Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2018

Seis notas despus de las elecciones autonmicas del 21 de diciembre en Catalunya
21D: un momento para que la izquierda rupturista revise hiptesis

Nuria Alabao
El Salto


1. Referndum: El mantra constantemente repetido por muchos tanto independentistas como Comunes de "el 80% de los catalanes quiere un referndum pactado" igual no sirve para explicar la realidad cuando casi dos millones de votantes de cuatro millones trescientos mil han apostado por opciones claramente hostiles a la solucin del referndum.

El dato del 80% se origin en alguna encuesta, sin embargo, una cosa es contestar a un encuestador que ests a favor de la celebracin de un referndum, y muy diferente es convertir eso en una prioridad poltica que acaba transformada en preferencia electoral. Sobre todo cuando claramente esta es una demanda de los independentistas que ha hecho suya Catalunya en Com para intentar mantener una posicin que les permita tener un electorado a favor y en contra de la independencia.

Lo que queda claro es que esta estrategia que cuenta votos puede funcionar en clave estatal pero en absoluto en clave catalana. Mxime cuando tampoco soluciona la cuestin de que la mayora de sus actuales votantes preferiran una opcin federal el 57% mientras que solo se declaran claramente independentistas un 17%.

El referndum en Catalua significa independencia para la mayora de los electores ms all del contenido democrtico que condense o cmo haya sido utilizado simblicamente. Los publicistas y expertos en discursos polticos ya al principio del Procs sealaron que haba que hablar de derecho a decidir en aquel entonces se trataba de evitar la palabra independencia y de democracia.

Esos significantes han sido suyos en el discurso pblico hasta que ha aparecido la va unilateral y entonces la disputa por el significado de democracia ha conducido a dos polos: democracia es votar y democracia es defender la Constitucin. Por tanto, era difcil en ese escenario dotar a la apuesta poltica por el referndum de otros contenidos ms amplios, o ms ambiguos. En esa clave se ha votado en Catalua, y, como ya sucedi en las pasadas elecciones, no en la de derechos o polticas sociales. Poco espacio pues para Catalunya en Com.

2. Sobre Catalunya en Com-Podem: Hay que sealar que no se puede atribuir nicamente a la cuestin nacional los pobres resultados. La apuesta populista relmpago de Colau funcion en su momento, pero que la accin institucional diaria siempre tiene costes. Nadie se sostiene solo con un lder, o se tienen poderes financieros, intereses corporativos y similares detrs como tiene por ejemplo Ciudadanos, o se tiene arraigo territorial, apoyo de sectores movilizados y organizacin propia con la mxima autonoma posible.

No podemos prever polticas progresistas en este Parlament, donde ERC volver a estar subordinada a la capacidad que tiene PDCAT para controlar las presiones mediticas

Si no se tienen ninguna de estas cosas es difcil mantenerte en el tiempo sujeto a vaivenes electorales y cuestiones de relato. Es ms, cuando entra en juego otro ciclo populista de mayor calado como el Procs, se carece de fuerzas para competir con l. En Com nunca ha apostado por una verdadera organizacin social de construccin ms lenta, ms bien se ha esforzado por frenarla.

La apuesta era colocar institucionalmente a cuadros profesionales y de movimiento sin que tengan que responder ante nada y hacer algo bueno por la gente. Y han hecho muchas cosas valiosas, pero despus de estos resultados, tendrn que enfrentarse a una etapa muy dura tras de haber expulsado al PSC del gobierno de la ciudad porque la oposicin de todos los grupos va a ser feroz. Puede que la tentacin sea ms Ada Colau en vez de un replanteamiento estratgico.

3. El procs es de izquierdas: Como dice Guillem Martnez en Twitter, el sadismo y el masoquismo del 155 sientan bien. A todos, salvo a las izquierdas. Una idea constantemente repetida desde mbitos progresistas son el procs est llevando a Catalua hacia la izquierda" o "CDC est muerto. Con los resultados en la mano, es difcil sostener esas tesis a menos que compremos que el mero hecho de apostar por la independencia podra generar una mejora de las condiciones de vida de la mayora, mayor redistribucin de la riqueza o del poder social.

Nada de eso parece ser la apuesta de PdCat -CDC-. Por tanto, en estos momentos lo que tenemos es un reforzamiento de las dos opciones neoliberales y conservadoras en muchas cuestiones. PDCAT y Cs, los dos partidos ms votados en Catalua, comparten el mismo ideario nacionalista y neoliberal. En escaos, tienen la mayora absoluta de la cmara y todava ms si incluimos los tres del PP, que, como hemos visto hasta hace poco, ha compartido con CDC el sentido del voto en el Congreso o en el Parlament en muchas cuestiones decisivas: reforma laboral, huelga de estibadores, etc.

A la espera de lo que suceda con la CUP, no podemos prever, por tanto, polticas progresistas en este Parlament, donde ERC volver a estar subordinada a la capacidad que tiene PDCAT para controlar las presiones mediticas y de los lderes de opinin que consiguen subordinar una y otra vez a ERC en las cuestiones clave, como hemos podido ver en la pasa legislatura que nunca podramos calificar de progresista ni nada que se le parezca.

4. El problema de la CUP: La CUP vuelve a tener la clave para decidir president y mantener la gobernabilidad de Catalua. Al menos, nominalmente, veremos cmo sostienen otro envite meditico como el de 2015. En esta ocasin lo tienen ms fcil. Se ha difuminado ms el rastro neoliberal de Puigdemont nadie se acuerda de sus polticas antisociales aplicadas en Girona cuando fue alcalde, y esta fase le ha dotado de una ptina de radical.

Por tanto, es de prever que con toda la pica invistan al legtimo president aunque ya han anunciado que para ello se tiene que continuar construyendo repblica. Falta ver qu significa y cmo se concreta.

Parece que la CUP seguir apostando por la va unilateral, que ms all de la celebracin del referndum nico momento realmente desobediente del procs ha sido puramente discursiva y quizs pueda seguir sindolo con los que entraramos en un loop.

Por ahora, los resultados de esta apuesta unilateral y la represin que le ha seguido ha movilizado a los convencidos, pero no ha convencer a gente nueva. En cambio, s ha polarizado el espectro poltico, movilizando a las bases de los partidos ms antiindepes y estimulando participacin de aquellos que no suelen votar. Estamos ante cifras rcord de participacin que en Catalua han ido de un 56% en el 2006 a un inaudito casi 82%. El procs ha sido un gran activador poltico pero no hacia la izquierda precisamente.

Y aqu tienen otra cuestin que revisar respecto a sus estrategias pasadas: porque atenindonos a los datos, las clases populares catalanas no votan independencia votan nacionalismo espaol. Ciudadanos ha conseguido altsimos resultados en barrios obreros.

En cualquier caso, si realmente la calle est liderando el procs otro de los lugares comunes, la CUP, la opcin menos institucionalizada y ms apegada a las movilizaciones debera haber obtenido unos mejores resultados y sin embargo pierde seis escaos. Es cierto que se consideran votos prestados por ERC que acompaaba al partido de la corrupcin en la coalicin de Junts pel S en las pasadas elecciones, pero tampoco ha podido conservar ni una parte de estos votos. Dnde estn las grandes movilizaciones que iban a defender la Repblica? Cul es la apuesta de los Comits de Defensa de la Repblica? Han conseguido una agenda propia ms all de la institucional?

5. El fin del catalanismo integrador: Los buenos resultados de Ciudadanos pone en cuestin definitivamente lo de "un sol poble". El procs ha conseguido fulminar el catalanismo una suerte de consenso bsico sobre unos mnimos culturales que hacan de estructurador social y ha generado un bloque nuevo de un 30% de antinacionalistas irrendentos que tambin hemos visto salir a la calle en los ltimos tiempos y que hasta ahora siempre haba sido residual.

Se puede negar la realidad de este conflicto en el que se entrecruzan cuestiones de origen migratorio e identidad, pero los eslganes, o se reflejan en la materialidad y la cotidianidad de la gente o no crean realidad: las subjetividades polticas se generan en la accin y en la organizacin.

6. El independentismo ha llegado para quedarse: Por ltimo, estas elecciones demuestran que el independentismo no se va a evaporar incluso aunque haya represin o amenazas contra la "estabilidad" econmica. Es una realidad asentada, est aqu para quedarse aunque no sea mayoritario. Sin embargo, la nica respuesta del Estado y del gobierno sigue siendo la represin, como hemos visto hoy mismo en la imputacin de Marta Rovira, Artur Mas, Anna Gabriel y otros lderes.

Parece que lo que busca el gobierno es el enquistamiento del problema o al menos, que no le preocupa. Quizs apuesten por seguir reconstruyendo la identidad espaola una vez ms, por la va de la represin. Al final, puede que quien recoja los frutos de esta estrategia en el Estado sea Ciudadanos y no el PP. Otra cuestin que tendremos que reflexionar entre todos, catalanes y no catalanes.

Fuente: https://elsaltodiario.com/elecciones-catalunya-21-d/opinion-nuria-alabao-izquierda-transformadora-21D-diciembre

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter