Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-12-2017

Entrevista a Andrs Ruggeri, Director del Programa Facultad Abierta
"A dos aos de Gobierno macrista, hay 500 trabajadores menos en las empresas recuperadas, a pesar de 25 recuperadas ms"

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: Con Andrs Ruggeri que nos trajo Autogestin y luchas obreras: Del 2001 al nuevo neoliberalismo un libro que acaba de editar Callao Cooperativa Cultural, donde participan una serie de compaeros, Natalia Polti y Javier Antivero que compilan el libro junto a Andrs. Pablo Pelez, Emiliano Balaguer, Germn Silva, Bruno Moravec, Sofa Varisco, Daniela Miranda, Cecilia Balena, Mara Jos Mndez, Luana Ferroni, Mara Llorens, Glenda Giardina, Karina Iummato, Andrs Menache, Andrea Parvu y Matas Halpin.

De qu trata esta nueva publicacin?, ahora bajo el sello de Callao Cooperativa Cultural.

A.R.: Pero contina la lnea de la Biblioteca de la Economa de los trabajadores que empezamos sacando con Pea Lillo Continente, con quien continuamos trabajando. Este libro lo hicimos por un lado porque el programa Facultad Abierta cumpli 15 aos y se nos ocurri celebrarlo, pero al mismo tiempo sintetizar todas las cosas que hicimos durante este tiempo en una publicacin.

Seleccionamos los mejores trabajos de los estudiantes que presentaron en el Seminario que damos en la Facultad de Filosofa y Letras en las carreras de Ciencias Antropolgicas e Historia.

Prcticamente todos los que nombraste son estudiantes de Antropologa e Historia, algunos ya se recibieron porque el Seminario lo damos desde el 2009 y tenemos trabajos de distintos aos, aunque la mayora son recientes.

Haba trabajos muy buenos que por la lgica universitaria luego de ser presentados quedan en el olvido. Seleccionamos una serie que pedimos que actualicen o adapten al formato de un libro no tan acadmico y que tocan cosas que en realidad desde el Programa no habamos hecho nunca. Tratamos de que fueran trabajos que no dijeran lo mismo que decimos nosotros y hay una serie de trabajos muy variados algunos que, por ejemplo, desarrollan el relevamiento, utilizan los datos que nosotros sacamos de los relevamientos de fbricas recuperadas y sacan conclusiones que van ms all. Por ejemplo, hay un trabajo muy interesante que analiza la relacin entre empresas recuperadas y la evolucin del PBI en Argentina, Brasil y Uruguay. Hay otro trabajo que tiene que ver con Venezuela, el de Matas Halpin, que es un participante activo del Programa, sobre el control obrero. Hay otro trabajo que compara el caso Foxconn en China con las condiciones de trabajo de los mtodos toyotistas en Japn. Una chica rumana compara la situacin del 2001 ac y que luego se tradujo en recuperaciones de empresas con situaciones similares en Rumania pero que derivaron en una emigracin masiva a Europa. Hay casos de empresas recuperadas estilo La Litoralea, el frigorfico SUBPGA, hay una variabilidad de historias obreras de distintos sectores. Es un libro bastante distinto a los que venimos haciendo, pero creo que es un libro interesante.

M.H.: Tambin hicieron un nuevo relevamiento respecto de las fbricas recuperadas. Cules fueron las conclusiones ms generales que sacaron al respecto?

A.R.: Hicimos un nuevo informe basado en un relevamiento que todava no concluimos. Todo este ao estuvimos relevando empresas recuperadas, especialmente las nuevas, pero tambin algunas que no habamos seguido tan de cerca en los ltimos aos. Tenemos 75 casos relevados con una encuesta un poco ms larga que la de siempre.

El mismo da que presentamos este libro, hace dos semanas, los datos ms importantes de la situacin de las recuperadas ahora ya en el segundo ao de mandato de Mauricio Macri, una versin actualizada del Informe que presentamos el ao pasado.

Confirmamos lo que afirmbamos el ao pasado, que hay una situacin complicada para las empresas recuperadas que tiene que ver con las consecuencias de la poltica econmica, la baja del consumo, la apertura de las importaciones, los tarifazos, etc., que han provocado muchas dificultades. Comprobamos una baja generalizada de la produccin en la mayora de las fbricas recuperadas, que va del 50% al 90% de descenso de la produccin en algunos casos, tambin prdida de puestos de trabajo. Hay en total 500 trabajadores menos que en el informe del ao pasado, a pesar de que hay 25 recuperadas nuevas.

Hay cierre de empresas recuperadas, una cantidad que todava tenemos que confirmar porque hay algunas a las que les habamos perdido el rastro y no sabemos si cerraron en estos ltimos aos o ya lo haban hecho antes. Pero si comparamos la situacin de las empresas que estaban trabajando el ao pasado con su situacin actual perdieron 1.400 puestos de trabajo. Y esto tiene que ver con estas condiciones econmicas que producen una cada de la produccin que hace que los ingresos de los trabajadores hayan disminuido.

Tambin de estos 75 casos relevados un 50% dice que nominalmente baj el retiro, es decir, el salario quincenal. Esto con respecto a dos aos atrs, o sea, que estn ganando menos que hace dos aos. Otro 30% esta ganando lo mismo, lo que significa que bajaron un 60% con la inflacin acumulada. Y algunos que s lograron subir sus ingresos no acompaaron la inflacin.

A esto se le suman los desalojos, los vetos a las expropiaciones, la hostilidad judicial, agresiones directas a las empresas recuperadas. Lo que hace el Gobierno evitando que se recuperen ms fbricas, ocupando militarmente o policialmente las plantas, o desalojando.

Este es el panorama que es bastante preocupante, pero a pesar de esto el proceso contina, siguen habiendo unas 370 empresas recuperadas funcionando, con unos 15.300 trabajadores que ocupan y han ocurrido unas 25 recuperaciones nuevas en el ltimo medio ao.

M.H.: A raz de toda la actividad que desarrolls, vinculado a la Economa social y popular, a la recuperacin de empresas por sus trabajadores, el mes pasado tuviste oportunidad de estar en dos lugares centrales de la situacin poltica mundial, en Catalua y en Rusia en oportunidad de cumplirse 100 aos de la Revolucin rusa. Me gustara que compartieras con nuestros oyentes cul fue tu experiencia y visin de esas dos situaciones.

A.R.: Vamos a empezar por Catalua. Estuve justo el da que declararon la independencia, fue una casualidad total, porque justamente hay una editorial cooperativa de Barcelona que se llama Editorial Descontrol que acord con nosotros publicar nuestra coleccin Economa de los trabajadores all y por ese motivo armaron una presentacin de los dos primeros ttulos que sacaron que son Qu son las asambleas populares y Morir por un Iphone y acordamos hacerla justo el da 27 de octubre, o sea, que llegu el da anterior a Espaa y ese mismo da a Catalua y no se saba bien qu iba a pasar.

La charla se hizo pero con poca gente por la situacin, pero cuando me enter que estaban declarando la independencia me fui a la manifestacin, entonces viv un poco el clima que haba. Esto no fue la culminacin porque va a seguir por mucho tiempo, es un proceso muy largo y que tal vez para nosotros es difcil de entender porque yo al menos hasta hace un tiempo tena una idea de Espaa como una unidad y eso creo que tiene que ver con que el Estado espaol tiene unos cinco siglos de desarrollo en los cuales esas nacionalidades siempre existieron ocultas o sujetas a ese poder central y, sobre todo, despus del franquismo que se ocup en forma muy violenta de reprimir los nimos que no siempre fueron independentistas sino ms bien autonomistas; sobre todo en la cuestin cultural, no permitir el idioma, no ensear la historia de esos lugares como la historia de Catalua, el Pas Vasco, Andaluca, etc.

Ahora lo que hay es una situacin realmente complicada. Ese da haba entusiasmo pero se notaba que no haba mucha fe de que eso pudiera pasar. Hay diferentes visiones en cuanto a la situacin catalana, no solo de acuerdo a qu sector poltico hable sino a qu lugar del Estado espaol hable.

El Estado espaol en general divide bastante las aguas que pone en una situacin muy incmoda a agrupaciones polticas como Podemos que no sabe para dnde disparar, entre decir que no estn a favor de la independencia pero s a favor del derecho de los catalanes a decidir, lo cual frente a una reaccin muy fuerte de Rajoy y el Partido Popular en el Gobierno que exacerb el nacionalismo espaol, los pone del lado de traidores a la patria, pero sin definirse a favor de la independencia, entonces del lado del independentismo cataln se lo ve como tibios. Es una cuestin complicada para Podemos y algunas agrupaciones de izquierda que no son nacionalistas.

Tambin estuve con Angel Bosqued, el secretario internacional de la CGT de Catalua, que es una organizacin sindical anarco-sindicalista y, por lo tanto, tampoco est muy a favor de los nacionalismos, y tambin tenan una postura incmoda en el sentido que ellos ven en la reivindicacin del independentismo un cuestionamiento al rgimen espaol en general pero eso no significa necesariamente reemplazar el Estado burgus espaol por un Estado burgus cataln.

Lo que hay es un proceso justamente encabezado por la burguesa catalana, que siempre fue una burguesa tan explotadora como cualquier otra, aliada al franquismo en su momento y que durante estos 30 ltimos aos gobern Catalua, hizo el ajuste tan fuerte como el resto de Espaa, reprimi a los manifestantes del 11M inclusive con ms dureza que en Madrid.

Entonces, es una situacin bastante compleja. Yo creo que lo ms preocupante all es el resurgimiento de la ultra derecha franquista, ese espaolismo que empieza a reivindicar la dictadura que termin hace 40 aos, y que termin porque Franco se muri. Y que sale con fuerza.

Lo que pareca para los independentistas que era un camino imparable, que tenan mayora, que tenan una especie de desconexin del Estado espaol, que la Unin Europea los iba a tener que apoyar, un montn de cosas que no se calcularon muy bien y creo que eso es porque la derecha catalana que condujo el proceso nunca quiso la independencia sino que radicaliz la tensin para negociar mejor, para obtener mejores beneficios en el reparto de la renta fiscal del Estado espaol, etc. Pero tens tanto que levant un sentimiento genuino de gran parte de los catalanes que les imposibilit retroceder. Adems nunca negociaron nada.

La combinacin de esas dos dinmicas llev a una situacin prcticamente sin salida, porque era obvio que el Estado espaol no iba a aceptar que se independice Catalua y en buenos trminos; que yo recuerde eso no pasa en la historia, que un Estado se auto cercene por voluntad propia, que una independencia se consiga por una especie de acuerdo de amigos. Y esto era lo que ingenuamente se esperaba en Catalua y el Estado espaol se encarg de demostrar que no iba a ser as, primero no permitiendo el plebiscito, ilegalizando todos los caminos para llegar a la posibilidad de independencia. Fijate que en Escocia se lleg a votar y perdieron los independentistas, lo mismo pas en Quebec, pas en varios lugares, incluso en el norte de Italia donde ganaron los autonomistas aunque sin llegar a un reclamo de independencia, en el Vneto y la Lombarda.

M.H.: Y ahora en Crcega.

A.R.: No tena ese dato. Otro aspecto de la independencia catalana que no se conoce mucho es que hay un independentismo de izquierda que lo encarna la CUP que es un partido que se define como anti capitalista, significa Candidatura de Unidad Popular. Es un partido un poco raro para lo que son nuestros cnones de partidos de izquierda, primero porque es un partido con muchas asambleas y con un mecanismo muy democrtico de toma de decisiones, revocatoria de mandatos, rotacin de mandatos, los diputados que eligen pueden estar solamente un mandato.

Tienen una apuesta muy fuerte a la organizacin de base. Pero al mismo tiempo pone por delante de toda esa lucha anti sistema la independencia, eso lo llev a liarse a la derecha catalana independentista y, al mismo tiempo, empujarla porque los que animan las movilizaciones son la CUP y no tanto los partidos tradicionales catalanes.

La situacin es muy compleja, el Estado espaol se impuso nuevamente porque tiene la fuerza para hacerlo, ahora hay una nueva eleccin donde tampoco se sabe bien qu puede llegar a pasar, no creo que cambie mucho las cosas porque el equilibrio de fuerzas va a seguir siendo ms o menos el mismo. Mi impresin es que esto es algo de largo plazo y que en este momento ha llevado a un reforzamiento del rgimen espaol en vez de a un debilitamiento. Pero que en un plazo ms largo puede conducir a cambios, porque es evidente que la Constitucin espaola, el famoso Pacto de la Moncloa, est haciendo agua.

En Europa hay una suerte de estancamiento en la recuperacin de empresas

M.H.: Estuviste en Rusia en oportunidad de cumplirse los 100 aos de la Revolucin Rusa.

A.R.: S, fui a Rusia. Uno va con la idea de llegar al pas de la Revolucin Rusa y ahora es algo muy distinto. No es que no queden huellas de aquel pasado pero es efectivamente un pasado. Eso se vio en que no hubo una celebracin oficial del centenario de la revolucin que debe haber sido el acontecimiento ms importante de la historia rusa. Creo que eso muestra un poco como estn las cosas.

No puedo hacer una impresin tan completa como la de Catalua porque no tengo muchos contactos all y no hablo el idioma por lo que se hace difcil poder ir ms all de las impresiones que uno tiene estando en el lugar y viviendo ese momento. El da exacto de la revolucin hubo dos cosas, un desfile militar en la Plaza Roja que fue cerrado al pblico, estaba Putin, los mximos dirigentes y gente que tena invitacin, la Plaza estaba cerrada y uno lo poda ver desde un costado. Es una conmemoracin del 7 de noviembre pero del ao 1941 cuando los nazis estaban a pocos kilmetros de entrar a Mosc, en medio de la batalla de Mosc, que fue una batalla decisiva de la Segunda Guerra Mundial donde frenaron a los nazis por primera vez, despus vino Stalingrado pero la de Mosc fue la primera y donde la URSS, con Stalin a la cabeza, hicieron el desfile pero con la diferencia que las tropas pasaban por la Plaza Roja y seguan de largo camino al frente.

Eso lo conmemoran como una gesta y hacen un desfile con los uniformes y las armas de la poca. Fue una cosa impresionante pero dur poco. Por la tarde hubo una manifestacin que organizaba el Partido Comunista ruso. Fue una marcha hacia un escenario que haban puesto, habra 10.000 personas, quizs menos, de los cuales muchas venan de afuera, en su mayora organizada. Una especie de reivindicacin folclrica, algo nostlgica del pasado sovitico, no solo con fotos de Lenin sino tambin con muchas fotos de Stalin, algunos viejos con uniforme militar lleno de medallas.

Tambin haba organizaciones que estaban diferenciadas del PC ruso, que iban con sus banderas rojas, o negras incluso, pero no pude saber quines eran porque no me pude comunicar con ninguno de ellos. Se hizo el acto, habl el secretario del Partido Comunista ruso actual, habl un representante de Cuba entonces ah pude entender, tambin de algunos otros pases, cantaron algunas canciones revolucionarias y eso fue todo. Todo muy custodiado por la polica. Un ambiente un poco raro del que no pude sacar muchas conclusiones. Una fecha importante, la televisin dedicaba programas a la revolucin, hubo una exposicin en uno de los museos principales, no pas inadvertido.

M.H.: Rusia, Catalua, pero tambin estuviste en Croacia e Inglaterra. Cul es el estado actual de la recuperacin de empresas en Europa?

A.R.: Esta ms o menos como cuando fuiste al encuentro en Viome en Tesalnica, hay un imps en esa organizacin que se hizo alrededor del Encuentro porque por un lado los italianos de Rimaflow desistieron de organizar el tercer encuentro europeo porque se sienten amenazados por el municipio y no saben si van a estar en condiciones de organizarlo.

Yo estuve en Croacia hablando con la gente de all sobre la posibilidad de hacer el encuentro ah, estuve en una fbrica recuperada que se llama Itas, que no es una cooperativa, es una Sociedad Annima pero la quieren convertir en cooperativa y el grueso de las acciones las tienen los trabajadores. Hay una discusin sobre si es o no es una recuperada, yo creo que s, es una fbrica muy importante, una metalrgica que produce maquinaria para fabricacin automotriz que exportan a las automotrices alemanas, no es una fbrica cualquiera, son 200 trabajadores.

En el resto no he sabido de nuevas recuperaciones, hay una suerte de estancamiento, no es un movimiento que est creciendo y le falta profundizar en esa organizacin que mal que mal tenemos ac o en otros pases latinoamericanos. Lo que s hay es un creciente descontento, desempleo, precariedad, eso se nota en Europa. Es una situacin compleja desde el punto de vista econmico y mucho ms desde lo poltico, la Unin Europea est atravesando una crisis con el Brexit de los ingleses, Alemania que no logra con Merkel armar Gobierno, ese es un punto de inestabilidad para los europeos. El crecimiento de la ultraderecha. En ese contexto que no haya ms empresas recuperadas se entiende.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter