Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-01-2018

El desarrollo de la contrainsurgencia y la guerra sucia en Mxico
Antecedentes del narco-paramilitarismo (V)

Ramn Csar Gonzlez Ortiz
Rebelin


Introduccin

Conformacin de los sindicatos de electricistas y telefonistas bajo control institucional.

Como vimos en la entrega anterior, dentro del proyecto de industrializacin mixta, adems de gestarse la represin del movimiento ferrocarrilero, la nacionalizacin de la industria elctrica y la formacin de sindicatos como el Sindicato de Telefonistas, se vern marcados por la fragmentacin de los sindicatos, impulsada desde el Estado mediante el charrismo.

Hechos que mantendrn una estrecha relacin con acontecimientos ocurridos en otros pases de Amrica Latina, particularmente en Chile. Bajo la proyeccin estadounidense impulsada en nuestros pases a partir de la reunin en Punta del Este ocurrida en 1961, en la que se crea la Alianza para el Progreso.

As, en Mxico tambin se presentara un desplazamiento en el eje de acumulacin de capital. Desplazndose de las la industrias tradicionales, como textiles, vestido, calzado y dems, donde predominaban la mediana y la pequea burguesa, haca las llamadas industrias dinmicas, dedicadas a la produccin de bienes ms sofisticados y suntuarios, en las condiciones de vida prevalecientes en Mxico. Amplindose as la industria automotriz, de aparatos electrodomsticos y dems, donde predominar el gran capital nacional y extranjero.

Aspectos que derivarn al igual que en Chile, en contradicciones inter-burguesas, pero que a diferencia de Chile sern solventadas de otra manera, de suerte que no se tendr como resultado una dictadura abierta, aunque si un Estado contrainsurgente. Siendo as, a partir de que, tales contradicciones tambin se manifestaran en el campo, particularmente manifiestas en Mxico a partir de movimientos como el de Rubn Jaramillo y dems, ya revisados en los trabajos anteriores1.

Todo lo cual ira prefigurando una profunda crisis en el sistema de dominacin burgus tambin en Mxico, y que al igual que en Chile, se har mucho ms aguda desde 1968. A medida que junto a las pugnas inter-burguesas se radicalizan los movimientos campesinos avanzando hacia el centro del pas, as como se reactivan algunos de los movimientos obreros que a continuacin enunciaremos, hasta irrumpir a finales de los sesenta con fuerza redoblada, y coincidirn con movimientos como el estudiantil.

Vicisitudes del sindicato de telefonistas.

El proyecto de desarrollo capitalista que se implementa desde el rgimen de lvaro Obregn. Tomar mayor forma con Lzaro Crdenas, quien favorece la organizacin obrera y campesina, pero bajo el control de la CTM. A la vez que limita en parte a los patrones y hacendados.

Resultando entonces que, durante el cardenismo, a pesar de que la clase obrera tuvo una importante accin sindical, el control del movimiento obrero por parte del Estado prevaleci. Inicindose dicho control desde el siglo XX, con la alianza entre la Casa del Obrero Mundial y el gobierno de Venustiano Carranza. Contina con la CROM en los gobiernos de Obregn y Calles, hasta los das previos a la integracin de la Confederacin de Trabajadores de Mxico, donde se pact una nueva alianza con el Estado.

Control que tambin afectara la conformacin del Sindicato de Telefonistas, pese a que ste no logra su unificacin durante el cardenismo, sino que pasaran por un proceso de unificacin de compaas telefnicas, hasta la integracin del Sindicato de Telefonistas de la Repblica Mexicana, el 1 de agosto de 1950.

Una vez conformado el sindicato, sin embargo existir una fragmentacin dentro del mismo, la cual se agudizara ante la derrota de la CTM, de llevar a la prctica en su interior un proyecto independiente de la clase obrera. Despus de que, el Partido Comunista en el pleno de su comit central, celebrado del 26 al 30 de junio de 1937, acuerda llevar una poltica de unidad a toda costa, cediendo as la secretaria de organizacin de la CTM a Fidel Velzquez.

Presentndose as, al interior de la CTM dos proyectos diferentes. El primero representado por Fidel Velzquez y su grupo, y el segundo, encabezado por Miguel ngel Velasco y Valentn Campa. Y no obstante que los sindicatos mineros, ferrocarrileros y petroleros apoyaron el proyecto de Velasco y Campa, en contra del autoritarismo de Fidel Velzquez, Amilpa, Yurn y Snchez Madariaga, estos ltimos bloquearon al interior de la CTM las acciones independientes de los trabajadores y desconocieron las elecciones democrticas internas de los sindicatos afiliados a la CTM2.

Motivos por los cuales, de las 23 delegaciones obreras, entre las que se encontraban las de los ferrocarrileros y electricistas, abandonaron la CTM. Quedando el control de la CTM en manos de Lombardo Toledano en alianza con el grupo de Fidel Velzquez. Y bajo tal control se favorecera la tctica de unidad a toda costa, promovida por el Partido Comunista.

Y una vez establecida la poltica de Lombardo y Fidel Velzquez, al frente de la CTM se llevara a que el movimiento obrero se someta a los crculos gobernantes del pas. De manera que en octubre de 1936, la CTM ingresa al Partido de la Revolucin Mexicana y se consolida el control corporativo del Estado sobre el movimiento obrero.

Dentro de tal espectro, el 15 de junio de 1937, la Confederacin de Trabajadores de Mxico (CTM) promueve la formacin del Sindicato de Trabajadores de la Industria Telefnica de Saltillo. No obstante, inmediatamente se presentaran las fracturas al interior del Sindicato de Inquilinos de Saltillo, despus de que ste denuncia que la Empresa de Telfonos Ericssion, desarrolla maniobras contra el Sindicato de Trabajadores de la Industria telefnica de Saltillo, siendo que Ericsson rechaza la solicitud de ingreso como trabajadora de planta de la obrera Guillermina Isunza, despus de varios meses de prestar servicios en la propia Empresa.

Ante dicha situacin, la Federacin Regional de Trabajadores de Saltillo anunci un paro de labores el 17 de junio de 1937, en apoyo a los telefonistas miembros de la CTM y para demandar la reinstalacin de los trabajadores Rafael Elizondo, Flix Cortes, Aurora Garza de Acua, Mara de la Luz Caballero y Anglica Erbes.

Hechos que evidenciaran las diferencias entre los telefonistas de la Ericsson y el proyecto sindical de la CTM. Resultando entonces que, el sindicato de la Ericsson logra mantener su propia organizacin hasta inicios de los aos cincuenta, cuando se organiz el Sindicato de Telefonistas de la Repblica Mexicana, y se da la unificacin de los dos sindicatos, pero an bajo el control institucional3.

Conformacin del sindicato de electricistas.

Desde el 14 de diciembre de 1914, trabajadores de la Compaa Telefnica y Telegrfica Mexicana, y los de la Empresa de Telfonos Ericsson, S.A. se organizan al interior del naciente Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Resultando as que, los orgenes de la estructura sindical de los telefonistas y los electricistas tendrn un tronco comn en la historia del movimiento obrero en Mxico.

Adems de que, la Gran Liga de Electricistas Mexicanos, en sus inicios, dentro del espectro de la Revolucin de 1910 tendr influencia de ideas mutualistas, mismas que transmitir a la organizacin de telefonistas. Ms an, aos atrs, en 1905 atienden al llamado del Partido Liberal Mexicano, donde participan los hermanos Flores Magn, para entablar la lucha armada contra la dictadura porfirista.

As, durante los aos de 1906 a 1911, electricistas y telefonistas se dotaron de una organizacin bsica la cual llam a los patrones enemigos de clase. Obteniendo as una perspectiva de clase4. De tal manera, la lucha de los electricistas es considerada como la ms larga y sostenida en el pas.

Desarrollndose la industria elctrica y el sindicalismo a partir del crecimiento en el pas de la energa elctrica, comienza la lucha de los electricistas a partir de la Liga de Electricistas Mexicanos que, en 1906 emprende los trabajos para la creacin de la sucursal nmero 6, la cual se constituye en 1908.

Creciendo la Gran Liga de Electricistas con la integracin de los trabajadores de las compaas de gas y luz elctrica, entre los que se encontraran los de la Compaa Hidroelctrica de San Ildefonso, la Compaa Nacional de Electricidad y Siemsy Halsky. A estos trabajadores tambin se integraran trabajadores de compaas de gas y de telfonos, dado que la energa elctrica jugaba un papel determinante en los inicios y durante el desarrollo de las primeras fbricas instaladas en la Ciudad de Mxico.

Proceso de organizacin que no obstante, ser difcil por la poltica autoritaria y persecutoria de la dictadura porfirista, adems de que, en un principio la lucha y el sindicalismo sern dispersos, debido a la misma dispersin de las empresas elctricas, de forma que se formaron tantos sindicatos como empresas haba.

Hasta fundarse el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) oficialmente, el 14 de diciembre de 1914, por un grupo de trabajadores electricistas de la Mexican Light and Power, as como por trabajadores telefonistas, electricistas privados e integrado por trabajadores de la empresa Luz y Fuerza del Centro.

Teniendo los primeros aos de lucha resultados importantes para el SME, particularmente en la huelga general de 1916, organizada por la Federacin Obrera del Distrito Federal, as como durante la huelga de 1936, ya que estas lograron obtener un importante contrato colectivo de trabajo con las empresas extranjeras con las que contrataba5.

Sin embargo, tal como hemos visto con los sindicatos anteriores, el charrismo se impuso sobre la Confederacin de Trabajadores de Mxico (CTM) y, por consiguiente, al crearse la Comisin Federal de Electricidad (CFE), y crearse tambin el Sindicato Nacional de Electricistas, Similares y Conexos de la repblica Mexicana (SNESCRM), afiliado a la CTM, se practicaran las mismas polticas sindicales antidemocrticas.

No obstante, sindicatos como el SME, que haba sido fundador de la CTM se separa y marcha independiente, logrando escapar al control charro. As como otros sindicatos al interior del pas entran en un proceso de unidad, hasta unificarse en 1952, en la Federacin Nacional de Trabajadores de la Industria y Comunicaciones Elctricas (FNTICE).

Caracterizndose la FNTICE por un decidido impulso a la insurgencia obrera, formula propuestas como la unidad democrtica de los electricistas, as como un programa para la insurgencia obrera.

De suerte que, avanzaran juntos la FNTICE y el SME, por medio de la Confederacin Mexicana de Electricistas (CME). Hasta que, en 1952, electricistas principalmente de la FNTICE proponen la lucha por la nacionalizacin de la industria elctrica, misma que logran en 1960. Y, el mismo da que se anuncia oficialmente el decreto de la nacionalizacin, se convoca a la ltima Asamblea Nacional de la FNTICE, a la vez, Congreso Constituyente del Sindicato nico de Trabajadores Electricistas de la Repblica Mexicana (STERM).

Es decir, la respuesta fue inmediata y los sindicatos del interior del pas procedieron a sellar la unidad sindical, lo cual a su vez les permitira obtener importantes conquistas laborales, sindicales e industriales6.

Ms an, otra decisin importante dentro de la misma lgica sera la integracin de la industria elctrica nacionalizada, forjada a partir de la reorganizacin del proceso de trabajo elctrico a nivel nacional. De suerte que, la nacionalizacin sera afirmada mediante la aprobacin de la primera Ley del Servicio Pblico de Energa Elctrica (Ley elctrica 1975), as como por el concepto de servicio pblico en materia elctrica.

Bajo tal espectro, la integracin industrial avanzar considerablemente, con la unificacin e interconexin del Sistema Elctrico Nacional (SEN). No obstante, al mismo tiempo avanzara el conflicto entre el SNESCRM y el STERM, lo que llevar al movimiento de 1971-72, y culminar en la formacin del Sindicato nico de Trabajadores Electricistas de la Repblica Mexicana (SUTERM).

En consecuencia, el SUTERM, en sus dos primeros congresos impulsa, la unidad sindical, as como la integracin industrial. Ms toda va, no obstante no encontrar respaldo en el SME, se apoya en sectores nucleares aejos que pasaron a formar parte del SUTERM. Para en 1974, lograr la aprobacin del prrafo sptimo del artculo 27 constitucional en materia nuclear, cuyo dominio corresponda a la nacin.

Y, a causa de conflictos internos, en 1975 surge la llamada Tendencia Democrtica del SUTERM, misma que sera reprimida militar y polticamente en 1976, interrumpindose as la nacionalizacin, la unidad sindical y la contratacin colectiva de trabajo, hasta disolverse la Tendencia Democrtica del SUTERM.

Prevaleciendo en contraparte las secciones nucleares del SUTERM, en 1977-78 enfrentaran las pretensiones gubernamentales para privatizar al uranio. Ganando la postura del gobierno, se aprueba una Ley nuclear enteramente favorable a los intereses gubernamentales, de forma que para 1983 desaparece la industria del uranio.

Aun ms, en 1992, las reformas regresivas a la Ley del Servicio Pblico de Energa Elctrica (LSPEE) de 1975, llevaron a la modificacin del concepto de servicio pblico de energa elctrica y a la reversin de la nacionalizacin. Inicindose as en el pas un severo proceso de privatizacin elctrica.

Proceso que en 2009 se expresa en el decret de la extincin de Luz y Fuerza del Centro (LFC), emitido por parte del gobierno federal. Significado que todos los electricistas del SME se encuentren fuera de sus centros de trabajo, as como se declar la terminacin de las relaciones laborales de todos7.

Bases de una transferencia de valor por despojo. La nacionalizacin de la Industria Elctrica como expresin de la subordinacin del pas a los intereses del capital trasnacional y sus aliados nacionales.

La nacionalizacin de la Industria Elctrica fue una propuesta enarbolada por el Partido Popular, partido que fund y dirigi Vicente Lombardo Toledano, antes que otras organizaciones la propusieran. Formando parte de todas las plataformas electorales de Lombardo desde 1952. Hasta lograr la nacionalizacin, el 27 de septiembre de 1960, tomando posesin la nacin mexicana de la Compaa de Luz y Fuerza del Centro, antes llamada Mexican Light and Power Company. A partir de un acto multitudinario realizado en el Zcalo de la Ciudad de Mxico, encabezado por el presidente Adolfo Lpez Mateos8.

Sin embargo, tal nacionalizacin se dar cuando el Estado ya tena el 73% de capacidad instalada, y deviniendo de una trayectoria que arranca al menos desde 1937. Adems de que ese momento los capitales extranjeros ya iban en franca retirada. De forma que, la nacionalizacin servir principalmente a la causa capitalista de industrializacin mixta nacional que ya hemos revisado en el trabajo anterior.

Acorde con tal fin, mediante la nacionalizacin el gobierno mexicano asume la deuda consolidada de la Mexican Light por 822 millones de pesos, pagando 650 millones de pesos por el 95% de las acciones comunes y el 75% de las acciones preferentes. Adems compr otras empresas por 200 millones de pesos. Por lo que, el costo de la nacionalizacin ascendi a 2, 259.5 millones de pesos, a lo cual se le sumo la deuda de la CFE por 1, 000 millones, elevndose as la deuda de la industria elctrica nacionalizada a ms de 3, 295.5 millones de pesos9.

As, la industria elctrica lleg a endeudarse de manera que para 1975, el 70% de sus ingresos se destinaron a pagar el servicio de la deuda externa. Convirtindose la CFE en 1976, en la deudora ms importante del sector pblico. Representando sus pasivos el 23% de la deuda externa total de Mxico. De manera que, el 70% de sus ingresos van a parar a las arcas del capital usurero internacional.

Grave situacin financiera por la que atravesara la industria elctrica nacionalizada, que para ser paliada es implementado un esquema tarifario que recaer cobre la clase trabajadora. As, desde 1962 entran en vigor tarifas para favorecer a los grandes consumidores industriales con precios inferiores al costo. En tanto que por otra parte, el consumo domsticos, comercial y de pequeos talleres, ser gravado con lo que no le cobraban a los grandes industriales.

De tal manera, para 1970, el servicio domstico (tarifa 1) as como los pequeos comercios y talleres (tarifa 2, 3 y 4) consumidores del 31.5% de energa, aportaran el 52.8% de los ingresos totales del sector elctrico; representando al 99% de los consumidores. Mientras que, el sector industrial consumidor del 54.3% de energa, aportara un 38.5% de los ingresos totales del sector elctrico, siendo que apenas representaba un 0.22% de los consumidores.

Enorme contraste al que se le aadir el de los precios, siendo que en 1970, el precio unitario por Kw/hora en servicio domstico tarifa 1, era de 0.42 centavos; mientras que para los grandes industriales, era de 0.17 centavos. Situacin que desde entonces, hasta la fecha, no se ha modificado en la estructura de consumo ni en las tarifas que favorecen a las grandes industrias.

Por consiguiente, la nacionalizacin del sector elctrico realizo una importante transferencia de valor al favorecer al 0.22% de los consumidores y no al 99%. As como los monopolios extranjeros fueron generosamente indemnizados, el capital financiero usurero, recompensado por sus prstamos y los capitales nacionales, altamente subsidiados y consentidos con tarifas a costos de risa. Y de ah que ninguno de dichos sectores reaccionara en contra de la nacionalizacin.

Ms an, dentro del espectro de la industrializacin mixta, que termina por beneficiar al capital trasnacional, la nacionalizacin del sector elctrico contar con la simpata de algunos sectores nacionalistas como la CANACINTRA. sta por medio de Jos Domingo Lavn, observar a la nacionalizacin, como una medida que permita al gobierno recuperar los energticos y hacer un uso racional de los recursos, argumentando que, en muchos pases capitalistas, incluyendo los Estados Unidos, se haban visto obligados a intervenir en las empresas elctricas de servicio pblico, haciendo hincapi en que ello no significaba el inicio de un proceso de socializacin de los bienes productivos10.

En consecuencia, a diferencia de lo que ocurriera con la nacionalizacin del petrleo en 1938, la nacionalizacin de la industria elctrica no provoc conflictos internacionales para el gobierno, muy al contrario, la banca extranjera otorg ms crditos. As como no provoco conflictos internos de importancia, a pesar de las tarifas tan injustas, dado que result benfico para todo el pas estar electrificado.

Las luchas obreras y su relacin con el movimiento estudiantil de 1968.

Desde 1950 en nuestro pas el movimiento obrero comienza a luchar contra el rgimen del PRI, mismo que se encontrar sostenido sobre un frreo control sobre las organizaciones obreras a travs del charrismo sindical, pero desde temprano ste dar signos de desgaste frente a la deslegitimacin y el descontento.

Muestra de ello se presentara el 4 de febrero de 1957, cuando los telegrafistas demandan aumentos salariales frente a la antigua Secretara de Comunicaciones y Obras Pblicas (SCOP y posteriormente Secretara de Comunicaciones y Transportes SCT). Ante lo cual, el gobierno despide a 27 dirigentes telegrafistas, accin que desencadena el paro de siete mil empleados distribuidos en 723 oficinas y exigen la reinstalacin de sus compaeros.

As, para el 10 del mismo mes, los paristas, organizados en asamblea, presentarn un pliego petitorio el cual exigir la reinstalacin de los despedidos, adems del cese de los funcionarios, la no represin a los paristas y el desconocimiento de la direccin sindical. Siendo el ltimo punto el de mayor trascendencia dentro de los procesos huelgusticos que emergern en el pas, hasta los setentas y ochentas. Caracterizndose adems por ser muy duras, por fuera y en contra de las direcciones sindicales, donde la propia dinmica de la lucha, arrastra a los trabajadores a mayores cuestionamientos haca el gobierno y el Estado.

As, el 11 de febrero, a la huelga de los telegrafistas se adhieren 320 operarios de Radio Mxico. Ante tal situacin el gobierno pretende dividir a los trabajadores y ofrece aumentos salariales por categoras. Pero los trabajadores se niegan a aceptar el acuerdo al grito de unidad! Ms an, el 14 de febrero, trabajadores de Radio Chapultepec se suman al paro. Derivando de ah que, para ese momento seran 850 mil el nmero de mensajes y giros no despachados y retenidos por la huelga11.

Finalmente, despus de distintas confrontaciones, los trabajadores lograron romper con su sindicato charro y comienzan a organizar un sindicato independiente, logrando la satisfaccin parcial de algunas de sus reivindicaciones. Aspectos que de forma un tanto similar alcanzar la lucha contra la burocracia sindical emprendida por el Movimiento Revolucionario Magisterial (MRM).

Misma que ser bien acogida por los estudiantes de las escuelas normales y los trabajadores del Instituto Nacional de Capacitacin. Sin embargo, el proceso huelgustico de mayor trascendencia en este periodo, sera el de los ferrocarrileros, hasta formar parte de las banderas de lucha de los estudiantes insurrectos de 1968.

Demostrando la lucha ferrocarrilera que se podan ganar mejoras laborales y que se poda expulsar a los charros. Sectores cada vez ms amplios de obreros exigirn tambin distintas reivindicaciones laborales. En tal sentido, en 1958, los petroleros de las secciones 34 y 35 expulsaran a sus dirigentes charros y el magisterio combativo del MRM enfrenta sin tregua a la direccin del SNTE para disputar la dirigencia de la seccin 9 del Distrito Federal.

Debido a tal situacin, para la toma de posesin de Adolfo Lpez Mateos, el pas se encontraba bajo la agitacin obrera. Los telefonistas realizaron paros escalonados, los ferrocarrileros emplazaron a huelga por reivindicaciones laborales. Hechos ante los cuales las empresas se niegan a dar solucin a las demandas, por lo que 74 mil trabajadores del riel vuelven a la huelga nacional.

Apoyando a los empresarios, el gobierno declar inexistente la huelga y las empresas dan inicio a despidos masivos. As, el 28 de marzo, mientras se celebraban masivas asambleas en locales sindicales y estaciones, el gobierno lanza una operacin militar que cerca alrededor de 15 mil trabajadores y realiza aprehensiones en masa, llenando los cuarteles de presos polticos.

Ante tal situacin, el secretario de organizacin del sindicato, Gilberto Rojo Gmez, llama a los ferrocarrileros al trabajo y anuncia que el gobierno se comprometa a dejar en libertad a los presos. Pero, una vez desarticulada la huelga, el mismo Rojo Gmez es encarcelado12.

Y ya una vez establecido en el mandato Lpez Mateos, se enfrentara a la huelga de pilotos realizada por las principales compaas areas, organizados en la Asociacin Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), a la de los trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores Azucareros, a la de los obreros textiles y los telegrafistas, lo cual sumo aproximadamente 2358 huelgas, la mayora de las cuales fueron contra las direcciones sindicales priistas.

Situacin que continuara, a pesar de las derrotas sindicales, durante el periodo de gobierno de Daz Ordaz, siendo los profesionistas mdicos y maestros universitarios, los que protagonizarn movimientos huelguistas de gran envergadura.

Dentro de tal contexto, se gestar una creciente solidaridad de la juventud con las luchas obreras, una dcada antes de la irrupcin de 1968. Evidencindose con mayor fuerza en el apoyo a la lucha magisterial, por parte de los estudiantes. Siendo el ms emblemtico de los procesos, el conocido como el movimiento de los camiones, el cual se da frente al aumento de tarifas, y que si bien no implic la paralizacin de actividades en las universidades, si estableci los primeros lazos de unidad entre los estudiantes del Instituto Politcnico Nacional y de la UNAM, as como establece la solidaridad de sectores populares con los estudiantes.

Resultando as que, no obstante las limitaciones de dicho movimiento, ste sera el prembulo histrico de la insurgencia estudiantil de los aos sesenta. As, para 1956, los estudiantes del Instituto Politcnico Nacional se lanzan a la huelga, misma que ser coartada por la intervencin del ejrcito, la toma militar de las instalaciones y la aprehensin de sus principales dirigentes13.

Adems de que, si bien, el movimiento estudiantil del 68 en su carcter internacional y nacional, comienza con el cuestionamiento radical a la cultura dominante, dicho movimiento alcanzar una conciencia tendencialmente anticapitalista. Dado que, el movimiento estudiantil se gesta en un marco donde Lpez Mateos logro imponer fuertes derrotas al movimiento obrero (como la represin a la lucha ferrocarrilera de 58-59), que abarc hasta los inicios de los 60s, previo al mandato de Gustavo Daz Ordaz.

En ese proceso, el movimiento estudiantil bajo el Consejo Nacional de Huelga, se lig a la lucha de los trabajadores, formando conjuntamente comits de obreros y estudiantes en apoyo al movimiento estudiantil. Siendo que, todas las escuelas de la UNAM, el Poli, Chapingo e incluso muchas de las escuelas privadas en el Distrito Federal, fueron puestas bajo control de los comits de huelga formados a partir del decreto de la huelga indefinida. El apoyo de los trabajadores no tard en llegar, los sindicatos democrticos como el SME o las corrientes sindicales que previos aos atrs haban dado luchas por la democracia sindical apoyaron de forma entusiasta este movimiento. Sin embargo este apoyo no paso de ah.

La represin desatada sobre el Consejo Nacional de Huelga.

El Consejo Nacional de Huelga, en un primer momento fue integrado por estudiantes del Poli, la UNAM, las Escuelas Nacionales de Maestros, la ENAH (Escuela Nacional de Antropologa e Historia) y la Escuela de Agricultura de Chapingo. Su primera reunin fue el 2 de agosto y en ella se retom el primer pliego petitorio que se formul por estudiantes el da 28 de Julio. Siendo los puntos del primer pliego petitorio fueron:

  1. Desaparicin de la FNET, de la porra universitaria y del MURO (desaparicin de los grupos porriles),

  2. Expulsin de los estudiantes miembros de las citadas organizaciones y del PRI,

  3. Indemnizacin por parte del gobierno a los estudiantes heridos y a los familiares de los que resultaron muertos,

  4. Excarcelacin de todos los estudiantes detenidos,

  5. Desaparicin del cuerpo de granaderos y dems cuerpos policacos de represin y,

  6. Derogacin del artculo 145 del Cdigo Penal

Tomando la lucha estudiantil bajo tal pliego, desde el primer momento, tintes polticos. Y se ahonda despus del 4 de agosto, a partir de la experiencia de los enfrentamientos con la polica de los das 28 y 29 de julio. El nuevo pliego rebasa algunos puntos del primero, planteando de forma ms clara la unidad con otros sectores en lucha permanente desde la represin del movimiento de los trabajadores. Hasta casi abandonar las consignas del sector estudiantil:

  1. Libertad a los presos polticos

  2. Destitucin de los Generales Luis Cueto Ramrez y Ral Mendiolea, as como el teniente coronel Armando Fras

  3. Extincin del cuerpo de granaderos

  4. Derogacin de los artculos 145 y 145 bis del Cdigo Penal (delito de disolucin social)

  5. Indemnizacin a las familias de los muertos y a los heridos victimas de las agresiones en los actos represivos iniciados desde el viernes 26 de julio

  6. Deslinde de responsabilidades de los actos de represin y vandalismo realizado por las autoridades a travs de la polica, los granaderos y el ejrcito14.

Pero, si bien las demandas tenan relacin con ciertos sectores de trabajadores, en realidad el programa careca de visin poltica, las consignas eran meramente reformistas y en ningn momento se incluyeron demandas que pudiesen sumar a otros sectores a la lucha, principalmente a los trabajadores. Adems de que, ninguna de las consignas llamaba a romper los marcos de la democracia burguesa.

Aspectos que seran comprendidos por algunos miembros del CNH, por lo que comenzaron desde mediados del mes de agosto a manifestarse por la vinculacin del movimiento estudiantil al de los trabajadores, solicitando ampliar el pliego petitorio y as romper el aislamiento que el gobierno quera cernir sobre ellos.

Sin embargo, en ese primer momento, la direccin del CNH la tena el bloque de centro-derecha, la cual pugnaba porque el conflicto se redujera al respeto de la autonoma reiterando que la lucha era slo de los estudiantes. A la cabeza de sta ala se encontraba el rector de la UNAM, Javier Barros Sierra, profesores de varias escuelas de la UNAM y el Poli.

Bajo dicha direccin, el primero de agosto el rector de la Universidad, Javier Barros Sierra, encabeza una movilizacin de aproximadamente 100 mil personas por la muerte de la autonoma universitaria. El 5 del mismo mes se dara otra manifestacin respetable, y para el 13 de agosto otra manifestacin llenara totalmente el Zcalo de la Ciudad de Mxico.

Y ante tales eventos, se constituye la Coalicin de Profesores de Enseanza Media y Superior Pro Libertades Democrticas con la representacin de los profesores de todas las escuelas del IPN y de la mayora de las escuelas y facultades de la UNAM. Haciendo suyos la coalicin, los 6 puntos del pliego petitorio del CNH, acuerda sumarse a la huelga general decretada por el movimiento estudiantil. A partir de este momento se incrementa el apoyo al movimiento estudiantil por diferentes sectores fuera del mbito universitario.

Apoyo que logran incrementar al formar brigadas estudiantiles para salir a las calles y realizar asambleas relmpago, brigadeos en puertas de fbrica o mercados, pintas en el transporte pblico, dando una campaa sistemtica de informacin, adems de que invitaban a las manifestaciones. Campo de intervencin que no se redujo slo al Distrito Federal, sino que las brigadas tambin salieron a los estados para explicar el conflicto e invitar a las universidades a sumarse a la lucha.

As, el 27 de agosto suscitar una de las movilizaciones ms grandes e importantes de la lucha estudiantil, marchando ms de medio milln de jvenes, contingentes de trabajadores y colonos, por las calles de la ciudad, el Zcalo se encontr a reventar.

Adems, ese mismo da los mdicos residentes e internos del Hospital General se declararon en huelga de solidaridad con el movimiento estudiantil. La seccin 37 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de Mxico inici un paro en apoyo al movimiento estudiantil. Cinco escuelas de la Universidad de Puebla y la Escuela Vocacional de Enseanza Especial decretaron un paro de diez das en apoyo.

Pero ya una vez en el mitin, en la plaza central, al dar los oradores sus discursos, el gobierno infiltra provocadores dentro del movimiento para dar la justificacin y reprimir al movimiento. Izndose por un lado una bandera rojinegra en el asta del Zcalo mientras dur la manifestacin, mientras que por el otro lado Scrates Campus Lemus, quien posteriormente se reconocera como, infiltrado de gobernacin en el movimiento, hacia un llamado pblico para exigir que el dilogo pblico se realizara el primero de septiembre, da del informe presidencial. E incluso propuso que se custodiara la plaza por brigadas permanentes hasta el da mencionado. As, al trmino del mitin el ejrcito repleg a los estudiantes.

Al da siguiente el gobierno quiso hacer una demostracin de fuerza convocando por acarreo a los trabajadores de las dependencias del gobierno. Sin embargo, el acto preparado para adornar al presidente Daz Ordaz, se convirti en un mitin contra l, los trabajadores gritaban contra el gobierno y en coro repetan una y otra vez somos borregos. Ante tales hechos, el ejrcito nuevamente sali a dispersar ese mitin, reprimiendo de manera brutal. Pero ante la represin, das despus se forma el Comit Burocrtico Pro Libertades Democrticas.

Acciones sobre las cuales inmediatamente se desata nuevamente una ola de terror que no terminar sino hasta el 2 de octubre. Saliendo el ejrcito y la polica a las calles a detener a jvenes y brigadas, mientras que las escuelas eran acosadas a balazo limpio.

Ms an, el primero de septiembre, Daz Ordaz dira sobre el movimiento que ste actuaba bajo la confusin, que los jvenes eran movidos por intereses polticos facciosos (injurias comunistas) y que queran desprestigiar a Mxico ante la realizacin de los juegos olmpicos. Para terminar, Ordaz remarc que haba sido tolerante hasta excesos criticables y que entre sus atribuciones figuraba, segn el Artculo 89 constitucional:

Disponer de la totalidad de la fuerza armada permanente o sea del ejrcito terrestre, de la marina de guerra y de la fuerza area para la seguridad interior y defensa exterior de la Federacin (...) No quisiramos vernos en el caso de tomar medidas que no deseamos, pero que tomaremos si es necesario; lo que sea nuestro deber hacer, lo haremos; hasta donde estemos obligados a llegar, llegaremos (...)15.

Delineando as su actuar, Ordaz mando reprimir al movimiento durante prximos 31 das. Aunque el CNH haba suspendido toda movilizacin y mitin para el da primero, esto no ayud a dispensar la planificacin violenta que seran utilizadas por el gobierno.

Las aprehensiones siguieron con una intensidad cada vez ms violenta, las brigadas callejeras se las tuvieron que ingeniar para poder seguir informando al pueblo y seguir recolectando dinero, este trabajo cada da se hizo ms peligroso.

Dentro de dicha lgica, Daz Ordaz manda tomar Ciudad Universitaria as como la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, el 18 de septiembre y despus del Casco de Santo Tomas y Zacatenco del Poli, el 24 y 25 del mismo mes. Para ello fueron utilizados ms de 10 mil soldados, que apoyados con tanquetas entraron a la Universidad.

Ocurriendo los hechos el mismo da en que el CNH sesionaba y en su orden del da tena como punto crucial para el movimiento, la alianza Obrero-Campesino-Estudiantil, mediante un documento que encarg redactar a una comisin y precisamente uno de los que expondra este punto fue tomado preso y refundido en las crujas de Lecumberri.

Y aunque algunos estudiantes lograron escapar, los infortunados obligaron a los que capturaron a reunirse a mitad de la explanada de CU (las islas), y colocados de rodillas, muchos fueron cruelmente golpeados. Desatndose adems inmediatamente una cacera de activistas, cateos y detenciones.

Quitar Ciudad Universitaria a los estudiantes sera un duro golpe, sin embargo el movimiento no se paraliz, sino todo lo contrario, sirviendo como un acicate, de inmediato las brigadas salieron a las calles. Utilizando algunos Comits para su propaganda, algunos mimegrafos que lograron rescatar, y con los cuales no pararon de imprimir volantes.

De la misma manera, el da 23, miles de policas y el ejrcito rodean la zona aledaa al Casco de Santo Toms. Las fuerzas represivas entraron golpeando estudiantes, sin embargo, se toparon con una resistencia ejemplar. Los estudiantes organizados resistieron ms de 6 horas el tiroteo tupido de los cuerpos represivos, acciones de las cuales no se tiene claro el nmero de muertos16.

Al da siguiente toc el turno a los Comits de Lucha de la zona de Zacatenco los cules resistieron firmemente las embestidas de represin. Otros puntos donde se intensificaron los conflictos fueron principalmente en escuelas de nivel bachillerato del Poli, en estas escuelas fueron reprimidos jvenes de entre 13, 14 y 15 aos, quienes resistieron fieramente.

Ante la represin, sin embargo, se extendera el apoyo de forma inmediata por parte de otras universidades. En Baja California, Sonora, Yucatn, Nuevo Len, Chihuahua, Veracruz, Puebla, Sinaloa, Guerrero, Morelos e Hidalgo salieron los estudiantes a protestar por los actos de violencia en el Distrito Federal. El gobierno federal por su parte mand a rodear con batallones del ejrcito a otras universidades y as como a escuelas Normales y Tcnicas.

Extendindose adems los enfrentamientos en la ciudad, en barrios obreros como Iztapalapa, Tlatelolco y zonas aledaas a las escuelas. Siendo recibido el ejrcito con barricadas, agua hirviendo sobre sus cabezas y hasta balazos.

Ms toda va, dentro de la represin, los porros tambin jugaron su papel, cercando la casa de lago y deteniendo a dirigentes del movimiento estudiantil, para despus entregarlos a la polica. Por su parte el CNH respondi con desesperacin, la represin dispers a la direccin, el rector Barros Sierra present su renuncia pero esta no fue aceptada por el Consejo Universitario. El 27 de septiembre hubo un mitin en la Unidad Habitacional Tlatelolco en donde se anunci otro mitin para el 2 de octubre a las 5 de la tarde por parte del CNH17.

2 de octubre, fin de la represin.

El 30 de septiembre el gobierno de Daz Ordaz devuelve las instalaciones de Ciudad Universitaria. Creyendo que el movimiento se apaciguara, no obstante, los estudiantes, aunque dispersos, estaban muy radicalizados. El primero de octubre se realizaron asambleas de los Comits de Lucha en las escuelas, estas votaron el seguimiento de la huelga.

Ocurriendo as pese a que, debido a la represin desatada los das anteriores muchos de los jvenes fueron obligados por sus padres a abandonar el movimiento, otros fueron recluidos en otros estados de la repblica. Estas medidas que las familias tomaron para salvar a sus hijos diezmaron la participacin pero la lucha continu.

De manera que, la maana del 2 de octubre una comisin del CNH se reune con el gobierno para negociar una solucin al conflicto. La direccin del CNH no fue capaz de reconocer el engao de sta propuesta y a favor de la buena voluntad y disposicin para negociar, cancel la marcha que tena prevista para ese da por la tarde despus del mitin en la Plaza de las Tres Culturas, el recorrido era de la plaza al Casco de Santo Tomas.

Los actos represivos que se desataron el 2 de octubre por la tarde son de todos conocidos, una bengala lanzada desde un helicptero fue la seal para que un grupo encubierto, vestidos de civil, llamado Batalln Olimpia comenzara a disparar contra la multitud reunida en el mitin. Segundos despus la intervencin del ejrcito desat una de las masacres ms nefastas de la historia de nuestro pas.

Sin saberse hasta la fecha exactamente la cantidad de muertos, se calcula fueron entre 500, ms de 2000 heridos y cerca de 2000 detenidos, adems de un nmero inexacto de desaparecidos polticos no slo durante la lucha sino despus de ella.

Uno de los casos ms connotados sera el Hctor Jaramillo Chvez, estudiante de la ESIME, el cual fue detenido el 2 de octubre en Tlatelolco. Se le culpabiliz de querer asesinar al General Marcelino Barragn. La Direccin Federal de Seguridad ya vena reportando las actividades de este estudiante, cuando menos desde el 12 de agosto, en Hermosillo Sonora, donde fue detenido por repartir volantes. Hctor fue detenido nuevamente en la Ciudad de Mxico el 23 de enero de 1969, desde entonces permanece como detenido desaparecido18.

Ms an, el ejrcito para la represin cargo con equipo suficiente para emprender una ofensiva de gran envergadura, as como implemento la Operacin Galeana, consistente en que hospitales aledaos estuvieran preparados para recibir grandes cantidades de heridos, se desocuparon previamente pabellones de diferentes crceles para meter a los presos.

Pero a pesar de la masacre, el movimiento estudiantil no trmino de forma inmediata, fue un golpe definitivo, s, pero hubo esfuerzos por reorganizarse. En un ambiente de represin y persecucin se realizaron asambleas en la UNAM y el IPN manteniendo la huelga en un intento de fortalecer a los Comits de Lucha. Pese a que varios estudiantes fueron asesinados al realizar pintas continuaron las brigadas de propaganda.

No obstante, los infiltrados mediante declaraciones falsas en contra de la lucha ayudarn a la justificacin de la matanza, y la finalizacin del movimiento. Al respecto, Scrates Campos Lemus, desde la crcel, en sus declaraciones ministeriales del 5 de octubre, acusa al CNH de tener como objetivo desestabilizar el pas, de manejar armas y de organizar columnas de choque para enfrentar a la polica y el ejrcito. Versin que se difundir el 6 de octubre en el peridico Exclsior mediante el ttulo Revelaciones del movimiento, y de la cual se hace eco la versin oficialista.

De tal suerte, los das 19 y 21 de noviembre, la postura de sostener la huelga cambia por el regreso a clases. Aunque los estudiantes del IPN en un principio rechazaron la propuesta universitaria, das ms tarde la decisin del levantamiento de la huelga tambin se tom en sus instalaciones.

Paso posterior sera la desarticulacin del movimiento estudiantil, mediante la disolucin del CNH el 6 de diciembre, donde se acord fortalecer los comits de lucha como ltimo recurso del movimiento. Y finalmente, muchos estudiantes, principalmente los ms comprometidos y aguerridos, pertenecientes a vocacionales del poli, realizan la ltima manifestacin La gran marcha de protesta, enfrentndose nuevamente a la polica y porros, que agredieron la manifestacin19.

Bibliografa.

Buen Da Manuel. Los empresarios. Ocano, Fundacin Manuel Buen Da, 1986.

Huerta Gonzlez Arturo. La crisis en Estados Unidos y Mxico: la dificultad de su salida. UNAM, 2010.

Marini Ruy Mauro. El reformismo y la contrarrevolucin. Estudios sobre Chile. Serie Popular Era, primera edicin 1976.  

Hemerografa.

Rebelin. El Council on Foreign Relations y la proyeccin del dominio estadounidense en Mxico. Por: Mateo Crossa. 25-02-2016.

Mxico: Paros y huelgas ferrocarrileras de 1958/59 y los electricistas ...

www.argenpress.info/2009/10/mexico-paros-y-huelgas-ferrocarrileras.html

Insurgencia electricista - Frente de Trabajadores de la Energa

www.fte-energia.org/E170/04.html

Revista Mexicana de Ciencias Polticas y Sociales. Nmero 134.

Estrategia, revista de anlisis poltico. Nmero 28.

Rebelin. Los motivos de la nacionalizacin de la industria elctrica ... -

www.rebelion.org/docs/193046.pdf

La nacionalizacin de la industria elctrica.

https://www.centrolombardo.edu.mx/la-nacionalizacion-de-la-industria-electrica/

Captulo I: La disputa por el poder en el STRM

sgpwe.izt.uam.mx/pages/egt/publicaciones/libros/telefonistas/tuloI.pdf

El Sindicato de Telefonistas es una organizacin con una larga ...

telmendez.com/?p=31

 

Ramn Csar Gonzlez Ortiz es licenciado en Sociologa y Maestro en Estudios Polticos y Sociales por la FCPyS de la UNAM.

Notas:

1 Marini Ruy Mauro. El reformismo y la contrarrevolucin. Estudios sobre Chile. Serie Popular Era, primera edicin 1976.  Pp. 15-21.

2 Historia de los Sindicatos de Telefonistas durante el cardenismo

https://circulodeestudiosantropologicos.files.wordpress.com/.../historia-de-los-sindicat...

3 Historia de los Sindicatos de Telefonistas durante el cardenismo

https://circulodeestudiosantropologicos.files.wordpress.com/.../historia-de-los-sindicat...

4 Historia de los Sindicatos de Telefonistas durante el cardenismo

https://circulodeestudiosantropologicos.files.wordpress.com/.../historia-de-los-sindicat...

5 Insurgencia electricista - Frente de Trabajadores de la Energa

www.fte-energia.org/E170/04.html

6 Insurgencia electricista - Frente de Trabajadores de la Energa

www.fte-energia.org/E170/04.html

7 Insurgencia electricista - Frente de Trabajadores de la Energa

www.fte-energia.org/E170/04.html

8 La nacionalizacin de la industria elctrica.

https://www.centrolombardo.edu.mx/la-nacionalizacion-de-la-industria-electrica/

9 Rebelin. Los motivos de la nacionalizacin de la industria elctrica ... -

www.rebelion.org/docs/193046.pdf

10 Rebelin. Los motivos de la nacionalizacin de la industria elctrica ... -

www.rebelion.org/docs/193046.pdf

11 Movimiento obrero y lucha estudiantil en 1968

https://www.laizquierdadiario.mx/Movimiento-obrero-y-lucha-estudiantil-en-1968

12 Movimiento obrero y lucha estudiantil en 1968

https://www.laizquierdadiario.mx/Movimiento-obrero-y-lucha-estudiantil-en-1968

13 Movimiento obrero y lucha estudiantil en 1968

https://www.laizquierdadiario.mx/Movimiento-obrero-y-lucha-estudiantil-en-1968

14 El movimiento estudiantil de 1968. CLEP- CEDEP - Mxico 02 October 2008.

15 El movimiento estudiantil de 1968. CLEP- CEDEP - Mxico 02 October 2008.

16 El movimiento estudiantil de 1968. CLEP- CEDEP - Mxico 02 October 2008.

17 El movimiento estudiantil de 1968. CLEP- CEDEP - Mxico 02 October 2008.

18 El movimiento estudiantil de 1968. CLEP- CEDEP - Mxico 02 October 2008.

19 El movimiento estudiantil de 1968. CLEP- CEDEP - Mxico 02 October 2008.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter