Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2017

Catalua y nuestro particular estado de desecho (IV)

Antonio Maira
Rebelin


Las consecuencias polticas

Algunas de las consecuencias polticas del procs son ya evidentes. Otras se pondrn sobre la mesa en las prximas semanas o en los prximos das:

-La primera y ms importante es que por primera vez -antes que ninguna fuerza poltica formalmente republicana o federal-, una nacin dentro del estado espaol se declara Repblica independiente y soberana. Eso es realmente histrico y significa la ruptura del rgimen del 78 que representa, en realidad, la continuidad del Rgimen franquista

La cuestin no es balad ya que supone, entre otras cosas no menos importantes, la liquidacin de la Monarqua de origen franquista, corrupta, que ejerce como poder autnomo la jefatura de las Fuerzas Armadas adems de otros poderes excepcionales.

Del rey depende, en realidad, la propia Constitucin y la permanencia del estado bipartidista e intocable: atado y bien atado, como haba dicho el general genocida y fascista Francisco Franco. El latiguillo del estado de derecho que repiten al unsono PSOE PP, Ciudadanos y Podemos (esta vez bajo la forma del ping-pong o del s pero no, no pero s, de los polticamente indecisos denominados ni-ni (ni DUI ni artculo 155 de la Constitucin).

-La segunda es el establecimiento del estado de excepcin en Catalua (derogado pero ensayado y disponible), y su amenaza concreta tal como acaba de afirmar Rajoy-, para establecerlo en el resto del resto del estado ante amenazas del mismo tipo.

La primera declaracin del a todas luces ilegtimo Presidente del Gobierno lo demuestran sobradamente. A partir de este momento y dada la actual Ley Electoral es absolutamente imposible cualquier proceso constituyente. Mucho ms cuando la propuesta legislativa para cualquier reforma de la Carta Magna procede de una Comunidad autnoma.

-El Senado, ha pasado de cmara intil a cuerpo legislativo imprescindible para autorizar la represin.

-El artculo 155 pasa a ser un estado de excepcin en conserva, que puede ser activado en cualquier momento y que ya tiene funcionarios adiestrados para ello.

-La tarea represiva, que ha pasado formalmente al Poder Judicial, puede llevar a la crcel a centenares de funcionarios en el corto, medio y largo plazo, a voluntad del Gobierno.

-El poder judicial, no independiente en el estado espaol, puede determinar la propia composicin del Parlament cataln, y la exclusin de todos los dirigentes procesados segn informes policiales y procesos judiciales que pueden ponerse en marcha tal como estamos viendo en los ltimos das.

Antonio Maira. Analista poltico, capitn de fragata de la Armada.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter