Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2017

La ltima navidad sovitica

Harold Crdenas Lema
La Joven Cuba


El 25 de diciembre se celebra la Navidad en Occidente pero en Rusia la mayora de la poblacin es cristiana ortodoxa. Ese da hace 26 aos los televisores soviticos se encendieron para escuchar al presidente Mijal Gorbachov. El que sera el ltimo lder de la Unin Sovitica, anunci su renuncia y la disolucin de la URSS. Con una firma, se terminaban la Guerra Fra, la bipolaridad mundial y el sueo de Lenin. Cuba quedaba sola, traumada por la experiencia del gigante que quiso actualizarse y pereci, necesitando cambiar pero temerosa del cambio. Quizs en lugar de paralizarnos por el resultado debimos mirar las races en la disolucin de la URSS.

Muy poca influencia le quedaba ya a Gorbachov, forzado a firmar ese da por polticos como Boris Yeltsin, presidente de Rusia que ahora tendra la mayor parte del poder en sus manos, incluyendo las armas nucleares. Gorbachov aludi razones de principio en su renuncia, para esconder su propia debilidad. Siete dcadas de sacrificios y luchas terminaban por la debilidad de un hombre con demasiado poder en sus manos. Pero esa no es la nica leccin para los cubanos.

Hace un ao Gorbachov dio una entrevista a la agencia Interfax donde alega: estuve actuando y llamando a mantener la unidad, como suele decirse, con espuma en la boca. Pero el pueblo se mantuvo callado. La desmovilizacin del pueblo sovitico, incluso de los militantes partidistas que permanecieron impasibles ante los errores de sus dirigentes, es otra leccin para Cuba.

Que una revolucin de siete dcadas se haya venido abajo sin que hubiera una verdadera defensa popular, porque entre otras razones, nadie dio la orientacin de defenderla, debera ensearnos algo sobre los peligros del verticalismo. Que un pueblo vea el fin de su utopa en los televisores de casa y no sepa resistir sin un mecanismo superior que lo organice, provoca temor.

Matar la iniciativa popular sistemticamente solo porque no provienen de las instituciones o porque no sean controlables, aniquila el espritu revolucionario. Eso ocurri en la URSS, entre muchas otras cosas como una poltica de cuadros invisible a los ojos y la aprobacin del pueblo que termin promoviendo dirigentes errados.

El fin de la URSS era totalmente evitable. Incluso si fuera inevitable podra haber sido de una manera muy distinta pero haban grupos con inters en implosionar la unin y as poder recoger los pedazos. Las lites regionales que luego devoraron los 15 pedazos en que se dividi la URSS. He ah otra leccin para los cubanos. Siempre habrn sectores ansiosos por el fin del socialismo, porque saben que sern los beneficiados con lo que venga detrs, probablemente hayan hecho alianzas para ello.

Gorbachov culpa a Yeltsin diciendo que este llevaba a cabo un doble juego: ante las cmaras declaraba que estaba por la Unin (Sovitica), pero en secreto encabez el proceso de su demolicin. La debilidad del propio Gorbachov, su necesidad de reconocimiento y ansia de trascender como un gran demcrata para los estndares occidentales, no lo exoneran de culpas. Pero hablar de culpables histricos es perder el tiempo, mejor es aprender sus lecciones.

Cuba tiene el reto de trascender los errores de la URSS. Quizs lo logre no desmovilizando a su sociedad movidos por un control verticalista, o buscando mecanismos ms directos de control popular sobre el poder, donde la poltica de cuadros est refrendada en la aprobacin ciudadana. Buscando socializar la toma de decisiones en lugar de convertirla en tarea y privilegio de pocos. Y debe hacer todo eso bajo condiciones de acoso externo y crisis econmica.

Ese espritu de estar por encima de las circunstancias y ser mejores cada da sin importar las fuerzas que se opongan, fue el sueo en que se fund el socialismo cubano, expresado mejor que nunca en los aos sesenta. Desviarnos de eso y parecernos a los ltimos aos de la URSS, son los sntomas de una enfermedad que puede llevarnos a otra alocucin anunciando el fin de esta revolucin. Hay que estar atentos, principalmente en navidades.

Fuente: https://jovencuba.com/2017/12/25/la-ultima-navidad-sovietica/

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter