchas cosas en la Argentina, totalmente diferentes a las que se leen en los diarios, se escuchan en las radios y se observan en las pantallas televisivas de un sistema de medios privados y estatales monocolor, parcial, tendencioso y absolutamente subjetivo. Tanto es as que, si las cmaras del presente estuviesen enfocadas en los campos de Heraclea y sculo, sus editores estaran anunciando que Pirro gobernara para siempre y que Roma desaparecera de la faz de la tierra...

La lista de la desnudez del rey

La calle fue protagonista una vez ms, aunque no en el sentido persecutorio en que lo interpreta la Casa Rosada. Solo la miopa de conveniencia o el uso maquiavlico de los conceptos, puede transformar en intentos de desestabilizacin a la bronca que causa que le toquen el bolsillo a los padres y los abuelos, a uno mismo en algunos aos.

Y hubo dos calles, con posibilidades futuras de complementarse en un futuro, aunque hoy son diferentes.

Esa calle lleva 24 meses resistiendo las polticas de ajuste sin piedad del gobierno de las corporaciones; desde los despidos hasta los aumentos de tarifas, desde las importaciones que los dejan sin trabajo hasta la inflacin, desde los cierres de programas de salud hasta el recorte de las jubilaciones.

A lo largo de 2017 organiz una veintena de protestas callejeras que superaron los 100.000 manifestantes. Al menos cinco rozaron el medio milln de personas expresando descontento por las polticas actuales.

Esta es una expresin diferente de aquella, no genera estruendo para repudiar todo lo actuado desde el 10 de diciembre de 2015; s lo haceal menos hoy- contra el saqueo del bolsillo de jubilados y pensionados.

Seguramente, si volviese a votar maana, muchos de ellos repetiran el acompaamiento a la Alianza Cambiemos. Con no menos certeza, se puede afirmar que el desgranamiento de ese electorado ya empez. No se insulta una medida, no se explican las maniobras espurias de un gobierno sin que comience el proceso de comprensin de lo que est sucediendo.

Lentamente, muy lentamente, empezaron los cuchicheos, primero cerca del coronado, luego a dos, cinco, veinte cuadras. Toda la ciudad, al fin, supo que su soberano estaba desnudo.

Es como una balanza, si ese odio, rechazo, bronca, es ms fuerte que lo que genera la desocupacin y el hambre, Macri -que ahora que est en la surea Villa la Angostura- podra dormir sin frazada. Sin embargo, cuando los problemas del conjunto -que no solo afectan a quien los padece, sino tambin a quienes tienen miedo de que les pase lo mismo, a los que se preocupan por familiares y amigos o, sencillamente, son personas solidarias y fraternas- pesen ms que el rechazo de un pasado que, ms que herencia ya se percibe como excusa, todos podrn analizar con ms profundidad los hechos y tomar distancia de quien los gobierna. Pero si va desnudo!, dijo el nene de la fbula.

Los reprimidos resistieron, protestaron, bancaron, no provocaron, como lo hizo ese grupo de siempre que, cuando no es de infiltrados, es de alentados por los servicios de inteligencia para generar la imagen de desmanes, violencia, desestabilizacin, que la Jefatura de Gabinete usa para descalificar la protesta, racional, organizada, ordenada, de centenares de miles de personas.

A pesar del silencio de pantalla, los argentinos lo vieron, no fue en la glida soledad del ro Chubut, ni en el paisaje agreste del Mascardi, fue en Rivadavia y Entre Ros, en Irigoyen y Virrey Cevallos, en pleno centro de Buenos Aires, donde las tropas reprimieron. Eso tambin ensea a quienes no quieren ver.

De los discursos tambin se aprende

por ejemplo:

Faltara explicar que 45.000 primero, 65.000 despus, de esos millones, son para Mara Eugenia Vidal, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires que Macri quiere blindar para conseguir su reeleccin en 2019. Es decir, saquean las arcas previsionales para hacer campaa electoral.

Estas verdades, vale recordarlo, muchos no quieren verlas, o las ven y las minimizan. Por ejemplo el clculo de cuntos bolsos de Lpez entran en la plata mal habida blanqueada por los Macri, sus socios y amigos, gracias a un decreto confeccionado por los Macri, sus socios y amigos, contra lo dispuesto por el Congreso de la Nacin y la Constitucin no menos nacional.

Para ms ejemplo, en cuntos miles de millones superan a las supuestas denuncias contra el kirchnerismolas ganancias de la Shell gracias a las decisiones gubernamentales del accionista de la Shell, Juan Jos Aranguren. Se pueden sumar casos como esos hasta pagar la deuda externa agigantada y poner en marcha el aparato productivo del pas.

Las autoridades nacionales y los medios adictos no pueden verlo, se los impide el prejuicio, a los ltimos la falta de tica profesional; inclusosi alguno empieza a detectarlo, prefiere callarse, no sea cosa que quede como el tonto que no puede ver el hermoso traje inexistente del desnudo de ojos celestes.

Quedaron muchos magullones en la propia tropa

Fotos que dejaron dos jornadas bisagra

En este caso, adems, lo hizo con sus cacerolas espontneas y en barrios y ciudades que votaron al macrismo. A diferencia de las anteriores, el rechazo de dos noches seguidas incluy a muchos votantes de la papeleta amarilla.

Se abri un nuevo tiempo parlamentario

El regreso de Agustn Rossi al hemiciclo de la cmara Baja le dio nuevos bros al conjunto de los peronismos que la habitan. Adems de un atisbo de coordinacin; ya se prepara un mecanismo de acuerdos por tema para actuar en el recinto; incluso varios bloques menores y diputados sueltos analizan la conformacin de una bancada unificada.

A los que votaron bajo la batuta de la casa de gobierno de Balcarce 50 va resultarles difcil explicar por qu redujeron los ingresos. Los que rechazaron esos compases, ya se aprestan a ocupar nuevos espacios; ms de un voto de rechazo al recorte se explica por eso, se movi la llave del tablero electrnico en disputa con el gobernador que ya haba negociado con el Presidente.

Pirro venci, en Heraclea primero, en Asculum despus. El campo lleno de muertos hizo que entendiera que, as, no llegaba a buen puerto, como finalmente sucedi.

Carlos A. Villalba. Psiclogo y periodista argentino. Analista asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter