Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-01-2018

Eurostat ha dejado desnudas las carencias sociales espaolas

Santiago Gonzlez Vallejo
Rebelin


Eurostat ha constatado que Espaa ha reducido en el ao 2016, 4 dcimas su presin fiscal (la suma de impuestos y cotizaciones sociales dividido por el PIB), hasta llegar al 34,1% de proporcin del mismo, encontrndose 7,2 puntos por debajo de la presin fiscal de la eurozona.

Esto ha ocurrido por dos razones: un crecimiento del 3,3 % del Producto Interior Bruto, que acta de denominador, y unos cambios normativos fiscales que han reducido la potencialidad del crecimiento de ingresos ms de 6.000 millones segn clculos del propio Ministerio de Hacienda. Esto, sin entrar en el fraude fiscal. Las decisiones de reducir la potencialidad de ingresos fiscales se produce cuando todava Espaa sigue teniendo un dficit estructural (ingresos menos gastos descontando los intereses del pago de la deuda) no corregido. Eliminarlo es el camino imprescindible para reducir el tamao de la deuda pblica. Es necesario para tener margen de maniobra para cuando se produzca un cambio de ciclo o cambien algunos aspectos de la coyuntura beatfica exterior, tipos de inters bajo, poltica monetaria laxa, tipo de cambio euro-dlar reducido y precio del petrleo relativamente soportable o una excelente demanda turstica.

El Gobierno y sus aliados parlamentarios confan en la inercia del crecimiento econmico para acompasar la reduccin del dficit excesivo por el que nuestro pas est en la lista de pases europeos bajo especial observacin de la Comisin Europea. Y, an, tener margen para realizar alguna de sus prioridades, como la de bajar impuestos. Pero dado que la reduccin del dficit pblico tiene que realizarse junto al pago de unos intereses de una deuda pblica que alcanza casi el mismo valor que el PIB y que representa ms del 2% del PIB, el margen que queda es atemperar el crecimiento de gasto en otras partidas presupuestarias. Tambin mantener unos criterios normativos restrictivos de gastos que afectan a muchos ciudadanos, por ejemplo, las reglas de acceso a las prestaciones de desempleo o la revalorizacin de pensiones.

Nos encontramos, pues, en una situacin de recuperacin parcial de datos macroeconmicos. Tenemos un PIB o unos ingresos pblicos nominales similares a los anteriores a la crisis, pero hay otros datos que muestran que la crisis no est superada.

Todos somos conscientes del dficit de la Seguridad Social y como las listas de espera quirrgica no se reducen. O la falta de refuerzos en educacin para reducir el fracaso escolar.

Hay una necesidad de facilitar de forma sostenible gastos pblicos no cubiertos. Ciertas partidas presupuestarias tienen un significado claro de calidad y esperanza de vida. Este sera el caso de la dependencia. El Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales ha reconocido que desde 2012 hasta este ao habrn muerto unas 200.000 personas dependientes, estando en listas de espera, sin disfrutar de una atencin que segn la ley tendran derecho.

Por todo esto, desde un planteamiento querido por la ideologa de la estabilidad estrecha europea, hasta un planteamiento ms social y contrario a la creciente desigualdad, la reduccin del dficit no debe ir slo por el crecimiento econmico, o que aquel provenga de un limitado crecimiento de gasto social por el mantenimiento de restricciones o por el sacrificio de listas de espera o desatenciones corregibles.

La poltica de cohesin europea debe construirse bajo un prisma de cooperacin, armonizacin y fortalecimiento de tejido productivo donde la distribucin del gasto pblico est en funcin de pertenecer a la ciudadana europea y no del lugar de nacimiento. Espaa tiene un diferencial de presin fiscal, con respecto a los pases de la eurozona, de siete puntos. Pero, hasta ahora, la poltica de estabilidad slo ha priorizado la reduccin del dficit y la ralentizacin del gasto pblico para alcanzarlo. Ahora, parece que se quiere incluir un Pilar Social en la concepcin de estabilidad. La estabilidad debe incluir la seguridad de cumplimentar las prestaciones sociales. Por eso, el que la senda de ingresos pblicos sea estable y acorde al crecimiento de las rentas o riqueza es tan importante. Una lectura de si es coherente la poltica de estabilidad europea es su persecucin efectiva de la elusin fiscal de las multinacionales y si se dota de unos mnimos impositivos en las rentas y riquezas de su ciudadana, aspectos en los cuales los rectores de la actual construccin europea no han sido muy eficientes.

Pero, volviendo al plano nacional, teniendo en cuenta la falta de coberturas sociales o de inversin y el diferencial contra la ciudadana espaola de presin fiscal no entendemos que se quiera aprovechar el crecimiento econmico para reducir normativamente los impuestos, quitando progresividad fiscal (vase la carrera de ciertos gobiernos autonmicos y partidos polticos con el impuesto sobre el patrimonio, sucesiones o IRPF) y sobrecargando las rentas procedentes del trabajo (ya sea va cotizaciones o IRPF) frente a las rentas de capital y riqueza sean en el IRPF, en el Impuesto sobre Sociedades y otros.

Eurostat ha dejado desnudo al rey. Sin alcanzar la reduccin del dficit pblico al que se ofrecan todos los recortes, independientemente de cmo se consegua, sin lograr alcanzar coberturas sociales en personas vulnerables, con carencias inversoras, se ha reducido la presin y progresividad fiscal, contrariando una poltica de estabilidad y la mejora de cohesin y equidad social.

Santiago Gonzlez Vallejo, economista USO.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter