Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2017

Filipinas
Marawi, fuego bajo las ruinas

Guadi Calvo
Rebelin


De lo que pareci, en un primer momento, iba a ser casi un operativo policial, para detener al jefe de la organizacin terrorista Abu Sayyaff, Isnilon Hapilon, hasta entonces la fuerza ms importante del Daesh en el sudeste asitico, que jur lealtad a su lder Abu Bakr al-Bagdad en 2014, se convirti en una batalla que se extendi desde el 23 de mayo al 16 de noviembre , aunque a ms de un mes del anuncio oficial del presidente Rodrigo Duterte, fuentes filipinas insisten en sealar que en Marawi, an perduran bolsones de resistencia que todava no han podido ser desactivados por el ejrcito.

La dura y larga batalla que al parecer ya lleva mucho ms de los 150 das, que se anunciaron, la ciudad fue destruida hasta los cimientos. La batalla por Marawi, centro del islamismo de Mindanao, de 250 mil habitantes, ha dejado segn las cifras oficiales, quizs demasiado oficiales, 1132 muertos: 920 muyahidines, 165 soldados y 47 civiles. Aunque para Amnista Internacional, el nmero podra ser ostensiblemente mayor. Adems se calcula en unos 360 mil desplazados, no solo de Marawi, sino tambin de poblaciones cercanas. Un rpido clculo ha dado que por lo menos se debern invertir cerca de 2 mil millones de dlares, para su reconstruccin.

Lo prolongado de la batalla, no solo se debi al entorno selvtico y pantanoso de la ciudad, que oper como una trinchera natural contra el ejrcito filipino, que no pudo utilizar unidades blindadas para ingresar por diferentes flancos, sino en mucho, se debe a que tanto las viviendas y locales los comerciales estn construidos con hormign armado y reforzados, con un material al que se le conoce como bhos, para la defensa de los frecuentes enfrentamientos entre los diferentes ridos (clanes), que existen en todo Mindanao.

Fue de estos enfrentamientos de donde surge el grupo Maute, como tantas otras milicias armadas por los jefes de los ridos, que son utilizados como mano de obra para las guerras inter-clnicas.

Lo que ahora se conoce como la batalla de Marawi, capital de la provincia de Lanao del Sur, en la regin autnoma de Mindanao, donde se asienta la minora musulmana un 5% de casi 104 millones de habitantes, sin duda tiene ecos de la histrica batalla de Stalingrado y ser para muchos aspirantes a muyahidines un ejemplo inspirador para imitar en cualquier lugar del mundo.

En la batalla se registr no solo la presencia de numerosos combatientes extranjeros de Indonesia y Malasia y pases ms distantes como Arabia Saudita, sino una estrategia similar a la que los fundamentalistas aplicaron en Siria, Irak y Libia, como la utilizacin de artefactos explosivos improvisados ​​(IED) con elementos obtenidos en los edificios saqueados como garrafas de gas domsticas, que fueron recicladas como bombas incendiarias, incluso se usaron los cilindros de las monedas que encontraron en los bancos, como metralla.

Los combatientes del frente Abu Sayyaff y el grupo de los hermanos Omar y Abdullah Maute (GM), ambas organizaciones adherentes al Daesh, demostraron un alto nivel de entrenamiento, disciplina y preparacin. Sus lderes los hermanos Maute y el emir Hapilon, que han alcanzado la gloria al morir combatiendo bajo la liw al-uhad (bandera de los mrtires), lo que les asegura la entrada a la yanna (el paraso), sern ejemplo para las prximas camadas de combatientes.

Ms all de aquellos sueos, la muerte de las tres mximas figuras de la toma de Marawi, abre algunas incgnitas: Cmo seguir el accionar de estos militantes? Si sus financistas seguirn dispuestos a seguir invirtiendo en ellos? Cunta ms injerencia tendr el Daesh, tras las derrotas en Siria e Irak? y Quin ser el nuevo emir del Daesh en el sudeste asitico?

Esta ltima pregunta ya podra tener una respuesta o en verdad varias, los nombres que suenan para remplazar al emir Isnilon Hapilon es su yerno Amin Baco y uno de los capitanes de Hapilon, Furuji Indama, un profundo conocedor del complejo entramado de relaciones entre los numerosos ridos de Mindanao, Ambos candidatos de origen malayo, han estado en la primera lnea de combate en Marawi, lo que los reviste de un aura imprescindible para ocupar ese cargo, que segn se cree tendra que designarlo la estructura del Daesh, que haya sobrevivido a las derrotas de Siria e Irak. Ya que del mximo lder, el nico con atribuciones para designarlos, el Califa Ibrahim (Abu Bakr al-Bagdad) de quien nada se sabe desde que Rusia anunci haberlo eliminado en un bombardeo a la ciudad siria de al-Raqqa en julio pasado. Algunas fuentes, incluido el propio presidente Duterte, tambin han mencionado como posible sucesor de Hapilon a un histrico seor de la guerra Esmail Abdulmalik Abu Turaifi, ex miembro del Frente Moro de Liberacin Islmica (MILF), la organizacin separatista, con cerca de 10 mil hombres que luch durante aos contra el poder central, de la que Turaifi, se escindi al comenzar las discusiones de paz con las autoridades de Manila en 2008, tratado que todava se encuentra a espera de aprobacin del Congreso. El veterano guerrillero fundara Los combatientes de la libertad Islmica Bangsamoro, de aproximadamente unos 100 hombres que tambin, fueron detectados combatiendo en Marawi.

Respecto a Amin Baco, experto en explosivos, que las fuerzas de seguridad lo han dado por muerto en varias oportunidades, se sabe que ha combatido junto a su hijo de apenas trece aos y que ambos habran podido huir del cerco a la ciudad de Marawi y ahora estaran en la provincia de Basilan.

El antecedente ms importante de la lucha de los musulmanes contra Manila, se registr en la ciudad de Zamboanga a unos 430 kilmetros de Marawi, en 2013, cuando durante 20 das, por cercada de unos 500 ex rebeldes del Frente Moro de Liberacin Nacional, dirigidos por Nur Misuari, uno de los fundadores de MNLF, en protesta por las conversaciones de paz que llevaban el gobierno con la organizacin separatista. El Grupo de Misuari, que llegaron a ocupar un barrio residencial, resistieron varias embestidas del ejrcito, que dej 107 muertos, 71rebeldes, 29 militares y siete civiles.

Derecho de saqueo.

No es casual que Mindanao, hogar de 22 millones de personas, ms all de ser el ncleo de la comunidad musulmana, sea tan permeable a la lucha armada a lo largo de su historia de diferentes grupos no solo musulmanes, sino tambin, separatistas, nacionalistas y marxistas, debido a que el sur del pas, la gran isla de Mindanao, ha sido olvidada sistemticamente para la distribucin y planes de saneamiento de los sucesivos gobiernos centrales, por lo que persistira como escenario, para la violencia. En Mindanao existe un poderos y rico mercado negro de armas, alentado por diferentes organizaciones desde delincuentes y mafias a integristas musulmanes y de los diferentes ridos.

El presidente Rodrigo Duterte ha logrado que el Congreso apruebe una prrroga de la ley marcial en toda la isla de Mindanao, que el mismo decret a horas de conocerse la toma de la ciudad, hasta el 31 de diciembre de 2018. Dicha resolucin se consigui tras conocerse un informe de la inteligencia filipina, donde dice haber detectado que los terroristas continan su campaa de reclutamiento no solo por las redes sociales, sino que hacen foco en los familiares de los muertos en combates y las vctimas del saqueo producido en las propiedades que han sido sistemticamente desvalijadas por los efectivos del ejrcito.

Los vecinos que han podido retornar a las viviendas, han denunciado que en camiones de ejrcito se han llevado muebles, electrodomsticos, incluso que han violado cajas fuertes, llevndose dinero, alhajas, oro y costosas antigedades. El resentimiento y la indignacin, por el latrocinio, sin duda incentivar a muchos a continuar la guerra contra Manila, por cualquier medio.

Tras los largos bombardeos areos y de artillera, que han dejado el centro de la ciudad, demolido, tardara aos en volver a la normalidad. Muchos edificios que an se mantienen en pie, particularmente las mezquitas, que han sufrido el fuego de mortero, y cuyas cpulas aparecen acribilladas, debern ser demolidas. Mientras una gran cantidad de vehculos tanto civiles como militares, se encuentran calcinados en las calles, de lo que se desprende que debajo de tanta ruina es muy posible seguir encontrando ms muertos.

Por ejemplo no se conoce cundo o dnde se han radicalizaron los hermanos Maute y sus hombres y cmo fue su paso de delincuentes comunes al servicio de algn clan a combatientes wahabitas, pero sin duda ah radica el secreto para las autoridades filipina, para conocer cunto fuego todava anida debajo de las ruinas.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central. En Facebook: https://www.facebook.com/lineainternacionalGC.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter