Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2017

Modelo de atencin integral a mujeres vctimas se fortalece en barrios habaneros

IPS

Cinco comunidades seleccionadas de esta capital desarrollaron acciones en ese sentido durante 2017


Ms de 50 mujeres vctimas atendidas y 13 ellas hoy fuera del ciclo de la violencia, son resultados de un experimento pionero de atencin integral a mujeres en situaciones de maltrato, que funciona desde hace un ao en cinco barrios habaneros.

Hecho realidad en los Talleres de Transformacin Integral del Barrio (TTIB) El Canal, Libertad, Prraga, Alamar Este y Buena Vista, mediante la sensibilizacin y capacitacin de especialistas y actores comunitarios, el proyecto logr procesos de articulacin, movilizacin y atencin a mujeres maltratadas.

Entre los principios bsicos de esta iniciativa se encuentran la articulacin con la poltica social del pas desde la base y la concepcin de que cada comunidad es nica, por lo que cada una porta recursos y experiencias propias, explic la coordinadora general Magela Romero, en un encuentro en la Casa Comunitaria de El Canal.

Otra de las metas fue que las personas involucradas en la prevencin y la atencin entendieran el problema social. No se puede improvisar porque se pondra en juego la vida y el bienestar de las mujeres y las nias, indic la profesora e investigadora.

A la cita, realizada el 19 de diciembre, asistieron adems una representacin de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperacin, que apoya el proyecto, y la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM).

Romero destac que lo ms importante es la articulacin, toda vez que ningn actor, institucin, organismo o persona, por muy lder que sea, puede solo con todo el trabajo que deseamos hacer.

Traje a la medida

Como parte del proceso, en cada comunidad se realiz un diagnstico participativo con enfoque de gnero, que permiti disponer de mapas de la comunidad donde se identifican las zonas de riesgo y vulnerabilidad, los espacios donde se concentran los hombres y las organizaciones e instituciones donde se atiende la violencia.

En cada barrio, se construy un modelo nico para la atencin integral a la violencia, que inserta a las instituciones que pueden responder de forma responsable, con entrenamiento y sensibilizacin, a las demandas de una vctima.

Cada institucin, puntualiz Romero, tiene su funcin y estn reflejados sus contactos porque la vctima llega a su red de apoyo y en estas cinco comunidades no va a ir a cualquier polica, sino a quienes fueron entrenados en el proceso, que no las van a revictimizar.

La experta indic que eso mismo sucede en otros sectores vinculados a la atencin como salud, educacin, cultura, la Federacin de Mujeres Cubanas, la iglesia, el centro de salud mental.

Se crearon adems insumos para la actualizacin y profundizacin de conocimientos: una carpeta metodolgica con herramientas tericas y prcticas vitales para el trabajo de atencin a las vctimas; la capacitacin y sensibilizacin; mini bibliotecas comunitarias y una multimedia.

Romero destac que adems de las actividades planificadas desde el proyecto, las propias comunidades realizaron otras 36 acciones de sensibilizacin, sin contar las de bien pblico, que involucraron a ms de 500 personas.

Voz autorizada

Este proyecto que hemos desarrollado durante este ao ha venido a confirmar en la prctica algo que sabamos: el papel de la comunidad en el trabajo de atencin y prevencin a la violencia, sobre todo en la articulacin para llegar a las vctimas, declar a la Redaccin IPS Cuba otra de las coordinadoras, la profesora Clotilde Proveyer.

Muchas veces hacemos actividades a nivel nacional, de los medios, pero no llegamos a las vctimas. Y llegar a ellas es muy importante porque de las redes sociales de apoyo las determinantes son las ms cercanas a las vctimas, consider.

A su juicio, es bsico garantizar que los actores de la comunidad se empoderen en el conocimiento y sus potencialidades y se apropien de las herramientas para hacer ese trabajo y comprenden la responsabilidad que tienen en la prevencin, el acompaamiento y la restauracin.

Ese espacio es como un pequeo estado y all estn representados los actores ms importantes, las personas cercanas a las vctimas, quienes trabajan con los nios en las escuelas, el mdico de la familia, la polica, la Federacin de Mujeres Cubanas, todos aquellos actores que tienen la responsabilidad social de prevenir y atender la problemtica de la violencia, precis.

Trabajo sin descanso

Una segunda etapa del proyecto persigue continuar el acompaamiento a quienes han salido del ciclo de la violencia y a las vctimas que permanecen en l, as como extender su radio de accin a otros TTIB, explic Zulema Hidalgo, del no gubernamental Centro Oscar Arnulfo Romero y otra de las coordinadoras.

Una de las prioridades para la prxima fase es mantener la articulacin con los actores ya involucrados y llegar a todos aquellos que no se han integrado y cuya participacin fortalecera la accin a nivel comunitario, se recalc en el cierre del taller.

Adems de analizar fortalezas, debilidades y desafos para una segunda fase, en el encuentro se lanzaron iniciativas como la posible realizacin de un audiovisual con las mujeres que consiguieron salir del ciclo de violencia y la participacin de la RIAM en el trabajo con los hombres.

Fuente: http://www.ipscuba.net/genero/modelo-de-atencion-integral-a-mujeres-victimas-se-fortalece-en-barrios-habaneros/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter